Eros

He tenido un 'affaire', ¿y ahora qué?

Por: | 16 de febrero de 2016

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos querido tener una relación estable, la hayamos tenido o no. La queremos, porque ese regustito de besarte por las mañanas con alguien a quien no le asustan tus pelos de recién levantado/a, es algo impagable. Pero todos nos hemos planteado, también, que tener una relación estable es complejo, por muchos motivos.

Claro, te enamoras y, si tienes suerte, todo fluye solo. Pasar tiempo juntos no solo parece sencillo sino lo más natural del mundo, casi como el acto de respirar. Lo que pasa es que eso de dejarse llevar por la corriente nos lleva a caminos que muchas veces ni nos planteamos: a compromisos que parecen ineludibles, hipotecas, reuniones familiares, estresantes vidas sociales, y cómo no, los hijos, el verdadero compromiso para toda la vida.

Despuesaffair

Imagen de la segunda temporada de 'The Affair'.

Y es que tener pareja no solo implica compartir tiempo, ocio, y orgasmos dentro y fuera de la cama. Supone compartir responsabilidades. Cosa que ya, a algunos, seguro que no nos gusta tanto. Las responsabilidades suponen otro tipo de cosas como la presión de la economía doméstica, las tareas del hogar y, por supuesto, la presión por las expectativas que el otro proyecta en nosotros, y que pocas veces podemos cumplir. Tener pareja implica, al final, compartir la vida, con todo lo bueno y lo malo que eso supone.

Si lo vemos así quizás no resulte tan extraño que, en ocasiones, en medio de esa vorágine de "debes y deberías", comencemos a fijarnos en otras personas. No porque nos atraigan más de lo que nos atrajeron nuestras parejas en su momento, sino por el simple hecho de que son personas con las que no nos une nada, o al menos no todavía…

Sin siquiera darnos cuenta, alguien divertido, fresco o, en resumidas cuentas, nuevo, hace que se enrede nuestra vida. No nos pide nada. No nos recrimina nada. Solamente nos ofrece un buen rato, unas risas, el misterio de darse a conocer. Nos ofrece el impulso y el deseo sexual que creíamos perdido. Nos ofrece, al final, un mundo lleno de otras posibilidades que creíamos perdidas. Por eso, y por tantos otros motivos, puede que bebamos de esa agua que siempre juramos no beber, y tengamos un affaire. Y luego, ¿qué?

 

Affair2_pr02_blue_portrait2_4c_300-jpg

No sé si sois seguidores de la serie The Affair, de la que ya hemos hablado aquí antes, pero si lo sois, y habéis tenido tiempo de ver y revisar la segunda temporada, puede que os hayáis hecho esta misma pregunta. Y es que si en los primeros diez capítulos de la serie se nos proponía un escenario de análisis de las relaciones entre hombres y mujeres, de los impulsos y de los instintos, en esta segunda entrega la ficción se aventura a contestar, muy acertadamente, a la pregunta del "¿y después?"

Si fuera una película, puede que hubiéramos cerrado con el "pues, fueron felices y comieron perdices" habitual, pero una serie en sucesivas entregas nos permite seguir la historia cuando ya ambos matrimonios se han roto, y Noah y Alison, los protagonistas, han iniciado su propia relación. Con todo lo que eso supone para ellos, y todo lo que supone para sus familias y exparejas. Porque la decisión de dos influye a muchas más personas de las que parece.

Sin analizar a fondo la serie ni los personajes, que daría para otros muchos posts, lo que en este caso merece la pena contar es que lo que empezó como una aventura, como un deseo imparable por tocarse, o quizás más, ampararse, ahora ha ido a más. Y con ese 'más', llegan las complicaciones. Como decía Shakira en su canción "toda escoba nueva siempre barre bien, luego vas a ver desgastadas las cerdas…". No nos damos cuenta de que, muchas veces, por huir de algo, acabamos cayendo simplemente en lo mismo, que no tiene por qué ser mejor si no hacemos las cosas de manera diferente. 

 

Así, podemos observar cómo la relación de los protagonistas deja de ser esa llama inicial, y pasa, como todas las relaciones, por sus luces y por sus sombras. De esta manera, sin desvelar más sobre la trama, sí podemos aventurar que lo que nos intentan contar es que todo lo nuevo siempre parece mejor, pero que nada puede ser ‘nuevo’ para siempre.

Por todo ello, otra de las preguntas que lanza esta ficción, desde mi punto de vista, es la de si puede sobrevivir una relación al paso del tiempo y a los problemas. Hay quien ante esta tesitura prefiere vivir solo los comienzos, y abandonar el barco cuando empieza a haber grietas. Lo de saltar de una relación a otra hay a quien le funciona, ¿por qué no?

Otra opción, obviamente, es aceptar que todo en la vida tiene sus pros y sus contras, y que si bien hay relaciones a las que hay que saber dar por muertas (hay que saber cuándo enterrar a tus muertos, antes de que huelan), en otras ocasiones aún podremos salvarlas. Sobre todo, si tenemos en cuenta que su valor puede ser mayor que el que nos ofrezca algo que, aparte de la novedad, nos aporta poco. La serie de The Affair, en resumen, nos lanza muchas preguntas en lo que a las relaciones se refiere y, como en muchas cosas, las respuestas siempre dependerán de cada uno.

Así pues, ¿qué creéis que pasa después de tener una aventura?

Hay 17 Comentarios

Un affaire es una derrota. Así de simple. Sucumbir al deseo de lo prohibido y dejarte llevar por los instintos más esenciales. Y aunque suene heroico y romántico, lo fácil es caer en la tentación y dejarte llevar. Como decían en uno de los comentarios un affaire al fin y al cabo es una pérdida de la propia voluntad. Por eso opino que se debe evolucionar hacia la racionalidad y el compromiso que un día adquiriste con tu pareja. Si verdaderamente deseas estar con la persona con la cual convives, no tiene lógica vivir de affaire en affaire y tiro porque me toca. Si verdaderamente NO deseas estar con la persona con la cual convives, los affaires tampoco van a solucionarte la vida. Ni aún creyendo que en uno de ellos hayas encontrado al amor de tu vida. Después de cierta edad y con un grado de experiencia a las espaldas...historias propias de "Corín Tellado"...NO, por favor.

¿Ahora qué? Pues a llevarlo como puedas, porque te va a acompañar siempre, si eres una persona normal. Como ya se ha dicho, es triste, se mire por donde se mire. A olvidarlo cuanto antes y a otra cosa.

A mi me hace todo esto mucha gracia, sentidos de posesión, celos, propiedad... Contradicción... Si aprendiéramos todos a Manejar nuestros SUEÑOS, todo sería mas fácil... Yo quiero ser ONIRONAUTA. Y para quien no sepa lo que es, aquí hablamos de ello: http://luisbermejo.com/blog/suenos-sexuales/

El año pasado terminé un affaire. No era el primero para ella, ni para mi. Todos los elementos se dispararon casi instantáneamente. Chocaban nuestros ojos y se desataba un huracán de palpitaciones, sudores, y se llenaban nuestras capilares con pasión. Sólo nos calmábamos en la cama. Duró 18 meses. Nunca se calmó la pasión, pero se impuso la realidad de hijos, pisos con hipotecas, diferencia de edades y de etapa de vida. Pusimos pies en tierra, una vez más. Los dos somos reincidentes. Los dos tenemos la capacidad de hablarlo todo y nos llegamos a conocer mejor nos conocen nuestras parejas. Comprendimos que estamos adictos a los affaires. Y no quisimos ser víctimas el uno del otro. No sabíamos quién sería el primero. Somos adictos y lo peor, no queremos cambiar. Es triste. Muy triste.

Me daría mucho miedo perder a mi pareja por una aventura. No se... el miedo me frenaría aunque tuviera muchas ganas.

He escuchado un programa on-line muy bueno de BISEXUALIDAD FEMENINA. Os paso enlace... http://luisbermejo.com/blog/bisexualidad-femenina/

SORRISE: you have a sexy voice, but your friend, Paula has a faggie voice. Your virtual lover is not a woman!!! :) :) :)

Una aventura es algo gozosamente placentero. Lástima que puedas, si eres descubierta, hacer daño a terceras personas.

Os paso un relato erótico grabado en un podcast por un hombre que no sólo escribe sino que tiene la voz mas sensual y atrayente que jamás había escuchado hasta ahora:http://luisbermejo.com/blog/en-mi-estudio/ . Ojalá pudiera formar parte de tus fantasías.

Una aventura es peligrosa, instintiva, vital, visceral, intensa. Como se suele decir, un vicio en el que acabas cayendo una y otra vez si te gusta el primer encuentro. Lo malo es el remordimiento de conciencia para con tu pareja si la tienes a no ser que tengáis una relación abierta.

Las ganas de lo nuevo... siempre seducirán. Esta en nuestra mete adulta el discernir si somos capaces de controlar nuestro entorno sin hacer daño ni a nosotros mismo, ni a tercero.

Si todo se tiene claro... tanto por parte de las dos partes, en la aventura me refiero, el subidón de moral que una aventura proporciona, es ... ¡¡¡INCREÍBLE!!!

Os dejo un nuevo relato erótico escrito por mi:http://sonrrise.blogspot.com.es/2016/02/suenos-relato.html

Y si alguna vez hubo algún curioso, que lo dudo pero quien sabe, que deseaba escuchar mi voz... ahí os dejo unos cuantos podcast en los que he participado para acabar de MATAR vuestra curiosidad...


* http://luisbermejo.com/blog/un-mediodia-cualquiera156-un-mediodia-cualquiera/
* http://luisbermejo.com/blog/ojala-pudiera-probar/
* http://luisbermejo.com/blog/paula-y-luis/
* http://luisbermejo.com/blog/tupper-sex/

* http://luisbermejo.com/blog/de-quien-la-culpa-senoria/

Siempre y cuando no sufra nadie, pero nadie, nadie

No me importaría.......

Lo malo no es tener un royo y punto que se perdona. Lo malo es estar con ese royo dos meses-
Ahí ya hay vicio.......muchísimo

Nunca he tenido un affaire con otra persona y no creo que lo tuviera, si la relación no va bien prefiero hablarlo y si no hay solución pues romper o buscar una forma de arreglarlo; aún estando con una persona, sólo rompería con ella si conociera a otra persona de la que me enamorara de verdad, que el amor que sintiera por esa persona fuera mucho más fuerte que el que sintiera por mi pareja, sólo en ese caso lo haría. Se entiende que estamos hablando de relaciones normales en las que no hay maltrato de ningún tipo.

Y luego...nada. La gracia de un affaire es esa, que no hay compromiso, ni obligaciones, ni futuro. Es sólo un bonito recuerdo privado, algo íntimo que recordar en los malos momentos. Sube la autoestima y se queda ahí. Sin más. Si no, no es un affaire, es otra relación y como bien dices, se perderá lo que tiene de aventura, de romper las reglas, de travesura y de divertido para convertirse en una relación cotidiana, previsible, en la que el objetivo principal es pagar las facturas. O sea, en más de lo mismo. Un affaire tiene que ser algo inusual, extraordinario, sorprendente y por lo tanto, no debe durar mucho. Empieza, acaba y ya está. Queda el dulce recuerdo de una aventura romántica y pasional, como el de la lectura de una novela o un poema. Si es que el affaire ha salido bien, claro. Que también puede ser que no.
Lo que jamás, jamás, hay que hacer es contárselo a nadie y mucho menos, a la propia pareja. Es causar un daño innecesario para algo que no ha tenido mayor importancia.

Totalmente de acuerdo con Dulce

Lo mejor si has tenido una aventura es olvidarla. Y volver a casa con el proposito de no volver a fastidiar a dos. A tu pareja y a la pobre que se piensa que ha conquistado en buena lid.
Aqui se ha mencionado Affaire, enamoramiento, instinto e impulso, pero en ningún momento voluntad. Y si algo debe gobernar sobre lo anterior es la voluntad y la inteligencia.
Unos se comprometen y se adaptan y otros no.
Aventuras ó affaires siempre habrá, pero la apasionante aventura de compartir una vida es una prueba para la voluntad y la inteligencia. Lo bueno siempre es poder elegir, y lo malo es confiar en Cupido como adolescentes.

Yo creo que estos artículos no son buenos, me explico: hay hombres y mujeres que están pagando sus hipotecas ellos sólos, manteniendo a su pareja, dándole todo lo que les pide, y artículos como este incitan a poner los cuernos y la verdad, me da muchísima pena esa gente que está pagando hipoteca, lo de los hijos y lo de su mujer y ella le pone los cuernos.

Después de tener una aventura lo que pasa es que asumes que te ha gustado el sexo con otra persona, y lo que buscas es tener otra aventura más, y así hasta que te acostumbras a tener sexo fuera de tu pareja estable de forma habitual.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

Archivo

febrero 2017

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal