Eros

Fuera de Eros todo es miedo

Por: | 05 de mayo de 2016

Por Martha Zein*

Salir de ti, abandonar tu espacio de seguridad y partir hacia aquello que está en la punta de tus dedos, de tu lengua, al final de tus pestañas y, más allá, en el lugar en el que nacen todos los horizontes, eso es lo que provoca Eros. Eso es lo que hacemos cuando nos ponemos en sus manos, puramente amantes, no importa si el viaje es solitario o en compañía. Nos dejamos llevar por una fuerza que parte de nuestro cuerpo para trascender sus límites. Es así como tomamos conciencia de que existe un paraíso cerca y, al mismo tiempo inasible, en el que todo cambia de orden y todo es gozoso por un instante. No importa en qué fase nos quedemos del trayecto, esa certeza basta y es tan gratificante que se nos olvida que atravesaremos el vacío ignoto que existe entre y y todo lo que no es yo, algo que en otras facetas de nuestra vida generaría vértigo.

Fuera de Eros es fácil conectar con el miedo: a lo desconocido, a tomar una decisión arriesgada, a perder, a hacernos preguntas que no sepamos contestar, a fracasar en nuestros objetivos, a que nos hagan daño… por eso levantamos muros, cancelamos caminos y ponemos cámaras de videovigilancia a nuestro alrededor. Sin embargo en el tiempo de Eros no hay temor que nos impida hacer el recorrido. Queremos llegar a ese estado en el que todo es desasimiento; quizá no sea más que un instante, un fulgor, pero es lo suficientemente intenso como para sacarnos del aquí y del ahora, de ese espacio/tiempo que llamamos presente.

IMG_20141025_183220

De la serie 'Ágata' de Irene Díaz.

Eros es una vereda que discurre al margen de las convenciones espacio-temporales. No importa si nos quedamos en la antesala, si nos declaramos simples voyeurs, si practicamos el homoerotismo o asaltamos compulsivamente cien camas en una noche, Eros siempre nos conduce un espacio interior que también podríamos definir como afuera, donde perdemos la noción del tiempo. Ese lugar nos gusta porque nos deshace y nos conecta con aquello que no tiene un nombre preciso, aunque sí es una experiencia compartida: podría hacernos gritar "¡Amor!" antes de corrernos. Hay quien clama "¡Diosss!", "me muero" o balbucea gemidos inconexos, un idioma incoherente lleno de significado que nos lleva a los tiempos en los que nuestra conciencia no necesitaba palabras para expresarse, incluso más atrás, antes de que nuestras gargantas estuvieran preparadas para hablar.

De la mano de Eros nos asomamos a 'lo otro', en nombre de un encuentro y eso otro puede tener un rostro conocido o ser invisible;  por eso, algunas culturas se han atrevido a incorporar esta experiencia a sus corrientes espirituales. De hecho, la mística siempre ha tenido unas grandes dosis de carnalidad.

Si preguntáramos a una persona interesada en alcanzar la sabiduría mediante el dialogo y el razonamiento, es decir, si preguntáramos a un/a filósofo/a cómo experimenta su amor (filos) por el conocimiento (sofía), describiría un proceso parecido. Quizás dijera que la inquietud por ir más allá del presente le impele a asomarse a cualquier frontera, de ahí su pasión por hacerse preguntas. Es fácil que el pintor, la poeta, el bailarín, la escultora… se definan como seres que, tras situarse en el límite, traen al mundo algo que antes no estaba allí. Las obras de arte son cada vez más valoradas como un detonante que nutre y llena de nuevos contenidos a la ciencia y se ofrecen como herramientas poéticas que permiten ampliar la percepción del mundo, señalar nuevas encrucijadas, proponer otros puntos de partida y crear nuevos procesos de producción de conocimiento simbólico.

Pues bien, no importa a qué clase social se pertenezca; en qué cultura se haya nacido; las limitaciones físicas, psíquicas, sensoriales, afectivas que se tengan; la educación recibida; las creencias e ideologías; la edad, el género, la intención, los resultados… Eros siempre genera un recorrido. Aunque sus trazados sean diversos, quienes transitan por él experimentan los confines del mundo, algo que puede ser absolutamente revolucionario en un siglo en el que las reglas de los juegos se marcan tan disciplinariamente y las fronteras están guardadas por ejércitos, leyes y centros de detención.

IMG_6817m

De la serie 'Ágata' de Irene Díaz.

Eros es mucho más que un intercambio sexual, mucho más que una fuente de placeres, un alivio, un juego, un desahogo de los impulsos, una forma de conocer gente, la salsa de las películas, la razón por la que nuestros dirigentes pueden llegar a perder su cargo, el motor de la sociedad de consumo, la vida que arrancan los violadores de los cuerpos de las mujeres o el paraíso de los amantes.

Eros es un camino de conocimiento para quien lo quiera recorrer con consciencia. Un motor que no solo mueve el mundo sino que es capaz de cambiarlo.

 

(*) Escritora, autora de documentales y narrative coacher. Imparte talleres sobre las narrativas del Eros, centrándose en las trampas del lenguaje, los límites de la representación y la poética del deseo. Colaboradora en el espacio radial 'No apagues el llum' de IB3

Hay 5 Comentarios

El material siempre se puede considerar excelente sólo cuando hay comentarios del consumidor. Me gustaría más información acerca de comprar Viagra (Sildenafilo) en Madrid sin receta y direcciones similares con el tratamiento de problemas de libido.

Jajaja

Me ha encantado tu articulo y la manera de enfocarlo, me ha gustado mucho esta frase final: Eros es un camino de conocimiento para quien lo quiera recorrer con consciencia"
Una vez ley un libro que en una de sus paginas ponía: Que harías si no tuvieras miedo? El miedo nos limita y nos condiciona toda la vida, es verdad que cuando practicas sexo todo ese miedo desaparece.

Me ha encantado tu articulo y la manera de enfocarlo, me ha gustado mucho esta frase final: Eros es un camino de conocimiento para quien lo quiera recorrer con consciencia"

Una vez ley un libro que en una de sus paginas ponía: Que harías si no tuvieras miedo? El miedo nos limita y nos condiciona toda la vida, es verdad que cuando practicas sexo todo ese miedo desaparece.

Sin embargo, los miedos desaparecen cuando llega la tranquilidad, la relajación, y desde ahí se pasa al goce, disfrute y placer del cuerpo. El miedo debe desaparecer para que el placer se instale en nuestra vida.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal