Eros

Una aventura de verano

Por: | 16 de agosto de 2016

Cuando pensamos en las razones por las que alguien tiene una aventura, nos suelen venir dos a la cabeza: la primera, evidentemente, el sexo. La atracción puramente física por otra persona. La segunda, la necesidad de atención, y para escapar del amor esclavo del otro. Pero, ¿podemos ser infieles para escapar de nosotros mismos?

Before-sunrise-1

Imagen de la película 'Antes del amanecer'.

Todo depende, supongo, del tipo de aventura. Si nos planteamos una noche de sexo desenfrenado con un desconocido que hemos conocido en un bar, seguramente estemos hablando de lo físico. Básicamente, porque apenas tendremos tiempo de hablar. El sexo será desaforado, un poco mecánico y el éxtasis seguramente no vendrá de la maestría de un amante pasado de copas, sino del saberse haciendo algo prohibido.

Si, por ejemplo, pensamos en tener un lío con alguien del trabajo, la cosa será diferente. Porque, al final, el asunto se complicará lo suficiente como para, una de dos, o arruinar nuestro trabajo, o abrirnos a una nueva relación que nos haga ver que teníamos que acabar con la anterior.

Sin embargo, una aventura de verano ofrece otro tipo de posibilidades. No hablamos de un encuentro rápido y fortuito, ni de complicarnos la vida con alguien conocido. Todo lo contrario. Hablamos de la oportunidad de ser otro por unos días.
En vacaciones, tenemos la oportunidad de viajar, de irnos lejos de nuestras rutinas y de nuestros conocidos, y de tener la excusa para escaparnos con nuestros mejores confidentes: nuestros mejores amigos. Incluso, si tenemos pareja, puede surgir la oportunidad de viajar por separado. 

Y allí, donde nadie sabe de nuestra vida, de nuestro pasado, de nuestros traumas, aparece alguien que llama nuestra atención. No necesita ser la persona más atractiva del mundo, ni siquiera la más misteriosa. Simplemente necesita ser unos nuevos ojos en los que mirarnos para escapar de nosotros mismos.

Tiene su lógica. Nuestra pareja es la persona que mejor nos conoce del mundo, la que sabe de nuestros defectos, de nuestros errores y la que, por mucho que nos quiera y admire, nos acaba mirando viendo no solo lo bueno, también lo malo. Si bien eso no significa que en el balance final sea la persona con la que, por y pese a todo, decidamos compartir la vida. Eso sí, de vez en cuando,  todo el mundo tiene el acallado anhelo de escapar de su vida, al menos un par de días. 

Tener la oportunidad de interpretar un papel nuevo. De ser cualquier persona que nos imaginemos, o simplemente sacar a relucir lo mejor de nosotros mismos, para poder revivir el maravilloso placer de seducir y ser seducidos. Hablar de nuevo de todo y de nada, porque todo está por hablar. Reír porque sí, porque no hay ningún recuerdo triste que nos haga llorar.

Después, claro está, todo lo demás. El sexo con un amante de verano puede ser una mezcla de ese placer prohibido, con el encanto de la primera vez, aderezado con el éxtasis de estar seducidos no solo por el otro, sino también por nosotros mismos. De sabernos de nuevo un cuerpo deseado, no por el cariño de los años, sino por todo lo que podemos ofrecer en el presente. Mucho mejor que un polvo rápido, porque, al menos, sabemos que lo podremos repetir un par de días. Lo justo para cogerle el tranquillo, pero no engancharse.

Porque, quizás, esa sea la mejor parte: que todo queda en eso. En una aventura de verano, no es nadie que vayas a encontrarse en el portal ni comprando el pan. No es nadie que conozca a nadie que conozcas. No es nadie que, si no lo buscas, te vaya a complicar tu realidad.

Se quedará en eso. En el recuerdo de un momento en el que nos permitimos pecar. En un efímero sueño de una de esas cosas que sabíamos que no debíamos hacer, pero que hicimos, sin que nadie más se tenga que enterar.

Aunque al final, siempre hay alguien que se entera y amigos que pueden irse de lengua, y estamos nosotros mismos y nuestra consciencia.Y, con ella, nuestra escala de valores occidental, lo que hemos aprendido que debe ser o no debe ser una relación. Pero  escapar de nosotros mismos es más fácil estando con otro que a solas. 

Por eso, este verano, puede que miremos a ese desconocido y soñemos con ese amante de verano que podría ser, y que quizás nunca será.

Hay 3 Comentarios

Las vacaciones nos dan tiempo para relajarnos, para pasarlo bien, disfrutar y olvidarnos de nuestros problemas. De ahí que al estar más relajadas tengamos más tiempo para disfrutar del sexo, de los hombres que se nos acercan y con los que podemos vivir nuevas experiencias

Mi aventura de verano acabó convirtiéndose en mi marido y padre de mis tres hijos. El pasado día 12 de agosto hizo 27 que nos conocimos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal