Eros

Una 'key party' con los vecinos

Por: | 20 de octubre de 2016

Nos creemos muy modernos. Ahora todo el mundo habla de orgías y de bares swingers, como si hubiera descubierto la panacea. Como si el Marqués de Sade no hubiera estado tan puesto en tendencias sexuales como nosotros. Como si nuestros padres no supieran más que nosotros de los intercambios de pareja.

De hecho, puede que antes todo surgiera de una forma más natural. Porque si ahora recurrimos al anonimato de la red o de las fiestas de máscaras con desconocidos, la liberación sexual era, antes, algo que compartir con los amigos. Incluso con los vecinos. Viendo la última temporada de Masters of Sex, más allá de los fetichistas de pies y de las orgías de la casa Playboy, recordábamos las míticas fiestas de llaves. Las llamadas key party se volvieron una práctica bastante conocida durante los años 70. Sin embargo, quienes no disfrutamos de esa época de liberación sexual, hemos podido guardarlas en nuestra memoria gracias al cine, a películas como The Ice Storm, que narra cómo la liberación sexual tan de moda llegaba a los barrios residenciales y 'salpicaba' a las acomodadas y tradicionales familias americanas que, de pronto, se aficionaban al intercambio de parejas.

The-ice-storm-key-party

Escena de la Key Party en 'The Ice Storm'.

La idea es la siguiente: "Me ponen los desconocidos pero, la verdad, es que la persona que más ganas tengo de tirarme, es al vecino o vecina de enfrente". Tiene toda la lógica, nuestro objeto de deseo, fuera de la pareja, suele ser alguien a quien observamos todos los días y con quien nos imaginamos todo tipo de posturas sexuales. ¿Y si pudiéramos tener carta blanca por una noche y cumplir nuestras fantasías? Algo así como un carnaval en el que todo vale, pero todo se olvida, o un "lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas", que se convierta en un pacto tácito entre las parejas.

Así, las noches de key party parecían ser una fiesta como otra cualquiera. Una reunión de matrimonios jóvenes y de mediana edad, en general, con cierto nivel intelectual, que pasaban la velada hablando de actualidad, política, chismes del vecindario y las últimas novedades en el teatro y cine del momento, mientras se tomaban un cóctel de moda. Todo muy habitual, en principio. La cuestión es que, al llegar a la casa del matrimonio anfitrión, los hombres dejaban las llaves de su coche en un cuenco y, a determinada hora, las mujeres sacaban una de esas llaves al azar, para pasar una noche de desenfreno sexual con el dueño de las mismas, le tocase el que le tocase. Y es que por cierto, muy modernos todos, pero aquí las relaciones eran siempre hombre-mujer, no fuera a ser... Que eso también tenía lo suyo, claro.

La idea que nos propone Masters of Sex, en una variación de la noche de las llaves por la noche de los abrigos (en la que los que eligen son ellos), es que la liberación sexual también ocultaba mucha hipocresía. Así, en el caso de la pareja anfitriona es ella la que disfruta de las relaciones liberales, mientras él solo disimula, para no perderla. Lo que deja en entredicho el hecho de que si ambos miembros de la pareja estaban realmente de acuerdo, o si la situación acababa por ser incómoda para uno de los dos. De hecho, el tema estrella de esta temporada parece ser la liberación sexual femenina, en un momento en el que quitarse el sujetador era también quitarse todos los corsés que se tenían en la cabeza.

Claro, que lo que también plantea es qué pasa cuando escuchas a tu pareja gozar como nunca al otro lado de la puerta. Y es que a veces es preferible ver la realidad que imaginárnosla, porque nuestra fantasía también nos puede jugar malas pasadas. Igualmente, en las key party, aunque solía haber nuevos invitados de cuando en cuando, lo habitual era que el grupo ya se conociera y que las parejas se fueran alternando a lo largo del tiempo. Es decir, que también habría que plantearse qué pasaba con las relaciones sociales y amistosas en un entorno en el que, al final, todos habían follado con todos. Aunque quizás no sea algo tan diferente a lo que acaba pasando en cualquier grupo de amigos. Claro, la parte negativa era dejar todo al azar y no poder elegir. 

Porque al final la idea de las key party es que las relaciones liberales, el intercambio y el compartir lo que más se quiere con los amigos no era una idea escandalosa, sino simplemente una forma de salir de la rutina, como cualquier otra.

Hay 3 Comentarios

Lo ajeno atrae sin duda, querido Manolo

En no pocas ocasiones, la fruta más sabrosa está en árbol ajeno...

La de vecinos y no vecinos que han caído con el jueguecito.
Otro día les comentaré el de gallinita ciega, pero no tan ciega

Saluds

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal