Eros

Bolas lúdicas (y no solo las navideñas)

Por: | 22 de diciembre de 2016

Por Imma Sust*

Bolas chinas. Póntelas, pónselas. Las bolas chinas, también llamadas bolas de Kegel, tienen múltiples funciones pero la mas importante es la de tonificar el suelo pélvico. Como en cualquier tipo de ejercicio, hay que ser constante y progresivo. No llegaremos el primer día al gimnasio y nos pondremos a levantar pesas de 50 kilos ¿no? Pues eso. Con las bolas chinas pasa exactamente lo mismo. Hay que hacerlo bien, ya que al tratarse de gimnasia pasiva, podemos coger más peso del recomendado y hacernos daño. Dicho esto, las bolas tienen más funciones que debemos conocer y utilizadas como juguete sexual pueden ser muy excitantes.

¿Las bolas nos ayudan a lubricar?

El origen de las bolas chinas no es para nada chino.  También llamadas ben wa o bolas de Geisha, son tan antiguas como el Japón feudal. Las concubinas del emperador empezaron a usarlas para preparar su vagina ante la llegada inesperada de su amo, que podía pedir sexo en cualquier momento. Entonces eran de madera y introducidas en la vagina, la lubricaban y preparaban para el acto, que en la mayoría de las ocasiones, no era nada delicado.

Two_Japanese_women_make_love
Una obra del llamado 'shunga' japonés con dos mujeres y una máscara usada como dildo.

Esto nos da pistas sobre lo que pueden hacer las bolas chinas por nosotras, aparte de tonificar el suelo pélvico. Se pueden utilizar de forma no constante, digamos, para preparar el coito. Ponerlas media hora antes de practicar sexo es como hacer un poco de precalentamiento antes de subir al ring. Es un entrenamiento para mantener la vagina preparada y lubricada.  

¿Las bolas nos ayudan a tener orgasmos más intensos?


Sin dudas, puedes convertir tus bolas chinas en un juguete sexual. Y no hablamos solo de la fuerza que puede alcanzar tu vagina bien musculada: hay quien habla de poder incluso estrangular el pene con ella. Hablamos de distintas prácticas sexuales relacionadas con las bolas.

Para empezar, puedes disfrutar en solitario sin ningún problema. En este caso, te recomendamos las clásicas bolas de silicona, de unos cien gramos de peso. Con ellas, puedes hacer dos cosas: introducir una sola bola y acariciar el clítoris con la otra, o introducirte las dos y masturbarte. Al pasar tu mano por encima del pubis, aparte de excitar a tu clítoris, notarás la vibración y el volumen de las bolas en tu interior.

Si no quieres jugar al solitario, pídele a tu pareja que te las ponga y te las saque. Como quien no quiere la cosa. Te darás cuenta de la diferencia de cuando te las pones tú en el baño a las ocho de la mañana para salir a tonificar. Nada que ver.

Si estás harta de tu vagina y quieres explorar nuevos terrenos, juega con bolas de acero, de tamaño mas pequeño, e introdúcelas de forma anal. Déjatelas puesta mientras tu pareja te penetra por la vagina. Ya sea con su pene o con un dildo. El placer de la doble penetración es difícil de explicar. Lo tienes que probar. Eso sí, siempre con mucho cariño y mucho lubricante. Piensa que el ano no tiene lubricación natural: es muy importante no olvidarse del lubricante.

¿Que te da morbo llevar bolas en el interior de tu vagina mientras andas?

Muy bien. Olvida las chinas, que tanta vibración y tanto ejercicio no puede ser bueno para ti y lánzate a descubrir nuevos juguetes redondos.

Las tiendas eróticas están cada vez más llenas de bolas de silicona que se activan a distancia. Son de silicona médica y pueden convertir en realidad aquel mito que dice que una mujer se puede correr andando por la calle si lleva una bola en su interior. En ese caso, será cierto. Habrás oído muchas veces que con las las bolas chinas puedes tener varios orgasmos solo de andar por la calle. A ti no te pasa, pero siempre hay una amiga de una amiga de otra amiga que dice que se corre andando por la calle. Es muy probable que se excite, que le de morbo e incluso seguridad. ¿Pero tener un orgasmo sin hacer nada?

Sílvia de Béjar, escritora experta en sexualidad, suena rotunda con este tema, en su libro Tu sexo es tuyo: es difícil alcanzar el clímax por el mero hecho de insertarse unas bolas.

Que no te dé el bajón. Está claro que con las bolas chinas convencionales, sin ayuda de la masturbación o de tu pareja, no vas a tener ningún orgasmo. Pero hay forma de conseguirlo. Están las 'otras bolas', con mando a distancia. Al activarlas, vibran. Con diferentes niveles y ritmos.  

Puedes llevar tú misma el mando o dárselo a alguien para que te haga sentir placer en el momento en que menos te lo esperas. La mayoría, van conectadas con bluetooth, con lo que hay que controlar que tu pareja no se marche muy lejos. Aunque cada vez más aparecen juguetes controlados a través del wifi. El placer es ilimitado y la distancia ya no es un problema. 

 

*Periodista y encargada de la tienda erótica amantis En Twitter: @ImmaSust

Hay 2 Comentarios

A mi me lubrica más, por ejemplo, la lectura erótica.
http://wp.me/P6WN6B-1

Hay que aprender a jugar y a disfrutar
Gracias .....

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal