Eros

Con el cuerpo desmilitarizado, por un Eros pacifista

Por: | 01 de septiembre de 2016

Por Martha Zein*

Hace tiempo que la coerción dejó de ser el principal problema de Eros. Es hora de olvidarnos de lo prohibido y las transgresiones, de las culpas y las redenciones: vivimos en un mundo en guerra. Toca dejar de hablar de las libertades de los cuerpos y reivindicar unos cuerpos amantes y en paz. Las guerras actuales son (para sus administradores) un lucrativo proyecto a largo plazo, sin victorias ni derrotas conclusivas, una forma de existencia que atraviesa las fronteras y no necesita de más territorio que el de nuestros cuerpos.

DiegoarrascaetaIII

Obras del artista argentino Diego Arrascaeta. Mixta sobre papel.

El eslógan mayosesentayochista de "Haz el amor y no la guerra" ha envejecido mal. Ahora los/as amantes pueden hacer el amor de forma bélica. Sucede cuando el orgasmo se convierte en meta o la hembra o el hombre en un medio para la autosatisfacción y el alivio narcisista, por ejemplo. En ambos casos, Eros es usado letalmente. Basta con observar el resultado: generan encuentros tristes que anulan la potencia de los/as amantes; desposeídos e impotentes se convierten en carne de cañón o algo peor: en soldadesca de conflictos que no solo se viven en la intimidad.

Nuestra forma de desear hace siglos que no es nuestra, ni siquiera en las ensoñaciones más intimas. Amamos como consumimos, como comemos, como vivimos, no estamos parcelados/as, aunque se empeñen en mostrarnos así. Nuestros lazos afectivos son bombardeados por una economía de la seducción capaz de generar patrias simbólicas que sustituyan a las convencionales. Es así como las banderas nacionales son sustituidas por identidades en conflicto, entre las que también se encuentran las filias y las fobias amatorias.

Hace tiempo que el poder, además de reprimir, fabrica dandys, Lolitas, femme fatales o asexuales del mismo modo que crea locos, terroristas, o enfermos, y las pone en conflicto para alimentar una lucrativa industria de la guerra que dediende los intereses de una élite transaccional. Ha llegado el momento de preguntarnos hasta qué punto también nuestras opciones sexuales, nuestros impulsos, deseos, procesos, afectos, acontecimientos, emociones y potencias forman parte de esta maquinaria.

Basta de hablar de conquistas y de estrategias de seducción, es hora de pensarnos desde otro lugar y actuar en consecuencia. Es el tiempo de jugar en paz. Monógamos, poliamorosas, BDSM, vainillas, ferichistas, tántricos, heterosexuales, homosexuales, transexuales... dejemos claro que nuestros cuerpos no son un campo de batalla. Desnudémonos de los saberes y poderes otorgados: basta de lucrativos enfrentamientos. Declaremos nuestros cuerpos libres de identidades en contienda, libres de códigos y otras vestimentas culturales tan contaminantes como el accidente nuclear de Fukushima. ¡Que los/as amantes den un paso al frente clamando las pasiones alegres y los lazos germinadores!

DiegoArrascaetaPAIX

Obras del artista argentino Diego Arrascaeta. Mixta sobre papel.

Queriendo ser una más de entre muchas voces, como única habitante de este cuerpo, lo declaro territorio desmilitarizado, transversalmente pacífico y pacifista y, como tal, insumiso ante cualquier debate beligerante que se haga en nombre de su autonomía, sus derechos o libertades, gozos y placeres. En él no crecen en disputa héroes ni víctimas, varones ni hembras, ni gays, bolleras, trans, terroristas, bellas, forzudos, jóvenes, enanos, exitosas, cascos azules, fracasados, empoderadas, enfermos, estrellas del porno, nadadoras en burkini, bailarinas o cobradores del frac.

Declaro que todas estas identidades son producidas por un neoliberalismo caliente, psicotrópico y bélico sostenido por una industria farmacopornográfica capaz de convertir la depresión en Prozac, la erección en Viagra, la masculinidad en testosterona y la maternidad en píldora, tal y como ya idenrtificó Beatriz Preciado en su momento.

DiegoarrascaetaPAZII

Obras del artista argentino Diego Arrascaeta. Mixta sobre papel.

En alianza con la industria de la alimentación, de la moda, de la comunicación fabrican subjetividades para ponerlas al servicio de las corporaciones armadas, con sus facciones, bandos, gangs, grupos tribales, mafias, mercenarios, trafico de armas, narcotráfico, ejércitos públicos y privados, casinos, paraísos fiscales, puertas giratorias, conexiones transnacionales, oleoductos y trabajos esclavos ya sean prostitutas, cajeras de supermercados o vendedores de seguros.

Esta maquinaria de guerra está presente en nuestros platos, en nuestro ropero, en nuestros debates por la red, en el aire que respiramos y, por supuesto, en nuestras camas, porque el límite entre público y privado es una ficción. En ambos espacios, nuestro cuerpo es cuerpo. De este modo, es posible que los/as amantes no hagan el amor sino la guerra en el pequeño cuadrilátero de su alcoba. Si los administradores de la guerra han hecho de ella un negocio transversal, hagamos el amor del mismo modo. Convirtamos nuestros límites en puntos de encuentro y no en fronteras, que las lealtades no distingan de género ni número, que la fascinación por el otro parta del reconocimiento, que lo común acabe con las diferencias amatorias, que los/as amantes tomen las plazas y los parlamentos con sus bailes negociadores y enseñen a nuestros/ as próceres qué implica querer el bien del otro... O, simplememte, declarémonos cuerpos amantes y en paz, porque nadie sabe lo que un cuerpo puede.

 

(*) Escritora, autora de documentales y narrative coacher. Imparte talleres sobre las narrativas del Eros, centrándose en las trampas del lenguaje, los límites de la representación y la poética del deseo. Colaboradora en el espacio radial 'No apagues el llum' de IB3.

Hay 1 Comentarios

El amor y el sexo, lo más importante en esta vida es disfrutar de ello, saber hacer disfrutar del otro y hacerle disfrutar, olvidándonos de otros factores que nos interrumpan en nuestro placer

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal