Ir a Planeta Futuro
Escuelas en Red

Nuestros vecinos del Sur (nos voisins du sud)

Por: | 12 de agosto de 2012

AUTORA INVITADA: Inmaculada González

BLOG. Atelier de Littérature Française (Escuela Oficial de Idiomas. Aranjuez) En Aranjuez, en un Centro Educativo Público, la 'Escuela Oficial de Idiomas', una tarde de febrero del año 2005 empezó una aventura literaria con una única y simple pretensión: leer y comentar un libro de literatura de expresión francesa.

Pronto este par de verbos, acuciados por su soledad, atrajeron a otros muchos, como compartir, debatir, conocer, enriquecer, divertir, intercambiar, ampliar horizontes, invitar a otras culturas a sentarse con nosotros, en nuestras sillas de clase, alrededor de un libro.

Las condiciones para participar eran: tener dominio suficiente de francés, ser antiguo alumno de la Escuela, haber alcanzado el título de certificado de aptitud, amar la literatura y la lectura, y hacer gala de una actitud humilde de acercamiento a otra cultura, fuera de todo prejuicio.

Como profesora de este grupo de antiguos estudiantes, cada curso que pasaba, deseaba contar al final del camino, después de desarrollar una enseñanza repleta de exigencias formales, con la posibilidad de construir un nuevo inicio; un nuevo modo de ejercer mi tarea profesional. Se podía utilizar la lengua estudiada durante 5 ó 6 años, para despertar una motivación más intriseca: el placer y el valor de la creación.

Pues bien, el resultado de esta aventura ha puesto de manifesto que sí, que se puede, que hemos acertado. Es posible otro tipo de escuela, otra manera de hacer, de enseñar y aprender, y hay espacio para la pasión de comunicar y sentir colectivamente. Una lengua no es sólo un conjunto de estructuras acabadas o una traducción con ayuda de un diccionario. La comunicación va más allá de las palabras aprendidas.

Los libros no son historias empaquetadas sino vidas compartidas Conférence d'Abdellah Baïda sur le Printemps Arabe. Cliquez sur l'image pour l'élargir. 12 Abril 2012.  Los libros no son historias empaquetadas sino vidas compartidas, complicidades entre gentes distintas, eslabones de unión entre paisajes e historias lejanas. El idioma puede unir ambas fortalezas, la lengua, su cultura y significado, y el establecimiento de vínculos culturales y geografícos en los que cada uno de nosotros se mueve por razón de origen o superviviencia.

El Atelier de Littérature Française –Taller de Literatura Francesa- que así se denomina esta actividad, ha ido evolucionando desde sus orígenes hace siete años y, poco a poco, se ha ido especializando en el estudio y difusión de la literatura marroquí de expresión francesa, si bien no de modo exclusivo.

¿La razón? Por un lado, la evidente riqueza literaria que existe en el país vecino y, por otro, el gran desconocimiento de su valor a este lado del Estrecho. De hecho, muchas de las obras más importantes y relevantes no son siquiera publicadas en nuestro país. Se nos abría la posibilidad de construir un puente entre culturas que contribuyera a superar el desconocimiento del otro, a superar viejos prejucios y tratar de aprender de otras realidades próximas. Leyendo lo que los demás leen, comprendemos su punto de vista, entendemos sus preocupaciones, llegamos a sentir como ellos.

Habitualmente, en un curso, analizamos alrededor de siete obras “mayores” (novelas, libros...) y complementamos el trabajo con algunas otras lecturas: prensa española y francesa, documentos sonoros, vídeos, fragmentos de películas, pequeños cuentos, etc.

Nuestro 'marco de referencia' ha sido nuestra clase con nuestros libros, nuestros intercambios y nuestro blog de literatura. Una clase en el edificio de un Instituto de Educación Secundaria, que alberga la Escuela de Idiomas, en donde no se cobra la entrada, no se gana dinero, no hay premios que repartir, ni notas que otorgar. Nuestro 'patrimonio', la libertad de expresión, el respeto y la tolerancia a la hora de intercambiar ideas, de debatir... Sin prisas por acabar, nunca se mira el reloj; cada viernes que nos reunimos es una oportunidad para 'cargar pilas', reconfortarnos con la lectura y el comentario colectivo de otros usos y valores culturales de una población tran cercana como la marroquí. Emociones fuertes, eso sí, están garantizadas. L’Atelier, un espace pour la construction des moments littéraires

Nuestras reuniones no habrían tenido proyección 'internacional' suficiente de no ser por la decisión tomada de 'cristalizar' la esencia de estos encuentros en una bitácora en formato blog, que ya ha alcanzado su “mayoría de edad”: 120 artículos, 67.000 visitas… Sería muy largo describir o enumerar todas nuestras lecturas por eso la mejor forma de descubrirnos es navegando por nuestro espacio virtual…  es nuestra tarjeta de visita y como se dice en francés: “nous y sommes tous” (Ahí está y estamos todos).

Agradecimientos a Javier Medina, por su colaboración en la redacción de esta entrada y por el mantenimiento y actualización del blog del Atelier, y a todos los estudiantes que altruistamente construyen cada día esta hermosa aventura literaria que es el Atelier de Littérature Française, bajo el paraguas de la Escuela Oficial de Idiomas de 'Aranjuez'.

Hay 1 Comentarios

¿Qué tendría que cambiar en nuestra forma de aprender y de educar para que nuestro sistema educativo deje de ser anacrónico y esté en armonía con los espacios y los tiempos en los que vivimos?

Aunque parezca una contradicción, una de las primeras medidas sería abandonar el utilitarismo de los conocimientos; dejar de aprender con la intención de usar y empezar a hacerlo para formarse, para darse forma como persona. Aprender a leer es útil, pero es mucho más que eso. Leer no es traducir lo que está escrito, ni comprender y ejecutar correctamente una secuencia de instrucciones; leer es descubrir qué hay más allá de las palabras, encontrar su ritmo y recuperar las asociaciones y pensamientos que las vinculan. Leer, en realidad, es volver a escribir, haciendo nuestro lo que ya está escrito. Pero no es así como se enseña la lectura. Y lo mismo podría aplicarse para el cálculo, el dibujo, la historia, la física o cualquier otro de los saberes convencionales.
http://www.otraspoliticas.com/educacion/educar-para-la-incertidumbre

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef017743f4068d970d

Listed below are links to weblogs that reference Nuestros vecinos del Sur (nos voisins du sud):

Sobre el autor

Rodrigo J. GarcíaRodrigo J. García. Doctor en Ciencias de la Educación. Premio Nacional de Investigación Educativa (MEC.CIDE). Ha sido Asesor del Gabinete Técnico del Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid y Asesor Técnico Docente de Renovación Pedagógica y Formación del Profesorado de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Ha colaborado en el fortalecimiento de los movimientos de innovación educativa, impulsando el Portal Innova: una plataforma virtual de difusión de movimientos y prácticas de escuelas democráticas. Forma parte de diversos colectivos profesionales de mejora escolar (Atlántida, ADEME, Foro de Sevilla…). Es asesor para el desarrollo de prácticas democráticas de aprendizaje en instituciones educativas.

TWITTER

Rodrigo J. García

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal