Blogs Comunidad Valenciana Ir a Comunidad Valenciana

Piedad, Mahoma, piedad...

Por: | 14 de febrero de 2012

En 1990 tuve la oportunidad de pasar un par de insufribles meses en  Arabia Saudí. ¿Por qué ese destino? Kuwait había sido invadido  por el ejército irakí. Tropas norteamericanas acudieron a defender a los kuwaitíes y, de paso, se estacionaron en Arabia Saudí. Este periódico en el que ahora leen mi blog, me propuso cubrir desde Dahran los preparativos de una guerra que parecía inminente entonces y que todos sabemos cómo acabó después  (si es que acabó) entre los EE UU de La dinastía Bush e Irak, ya sin dinastía alguna, pero en guerra civil.

De aquella estancia lo que mejor recuerdo, por el asco y el horror que me produjo, fue la opresión con la que la estirpe  de Saud, corrupta y sanguinaria, somete a su pueblo. Y en particular a las mujeres. La policía religiosa se pasea por las calles con una larga fusta con la que azota a las mujeres que muestran los tobillos al caminar. Y de ahí, para arriba. Es decir, hasta llegar al adulterio castigado con pena de muerte en la plaza pública, siempre por el delicado método de la lapidación.

No me extraña, pues, que a ese incauto bloguero de 23 años quieran ejecutarlo, por orden expresa del rey (muy amigo del nuestro),  a la última pena acusado de blasfemo. Hamza Kashgari se permitió dirigir  un tuit directamente  al profeta Mahoma dudando de sus sobrenaturales atributos consagrados  en el Corán. Aunque lo hizo en otro país, fuera de las fronteras saudíes, el fanatismo globalizado lo remitió al lugar de origen para que sean los saudíes quienes lo encarcelen, lo juzguen y lo condenen.

Este es el fiel y ejemplar aliado de los Estados Unidos, su principal cliente en el mercado de las armas, y la fuerza militar que ahora propone intervenir en Siria para liquidar a su jefe del Estado.

Cada cual mata por una razón. El reino de Saud prefiere que sean otros los soldados (jamás los suyos) quienes pierdan la vida en el campo de batalla. Los príncipes de Riad saben cómo arrojar la piedra y esconder la mano. Saben reprimir de puertas para adentro.

Dudar de Mahoma en Twitter o en las redes sociales es un desafío intolerable, tanto si eres un joven periodista saudí y lo haces desde Malasia,  como si eres un viejo ateo harto de religión en la corte de los peores bárbaros.

Hay 1 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Escrito a ciegas

Sobre el blog

Lo que otros no miran, o lo hacen de un modo distinto, se registra aquí a ciegas en el momento mismo que algo ocurre para saber, fielmente, lo que ahora ocurre y no lo que al cabo de cierto tiempo creeremos que ha ocurrido.

Sobre el autor

Ignacio Carrión

Ignacio Carrión fue periodista de Abc, el Grupo 16 y El PAÍS en Inglaterra y en los EE UU. Ha viajado por todo el mundo como enviado especial. Es autor de dos libros de ensayos, tres de viajes y cinco de ficción. Ganó el Premio Nadal (1995) y ha publicado un Diario íntimo (La hierba crece despacio) que cubre cuatro décadas (1961-2001)

TWITTER

Ignacio Carrión

Archivo

febrero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal