Eros

Gestos que nos excitan

Por: | 04 de diciembre de 2016

Hay gestos que nos excitan más que el acto en sí, aunque se dirijan indefectiblemente al acto en sí (pero sin los que el acto en sí resultaría imposible o poco placentero). Aparentes ornamentos, preliminares o accesorios estructurales, paradójicamente constitutivos, si se quiere, del hecho erótico. Por ejemplo, una vez, mi partner me quitaba suavemente las bragas, apenas rozando la piel de mi cadera con sus dedos, pero yo sentí toda la pasión anticipatoria y comencé a respirar con verdadera lujuria, y a desearlo desesperadamente. Él me dijo, riendo: "todavía no he hecho nada, me parece que eres una actriz tú".

Emilio_gestos

De la serie 'The obscure Pieta' (inspirada en 'La piedad' de Miguel Ángel), con Dómina Ghalia y Tier. Foto de Emilio Schargorodsky.

De eso hablamos hoy, de esos gestos del otro, o nuestros, alguna vez vistos, vividos, pero sobre todo aquellas acciones que alimentan nuestra imaginación (con los que nos 'hacemos los ratones', a solas o con un compañero).

Siempre he pensado que el sexo es un ida y vuelta entre el otro y nuestras fantasías (las escenas que transcurren en nuestro interior con otros, con él, las de las películas y con la vastedad de las conexiones neuronales ficción-realidad). Así, en los preliminares, vamos adquiriendo experiencia del placer y conociéndonos, activando esos mecanismos que sabemos que nos dan morbo y nos van deshojando, quitando capas defensivas y ayudándonos a entregarnos a nuestro placer, ojalá compartido.

La respiración rápida, con ansia del otro, por ejemplo, puede ser una respuesta a ciertos estímulos eróticos o una invitación al morbo. ¿Es causa o efecto de nuestras ganas? No sabemos, o poco importa. Lo mismo que un gemido, un ronroneo: ¿Dónde se origina, en la disposición consciente de la cabeza o en la piel?

La única respuesta que importa es la que provoca en esas dos personas, y la que se traduce en actos, y no en palabras o explicaciones.

EmilioII_

De la serie 'The obscure Pieta' (inspirada en 'La piedad' de Miguel Ángel), con Dómina Ghalia y Tier. Foto de Emilio Schargorodsky.

Algunos de esos gestos quedan grabados en nuestras memorias erógenas, almacenados para echar mano de ellos y azuzar los fuegos sucesivos. Como el escupitajo consentido de la domina de la foto de arriba, o el intercambio posible de salivas, a chorros, en ambos sentidos (que a algunos nos pone tanto como a Tier, el sumiso). Uno entre tantos excitantes gestos antes del acto. Y estos:

-Que te bajen las bragas. Si es suave, mucho más, porque cada roce ligero agiganta las fantasías.

-Que te toquen por debajo de la falda. Incluso seguir todo el tiempo con la falda puesta. Solo levantarla y dejar paso.

-Que te corran las bragas por debajo de la falda, que no las quiten.

-Que te abran las piernas. Qué inspirador es ese momento, ojalá pudiéramos experimentarlo en cámara lenta.

-Que te miren, o admiren, con cuidado, los labios, que los exploren delicadamente.

-Que te toquen suavemente el final del glúteo, justo el pliegue donde comienza la pierna.

-Los ojos atentos mirando arriba cuando su boca queda debajo. Escúchese, a modo de ilustración, la canción de Raimundo Amador Ay qué gustito pa'mis orejas ("enterradito entre tus pieeeenas").

-Que te besen el cuello y no que lo succionen buscando dejar marcas.

-Que te toquen la axila, el antebrazo y las muñecas. En mí, la parte de adentro del codo, esa falsa axila, es tan sensitiva que podría tener un orgasmo solo con el roce suave de unos dedos desde y hacia la muñeca o el pecho. Es el momento en que realmente la cabeza se para y todo deja de ser importante: soy solo esa piel fina transparente, azul de venas, el lado de adentro de esta cáscara.

En fin, es este ida-vuelta ficción realidad el que permite la existencia del sexting y cualquier otra forma de sexo a distancia: decirse, sentirse, sin tocarse, solo con el deseo acumulado en esta cabecita.

Hay 4 Comentarios

Totalmente de acuerdo
Hoy si que sí

Mira, que gestos más lindos y delicados de estos dos cantantes:
https://www.youtube.com/watch?v=pL2QPS6lWgo

A mi el gesto de que me bese cogiendo mi cabeza con las manos en mi nuca me vuelve loca.... ufff

El sexo es dar y recibir, dicho sea sin segundas.
https://historiasalcalordelbrasero.wordpress.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal