Eros

Consentimiento

Por: | 29 de septiembre de 2016

Doy mi consentimiento. No, no quiero, me arrepentí.

¿Ella quería o fue 'contra su voluntad?

Consentimiento: esa palabra que últimamente se vapulea en Tribunales, en boca de acusados de violación, entrenados por sus abogados para asegurar (con la boca chica): "ella dio su consentimiento". Pero, de un modo menos evidente, sin esa carga de violencia callejera entre desconocidos, muchas mujeres y algunos hombres sabemos bien lo difícil que suele resultar, en nuestra vida cotidiana, hacer oír nuestra respuesta.

A veces, en territorios de pareja, dejamos pasar esos momentos de no-voluntad para terminar dando un consentimiento a medias, o por cansancio, una rendición, quizá en medio de la noche, sin ganas.

"El consentimiento en el sexo se ignora todo el tiempo", es la frase con la que la gente de la plataforma everydayfeminism.com presenta una serie de viñetas metafóricas que nos hacen ver cuán absurdo es negar el valor del consentimiento en terreno erótico, a través de un paralelo con situaciones de intercambios y diálogos cotidianos.

Everydays feminism

Son esas "cosas que os parecen absurdas" en situaciones de la vida cotidiana, pero que en el sexo se consideran "banales", y hasta aceptables, diríamos. Aquí, las frases de desenlace de las viñetas:

"Ah, no, tú me dijiste que querías ver la película, ahora la tienes que ver hasta el final".

"Me dijiste que me prestabas tu coche una vez. Yo entendí que era todas las veces que yo quisiera".

"Dijiste que te gustaba esa canción, yo te la pongo hasta mientras duermes".

"Ah, tú me contaste que querías hacerte un tatuaje y yo te lo hice mientras dormías".

"Tú eres mi mujer y tienes la obligación de cocinar para mí, así que hazme esa tortilla o te irás al infierno".

"Yo he traído las cartas y vamos a jugar a las cartas. No puede ser que me invites a tu casa para jugar a las cartas y luego te arrepientas".

"Tienes un cuerpo musculado. Se ve que te gusta el deporte. No me digas que no me estás incitando a que te dé cosas pesadas a cargar. No me acuses a mí si tú eres el que muestra los músculos".

Como veis, hay para todos los gustos y seguro que nos reiremos ante el ridículo de estos desplantes en cualquier otra situación de vida cotidiana que no sea la cama. En todas queda más que claro que el cambio de opinión es una opción a respetar y que el estado de inconsciencia (o cuando estamos dormidos/as) es un momento de desprotección del que jamás habría que aprovecharse.

Vale la pena repasar, al respecto, aquella amable campaña de la taza de té, que se viralizó en las redes. Allí se explicaba cómo invitar un té y cómo evitar obligar a alguien a tomar un té contra su voluntad:

"¿Quieres una taza de té?". Si te dice que sí, pero cuando llega el té, cambia de opinión, respeta su "no". Y, entre otras cosas, no la hagas tomar té si está inconsciente, porque lo que necesita es sentirse segura y no 'obligada' a algo para lo que no está en condiciones de dar su consentimiento.

No hace falta de hablar de acoso callejero para comprender el verdadero significado de la palabra 'consentimiento'. Veamos:

-Tengo sueño, necesito dormir.

-Yo no quiero dormir.

¿Os suena la situación? Sucede que a muchos/as estos diálogos les resultarán conocidos de algunas noches en pareja y lo relativizarán: "que acabe pronto" (he escuchado alguna vez). Sin embargo, estas 'cesiones' van dejando huella en ambos, porque el que embiste  también ha de sentirse miserable. Y esto cuesta desamor y asquito, huidas y hostilidades que luego no sabemos de dónde vienen, cuando amanece.

Hagamos el amor y nunca la guerra.

 

Hay 4 Comentarios

Lo del tatuaje fue épico, tan irreal pero epico a la vez.
Saludos
PD: Cuidado cuando consientas cosas

Ya imaginarás que estoy en contra de todo esto, como mujer más todavia

No es consentimiento lo que tiene que dar una mujer, es mucho más sencillo. Si la mujer quiere sexo, lo quiere, y si luego se arrepiente, pues se para la relación y todo solucionado. Todas nos lo pensamos mejor a veces, o se nos quitan las ganas, para tener que seguir hasta el final

Yo quiero hacer el amor 1 vez al mês. No necessito más. Hacer contra mi voluntad me hace Mucho mal...Tu quieres 1 vez al dia. Lo necessitas más. Nos amamos Mucho. Compremos una muñeca inflable y dejemola en el armario.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal