Ir a Planeta Futuro
Escool

20 años pidiendo libros de textos gratis para todos, y no hay manera

Por: | 13 de marzo de 2014

Niños leyendo Getty Images

Como dice la Constitución española, la educación obligatoria debe ser gratuita. Pero eso no es suficiente, por mucho que se dote de colegios públicos y profesores, sin libros o el material didáctico que se precise para aprender poco se puede aprender. Para garantizar el acceso a la educación deben ser éstos también gratuitos para todos los niños, al menos en la educación obligatoria (de los 6 a los 16 años). Es algo inseparable.

“Ha habido un importante retroceso en los fondos globales destinados a la gratuidad de los libros de texto y en el número de alumnos beneficiarios de ello”, denuncia la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, en su último informe, publicado recientemente. “También se han comprobado grandes diferencias entre comunidades autónomas en cuanto al grado de consecución de la plena gratuidad de estos libros y en los mecanismos aplicados para alcanzarla”.

Pero es que ya hace casi 20 años, en 1995 el entonces Defensor de Pueblo, Fernando Álvarez de Miranda,  ya insistió en la necesidad de la gratuidad plena de los libros de texto en su informe de ese año. Desde entonces, las Administraciones educativas han puesto en marcha programas diversos con ese fin pero no lo han logrado en dos décadas. Con crisis económica pero también sin ella. Desde luego es una iniciativa que costaría menos que hacer determinadas obras públicas o destinar fondos a Defensa. La Confederación Española de Asociación de Padres de Alumnos (CEAPA) cuenta con un estudio sobre los modelos de gratuidad que ha empezado a adoptar cada comunidad. Éste indica que la gratuidad total existe ya en seis comunidades: Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, La Rioja, Navarra y Canarias. En otras hay gratuidad parcial y ayudas.

La Defensora del Pueblo realizó otro estudio pormenorizado sobre la Gratuidad de los libros de texto: programas, ayudas, préstamos y reutilización, presentado el pasado noviembre. En él recuerda que "las aportaciones del Estado se han visto reducidas en una proporción considerablemente mayor que las de las comunidades autónomas". Después de mantenerse constante esta financiación hasta el curso 2011-2012 en cifras próximas a los 80 millones de euros, "experimentó una brusca disminución que redujo la aportación a tan solo 19,5 millones de euros en el curso 2012-2013".

La oficina de la Defensora del Pueblo ha insistido en que se pongan en marcha medidas y programas que “fomenten la reutilización de los libros de textos, no solo por razones de economía”, argumenta Soledad Becerril, “sino por su contribución al proceso educativo de los alumnos y a la mejor adquisición de actitudes de respeto, buen uso y conservación de los bienes, que deben ser transmitidos a otros alumnos”.

Es más, también es una buena costumbre para que los niños entiendan que hay múltiples objetos muy útiles que no tienen por qué ser suyos, pueden ser de todos. En el momento actual en el que el consumismo excesivo se ha frenado por la crisis, hay que prepararse para cuando remonte, ya que es presumible que entonces vuelva a incrementarse entre los jóvenes y mayores el exceso de compras o la obsesión por consumir al ritmo de lo que marque la moda de turno, lo que se traduce en nuevas zapatillas, cascos, pantalones o lo último en electrónica, se necesite o no. Es decir, el fomento del consumo responsable unido a la idea de que la mejor compra o el mejor regalo de la vida es tu educación. Y una inmensa parte de la educación que recibimos está en los libros, en los de texto y los demás… en formato de papel, electrónico… o el que aparezca en el futuro.

El gasto en libros de texto supone una tercera parte del total del desembolso que las familias efectúan para proporcionar a sus hijos todos los elementos precisos para su escolarización obligatoria, entre los que se incluyen otros materiales didácticos, libros de lectura obligatoria, etcétera.

Fotografía: GETTY IMAGES

Hay 18 Comentarios

Debemos pagar la educación de los hombres y mujeres del mañana, aunque no tengamos hijos, porque el día de mañana si tenemos suerte serán los que paguen nuestras pensiones con su trabajo. Trabajo conseguido gracias a la educación que reciban el día de hoy.

Y yo me pregunto. .. ¿Si yo no tengo hijos por no poder mantenerlos... por que tengo que pagar los libros de los hijos de los demas?

no ay dinero

En Andalucía, nuestro gobierno apuesta por la educación de todos y todas y los niños y las niñas andaluces tienen libros de texto gratuitos que se quedan en los centros.

En primer lugar nada es gratis. Alguien lo tendrá que pagar, normalmente los asalariados, los curritos, vamos.

En segundo lugar: los libros deberían formar parte del material de los colegios, usarse cada curso, y devolverlos, cual si fueran generaciones de hermanos los que los utilizaran...
Utopías...

.

Que bonito sería, libros gratis para todo aquel que quiera aprender. Pero es un sueño, ojala pudiera ser, pero ya casi que ni becas están dando, cada vez hay menos ayudas académicas, y eso es muy triste, el gobierno debería considerar la formación de las nuevas generaciones como algo primordial y dar más facilidad de aprender, pero no, solo son recortes aquí y recortes allí. Tal vez no cualquier joven de instituto piense así, muchos no quieren aprender y no valoran la posibilidad de estudiar; pero para mí, a pesar de que me cueste mucho concentrarme y estudiar, lo hago porque se lo importante que es y sobretodo cuido mucho mis libros; hay muchas familias que les cuesta mucho gastar tanto dinero en libros. Sería muy bueno que se realizara, como ha comentado Maria, un sistema con los libros como el de Francia, ayudaría a muchos niños que no tengan la posibilidad de comprar los libros y también a esos padres que hacen un gran esfuerzo para sacar dinero de donde sea para los libros a principios de curso.

No queremos hacer accesible la educación a todos, por tanto no queremos una sociedad igualitaria. Las consecuencias serán, más corrupción, menos libertad, más violencia, entre otras. Seremos un ejército comandado por el enemigo


http://laproadelargo.blogspot.com.es/2014/02/en-busca-de-la-igualdad-junto-zygmunt.html

En Francia, los libros escolares de educación obligatoria son gratuitos. A principios de curso, la escuela los da a cada alumno con una ficha que indica el estado del libro, y el escolar la tiene que firmar. Si a finales de curso no lo devuelven en correcto estado (como estaba + el estado normal por un año de utilización), es decir, si lo devuelven roto, deben pagarlo. Cambian los libros cada x años, nuevos y/o con contenido nuevo. Funciona la mar de bien desde hace años, muchos años. Y todos contentos.

Yo os diré cuándo serán gratuitos los libros: cuando sea una evidencia palmaria y una realidad en el resto del mundo que los libros en papel son un atraso para la enseñanza. Cuando los "expertos" comprendan que hoy se aprende de otra forma, y que lo que enseñan los libros puede estar en otros formatos, no en un conjunto cerrado de hojas. El libro ya no puede ser por más tiempo el único soporte en la enseñanza, y menos en un mundo con pizarras electrónicas y conexiones a internet; es absurdo!!!! Pero cuando eso sea así, entonces, y solo entonces, los libros en papel serán gratuitos.

En Castilla-La Mancha no existe la gratuidad de los libros de texto, sino que fue suprimida por el gobierno autonómico actual. Para paliar una medida tan impopular, sin embargo, impusieron un sistema de préstamo y reutilización de los libros de texto que había adquirido el gobierno anterior, que tenían ya cinco o seis años de uso. Naturalmente, corrieron a presumir de que gracias a ellos, los escolares de la Comunidad tenían libros gratuitos.
Vamos ya por los ocho años de uso de los mismos libros en los institutos y en algunos casos los libros están en un estado lamentable, además de estar totalmente desfasados y descatalogados por las editoriales.
En unos años, cuando entren en vigor los currículos de la LOMCE, las familias de Castilla-La Mancha van a tener que comprar los nuevos libros.

¿Deberían ser también gratuitos los lápices de colores?
Preguntas anecdóticas (tontas o no tan tontas) aparte, donde se implantó la gratuidad, lo que se ha hecho en realidad ha sido dinamitar un mecanismo de redistribución de la riqueza como eran las becas.
Al final, se ha dado el material gratis tanto a quienes no podían permitírselo, como a quienes tenían de sobra para pagárselos.

En los países y autonomías en los que se ha implantado la gratuidad del libro de texto (es decir, los pagan las autoridades de nuestros impuestos) lo que ha pasado es que esa partida ha ido decreciendo de forma continua y se ha dedicado a otros capítulos más políticamente visibles. En Andalucía, llevan seis años con los mismos libros, sin renovar. Resultado: los libros se caen de puro viejos y la calidad de los nuevos que se redactan, al haber menos dinero, se reduce. Sin embargo, todo el mundo está contento con que los libros son gratis. No dicen que son peores y que sus hijos, por tanto, estudian peor. ¿Qué hay que cuidar, la gratuidad de la enseñanza o su calidad? Si es la calidad, no he oído voces que la defiendan, y repito que todos los estudios señalan una caída de calidad al entrar la gratuidad. Creo que hay que profundizar en el debate.

Un cordial saludo a todos.

Interesante artículo pero cuiden la ortografía.

no ay dinero para esso

no ay dinero para esso

Que en Aragón hay gratuidad al 100%?. Eso fue antes de que llegaran los que están gobernando, el año pasado fueron mas de 450 Euros los que me gaste en libros, y este año nos espera algo similar o mas...

Este es el caso real más flagrante de la educación, este mismo curso uno d emis hijos fue apartado por el colegio de algunas actividades porque no tenía libros de texto. Los padres habían pedido que se le apartara, porque no habíamos podido comprarle los lirbso. ¿Es esto lo que queremos para nuestros hisjo?, y, ¿para los hijos d elos demás?
http://goo.gl/lvl8dS

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Sue Pérez de Pablos

Susana Pérez de Pablos. Periodista apasionada por la información educativa, por contar las historias y miradas de alumnos, profesores, padres…, las buenas y malas iniciativas de los gobiernos y el inmenso cambio que vive ese mundo, incluidos los temas relacionados con la tecnología, la ciencia y el desarrollo. Viajera inquieta, por los países y por la red, tras dirigir la sección de Educación de EL PAÍS durante más de una década, se propone difundir las ricas experiencias educativas de la emergente y heterogénea Latinoamérica.

TWITTER

Sue Pérez de Pablos

Archivo

septiembre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal