Eros

Eros y Tánatos

Por: | 20 de junio de 2016

Cuando sonó el teléfono, supe instintivamente que se trataba de una llamada que tenía pavor de recibir. Mientras sujeto el móvil contra mi cara, me arden los ojos por culpa de las lágrimas, que bajan por mis mejillas. Procuro mantener la compostura al tomar nota de todos los detalles acerca de su última despedida. El hecho de no ser algo inesperado, y el saber de una vida larga, bien vivida y bien aprovechada, no hace que sea más fácil.
 
Después de colgar el teléfono, me pongo a llorar sin freno. La tristeza consume mi cuerpo y me es imposible contener la pena. Mientras sollozo, no puedo evitar pensar en cosas que solo hacen que llore más fuerte, hasta que mis ojos se ponen rojos, se hinchan. 
 
Eros venus o'hara
 
Por suerte, no estoy sola. Él está en la habitación de al lado. Al notar mis sollozos, se acerca y me abraza fuerte. Apoyo mi cabeza contra su pecho. Me siento emocionalmente agotada y vulnerable en sus brazos. Le explico brevemente lo sucedido mientras me acaricia el pelo para tranquilizarme. Cierro los ojos y aprieto mi cuerpo aún más contra el suyo. Noto como su corazón late y un aroma que despierta algo en mí. Es la mezcla del sudor de su axila y el perfume del cuello. Lo inhalo y me resulta hipnotizador. Quiero más. 
 
Dejo que mis manos suban por debajo de su camiseta para tocarle la espalda. De repente, se da cuenta de que el abrazo de consuelo se está convirtiendo en otra cosa. Aparta la cabeza en busca de mi mirada. Cuando cruzamos los ojos, noto su confusión. 
 
"¿Estás bien?", me pregunta con un tono de preocupación. "Sí. Es que necesito sentirme viva", le explico. Él frunce el ceño, parece todavía más confundido. "Fuck me, please", le suplico, por si no le ha quedado claro. 
 
No quiero su piedad. Quiero sexo salvaje. Lo único que me importa es sentir la sangre correr por mis venas y darme cuenta de que a pesar de la situación de duelo en la que me encuentro, yo estoy muy viva. Necesito notar mi corazón, mi respiración y, sobre todo, los espasmos de un orgasmo. 
 
Pese a la preocupación y la caballerosidad que me muestra, no puedo evitar notar que está erecto. Le abrazo más fuerte para sentirlo contra mi cuerpo, a través de la ropa. A continuación, le devoro la cara con besos apasionados. Me responde con el mismo  entusiasmo. 
 
No hay lugar para inhibiciones: hay aprovechar el momento al máximo. Nos desnudamos con prisa. Recorro su cuerpo con mis uñas, mi lengua y mis dientes; quiero saborear absolutamente cada milímetro de su piel. Le veo medio asustado con mi soltura; pero yo quiero rozar mis límites.
 
En cuestión de segundos, remplazo mis sollozos por gemidos y jadeos. Quiero aprovechar cada sensación que haya en la oferta. Pero justo cuando nos ponemos a hacerlo a cuatro patas, de repente recuerdo lo que ha sucedido y esto me provoca una sensación fugaz de paranoia. 
 
Me pregunto qué nos pasa después de la muerte: ¿nos convertimos en espíritus que pueden verlo todo? Espero que no. La mera idea me perturba… Intento borrar este pensamiento de mi mente para volver a concertrarme en la sensación de las embestidas que percibo en cada parte de mi cuerpo. 
 
Después de nuestros orgasmos mutuos, disfrutamos un abrazo postcoital en silencio. Al recuperar la respiración, vuelvo a la realidad. No hay nada como una muerte para poner las cosas en perspectiva. Por muy triste que esta sea, yo me siento aún más motivada para vivir. 

Hay 6 Comentarios

Que interesante. Gracias.

El sexo es la mejor medicina cuando estamos tristes o decaídos, nos libera de todos los problemas.

Varios de los mejores momentos sexuales que tuve en mi vida, han sido en momentos de mucha tristeza... nada como despejar la mente y disfrutar cuando parece que todo va mal!

Uy que giro más brusco. Lo que hay que escribir antes para acabar follando en condiciones.
SALUDOS

El sexo viene muy bien en situaciones de tristeza o problemas, hace que te olvides de ello y te dediques a disfrutar. Y si el sexo es cañero y más salvaje, pues mucho mejor todavía, para qué rechazarlo??

Nunca entenderé por qué las ocasiones de mayor contrariedad, como una muerte o una ruptura, buscan liberación el el sexo, quizás algún día lo pueda experimentar y lo pueda relatar, como todo lo demás en mi Podcast: http://luisbermejo.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal