Eros

Gracias por romperme el corazón

Por: | 16 de mayo de 2016

Cuesta muy poco pasar del amor al odio, pero cuesta mucho más pasar del amor a la indiferencia. Cuesta que una persona que lo ha sido todo para ti se convierta en simplemente nada. Y cuesta mucho más cuando esa persona te rompió el corazón.
La expresión romper el corazón suena casi poética. Como si realmente fuera algo metafórico. ¿Pero lo es? Es difícil decirlo cuando sientes ese dolor agudo en el pecho, un dolor real que te desquebraja, que te impide respirar, que te parte en dos, literalmente. Porque desde ese momento te divides en dos personas: en la que eras hasta entonces y en la que serás a partir de ahora.

Quizás esa sea la parte que nadie nos cuenta. Todo el mundo tiene miedo a que le rompan el corazón, a sufrir por amor. Bien sea por un amor no correspondido, por un desengaño, por una traición o, incluso, por un desgaste inevitable. Habría que empezar a perder ese miedo, porque que te rompan el corazón puede ser una de las mejores cosas que nos pase en la vida.

Roto

Ilustración de Esther Gili, autora de 39 semanas.

No miento. Es una de esas lecciones que tardas en asimilar, pero reconforta saber que a veces el dolor tiene una explicación lógica. La de crecer. La de aprender. La de reconstruirte desde tus ruinas para conseguir una mejor versión de tu persona.

No todo el mundo se entrega sin restricciones al amor. Los hay que ya avanzan con miedo desde el principio. Y los hay que dan todo, como si realmente les sobrara. Pero es mentira eso de que no se espera nada a cambio. Se espera que, cuando amas sin límite, la otra persona también lo haga. La pena es que nadie puede saber si va a ser así desde el principio, si va a ser así al final.

Por eso, en el momento en el que te das cuenta de que ese amor no es lo que esperabas, algo se resquebraja. A veces es un proceso lento, y otras veces puede ser una dentellada. Una mirada, un descubrimiento, una respuesta dolorosa a una pregunta que te lamentas por haber lanzado: “¿Alguna vez me quisiste?”.

Es entonces cuando el dolor de la pérdida se entremezcla con la obsesión por cuestionarte a ti misma. ¿Hiciste algo mal o al menos pudiste hacerlo mejor? ¿No te quiso porque no eras lo suficientemente buena? ¿Es tu culpa? Preguntas absurdas, porque nunca nada es blanco o negro, nunca hay una sola respuesta, sino miles de factores, o puro azar. No fue porque no tenía que ser, y ya está. No hay mucho más que analizar.

Si es difícil asumir que una persona ha dejado de quererte, mayor es la sensación de derrota al pensar que nunca lo hizo en realidad. Porque no nos enseñan a aceptar el rechazo y mucho menos a hacerlo sin que eso destroce nuestra autoestima. Porque a veces la respuesta es que los dos hicisteis cosas mal, pero seguramente hubiera dado lo mismo hacerlo de otra manera, que no hay culpas ni culpables, solamente cosas que pasan, que no es que no seas lo suficientemente buena, sino que simplemente no era la persona que encajaba contigo, ni tú con él. Porque no siempre nos enamoramos de la persona adecuada, porque Cupido a veces yerra con sus flechas y hay que saber disculparle los fallos, a cambio de premiarle con sus aciertos.

Las preguntas van dejando paso a la aceptación muda. No desaparecen, simplemente van quedando al fondo del cajón, pero aparecen otras cosas. Aparece el amor por ti misma, las ganas de centrarte en ti, de quererte más de lo que lo has hecho nunca, de aprender de los errores en vez de lamentarlos. Poco a poco, con el tiempo, aprendes a aceptar que no todo el mundo al que quieres va a quererte de la misma manera o, al menos, no a tu manera. Ni tu familia, ni tus amigos, ni tus amantes. Que no todo el mundo va a darte lo mismo que recibe de tu parte, pero que eso no significa que debas cerrarte, sino solo elegir mejor en quién decides volcarte. Que está bien morir de amor, pero hay que morir una sola vez en la vida. Porque para las siguientes será mucho mejor vivir por amor, y hacerlo de forma más sana.

Porque desde ese día decidiste que nadie va a hacerte sentir, nunca más, de menos, porque una nueva mitad de ti ahora sabe que eres más.

Poco a poco las cicatrices se van haciendo menos visibles, se confunden con el color normal de la piel con el paso del tiempo, de los años, de la experiencia. Todo eso que dolía ya no duele, ya no es simplemente nada, solo es un recuerdo vago. Ya no te aterrorizas por buscar respuestas a preguntas que carecen de importancia. Solo aceptas. Incluso agradeces. Das las gracias por una lección de vida, por una de esas cosas que hay que pasar al menos una vez y de la que hay que quedarse con las mejores enseñanzas. Porque es una historia que contar, un motivo para reflexionar, una forma de avanzar.

Por eso, gracias. Gracias por romperme el corazón, amor.

Hay 9 Comentarios

¡No todos somos iguales! El amor cada cual lo siente a una manera y siente las cosas de distinta manera.

Os dejo un nuevo relato erótico escrito por mi: http://sonrrise.blogspot.com.es/2016/05/esta-noche-sone-contigo-relato.html

Hay veces que me siento atada de pies y manos, quiero gritar lo que siento pero mi silencio se mantiene y los dias pasan, pero queda tu recuerdo y mis sueños.
https://www.youtube.com/watch?v=028Ydqr2cZw

Cada persona es una experiencia vital. Pero si, a veces el amor es demasiado jodido

Puede llevar toda una vida el descubrirlo.
Las personas somos al principio jóvenes, y la fuerza de la juventud sumada a la inmadurez que tenemos, a veces nos hace enfocar nuestra relación de pareja solo por la primera apariencia.
Descubriendo luego, cuando el ardor y el deseo del puro sexo se nos amortigua, que debajo de la piel tersa se esconde una persona con deseos y anhelos, que no siempre coinciden con los nuestros.
Entonces aparecen todas las descalificaciones y todos los desencuentros sin el filtro de las apariencias.
La realidad de cada cual nos deja al descubierto, si nos alcanza la madurez, que no hemos de vivir humillados y que tampoco hemos de sentirnos sometidos o sometidas a la otra persona por el carácter.
Entonces descubrimos que hemos de crecer por dentro y buscar una independencia que nos permite compartir si queremos la vida con otra persona.
Desde la comprensión y el respeto mutuo.
Entonces no nos resultará chocante el mal aliento, ni las salidas de tono, pues todo eso y más serán defectos que tenemos asumidos.
Y aceptados.
Como parte de nuestra vida y de nosotros mismos.

No me gusta ese título, no he buscado ser más fuerte, sólo he necesitado que me amaras pero no es posible y me voy debilitando poco a poco, sólo el resto de mis amores me dan alguna fuerza, ha sido dificil y es mantenerse en pie.

Los golpes que nos da la vida son los que nos hacen aprender, ser más fuertes y comprender que no todo en este mundo es un camino de rosas.
Cuando nos rompen el corazón, nos queremos más a nosotras mismas, nuestros sentidos se ponen más alerta ante otras relaciones y terminamos por preocuparnos más por nuestro placer y no por los de los demás.

Me has roto el corazón con tu silêncio y indiferencia, baby.
Mi culpa, mi máxima culpa. Pero esto me ha hecho más fuerte. No, no voy a buscarte, sólo en mis sueños y viajes astrales
https://www.youtube.com/watch?v=hWtKm5WbE_w

No estoy del todo de acuerdo ya que nadie es igual y aunque se aprenda de una experiencia las formas en que se presenten las próximas son muy variables y pueden sorprenderte. Asi que yo prefiero que no se me rompa el corazón, se sufre mucho y puede ser algo muy dificil de superar por una persona; sin embargo también puedes ser tú el que rompa un corazón y eso, realmente, es lo que debe hacerte reflexionar, tu actitud, lo que realmente quieres de las personas y hacer con tu vida y no precipitarte, sino meditar y hacer un acto con algo de conocimiento de causa.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal