Blogs Comunidad Valenciana Ir a Comunidad Valenciana

Escrito a ciegas

Sobre el blog

Lo que otros no miran, o lo hacen de un modo distinto, se registra aquí a ciegas en el momento mismo que algo ocurre para saber, fielmente, lo que ahora ocurre y no lo que al cabo de cierto tiempo creeremos que ha ocurrido.

Sobre el autor

Ignacio Carrión

Ignacio Carrión fue periodista de Abc, el Grupo 16 y El PAÍS en Inglaterra y en los EE UU. Ha viajado por todo el mundo como enviado especial. Es autor de dos libros de ensayos, tres de viajes y cinco de ficción. Ganó el Premio Nadal (1995) y ha publicado un Diario íntimo (La hierba crece despacio) que cubre cuatro décadas (1961-2001)

TWITTER

Ignacio Carrión

Archivo

febrero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29        

Diario íntimo de Rajoy (3)

Por: | 23 de febrero de 2012

Urdangarin pasó la noche en Zarzuela. Menos mal. ¿Dónde iba a quedarse, si no?  ¿En su palacete de Pedralbes? ¿O en el de Matas que van a subastarlo?
Zarzuela es el sitio adecuado. No debe resultarle cómodo  toparse con su suegro, que se  lo llevan los demonios, pero este duque tiene tablas y le echa valor. Cuando el sábado declare en el juzgado de Palma lo hará muy bien. Mejor que lo hizo Camps.

Me gusta su abogado. Como siempre, la tele lo sacó por la calle que es donde tiene la buena costumbre de recibir a la Prensa. Estuvo  oportuno dándole limosna a un mendigo sentado en la acera. Así se hace. El abogado se agachó, soltó una monedita, y enseguida se dirigió a los periodistas deseoso de tranquilizarlos. “Mi cliente no se olvidará de ustedes cuando termine con el juez, algo les dirá”.

Los del CESID me pasado un informe diciendo que el mendigo al que el abogado de Urdangarin le dio limosna es un accionista minoritario del Banco de Valencia, el banco que pagó la fianza millonaria  a Jaume Matas para librarlo de la cárcel. Los accionistas del Banco de Valencia se han quedado peor que los top manta. Muchos están abandonando Valencia para que la policía no les zurre como si fueran estudiantes.  Si todo esto es cierto, de ningún modo debe hacerse público. Hay que decir que el mendigo no era mas que un parado más, hasta hace poco empleado en un circo que hizo un ERE de padre y señor mío.

Me voy a Roma. Allí las cosas van tan mal como aquí, o algo peor. Lo que pasa es que los italianos, aunque han perdido a Berlusconi, son todavía como  trileros. Si te descuidas te birlan la pasta delante de los carabinieri. Lo sé. Da pena ver cómo están las urgencias en los hospitales. Más que italianas parecen sirias. ¡Que no lleguemos a esto aquí! A ver qué hace Ana Mato. Monti se lleva bien con el Vaticano donde ya tienen bastante con sus desmadres sexuales y sus trapos sucios económicos. ¡Pobre Santo Padre! Y encima se lo llevan muy pronto a Cuba.
Bueno, salgo pitando que ya me espera el séquito en el avión. ¡Ciao!


El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal