Eros

El amor no se adapta a las reglas del juego (y por eso se acalla)

Por: | 11 de mayo de 2016

Por Martha Zein*

¿Por qué no nos enseñan a hablar de amor? ¿Por qué no se dice el amor en las escuelas, academias, parlamentos, constituciones? ¿Por qué somos capaces de bailar sus estribillos, ver las películas que se hacen en su nombre, comprar los productos que apelan a su fuerza misteriosa y no logramos poner en nuestra boca la palabra precisa?

¿Por qué el amor quedó arrinconado por la razón en ese cajón de sastre en el que se guardan los dislates?

Es difícil que nombremos el amor desnudo, fuera de la excelencia de la forma. Sí, ya sé, la belleza es uno de los caminos que llevan al amor según los planteamientos platónicos, pero de lo que estoy hablando es del humilde acto de proclamar.

03_RAFAELAROCHA

©Rafael Arocha expone su serie de fotografías 'Medianoche', hasta julio, en el centro Arts Santa Mónica de Barcelona.

Quienes han vivido bajo un régimen opresor saben que el idioma no solo puede representar la violencia sino que es la violencia. En LTI. La lengua del Tercer Reich, el filólogo Victor Klemperer demostró que el nazismo utilizó palabras, expresiones y formas sintácticas para penetrar en el inconsciente de los individuos, domesticarles y cambiarles el paso.

Conocemos perfectamente la perversión del lenguaje, sabemos que la palabra dicha transforma y que todo aquello que permanece en silencio queda secuestrado; entonces ¿por qué no nos enseñan a hablar del amor, del deseo, de nuestros caminos hacia el éxtasis?

La mente, incapaz de abarcar el amor, lo arrincona, lo degüella y descuartiza, lo reduce a mercancía o a disparate, lo expulsa, lo reduce a un estribillo y nos pone a bailar plantándonos un beso en la boca para que la mantengamos cerrada. Y así, con el corazón sepultado, empezamos a olvidar que este genera vínculos transversales, desprogramados e inabarcables.

Nuestra cultura ha enterrado la "llama de amor viva" descrita por San Juan de la Cruz. Hace siglos que los seres más espirituales hablan del amor como esa energía germinadora presente en todo lo vivo, incluidos los ríos y los árboles, cuyas copas acogen nidos, captan la luz, generan sombras… en una constante creación de vínculos. Los seres vivos realizan constantes intercambios de energía con el ambiente. No existen sistemas aislados en el universo. Por mucho que lo callemos, el amor forma parte de él, existe y actúa.

Este planeta azul -y no Marte ni Júpiter ni Saturno- es el planeta de la vida, de los vínculos, del amor. En un mundo acribillado por el lenguaje, el amor se ofrece como refugio de los seres heridos. La violencia nos impele a la búsqueda del alivio, al vientre tibio y a la caricia. Huir sin abrir la boca nos lleva a la gran desapropiación, a la búsqueda constante.

En la intimidad, cuando estamos en la cima y necesitamos alcanzar el cielo, es más fácil que los amantes abramos la boca. "Mírame, dime…", rogamos. Eros es nombrado y la palabra se convierte en acto, generando realidades. Experimentamos ese Big-Bang en que el universo se abrió paso en la oscuridad.

Porque existe la palabra, el silencio existe. Sin silencio no hay ritmo ni consciencia, ni pensamiento, ni música. Sin palabras, el mutismo del amor se convierte en contenedor de reivindicaciones, estribillos, diálogos de cine… todos vacuos. ¿Por qué permitimos, entonces, a nuestras manos que hagan lo que nuestra boca calla, es decir, sin pensamiento, sin apropiación de la percepción? ¿Qué gana nuestra cultura convirtiendo el amor en un producto al margen de la filosofía, la ética?

Sabemos que el amor transgrede las prohibiciones y se atreve a mirar de frente a lo invisible; sabemos que el amor no se conforma con las reglas del juego. ¿Es por eso que no nos enseñan a decirlo en alto? Cuando hablamos convertimos el pensamiento en vibraciones. Las ondas repercuten en todas nuestras partículas: en su materia y en su energía. Así, sólo por el hecho de ser dicha, una palabra se convierte sutilmente en acción. Además, la palabra evoca y trae al presente lo que no está. Si estas capacidades se ponen al servicio del amor, la palabra sacude las entrañas del mundo, tal es el poder que la anima.

¿Qué sucedería si mezcláramos el acto de decir el amor con el de caminar o con el discernimiento? ¿Hacia dónde partiríamos? ¿Nos convertiríamos en ese pez que salta "veloz de la tierra seca al agua,/ cuando le llega el rumor del oleaje del frío océano", según describe Jalaludín Rumi?

Digamos "¡hágase!", apropiémonos de nuestros vínculos con la vida. Este es nuestro viaje. Digamos el amor, llevemos la palabra al cuerpo y desde allí hagamos que nuestras manos amen, nuestros pies amen, nuestra boca ame, todos nuestros actos amen y generen vínculos vitales. Vinculémonos con la vida de manera consciente, alegre, amante, porque, sí, hacemos el amor cuando hablamos de amor. 

 

 

(*) Escritora, autora de documentales y narrative coacher. Imparte talleres sobre las narrativas del Eros, centrándose en las trampas del lenguaje, los límites de la representación y la poética del deseo. Colaboradora en el espacio radial 'No apagues el llum' de IB3

Hay 13 Comentarios

El amor no debe ser opresor, al contrario, es libertad y deseo

es ideal para poder disfrutar de todo el porno http://pornofotos.org ademas esta lleno de fotos de actrices famosas en español, con su biografia y demas información!

Hay miles de sitios porno que ofrecen gran cantidad de videos pornograficos, en encontrado una lista que salen los mejores tubes https://pornogratis19.xxx/las-mejores-webs-porno/ pero es que ademas, existen muchas otras de cada país dnde estamos.

porque todos los hombres les gusta poder disfrutar de las actrices porno http://www.videosporno.me/pornstar/ que hay en el mundo? no tienen suficiente de las chicas de cada pueblo?

correcto, el amor es algo muy bonito y se siente de forma natural

El amor simplemente se vive y se siente al natural, se expresa y se hace

El amor no se enseña, se aprende con el cariño que te dan, cuando empiezas a valorar y a respetar, hoy día no hay valores pero siempre estarán los videos porno gratis es otra alternativa al amor.

En http://cort.as/gszL amor, tabú...

Los de redtube http://pornobcn.com/redtube/ utilizan estas estrategias

El amor es el más irracional de los conceptos de la vida del ser humano. Por ello, no debe tener normas, y menos aún adaptarse a unas reglas de juego.

En el amor no hay reglas ni pautas ni tabúes, ni prejuicios, en todo caso son las personas quienes los tienen. Tantos, que ni siquiera saben que por culpa de ellos algunos hombres hasta fingen sus orgasmos. Aquí uno: http://luisbermejo.com/blog/223-fingir-orgasmos-masculinos/

Totalmente sin verguenza de hablar del amor
https://www.youtube.com/watch?v=pL2QPS6lWgo

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal