Ir a Planeta Futuro
Escuelas en Red

Paseos didácticos por el 'Jardín de las Delicias' (1)

Por: | 11 de agosto de 2013

"Ningún sistema educativo es superior a la calidad de sus docentes"
(OCDE, PISA, 2011) [*]

El Jardín de las Delicias: Hieronymus Bosch (El Bosco) hacia 1480-1490. Museo Nacional del Prado. MadridEl Jardín de las Delicias: Hieronymus Bosch (El Bosco) hacia 1480-1490.
Museo Nacional del Prado. Madrid

Javier Medina Domínguez y Ana Robles Carrascosa profesores del Instituto Público de Educación Secundaria ‘Alpajés’ de Aranjuez, presentan el desarrollo de un proyecto didáctico, en el que una obra de arte —El Jardín de las Delicias, de El Bosco— se convierte en una herramienta, un código, de comunicación de ideas y emociones.

Sentarse delante de un cuadro y admirar su belleza es un “placer adulto” que, en muchas ocasiones, parece vedado a nuestros estudiantes, no tanto porque no se aborde en el currículo, sino porque este acercamiento a la obra de arte es, ante todo, una experiencia sensorial y afectiva que solo puede ser  resultado de un proceso lento, de descubrimiento personal.

El desarrollo de este proceso requiere una guía apropiada; los profesores y las profesoras nos enfrentamos diariamente a la tarea de superar las barreras que alejan estos “tesoros culturales” de nuestro alumnado. Se trata de situarlos en su proximidad, acercando las posibilidades de entender y sentir la obra de arte. Nos referimos a nuestra contribución para la apropiación, la maduración personal que significa disfrutar de una obra pictórica, como lo es, también, complacerse con una obra literaria o una pieza musical.

Este cuadro del El Bosco  —manifiestan Javier y Anaencierra un complejo mensaje, oculto entre sus formas dibujadas hace más de 600 años, que pretendemos descifrar y actualizar con el desarrollo de un trabajo simultáneo y coordinado, desde las áreas de Lengua y Literatura y de Ciencias de la Naturaleza.  De esta manera, surgen los “Paseos didácticos por el Jardín de las Delicias”: un aprendizaje que transciende lo conceptual y si alguna vez se logra, con cierta plenitud, será fruto de una experiencia vivida, de una emoción sostenida…

Conferencia: El Jardín de las Delicias de Ana Robles y F. Javier Medina. IES Alpajés. Madrid

En el curso 2011-2012 tuvimos la enorme suerte de vivir esta experiencia con un grupo de alumnos de 1º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y 2º de Bachillerato. Los “Paseos didácticos” constituyeron, de hecho, un recorrido inesperado, inexplorado anteriormente, inédito en los temarios o en las programaciones; de esta manera, el conocimiento se vio envuelto de emoción y sorpresa.

Este trabajo apasionante acabó recogido en la web: Paseos por el Jardín de las Delicias, que recibió el reconocimiento público en la concesión del Premio Especial al mejor trabajo en la XXVIII convocatoria de los Premios Francisco Giner de los Ríos a la mejora de la calidad educativa. web: Paseos por el Jardín de las DeliciasAdemás fue seleccionado y presentado en el Museo del Prado en el marco del II Encuentro entre el profesorado.

Javier y Ana retoman el relato comentando algunos aspectos de su contenido…  Representa una aproximación interdisciplinar a una obra de arte, El Jardín de las Delicias, de El Bosco, que testimonia las posibilidades didácticas de la combinación curricular de dos miradas diferentes, pero complementarias: la literaria y la científica, forzadas a vivir separadas, por la artificial clasificación del aprendizaje en materias y asignaturas, aunque unidas íntimamente en la vida cotidiana. Encontrar estas conexiones fue el punto de arranque del proyecto.

A estas dos miradas, estas dos grandes dimensiones de conocimiento, añadimos otra, indispensable y fundamental, sin la cual la tarea no hubiera sido posible o se hubiera quedado tristemente mermada; nos referimos al uso de medios informáticos, las tecnologías de la información y comunicación. Una dimensión comunicativa, un lenguaje compartido por los estudiantes, que dominan y al que se vinculan incluso afectivamente, aglutinador vehículo de conversión de ideas en hechos.

Estudiando un tríptico pintado al óleo sobre tabla: Tabla del Infierno. Los Símbolos en el Jardín de las Delicias

Contábamos con todos los elementos necesarios para situarnos en un “proyecto con enganche”: un enfoque sorpresivo, un objeto de estudio inesperado para los estudiantes, con una metodología participativa y atractiva…  componentes que promovían la curiosidad, el interés y la implicación en todo aquello que se proponía, aunque en un principio pudiera parecer algo ‘disparatado’.

Recorrer este camino no estuvo exento de dificultad. Baste señalar que en el proyecto participaron más de cien estudiantes divididos en dos grupos de 1º de ESO y dos grupos de 2º de Bachillerato en las materias de Lengua y Literatura españolas, Literatura Universal y Ciencias Naturales. Concurrían otras circunstancias, como la complejidad y presión añadida que supone trabajar con estudiantes de 2º de Bachillerato, que finalizan su formación no universitaria, lo que obliga a cuidar con esmero la integración de este tipo de formatos curriculares en la temática y desarrollo habitual de las materias contempladas.

Pero no hay fuerza mayor que el entusiasmo de la juventud unido a la emoción que produce el aprendizaje. Un entusiasmo contagioso que nos hizo trabajar en ocasiones tratando de seguir su ritmo de producción y creación.

Exposición didáctica: El Jardín de las Delicias. El Bosco.
En la próxima entrada de este blog desgranaremos en detalle estas producciones. Por ahora, y para tener una referencia aproximada, señalaremos que gracias a esta experiencia se crearon poemas decorados; más de veinte pósteres en A-2, sobre los más variados temas relacionados con El Jardín de las Delicias y su contexto; vídeos realizados por los propios estudiantes, una videoteca; “bustos parlantes”, canales de audio (podcasts); un centenar de marcapáginas, etc.

El resultado, como ya hemos indicado, se ha recogido en la página web: Paseos por el Jardín de las Delicias, en donde hemos incorporado la mayor parte de los trabajos realizados y que os invitamos a visitar.

A partir de la experiencia vivida en este Instituto Público, los estudiantes recordarán el curso 2011-2012 como el año que descubrieron al “alquimista de los sueños”, a El Bosco y su Jardín de las Delicias, una emoción llamada a sobrevivir a la amnesia del tiempo.

Los estudiantes recordarán el curso 2011-2012 como el año que descubrieron al “alquimista de los sueños”
Este Proyecto de trabajo consiguió convertir una emoción en aprendizaje, un trabajo de clase en objetivo común y unos simples profesores, en profesionales pioneros exploradores de espacios pedagógicos desconocidos.

[*] Citado por Ángel I. Pérez (2012): Educarse en la era digital [245].

[Continuará...]

Hay 4 Comentarios

Saludos a Enrique Sánchez por su preciso comentario del arte y la educación en la antigua China, al citar sus tres aspectos esenciales: caligrafía, pintura y poesía. Además, es importante señalar que en el idioma chino la escritura se manifiesta, con trazos lineales,como imágenes del mundo real, y sus cinco vocales tienen, cada una, cinco entonaciones o alturas y prolongaciones de sonidos. Los verbos no declinan, siempre están en infinitivos. Y los pronombres y los nombres personales se escriben al final de la frase. Por ejemplo... mañana comer yo, equivale a comeré mañana. He escrito esto como entretenimiento para los lectores.

En China, durante milenios, la caligrafía, la pintura y la poesía fueron manifestaciones artísticas altamente apreciadas y formaron parte de la educación más refinada, hasta el punto de ser consideradas como las Tres Perfecciones que debía dominar todo erudito.

Las tres compartían los mismos materiales para su ejecución (el pincel, la tinta, el tintero y el papel: los Cuatro Tesoros del Estudio) y análogos planteamientos intelectuales y estéticos. Todas ellas se basaban en el trazo, en su dominio y en lo que comunicaba, y también en lo que decía sobre aquel que lo ejecutaba. Cada trazo tenía una intención y una fuerza, se hacía con un solo gesto y no se podía corregir. Para que tuviera la forma correcta y ocupara el lugar que le correspondía en el espacio, en armonía con el resto de los trazos que formaban la obra y con el propio papel donde se plasmaba, se precisaba de una gran concentración y un alto dominio de la técnica. Y esto solo se conseguía después de un largo periodo de estudio y trabajo interior. De forma que todo maestro en estas artes, además de artista era sabio.

Y las palabras tenían belleza tanto por su sonido como por la plasticidad de los ideogramas que las representaban, mientras que las pinturas estaban cargadas de sensaciones, aquellas que tuvo el pintor en el momento y el lugar en los que pintaba.

http://www.otraspoliticas.com/educacion/las-artes-del-pincel

Es un proyecto estupendo, me parece muy interesante acercar el arte a nuestros alumnos. Enhorabuena a los creadores de este proyecto y gracias a Rodrigo por compartirlo

Este trabajo de loz alumnos y alumnas del Instituto Alpajés de Aranjuez, guiados por la colaboración de sus profes Ana y Javier, demuestra la posibilidad que brindan las nuevas tecnologías para, como se subraya, convertir la emoción de las figuras concebidas por El Bosco en El jardín de las Delicias, en un amprendizaje interdisciplinar. Escuchar a los profesores en el video pone los dientes largos. ¿Cuantos adultos que nos consideramos medianamente cultos ignoramos el uso de las tecnologías que utilizaron alumnos de Secundaria y Bachillerato para realizar los distintas fases del proyecto?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0192ac6b8263970d

Listed below are links to weblogs that reference Paseos didácticos por el 'Jardín de las Delicias' (1):

Sobre el autor

Rodrigo J. GarcíaRodrigo J. García. Doctor en Ciencias de la Educación. Premio Nacional de Investigación Educativa (MEC.CIDE). Ha sido Asesor del Gabinete Técnico del Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid y Asesor Técnico Docente de Renovación Pedagógica y Formación del Profesorado de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Ha colaborado en el fortalecimiento de los movimientos de innovación educativa, impulsando el Portal Innova: una plataforma virtual de difusión de movimientos y prácticas de escuelas democráticas. Forma parte de diversos colectivos profesionales de mejora escolar (Atlántida, ADEME, Foro de Sevilla…). Es asesor para el desarrollo de prácticas democráticas de aprendizaje en instituciones educativas.

TWITTER

Rodrigo J. García

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal