Eros

Mi novio cree que lo dejaré por mi vibrador

Por: | 23 de septiembre de 2016

Por Sandra Bravo*

Seamos realistas: es posible que que ellos dos no lleguen a ser colegas. Pero lo importante, en todo caso, es que tu vibrador no suponga un cisma en vuestra relación y evitar que desde el día que entre en vuestra casa, todas vuestras discusiones sobre sexo recaigan sobre él.

"Claro, desde que tienes la polla esa ya no tienes ganas de hacerlo conmigo, ¿verdad?". "Ahora entiendo por qué te emperraste en comprar el modelo más grande del mercado". "Elige: o él o yo". Son solo algunos de los argumentos que podrías oír en boca de tu novio desde que compraste aquel vibrador de última generación con el que tanto soñabas. Puede parecer irónico o exagerado, pero me temo que la realidad siempre supera la ficción.

Emilio_this
Foto de Emilio Schargorodsky.

Una pareja entra en una tienda erórica, él intenta convencer a ella, por lo bajini, de que todo lo que necesitan es un nuevo lubricante, hasta que por fin ella, despistándolo en la sección de vaginas en lata, corre hacia alguno de los dependientes y aclama victoriosa: "veníamos a buscar un vibrador". En ese caso, la pregunta típica de "¿Para ti, para él o algún modelo para parejas?" es totalmente accesoria. Su cara lo dice todo. En ese momento, aparece el novio, acalorado y preguntándose si ya lo habrá pedido y maldiciendo el tiempo que perdió mirando los packagings. Y sí, para aquel entonces ya hemos llegado a la zona de muestras, donde su novia admira y toquetea lo que podría ser una de las siete maravillas de la humanidad. Ella escucha con atención las características de cada modelo: el tipo de material, las funciones, si es sumergible o no, el tipo de alimentación… Él solo se preocupa por un aspecto: ¡el tamaño!, dejando caer algún comentario del tipo: "no hace falta que sea muy grande, es para empezar", e intentando esconder en vano los modelos mejor dotados de la tienda.

Al final, ella escoge entusiasmada el dildo que le hará vibrar de emoción (y nunca mejor dicho), mientras él, a regañadientes, acepta sin más remedio la derrota. Si crees que tu novio puede entrar en depresión a partir de ese momento, intenta convencerle de que acabas de adquirir a su mejor aliado.

"Así no me frustraré si un día no tienes ganas" (que ya es hora de desmentir que siempre seamos nosotras las que tenemos dolor de cabeza). "Te seguiré queriendo igual" o, el mejor argumento de todos: "piensa que cuando vayas a ver todos y cada uno de los partidos del Barça estaré en casa con él en vez de con alguno de carne y hueso" (vale, quizá no sea el mejor argumento, pero puede funcionar).

Y, si eres tú, parte masculina y afectada de la relación, quien lee este artículo, permíteme darte un par de consejos para que tu pareja no te abandone por un patético ataque de celos. Punto número uno: asúmelo. Jamás lograrás hacer con tu polla lo que hace un vibrador, a no ser que tengas selector de intensidad, diez modos de vibración y otros tantos de rotación, además de un complemento para el clítoris.

No entraremos a debatir ahora si el tamaño importa o no, que no es cuestión de ponernos hipócritas, pero ten en cuenta que, de momento, ningún modelo de vibrador es capaz de seducir a tu pareja, ponerla mirando a Cuenca y dormir haciendo la cucharita después de haberla dejado exhausta. Eso solo lo puedes hacer tú (y tu vecino del quinto). Así que espabila, no sea que, en una de tus quejas, tu novia te ponga las maletas en la puerta y se vaya al piso de arriba (vibrador en mano incluido).

 

Emilio
¿Fetiches? Foto de Emilio Schargorodsky.

Y, por último, aunque la lista podría ser mucho más extensa, un vibrador es un juguete erótico, un complemento ideal para vuestra vida sexual (y la de cualquier persona). Com-ple-men-to, no sustituto. Es más, con una herramienta de este tipo en casa podéis descubrir juntos emociones que no conocíais, aumentar vuestra complicidad y aliñar vuestra intimidad con un condimento más de los muchos existentes.

Es más, me atrevería a decir que, si dejas de lado todo tipo de prejuicios y te animas a investigar un poco con tu cuerpo y tu sexualidad, vuestra próxima visita a la tienda erótica será para que te hagas con algún estimulador de próstata o vibrador anal. Sobre todo, no intentes utilizar el de tu novia a escondidas si no quieres tener un disgusto y hacer una visita inesperada a urgencias, porque entonces puede que sí, que vuestra relación ya no tenga ningún tipo de remedio. Aunque tu novia seguirá queriéndote igual y seréis los protagonistas de una de esas inefables historias que inundan el anecdotario popular.

 

*Asesora de comunicación, dramaturga y colaboradora de amantis.net

Hay 5 Comentarios

Igual, yo me compré un vibrador en una sexshop online porque mi novio no me satisfacía del todo...

Al revés, los vibradores nos ayudan a hacer vida en pareja!! :/
Yo me compré uno en una tienda baratita y con envío rápido: http://www.hot-erotica.com/tienda/

En serio hay tios que se creen que el vibradores un rival?
Si es asi me averguenzo por la parte que me toca. Pero eso se resume en baja autoestima y nada mas!!

Cuando hay complicidad, lo divertido del juego es que el jugador... puede acabar siendo juguete... y viceversa.

Igual yo sí debería dejar al mío por mi vibrador.
No protesta por nada y no pide el mando a distancia

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal