Ir a Planeta Futuro
Escuelas en Red

¡Haz oír tu voz!

Por: | 18 de noviembre de 2012

Coloma Mestre Vila y Victoria Hornero Chornet, profesoras de Filosofía del Instituto Público de Educación Secundaria Vila-roja de Almassora (Castellón), invitan a sus estudiantes de Secundaria Obligatoria a relatar una experiencia curricular que permitió comprobar que ‘Sí se podía’ mejorar el entorno; que ‘Sí se puede’ influir en las decisiones de las Instituciones democráticas, en este caso, el Ayuntamiento de Almassora.

Estudiantes del IES Vila-roja de Almassora en la escalera del Consistorio.

Los estudiantes toman la palabra...

― SARA: Voy a contarles cómo surgió la idea de ir al Ayuntamiento y presentarle al Alcalde nuestras peticiones.

Formábamos parte de una iniciativa educativa colectiva "Conectando Mundos", promovida y apoyada por Intermón Oxfam. Debatíamos las consecuencias del actual modelo de desarrollo y el significado del efecto mariposa; pasábamos del trabajo de aula al contacto on-line con otras escuelas... y, con todo esto, decidimos poner en marcha un proyecto para mejorar la vida en nuestro pueblo.

Trabajamos en grupo, de manera que cada uno hiciera propuestas. Un compañero dijo que podríamos pedirle al Alcalde algunas de las cosas que se necesitan para que nuestra vida en el pueblo sea más sostenible. La idea fue tomando fuerza y acabamos en el Ayuntamiento.

Es, en este momento, cuando Victoria, la profesora, insiste en que “la escuela es el primer espacio dónde se ejerce la ciudadanía, donde se empieza a participar, y uno de los lugares donde se facilitan las herramientas de transformación en las que el ser humano es el principal actor.”

Pero, continuemos con el relato...

― MARIO: Yo explicaré cómo, entre todos, confeccionamos la carta para el Alcalde.

Cada compañero hizo una carta, o un esquema de carta, con las cosas que consideraba más importantes. Después cada grupo consensuó qué quería decir y cómo lo quería exponer. Participamos en la elaboración de la carta los tres grupos de la clase de Alternativa [espacio curricular asignado al alumnado que no opta por las enseñanzas de religión]. Después elaboramos una síntesis y, por último, hicimos una revisión final del texto. Cuando estuvimos de acuerdo la firmamos.

En otra sesión, cada compañero preparó dos preguntas. Entre todos, elegimos las que queríamos formular al Alcalde. Procuramos elaborarlas bien; queríamos quedar bien pero, no por eso, ponérselo fácil.

― ANSI: Fuimos a la sala de reuniones del Ayuntamiento.

La distribución fue muy simple. Los que teníamos que participar preguntando o leyendo nuestras solicitudes nos sentamos en la mesa donde se sientan los concejales y el resto en el sitio del público.

Tres compañeros leyeron los problemas y ofrecieron las soluciones que consideramos mejores. El Alcalde nos habló de su punto de vista y de lo que en el futuro se podía hacer. Después le hicimos dos preguntas por estudiante. Al acabar, nos hicimos una foto con él.

Estuvimos en la sala de reuniones del Ayuntamiento. Tres compañeros leyeron los problemas y ofrecieron las soluciones que considerábamos mejores.― PAU: En la carta le exponíamos al Alcalde que...

Habíamos estado trabajando en clase el ‘efecto mariposa’ y que habíamos decidido poner en marcha una serie de acciones, que estaban a nuestro alcance, como por ejemplo: murales informativos, usar la bici, apagar la tv, reducir el gasto de corriente eléctrica...

Al Alcalde le pedimos que desde el Consistorio, como representante de la voluntad ciudadana y responsable de la gestión de los recursos públicos, se adoptaran decisiones para la mejora de las condiciones de vida en el pueblo, como la construcción de un carril bici, facilitar un servicio gratuito de bicis, celebrar un día sin coches, etc.

Estamos seguros de que, mejorando Almassora, mejoramos el mundo. Al final, le agradecimos su atención.

― CARLOS: El Alcalde nos escuchó, y nos contestó por correo electrónico, una vez estudiadas las propuestas. 

¿Qué hemos conseguido?… Algunas cosas.

Nos dieron plantones de enredaderas para poner algo de verde en el centro, los trenes han incrementado el número de paradas en días laborables, se han peatonalizado más calles... No habrá sido sólo por nuestra carta, ni por nuestra visita, pero desde luego estamos seguros de que hemos influido. Somos los futuros votantes. En estos momentos, seguimos pendientes de todo lo demás, pero estamos convencidos de que si continuamos con este empeño, lo conseguiremos.

No es la primera vez que hacemos algo así, afirma Victoria, se han realizado otras experiencias de participación ciudadana en las que, después del trabajo hecho en el aula, delegados de la clase han ido a presentar el trabajo y a pedir, de nuestros representantes políticos, que adopten decisiones encaminadas a mejorar nuestro mundo.

Por ejemplo, trabajando otra actividad de 'Conectando Mundos', una alumna del centro, junto con representantes de otros centros de España, fueron a 'La Moncloa' a presentar a la entonces Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, una serie de peticiones. En otra ocasión acudieron al Senado, y en una tercera oportunidad, al Pabellón de Iniciativas Ciudadanas de Expo-Zaragoza.

El curso pasado, en colaboración con la Fundació Pau i Solidaritat. País Valencià, participamos en el Proyecto Mou-te en drets (Muévete en Derechos), sobre derechos laborales, consumo, desigualdad, inmigración, violencia, poder...

La misma profesora comenta que el trabajo realizado en clase no se queda en el aula, ni en la teoría: atraviesa las paredes del Instituto. Es una experiencia que promueve ciudadanía En otra ocasión acudieron al Senado., es participativa y se pasa a la acción. Dejamos de lamentarnos y tomamos cartas en los asuntos públicos. Es deliberativa, se ha debatido, respetado el diálogo y consensuado las acciones a realizar (carta, visita, exposiciones de sensibilización en el Instituto y en el Ateneu Jove…). Creemos que ‘otro mundo es posible’ ”.

Los estudiantes han aprendido a investigar un tema, a participar e incidir en la vida pública del pueblo. Han trabajado la capacidad de escuchar y de reconocer las posibilidades de los otros, que complementan las personales. Han comprendido que juntos podemos transformar la realidad.

Contrariamente, en una nota de prensa del Consejo de Ministros, se reprueba el trabajo de aula con algunos de estos temas, por considerarlos 'controvertidos’, y mediante Real Decreto se eliminan bastantes de estos contenidos; además, en el anteproyecto de ley orgánica para la mejora de la calidad de la educación (LOMCE) se suprimen muchos de los espacios curriculares disponibles, hasta ahora, para trabajar este tipo de actividades ¿Educar ciudadanos comprometidos con la construcción de una sociedad más justa, no es algo deseable?

Agradecimiento a la colaboración prestada por Intermón Oxfam.

Hay 7 Comentarios

"¿Educar ciudadanos comprometidos con la construcción de una sociedad más justa, no es algo deseable?"

Aprovechandome del final, voy a añadir que más justa me parece que sobra, al igual que deseable, poruqe esa debería de ser la responsabilidad de todo educador: enseñante, padre-madre, adulto, ... .

Perdona, si parezco impertinente. Mi única intención es no andarnos por las ramas.

"¿Educar ciudadanos comprometidos con la construcción de una sociedad más justa, no es algo deseable?" creo que ahi esta el problema al STATUS QUO no le interesa sino esclavos que trabsaje 24x24 y nada mas ver este ennlace http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/11/la-servidumbre-moderna-sistema.html

ver como nos engañan con la proipedad privada http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/11/la-propiedad-privada.html

Os dirijo mi enhorabuena, como un ciudadano más, tanto a las profesoras como al alumnado que habéis llevado a cabo esta iniciativa. Debemos animarnos unos a otros a imaginar, proyectar y emprender estas cosas. Con un espíritu constructivo, quisiera hacer alguna reflexión.
Es muy bueno aprender el valor de una participación ciudadana que pretenda el interés general de la sociedad o bien común.
Es importante que estas acciones sean al mismo tiempo intrépidas y humildes. Que no cunda el desánimo cuando observéis que después de dos pasos hacia delante, muchas veces pueden llegar tres pasos hacia atrás. Ha de mantenerse una equilibrada tensión, que al mismo tiempo no te desgaste y que procure eficacia. Cuidad de no entrar en la tendencia de muchas iniciativas ciudadanas que ( en cuanto ven que los muros son difíciles de derribar o que tras derribar un muro se levantan dos) confunden una sana beligerancia con la descalificación, el creerse iluminados portadores de la verdad del pueblo, llegando incluso a la violencia verbal o física.
Ha habido muchas personas y grupos, a lo largo de la historia, que han tenido inicitivas en este sentido. Unas han prosperado, otras no. De cada cien cosas tal vez se consigan seis, pero si se mantiene esa llama, tal vez en unos años de cada cien se consigan diez y así sucesivamente. Hace por ejemplo cien años parecían una utopía ciertas cosas positivas que en el siglo XX se han consolidado a pesar de todas sus sombras. No nos desanimemos, al contrario, el ser persona conlleva todo eso. De nuevo ¡la enhorabuena y un saludo con afecto!

Me parece fenomenal la iniciativa de estos jóvenes.
Es un ejemplo para nuestra sociedad y si todos seguimos
sus pasos mejor nos iría.
Un saludo
Alicia

¡Qué interesante! Voy a reenviar la experiencia a otros docentes que piensan que no se puede hacer nada y que los niños/as y los jóvenes pasan de todo... Que importante que se anime y se eduque a los jóvenes a ser personas conscientes y con corresponsabilidad con la sociedad.

Cuando me cuentan iniciativas de este tipo, tan interesantes, llego siempre a la misma conclusión: en materia educativa, donde en absoluto está dicho todo, es crucial liberar la creatividad y la innovación para encontrar fórmulas con las que ir avanzando en la formación integral del individuo. Esto NO es compatible con un sistema educativo excesivamente "monolítico" como el que tenemos en España. Cada centro escolar, sea público o privado, debería tener un ancho margen para diseñar y llevar a cabo su propio proyecto educativo.
Me ha gustado en este sentido el artículo que adjunto:
http://www.otraspoliticas.com/educacion/%c2%bfque-educacion-queremos

Basta con analizar los saberes que se consideran fundamentales y la forma en que se transmiten para deducir la concepción del ser humano que tiene una sociedad, para tener una idea bastante aproximada de cuáles son sus prioridades. Así encontramos civilizaciones que han primado lo espiritual sobre cualquier otro tipo de inquietud o necesidad humana, y otras que han antepuesto la subsistencia y la satisfacción de las necesidades materiales sobre las manifestaciones artísticas o místicas, o que han concedido mayor importancia al arte que a la religión o la tecnología.

Todas ellas tuvieron su momento de grandeza, aquel de máximo desarrollo de la opción elegida. Valgan como ejemplos la seguridad y el bienestar material logrados por el Imperio Romano, el esplendor artístico de la Grecia de Pericles o la espiritualidad que impregnó la Baja Edad Media y se plasmó en la construcción de las catedrales. Todas ellas, también, declinaron y desaparecieron víctimas de sus excesos, del desprecio o la poca atención a los otros componentes de lo humano.

Esto debería hacernos reflexionar sobre nuestra sociedad y su futuro, sobre la ideología que la soporta, que no ve más allá del aumento de comodidades y seguridades, la acumulación de cosas y la preservación y prolongación de la vida. Una sociedad cuya cosmología carece de trascendencia y de poesía, que concibe al ser humano como un accidente afortunado en una evolución ciega, en una batalla perdida contra el triunfo final de la entropía. Una sociedad que sacia pero que no alimenta, que entretiene pero no satisface, que alegra pero que no proporciona la felicidad.

http://www.otraspoliticas.com/educacion/ni-celeste-ni-terrestre

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Rodrigo J. GarcíaRodrigo J. García. Doctor en Ciencias de la Educación. Premio Nacional de Investigación Educativa (MEC.CIDE). Ha sido Asesor del Gabinete Técnico del Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid y Asesor Técnico Docente de Renovación Pedagógica y Formación del Profesorado de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Ha colaborado en el fortalecimiento de los movimientos de innovación educativa, impulsando el Portal Innova: una plataforma virtual de difusión de movimientos y prácticas de escuelas democráticas. Forma parte de diversos colectivos profesionales de mejora escolar (Atlántida, ADEME, Foro de Sevilla…). Es asesor para el desarrollo de prácticas democráticas de aprendizaje en instituciones educativas.

TWITTER

Rodrigo J. García

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal