Ir a Planeta Futuro
Escool

No se puede vender la 'ley Wert' como si fuera una pasta de dientes

Por: | 27 de junio de 2013

Una campaña publicitaria sirve para vender un detergente, una pasta de dientes o un coche. O para vender una buena idea, como que los niños de algunas regiones del mundo necesitan padrinos que les ayuden a sobrevivir o que los contribuyentes pueden hacer la declaración de la Renta de manera más cómoda por Internet. Pero lo que no está nada claro es que una campaña tenga efecto cuando se trata de vender un detergente que no quita las manchas, una pasta de dientes que sabe mal o un coche que ha salido defectuoso. Tampoco lo tendría si vende una ayuda humanitaria que no llega a sus destinatarios o un programa de Internet que no funciona bien.

WERT
El ministro de Educación, Ciencia y Deporte, Jose Ignacio Wert. / ULY MARTÍN

Miles de personas llevan meses diciendo al Gobierno desde las calles de diversas ciudades españolas que la ley del ministro de Educación español, José Ignacio Wert, no elimina los problemas, les huele mal y está defectuosa. Porque ni promueve un sistema educativo a la altura del siglo que vivimos ni pondrá a una mayor cantidad de población española al nivel educativo de los países más avanzados de nuestro entorno. Y cuando lo que se vende no es bueno para todos, solo para unos pocos, no hay campaña de imagen que pueda vender lo contrario.

Resulta surrealista que se pretenda convencer a los ciudadanos a base de publicidad de que una ley educativa es buena, a base de eslóganes en la tele o donde sea. No se trata de un detergente o de una pasta de diente que podemos tirar y cambiar de marca en la siguiente compra. Se trata de la educación de nuestros hijos, de la herencia que les dejamos para toda la vida. Porque la base que aprendan de infantil a secundaria ahí les queda para siempre. Si es buena, tendrán una base que les sostendrán en la vida académica y laboral posterior; si es mala, tendrán grandes lagunas que les hundirán.

No hay campaña educativa que pueda convencer a un padre o a un profesor de que una ley que ponga por delante el castigo del premio para lograr objetivos, como hace la ley Wert, sea buena para nuestros hijos. El grave error de base de la ley está en la propia filosofía en la que se asienta. El problema no es Wert o sus maneras. Allá él. Allá el PP con esas actitudes que delatan lo peor de él y no lo mejor, que lo tiene. El problema es la ley Wert y lo que implica. La ley del PP, que huele mal. A educación nada inclusiva, nada igualitaria. Y que favorece a los que proceden de un entorno social y económico mejor, es decir, huele a educación clasista, que confunde el esfuerzo -que toda persona razonable defiende como algo necesario en la educación, y en la vida en general-  con la lucha titánica que pide a los alumnos de entornos menos favorecidos para que saquen adelante su educación, sin clases de apoyo para los que las necesiten, con el recorte de las becas, separando en clases distintas de forma temprana - es decir, antes de los 16 años-  a los que van mal de los que van bien, para que les quede bien clarito cuál es su lugar ya desde pequeños, y, para colmo, subiendo la nota necesaria para que la gente con menos renta obtenga una ayuda para seguir estudiando.

La ley Wert defiende esa educación clasista disfrazada de igualitaria, que mide con el mismo rasero a todos, vivan en una casa con una librería con un millón de libros o con ninguno. Lo que no es igual, y provoca que al final pierdan los de siempre y ganen los de siempre. Rectifique señor Wert, pero de verdad. Y, sino, a ver si otros miembros del PP dejan de vender pastas de dientes con mal sabor y escuchan a la calle.

Hay 24 Comentarios

Tiemposdificiles...

Cuando el Estado financia algo (una persona - beca; una obra pública inversión) no es para garantizar que TODO el mundo pueda estudiar una enseñanza superior. No estamos hablando de primaria ni de secundaria ni de bachillerato, sino de unas enseñanzas de muy alto nivel.

El objetivo de una beca no es ése, sino dar acceso a los mejores. DEBE existir una valoración de la valía académica del candidato; no basta con ser pobre para que te paguen la Universidad. Debes poder (intelectualmente), querer y valer.

¿Por qué aceptas si no, que antes de entrar en tus estudios te hagan hacer un examen? Entra primero el que más capacidades tiene, y si necesita ayuda, se le da.

Esto no es clasismo, sino sentido común. El país necesita a los mejores. Personalmente, te dejo para ti la opción de que te opere un tío que ha sacado todo cincos y medio en la carrera.

Repito, un seis y medio no es pedir la Luna. Yo pertenezco al grupo de personas que se ha sacado una carrera difícil. En cinco años y con nota. Y no soy especialmente inteligente, pero sí muy trabajador. Así que qué me vas a contar a mí.

Somos muchos y no hay suficiente para todos, solo para los mejores, para los más listos o los más fuertes, para los que están mejor preparados. Este es el mensaje y está en contradicción con el modelo de escuela pública que se postula en las leyes educativas: una escuela que facilita la igualación social incluyendo a todos y en la que nadie debería sentirse discriminado por su diferencia.
Pero esta incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace nos afecta a todos. Hay un sentir ambiguo en el que, por un lado, queremos una educación distinta y, por otro, necesitamos la seguridad de que esta educación no nos deja en desventaja. Y buscamos una solución de compromiso que quiere creer que la fórmula consiste en formar mejor a los profesores, en que estén mejor pagados, dispongan de más recursos y sean capaces de motivar más a sus alumnos. Esto ayudaría, pero no basta ni es lo fundamental.
http://www.otraspoliticas.com/educacion/incoherencias

TODOS LOS RECORTES, RECOPILADOS AQUÍ: http://losrecortados.wordpress.com SED CONSCIENTES DE LO QUE OS ESTÁN ROBANDO

Publicado por: pepe | 27/06/2013 13:15:15
No entiendo la parte final de tu argumento. Precisamente nos buscan porque tenemos profesionales bien formados, aunque se hartan de decir que tenemos un mal sistema educativo, lo cual no es verdad. El informe PISA deja claro que estamos lejos de Finlandia, pero muy cerquita de todos los demás y, en algunas competencias, superamos a unos y a otros.
Es más: en la mayor parte de las reformas educativas europeas se están introduciendo formaciones profesionales similares a los grados medios y superiores nuestros, dado el éxito que obtienen quienes los cursan (un 85% de ellos se quedan en la empresa en que realizaron la formación en centro de trabajo -módulo que hay que aprobar, no son sólo unas prácticas, modelo dual alemán que ya va quedando en desuso; este dato es anterior a la crisis claro, pero creo que, actualmente, se sitúa en el 55%, mu alto en relación al resto de titulaciones, incluidas las universitarias).
En la parte inicial de tu argumentario, nada que decir. Llevo muchos años, desde la LOGSE, única ley que lo ha introducido, el aprendizaje significativo y por competencias. El problema, aparte de la falta de dotación económica del PSOE, ha sido que donde gobierna la derecha, han hecho todo lo posible por torpedear el modelo y redirigirlo hacia el academicismo que ahora pretende volver a convertir en norma. Es decir, tenemos un modelo educativo que va en la buena dirección, pero una práctica política y me atrevería a decir que docente que va en la dirección de retorno al pasado.

Publicado por: Eusebio | 27/06/2013 12:39:38
Ya he visto tu primer error: cualquier investigación pedagógica seria demuestra que cualquier estudiante puede alcanzar las competencias que se les exigen, siempre que se encuentre la motivación que necesita y el método a través del cual puede aprender. Eso es enseñanza individualizada que reivindican todos los expertos educativos que saben de estas cosas.
Por tanto, no es verdad que hay gen te "que no vale", sino un sistema que no sabe enseñar a todos. Cada uno tendrá unas necesidades y hay que atenderlas.
Segunda cuestión: en educación, actualmente, lo que determina el aprobado no es el número de años, sino el número de convocatorias que requiere cada materia, asignatura, módulo o crédito. No se puede establecer por años, pues nos llevaría a un mundo perfecto donde las personas sólo salen al mundo laboral una vez acabados sus estudios. Nada tengo en contra, pero ya sería una sociedad muy distinta a esta.
Hay mucha gente que compagina estudios con trabajo por necesidad, por lo que no se le puede exigir que abandone sus estudios al finalizar el periodo educativo, pues sería injusto: seguramente necesita más esfuerzo y más tiempo para poder obtener los mismo resultados que quienes no trabajan. A no ser que la alternativa sea que quien trabaja, no estudia. ¿Entiendes ahora donde está el clasismo?

Publicado por: PML | 27/06/2013 11:43:20
Lo hay. Las personas con dinero, que pueden pagar sus estudios sin esfuerzo, acceden a la Universidad con un 5 y se mantienen en ella con el mismo 5. Si tratamos distinto a quienes necesitan la ayuda para poder estudiar, ¿no habría que igualar en lo malo y expulsar de la Universidad a quienes no llegan al mismo 6,5 que se exige, tengan o no beca? El tratamiento es igualitario es dar una entrada distinta a los diferentes, pero tratar con la misma exigencia durante el mismo proceso, en este caso educativo.
Un ejemplo: existen carreras donde por su dureza, por el carácter antediluviano de los métodos educativos o el clasismo de profesores y profesionales, un 60% o más de los alumnos que aprueban lo hacen con una media de 5. Calculemos que la mitad son detentadores de becas, lo cual que quiere decir que un 30% se quedan en la calle con un 5, mientras los otros, con el mismo cinco, pero sin necesidades económicas, se mantienen estudiando. ¿No te parece que no es justo, habiendo realizados todos el mismo esfuerzo?
Otro caso más: En la Comunidad de Madrid se desgrava con 900 € en el IRPF a quienes llevan a sus hijos a un colegio privado. Es algo parecido a una beca. Sin embargo, nadie ha escuchado en este caso que se exija ninguna media de notas para seguir manteniendo dicha desgravación. Puesto que es otra forma de retribución en dinero público, poniéndonos en el peor de los casos, ¿no sería justo que se le solicitara la misma nota de corte de la desgravación?
Lo que objetamos quienes estamos en contra de la medida es que las becas son para quienes tienen menos ingresos y sin ellas no podrían continuar sus estudios. Si cualquier alumno supera el curso con una media de cinco, es lógico que a estas personas se les exija lo mismo. Al fin y al cabo, ningún estudiante, aunque pague su matrícula, paga el total del coste de un puesto de estudiante en la Universidad. Pero unos con un 5 pueden continuar, mientras otros tienen que obtener un 6,5 para continuar. ¿Dónde está la justicia de la medida?

Publicado por: Antonio Sanchez-Gil | 27/06/2013 11:07:28
¿Como lo diría? Estoy de acuerdo y no estoy de acuerdo. Las enseñanzas académicas tienen validez por sí mismas, por lo que le bachillerato no debe dejar de tener su sentido: profundizar en determinadas áreas del conocimiento para continuar estudios. Te en cuenta que en el modelo educativo actual cuenta con una formación profesional al finalizar la ESO y otra al finalizar el Bachillerato, por lo que la FP, actualmente, no es una opción para pobres, sino una opción frente a los estudios académicos para buscar empleo más rápido.
Cuestión distinta es la posibilidad de entrar y salir del sistema educativo, que exigiría un modelo más flexible de entrada a los distintos niveles educativos y un modelo más igualitario de relaciones laborales, que exigiría tiempos en que las personas salen del sistema laboral, o lo complementan este, para ingresar de nuevo en el sistema educativo.
Y tener claro que el sistema debe posibilitar que todos los alumnos alcancen las competencias establecidas para la ESO hasta los 16 años, sin segregaciones previas. Una vez acabado, que elijan lo que estimen oportuno.
Esto también exige que la formación obligatoria y básica debe incluir a la formación profesional, no según el modelo de asignaturas actual, sino mediante un modelo más flexible por ámbitos del conocimiento y centros de interés que permita a los alumnos adquirir las competencias básicas, también las referidas al mundo laboral, por lo que sería mejor trabajar por proyectos y no por materias.
Pero todavía nos queda un largo camino que recorrer. Por cierto, podríamos imitar a Finlandia, donde se pretende eliminar los exámenes como único método de evaluación hasta en el Bachillerato; o de Gran Bretaña, donde exigen que, al menos, se hayan utilizado cuatro métodos diferentes para evaluar a los alumnos. Casi todas las ruedas están inventadas, lo que hay que tratar es de acoplar lo mejora de cada carro en un carro común europeo. El problema es que ahora predomina el "culto a los mejores" de los liberales y eso es lo que hay que cambiar.
Y, por cierto, no ha existido más cambio legislativo que la LOGSE, que es el modelo actualmente vigente, que fue modificado, con datos en la mano, no con mentiras, por la LOE para intentar mejorar los errores que se habían detectado. Pero no es una nueva ley de un nuevo ministro, sino una reforma de mejora. De hecho, casi todas las batallas que ha ido perdiendo el MInistro las ha perdido contra las Comunidades, cuyas modificaciones han ido dirigidas a mantener el sistema actual (LOGSE / LOE), aunque aceptando, las suyas, las peores tonterías de la ideología liberal y reaccionaria.

Muy de acuerdo, gracias.
En general, el ministro Wert está tomando como estrategia de modificar en un sentido reaccionario aquello que SI está bien y funciona en la educación, el acceso, bajo la excusa de que está reformando lo que no funciona (resultados, méritos, etc, si tal fuera el caso), y sin arreglar nada, claro.
El problema es que parece haber mucha gente que parece creer de buena fe que la reforma tiene un impulso meritocrático e igualitario. La meritocracia es algo que falta mucho en España, y por eso les parece que puede ser un avance. Pero es esencial que haya igualdad de oportunidades, de lo contrario es meritocracia para unos y plutocracia para otros.

Yo he tenido compañeros con buenas notas en la Universidad que son penosos trabajadores, incapaces de desarrollar habilidades en el mundo laboral y que, en alguna ocasión, responden a cuestiones ajenas su trabajo diario con un "eso lo estudié en la carrera y lo he olvidado"; mientras que otros - menos favorecidos por un sistema que premia un tipo de inteligencia concreto, fundamentalmente basado en la memoria- han tardado mucho más en acabar y ahora son grandes profesionales en sus desempeños. Las mejores notas sólo dicen que en un momento determinado de la persona o que un sistema de aprendizaje favorece a unos más que a otros. Una reforma educativa basada en el aprendizaje significativo formaría profesionales más capacitados y mejoraría el rendimiento de muchos alumnos válidos. Por otra parte: el sistema educativo actual necesita na reforma urgente, genera analfabetos que se los rifan en el extranjero por que allí les falta profesionales universitarios, no por que seamos buenos. Ellos prefieren trabajar y ganar dinero pronto para independizarse y nosotros no, por eso nos buscan.

Los ministros que obtengan una valoración de menos de 5 por parte de los ciudadanos, deberían dejar su puesto. Wert recibe un 1 desde hace meses y sigue ahí. Hay que tener mucho morro para seguir atado a la silla, cuando ya no se tiene autoridad ni intelectual ni de ninguna clase para ser ministro.

El "sino" del final me ha descolocado...

Yo en lo que es subir la nota y aprobar todas para obtener la beca, lo veo de lo más razonable. No entiendo porque la gente defiende que con 5 se tiene derecho a cobrar por estudiar, hay becas estudio de hasta 8000 euros, que son un verdadero sueldo por estuidar. ¿Como se va a dar este dinero a gente que saca un 5, por favor...?No todos valemos para estudiar y el dinero público debe ir a quien mas vale, eso no se porque la gente no lo ve claro. Pagar a gente que en vez de usar 4 años en una carrera, utiliza 6 me parece un des propósito. Es más dejaría que estudiara todo el mundo, los que no lleguen al mínimo sin nota, pero tampoco permitiría que una persona estuviera más tiempo del debido repitiendo y repitiendo hasta la saciedad. Porque luego si es un profesional que ha sacado su carrera en 10 años, nadie sabe eso y seguramente su falta de esfuerzo y capacidad despues lo van a sufrir sus pacientes o clientes. Hay gente que a puro de ir y repetir termina sacando una carrera, luego presume de ello y hay mas diferencia de una persona que saca 5 a una persona que saca 10 y los dos tienen el mismo titulo ¿Alguien le pregunta aun profesional que nota saco en tal o cual materia...? pues hay diferencia.... esta mas cerca el que saca 3,5 y no termina del que saca 5 y por las justitas termina, uno no tiene nada y el otro presume de título, pues no es correcto, así que endurecer el conseguir una beca o un título me parece bien, para que se valoren más y haya los que necesitamos y buenos no muchos y mal preparados y LUEGO A QUEJARSE DE QUE NO ENCUENTRAN TRABAJO DE SUS ESTUDIOS ¿pORQUE CO.. ESTUDIASTE SI NO VALIAS?

Me parece bien poner una nota más alta, un 6,5, un 7, incluso un 8, si le parece a Wert, pero ¡PARA TODOS! también para el que tiene dinero y papá-mamá paga. Si hay una nota mínima legal, ha de ser para TODOS no solo para obtener beca. Porque si es cierto que el 80% del gasto por alumno lo paga el estado, por qué tengo que pagar con mis impuestos el 5 raspado de alguien cuyos padres pueden pagarle los estudios. Si voy a pagar prefiero que vaya a quienes no tienen. ¿Wert quiere calidad? Misma nota para todos y luego si un becado no supera el 80% de las asignaturas, pues se le revisa la beca y se le concede en relación con lo aprobado.

Un 7 les exigía yo a esa panda de vagos que no saben lo que significa hincar los codos y estudiar a fondo.
Yo no estoy dispuesto a que con mis impuestos se den becas a nadie que no sea sobresaliente.

Añado a mi comentario anterior que ni una sola persona ha entrado a valorar lo sustancial de la reforma. Sólo leo que la ley es clasista (¿cómo?), que la ley no es de Wert sino del PP (si no recuerdo mal, el PP en pleno acaba de desautorizar a Wert, dejándolo solo con esta ley), que la reformas educativas del PP sólo sirven para ahondar en diferencias entre ricos y pobres (¿de qué manera?).

En fin, mucho sentimiento y muy pocos hechos.

Esto no es una discusión seria.

Para los que quieran entender el guión de lo que está pasando les remito a este enlace:

http://www.gramscimania.info.ve/2010/09/noam-chomsky-y-las-10-estrategias-de.html

Yo provengo de una familia normalita de clase media.

Me parece muy razonable que a una persona financiada al 100% por el Estado se le exija mejores resultados que una que no lo está. Y desde luego, un 6.5 no me parece pedir la Luna. Con ESFUERZO (ése sí es esfuerzo, sr. Gabilondo) se consigue un 6.5 y mucho más. Cierto que no todas las carreras son iguales, pero eso es harina de otro costal.

No entiendo el jaleo que se ha montado con elevar la nota de un 5 a un 6,5. Es que no veo el clasismo por ninguna parte.

Personalmente no he visto ese nivel educativo en los "países más avanzados de nuestro entorno".Me gustaría que la educación fuera toda ella "inclusiva e igualitaria". No
fue así en mi generación. ¿Hay dinero suficiente para hacer una política educativa e igualitaria para todo el mundo?.
Sí hay dinero bastante, ¿por que no hacerlo? O si la
Ley Wert es injusta, se puede crear una "Comisión" de expertos y sabios que deje a todos satisfechos.
Porque "una cosa es predicar, y otra dar trigo.

La prueba evidente de lo importante que es la educación está, entre otros parámetros, en que cada ministro que llega crea una ley nueva. El problema es que cada ministro que llega empeora la ley anterior, sea de izquierdas sea de derechas, lo que viene a significar que hay alguien en las bambalinas que da las órdenes. No interesa la igualdad de oportunidades por mucho que lo pregonen todos, pues lo que buscan es que solo los ricos alcancen la excelencia y los pobres nunca la alcancen ¿No está claro?
El mismo hecho de haber dos vías lo indica: Bachillerato y Formación Profesional; Bachillerato para los ricos/listos y Formación Profesional para los pobres/tontos, y así es como lo percibe la sociedad y por ello la FP está desprestigiada.
Quiero decir que si solo hubiera una sola vía -Formación Profesional- se atenuarían diferencias y si alguien deja los estudios en un determinado curso, se debe dar un certificado del nivel adquirido, no como ahora que si abandonas es como si no hubieras estudiado nada.
Las becas deberían darse en función de la renta y revisando bien la renta, porque muchos comerciantes, autónomos, etc. tienen unos ingresos bastante superiores a lo declarado y como los que tienen nómina no pueden ocultar ingresos si la renta es mediana ya no tienen derecho a beca los hijos pero si paga la de los otros.
En cuanto a la nota, todos la mejorarían si los profesores fueran pedagogos y utilizaran técnicas del siglo XXI y no del XVI, estimulando a los alumnos y no obligándoles a aprender de memoria 20.000 cosas que no sirven para nada. Teoría si pero práctica también pues es con la práctica con la que se aprende de verdad y se afianzan los conocimientos adquiridos con la teoría. Los sistemas de evaluación deberían ser otros diferentes de los exámenes al uso donde se premia la memoria y no las demás capacidades.

Publicado por: HjorgeV | 27/06/2013 9:48:05
Es la ley de los liberales, que, desde su nacimiento, han defendido los derechos para unos pocos, donde nunca entraron los estratos sociales desfavorecidos (trabajadores, campesinos, esclavos,...). Nunca han defendido la igualdad, aunque si el derecho natural, que nunca en sus escritos se hizo extensible a quienes no fueran "ciudadanos" (recordemos que los primeros sistemas de sufragio eran censitario o las famosas declaraciones de Rajoy en relación con Zapatero de que "no se podía ser presidente sólo con el carné de identidad").
Seamos serios: su objetivo es educación superior para las élites y, como mucho, formación profesional para los pobres. Eso sí, pagad del bolsillo de cada uno, como si todos obtuviéramos la misma renta por nuestro trabajo. Por supuesto, la mayoría no entramos en los sobresueldos y prebendas o mamandurrias de los liberales pegados a los mercados cautivos de lo público.

La escuela 'nació' en Prusia como una institución militarizada, con el claro objetivo de formar a las masas para la nueva y naciente Era Industrial. Una ley como la del PP no solo quiere que la educación siga concentrándose en 'formar' a los niños para que pasen a integrar los ejércitos de consumistas, también quiere ahondar el abismo entre los obreros y los directivos, entre quienes sudan de verdad y ganan poco y los que se ríen desde arriba sin hacer mucho o haciéndolo mal y burlándose encima. Porque esta ley es una burla.

Es el eterno problema de la construcción de una sociedad, o en este caso de uno de sus sistemas vitales: el educativo. Dibujen mentalmente un cuadrante. En el eje de las 'x' pongan Construcción "desde abajo"/"desde arriba", y en el eje 'y' proceso "transparente"/proceso "opaco". Marquen un punto donde crean que debería ubicarse la construcción democrática de la educación, y otro donde crean que realmente se situan los planes de Wert. Después, si quieren, comentamos los resultados. Un saludo. http://unbloceducat.wordpress.com

Escrito muy razonable en torno al desaguisado que se quiere cometer en la educación española. Los retornos al pasado cuando el mundo camina en otra dirección, nunca pueden ser buenos. No garantizar una educación pública de calidad, ceder a intereses clasistas y dogmáticos de una religión concreta, volver a sistemas pedagógicos de entrenamiento de "monitos" y despreciar el trabajo de miles de profesores y el esfuerzo de millones de personas para construir un sistema educativo acorde con nuestras necesidades y posibilidades, que siguen estando por debajo de lo que realmente requieren nuestros ciudadanos y nuestras ciudadanas, no pueden ser consideras cuestiones básicas de una reforma educativa. Por no añadir las mentiras e inexactitudes del preámbulo de la ley para justificar sus medidas.
Un pero: no es la Ley Wert, es la Ley del PP. Sino va a parecer que las políticas que se defiende son fruto de una sola persona que ha sido elevada a los altares por un partido que no podía desconocer sus ideas antes de nombrarlos, es más, lo razonable es que coincidieran con ellas antes de nombrarlo. Si no, va a parecer que las burradas que haga el Gobierno serán "mejoras" de las intenciones de una sola persona, cuando por las declaraciones de cualquier miembro del partido sabemos de su ideología reaccionaria en materia educativa.
Ya tenemos una base educativa que ha demostrado sus éxitos y nos ha permitido comprobar sus limitaciones. Es el momento de construir a partir de lo existente, no de inventar la carroza cuando podemos enviar astronautas al espacio, cuando podemos encontrar todo el conocimiento en un clic y ya no es necesario entrenar a los alumnos en competencias simples como es la memorización y repetición de contenidos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Sue Pérez de Pablos

Susana Pérez de Pablos. Periodista apasionada por la información educativa, por contar las historias y miradas de alumnos, profesores, padres…, las buenas y malas iniciativas de los gobiernos y el inmenso cambio que vive ese mundo, incluidos los temas relacionados con la tecnología, la ciencia y el desarrollo. Viajera inquieta, por los países y por la red, tras dirigir la sección de Educación de EL PAÍS durante más de una década, se propone difundir las ricas experiencias educativas de la emergente y heterogénea Latinoamérica.

TWITTER

Sue Pérez de Pablos

Archivo

septiembre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal