Eros

¿Evoluciona el orgasmo?

Por: | 04 de abril de 2016

Cuando leemos sobre la palabra ‘orgasmo’, parece que se habla de un elemento único, común para todos. Como si diéramos por hecho que es una sensación universal, y ¿realmente lo es?

Podríamos hacer un juego. Juntar a un grupo de personas y preguntarles, por ejemplo, con qué color definirían un orgasmo. Descubriríamos que las respuestas serían más dispares de lo que pensamos. Unos mencionarían el rojo pasión, por pura conexión lógica; otros el blanco, por aquello de dejar la mente vacía. Alguno diría que el naranja, por aquello de lo chillón, incluso habría quién nombrase el azul, por ser como un cielo o un mar en el que flotan. Nos daríamos cuenta entonces de que el orgasmo ni es ni ha sido nunca igual para todos. Ni siquiera para nosotros mismos.

01

Fotografía  por www.madridsailedbysilhouettes.com  

Porque sí, científicamente el orgasmo se define como un proceso que se corresponde con unas respuestas fisiológicas estudiadas y establecidas, cierto, nunca querría yo contradecir a Masters y Johnson. Pero la percepción del mismo evoluciona, cambia, varía. Porque en el fondo, ‘orgasmo’ no es sino una palabra que define sensaciones que difícilmente se podrían englobar en una sola categoría.

No puedo hablar por los hombres, y eso que me gustaría, porque una de mis obsesiones es descubrir cómo se vive el placer desde la perspectiva masculina. No por aquello de la envidia del pene, que diría Freud (eso solo para cuando me gustaría orinar de pie). Sino por averiguar si el orgasmo en los hombres también puede ser tan diverso como en la mujer (se aceptan y agradecen respuestas en los comentarios).

Ya que nos ponemos a hacer confesiones, cosa que no suelo hacer en este blog, diré que tardé mucho en experimentar mi primer orgasmo. O experimentarlo acompañada, más bien. El placer fue evolucionando en cada una de mis relaciones sexuales hasta que aquello que nunca ocurría, ocurrió. Esa sorpresa de la primera vez, por suerte, no fue la única. Las sensaciones que pueden experimentarse durante un orgasmo aún consiguen sorprenderme. Aún llegan a ser diferentes.

Hay orgasmos que saben deliciosos, como el chocolate. Hay otros explosivos y cortos, que provocan algo parecido a ese vuelco que te da en la tripa al bajar por una montaña rusa. Hay éxtasis que te hacen reír, y otros, que te remueven tan adentro que te hacen llorar. Orgasmos que duran un tiempo que te parece infinito, en el que tienes la sensación de que el placer lejos de ir agotándose aumenta aún más de sensación. Hay momentos de conexión tan íntima y especial con esa persona, que orgasmas de puro amor. Hay otros tan excitantes con un desconocido, que te evades y explotas en mil pedazos sin pensar. Hay orgasmos que no puedo describir, porque por suerte, aún están por descubrir.

2

Fotografía por www.madridsailedbysilhouettes.com. Modelos San y David Yella

Porque en un tiempo en el que todavía explicamos que un gran porcentaje de mujeres no llega al orgasmo, o mejor dicho, no llega al orgasmo a través de la penetración vaginal, lo que deberíamos estar preguntándonos es si realmente le estamos sacando partido a nuestro placer, si estamos disfrutando del mismo en toda su esencia. Dejar el debate de si el orgasmo debe ser alcanzado sola o en pareja, de si es clitorial, vaginal o cerebral, e incluso, dejar de hablar de orgasmos, y hablar de momentos de placer. De sensaciones, de sentimientos, de emociones, de evasiones, de explosiones.

Quizás es que vivimos en la sociedad del consumo y eso nos lleve a la necesidad de vivir obsesionados con los números. De medir la calidad de nuestras relaciones sexuales en centímetros, minutos, número de posturas, de penetraciones, de orgasmos. ¿Pero puede medirse la de veces que hemos sentido encogerse a la vez la vagina y el corazón? ¿Pueden contabilizarse las descargas eléctricas, los pelos de punta y la cantidad de gemidos desgarrados? ¿Puede el sexo dejar de ser un producto de consumo y convertirse en una parte de la vida en la que, como en todo lo demás, siempre nos queda algo nuevo por vivir, por experimentar?

¿Puede el placer ser una evolución continua de nuestro cuerpo, de nuestra mente, de nuestra capacidad se sentir, de nuestra conexión con nuestra pareja, con nuestras propias emociones o de nuestras propias circunstancias?

¿Puede ser el orgasmo una palabra polisémica, un arcoíris en vez de solo un color, o una caja de caramelos de todos los sabores?

En esto, como en todo, la respuesta está en cada cual. Atrévanse a probar.

Hay 9 Comentarios

Si no está seguro de la fuerza masculina, le recomiendo las tabletas de Viagra Genérico. Puede realizar un pedido en el sitio web https://sildenafilfarmacia.com/, hay entrega y no necesita una receta.

Estoy de acuerdo con que se debe dejar de ver el sexo como un producto de consumo y volver a integrarlo a parte de nuestras vidas (de forma responsable por supuesto) En el caso de los hombres son cada vez más quienes sufren de eyaculación precoz o disfunción eréctil lo cual causa problemas de pareja, ayer buscando encontré este artículo https://erecciontotal.net/remedios-caseros-impotencia-erectil donde hay información sobre remedios naturales para tratar la impotencia masculina naturalmente.

No alcanzo el orgasmo y de su pareja, o bien a causa de su enfermedad. Él sufre de eyaculación precoz. He leído el artículo http://www.saludsinreceta.com/problemas-de-eyaculacion-precoz/, pero no sé cómo decirle que es el momento de iniciar el tratamiento

Para muchas hombres el orgasmo es sinónimo de eyaculación, y poco más.
Pero para la mujer evidentemente es y debe ser algo más. Lograr el clímax es algo que todas deben obtener en una relación, y si no es con su pareja, se verán obligadas a obtenerlo de otra manera.
Hoy en día, por suerte, los hombres se preocupan más porque ellas también disfruten en su compañía. A diferencia de relaciones de épocas pasadas donde la mujer podría descubrir lo que era un orgasmo de pura casualidad tocándose el clítoris. Por cierto, la masturbación estaba prohibida por la religión católica.
Carla Mila.
http://www.carlamila.es

El orgasmo en cada persona es un mundo, hay gente que en toda su vida tiene muy pocos, y hay gente que cada vez que realizan el amor o se masturban tienen varios. Yo sinceramente la única forma que consigo orgasmos es cuando veo videos xxx http://videosxxxde.com cuando hago el amor con mi pareja me bloqueo y no consigo conseguir ese placer

Yo no diría que evoluciona sino todo lo contrario, involuciona y mucho. El nivel cultural y las ganas de aprender y conocer hoy es menor que hace 20-30 años, y el numero de personas que dicen saberlo todo no sabe nada ni siquiera de él ó ella misma. Hay poco interés, por tanto, poco puede evolucionar cuando ya no nos paramos ni para hablar de lo que nos gusta y de lo que no. http://luisbermejo.com/blog/como-me-masturbo/

Efectivamente como los trajes, hay orgasmos caros y baratos, gordos y flacos, altos y bajos.
Orgasmos de picapedreros.
Y orgasmos aterciopelados que son como el discurrir de un río de aguas cantarinas.
Orgasmos jóvenes y explosivos.
Y orgasmos cansados y machacones a base de muchas horas extras y baratas.
Ilusionantes y trasnochados.
Escondidos y a plena luz del día.
Pero orgasmos de risa a veces, al fin y al cabo.
A la vista de mucha gente que ya traspasó la barrera del sonido, y se pregunta por hasta cuando durará esta teoría del orgasmo.
Cuando solo se trata de ser felices un rato buscándose unos a otros, u a otras.


Como toda evolución cada vez sabemos más sobre el orgasmo y como conseguirlos más placenteramente. No hay que confundir en la mujer eyaculación con orgasmo. Hay quienes consiguen pocos orgasmos en sus vidas y las hay quienes tienen que tenerlo a diario. Es una cuestión de práctica e interés por una buena sexualidad y buen entendimiento con tu cuerpo.

Los niveles de orgasmo son muy diferentes en función de tu predisposición de ese día, de las ganas de tener buen sexo y de las habilidades de tu amante. En mi caso me encantan los orgasmos de color blanco, por el hecho de quedarte la mente así, pero en muy pocas ocasiones los alcanzo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal