Eros

Romper sin reglas de juego (I): reencuentro y final

Por: | 30 de julio de 2016

"Ponte fuerte para no volver a caer", te dicen las amigas, después de la tercera ruptura y sus consiguientes "perdón", en el último mes y medio. El caso es que uno no siempre cae porque está (o estuvo) frágil. A veces, caemos y nos reconciliamos una y mil veces porque nos sentimos fuertes, lo suficientemente fuertes como para indagar por qué meandros continúa su locura y por qué atajos retomamos la nuestra (nuestra neurosis): queremos saber qué sentimos frente a esta pareja turbulenta, entender y entendernos, para seguir reciclando (sentimientos, modos o status) o para llegar a un final que nos deje 'en paz'. Para escribir la telenovela de esta relación con comas, paréntesis, puntos y seguido y un punto y aparte conclusivo (ese que permite dejar de cavilar al infinito). Un epílogo bien redactado.

Emilio reenc III

Fotos de Emilio Schargorodsky.

La pareja es un relato y no queremos perdernos nada. Algunos somos tan curiosos con todo lo que se narra, que hasta queremos asistir -aun en carne viva- al desenlace de nuestra historia. A veces, necesitamos explorar todos los rincones, los pliegues de más sombra, y que una emoción nos duela de verdad para dejar de darle vueltas al asunto. Para convencernos. Hay otros momentos en que, por el contrario, la idea de una herida no del todo cerrada (que puede volver a escocer) nos hace preservarnos.

Hay quienes usan un preservativo emocional casi sin excepción.

Emilio reencuentro y final

Fotos de Emilio Schargorodsky.

Algunos somos de los que no se pierden pena ni línea por escribir del propio culebrón, y puede que por eso aceptemos las muchas vueltas, interpretaciones y explicaciones. A veces, aunque la razón nos indique el camino contrario, sentimos que el otro nos sigue habitando el cuerpo y optamos por abrirle la puerta y dejar que el ocaso vaya llegando, lento.

¿Preferimos durar y languidecer para no quedarnos con demasiadas preguntas y poder ser tajantes, entonces sí, cuando nos asalte la nostalgia?

¿O es en la escritura del culebrón donde radica el placer?

 

Tráiler de 'Amor mío/ Mon roi' de Maïwenn.

Si se trata de tener elementos para las respuetas del después, nos regodearemos confeccionando el checklist, en los días y semanas posteriores, y marcaremos con un aspa mental cada sensación revivida tras el penúltimo tropiezo:

  • Lo que me atrajo es lo que ahora me repele. Como en la película Amor mío/Mon roi de MaÏwenn, Tony está furiosamente atrapada por el encanto de Giorgio y ese mismo charme del maldito encantador de serpientes (genial Vicent Cassel) es lo que la eyecta de la escena del 'nosotros', o del 'juntos', apaciblemente.
  • Lo que antes era confianza, dejarse llevar, soltar lastre, descansar sobre su pecho, ahora es tensión. Incluso sensación de asfixia y contracción muscular.
  • Quien antes te hacía sentir deseable, ahora arroja casi sin excepción una mirada de juicio sobre ti. La desnudez te pesa frente a quien hasta hace un rato era un pedazo más de tu carne.
  • Cuesta reírse, ya no hay lugar para la complicidad y, en cambio, cada frase es un malentendido. El entusiasmo trocó en sospecha. La especulación es mezquindad.
  • Lo que antes era ilusión (arreglarse, ir a comprar lo que le gusta comer, poner flores en la mesilla) ahora es 'bueno, no hay nada mejor que hacer, y mientras surge otro plan...'
  • ¿Será la última vez que tropiece? Tampoco lo sabe la protagonista de la película (excelente en su rol Emmanuelle Bercot, premiada en Cannes por este trabajo): cuando todo el público podría traspasar la pantalla gritándole "esa relación es tóxicaaaa", ella no oye nada. Dicen las malas lenguas que semejante romance (o capítulo de severa autodestrucción) se inspiró en una historia tumultuosa de varios años que vivió la directora con Luc Besson, siendo ella muy joven.
  • Hay que perdonarse, eso sí, porque además sabemos que nadie puede vivir sin aferrarse a una ficción.

Emilio_reenc

Fotos de Emilio Schargorodsky.

No hay reglas de juego. Es verdad que, en ocasiones, después de un desencuentro viene un hermoso reencuentro. Pero cuando la magia se ha diluído, la vuelta es tibia, desabrida, no se parece a lo que imaginábamos. Pasa como con las casas de la infancia, que uno las recuerda inmensas y entrando el sol por todos lados, y cuando, de adulto, las visita, resulta que son pequeñas, oscuras, sin gracia.

Lo que nos defrauda, al fin, nunca es el otro, sino las propias expectativas.

¿Hasta qué punto el goce no está precisamente en el infortunio?

En términos psicoanalíticos, el goce (o lo que popularmente se llama la felicidad) es algo individual, y muy singular. "La felicidad íntima de cada sujeto es incluso desconocida para el propio sujeto, quien ignora hasta qué punto es capaz de gozar de aquello que lo hace sentir desdichado", explica el psicoanalista Gustavo Dessal.

De ahí que quizá no sea tan absurda esta necesidad de escribir el relato -aunque doloroso- y recorrerlo en sus ínfimos detalles, o volver y volver con nuestra desdichada pareja-síntoma, para seguir habitando el guión.

Emilio reenc_II

Fotos de Emilio Schargorodsky.

En la reescritura del epílogo, puede que te den ganas de acariciarle la cabeza, como a un chiquillo, porque lo ves desbordado por emociones que no sabe adónde lo llevan. Quizá es que por fin lo puedes ver, después de haberlo disfrazado de protagonista de tu culebrón (o el vuestro). Tú vuelves a la rutina de la vida cotidiana sin telenovelas... por un rato.

Hay 3 Comentarios

Las relaciones se mantienen mientras hay complicidad uno al otro, cuando los defectos de cada uno se repetan y cuando uno es tolerante con el otro. Y ante todo existe confianza. Cuando todo esto se pierde, se pierde la llama y si se está en pareja es por estar en una zona de confort que no gusta que se rompa o simplemente por el miedo a estar solo.
Si una relación se mantiene en el tiempo es por amor y simplemente porque ya les va bien a los dos estar así.

Otras veces ocurre que convives con una persona porque uno de ellos se ha sentido solo y el otro porque , por distintos motivos, le convenía esa relación, pero cuando ese motivo dejó de existir todo cambió y esa persona, en cierto modo prefería vivir su vida; por otra parte, la primera persona se dió cuenta que realmente a quien amaba era a otra persona, entonces ambos hablan y se plantea una separación o divorcio amistoso, de mútuo acuerdo.
Muchas veces las relaciones se mantienen por no estar solos o por motivos muy dispares.

Lo normal es que una relación se mantenga mientras se soporte aquello que no nos gusta del otr@. Si por alguna razón, la llama se extingue... es probable que la ausencia avive, por un breve lapso de tiempo, los buenos recuerdos.... los buenos deseos... Pero si no hay cambio, si no se aceptan las imperfecciones, si no se quiere o desea "a pesar de" (en lugar del ingenuo "por"), lo mejor es poner a esa historia un punto final, en lugar de unos suspensivos....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal