Ir a Planeta Futuro
Escuelas en Red

 Los modelos vigentes de políticas educativas, de centros, de profesorado, así como lo que se espera, exige y ofrece al alumnado, persisten en crear contextos, relaciones y oportunidades que, lamentablemente, representan -para un sector de nuestros jóvenes- más riesgos amenazantes que posibilidades de crecimiento y aprendizaje
[Escudero, J.M. (Coord) 2012: Estudiantes en riesgo, Centros escolares de riesgo]

Street Art/Graffiti (via r-avager)
Street Art/Graffiti (via r-avager)

“Nosotros somos los tontos. Todo el mundo lo dice, profe…”. No es la primera vez que escucho a un estudiante de un Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) decir algo así.  

Durante años han estado oyendo frases del tipo… “vosotros no sois capaces, no podéis...”. No es extraño, por tanto, que los propios estudiantes, al convivir con este tipo de mensajes y de ‘casi’ salir expulsados del sistema educativo tras repeticiones y fracasos varios, sean quienes acepten y asuman, sin cuestionárselo, este rol asignado de fracasados.

En estos momentos, pienso, sin embargo, que mis estudiantes se están deshaciendo de ese ‘sambenito’. Han hecho suya otra actitud, la de sentirse dignos de ejercer la tarea de aprendices y de reencontrarse con sus posibilidades.

De esta manera se manifiesta Jesús Sáez Molero, Profesor Técnico de Formación Profesional de la especialidad de Sistemas y Aplicaciones Informáticas, del Instituto Público de Educación Secundaria “José Rodrigo Botet” de Manises (Valencia).

 

Grupo/Clase del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) del IES‘José Rodríguez Botet’
Grupo/Clase del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI)
del IES 'José Rodrigo Botet’

Después de un primer año trabajando de manera diferente y completando la formación con cortos periodos de prácticas en empresas, estos estudiantes han tenido la ocasión de comprobar cómo el trabajo y las buenas expectativas reportan provechosas consecuencias. El alumnado comienza a considerar de otra manera la tarea de aprender: acudir a clase ya no es un castigo o una pueril obligación, es una verdadera oportunidad.

La labor desempeñada durante el primer curso de ‘PCPI’ ha significado un cambio de rumbo en la concepción del aprendizaje. El dominio de las competencias básicas curriculares se ha abordado trabajando con códigos expresivo-comunicativos, como el cine, la prensa y otras herramientas artísticas. Cartel de la película “Invictus” de Clint Eastwood,

Con este cambio de rumbo, la asignatura de “Tecnologías de la Información y la Comunicación que, en los PCPI, suele dedicarse a la enseñanza de herramientas ofimáticas, se planteó —ya de entrada— con otro mensaje:vamos a aprender de y sobre cine"; las herramientas ofimáticas les serviran de recurso.

Los estudiantes pudieron comprobar, además, cómo el formato cinematográfico les estaba siendo muy útil para aprender contenidos de otros ámbitos curriculares, como el lingüístico y  social  y el científico-tecnológico. Hace unos meses, por ejemplo, visionaron la película “Invictus” de Clint Eastwood, haciendo frente a conceptos y actitudes propios del ámbito social: analizaron, por ejemplo, con cierta profundidad, la figura de Nelson Mandela, el significado y las consecuencias de las políticas de ‘apartheid’ y las actitudes y comportamientos racistas. Este tipo de reflexiones les permitía comprender la película, con mayor solidez, y servirse de la proyección cinematográfica como recurso didáctico para enfrentar el aprendizaje significativo de nuevos contenidos.

Se trabajó la geometría con películas como "Cube", las capas de la tierra con "Viaje al Centro de la Tierra", la historia contemporánea con "United 93" o "Bowling for Columbine", la evolución de las especies y las características de los insectos con "Mimic" o la expresión escrita con cualquiera de las actividades de elaboración de documentos que siempre promovían.

Se trabajó la geometría con películas como "Cube", las capas de la tierra con "Viaje al Centro de la Tierra", la historia contemporánea con "United 93" o "Bowling for Columbine", la evolución de las especies y las características de los insectos con "Mimic" ...Esta opción metodológica permite tratar los contenidos referidos a los diferentes ámbitos curriculares de manera integrada, diluyendo las fronteras entre "asignaturas", "disciplinas"…  y fomentando un aprendizaje más relacionado, real y significativo.

La integración curricular se trabaja, por ejemplo, cuando se exige a los estudiantes elaborar documentos editados con un procesador de textos, en perfecto formato, para reflejar todo lo trabajado de manera interdisciplinar, cuidando además las exigencias de una buena expresión comunicativa…

Responde a las siguientes cuestiones en torno a la película ‘Batman Begins’.

Para ello establece un interlineado doble, una sangría de primera línea de 2 cm, tipo de letra verdana de tamaño 11, y párrafo justificado. Además debes hacer uso, donde lo consideres apropiado, de las opciones de viñetas, negritas, oblicuas, subrayadas y bordes.

Busca información sobre la película en Internet, opiniones de la gente, blogs, etc. Recoge algunas de las frases que más te llamen la atención, tanto si estás de acuerdo con ellas como si no y coméntalas. Informa del sitio virtual del que te has servido para recoger cada una de las frases.
• La película va sobre el miedo ¿Piensas que realmente el miedo es una emoción tan peligrosa, como para marcar tanto la vida de las personas? ¿Por qué?
• […]
• El miedo se propone en la película como una manera de manipular a la gente, de llevarle a creer cosas que no son verdad. ¿Crees que realmente se puede hacer algo así? ¿Crees que el miedo es un arma tan poderosa? ¿Por qué? Pon ejemplos, de tu alrededor o que tú conozcas, que usan el miedo como manera de manipular los pensamientos o los sentimientos de una persona.
[…]

• ¿Crees que existe el 'deber social'? Es decir, que si una persona tiene una cualidad o una capacidad especial que puede ayudar considerablemente a su sociedad ¿Tiene el deber de aplicarla en bien de su entorno, aunque no sea su deseo?

En su momento, cuando configuran una hoja de cálculo

Realiza un documento Excel con dos hojas. La primera debe contener una tabla con los siguientes campos: nombre del trabajo, evaluación, nota. Así, en esta tabla deberás introducir el nombre de los trabajos que has hecho a lo largo del curso, la evaluación a la que pertenecen, y la nota que has obtenido. Por último dispón de tres campos que calculen la media de la primera evaluación, la media de la segunda y la media del curso hasta ahora. Las celdas de notas que sean iguales o mayores de 5, tendrán color verde, las que sean inferiores, serán rojas. La otra hoja debe contener una tabla con los siguientes campos: asignatura, profesor y media. De nuevo, aquellas notas superiores a 5 tendrán la celda en verde, y las inferiores en rojo. También se incluirá una celda con la media del curso”.

En otras ocasiones, al realizar una presentación

de al menos 10 diapositivas en la que muestres tu visión sobre el personaje de Nelson Mandela. Aprovecha para tratar el tema con imágenes, escenas o conclusiones que hayas extraído de la película "Invictus". Investiga acerca de lo que fue el “apartheid” y expresa tu opinión acerca de qué es el racismo. La presentación debe hacer uso de todas las herramientas informáticas que hemos trabajado hasta ahora, y además debe incluir los siguientes objetos: un archivo de audio, un archivo de vídeo y un enlace a una página web. Insisto en recordar que debe incluir también todos las rutinas y procedimientos informáticos de los que hemos hecho uso en actividades anteriores”.

 Grupo/clase del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) del IES ‘José Rodríguez Botet’

Grupo/clase del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI)
del IES ‘José Rodrigo Botet

Para Jesús Sáez este planteamiento aporta, además, como principal logro el debate que inicia y fomenta. Este diálogo plural y colectivo permite abordar los sentimientos, y las ideas surgen a lo largo de la proyección. Se trabajan valores, situaciones, personajes… Se aprende de lo que el cine muestra como vehículo de comprensión de la realidad y medio de comunicación de emociones y sentimientos. De ahí, la relevancia educativa de poner en marcha un intenso debate, bien estructurado, después de visionar cada película.

Hace unos días, en una actividad extraescolar, escuché a un alumno citarle a otro una de las más célebres frases de Mandela: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”.

Un estudiante, hace poco, escribía el siguiente comentario en uno de los blogs que relataba esta experiencia.

“… debo decir que me parece muy bueno el artículo, y tiene razón, hemos pasado en un solo curso, lo que nunca pasamos durante los anteriores […] una comunicación directa con el profesor, el modo en el que una película supo hacer que cambiásemos nuestros modos de actuar fue unas de las claves que lograron que nos sintiésemos seguros en el sitio en el que estábamos, un PCPI […] felicito al profesorado por la manera de actuar […] sabemos, y esto lo digo representando a mis compañeros, que no fue algo tan fácil como se pinta; gracias. Espero que este segundo año sea tan eficaz o más que el primero, por mi parte solo puedo decir: ‘Fue nuestro verdadero comienzo, aunque yo nunca dije que aquel sería nuestro final. Nos veremos en la cima’ ”.

14.01 Clase con Jesús5
Jesús Sáez Molero ... y l@s protagonistas de este relato (IES ‘José Rodrigo Botet')

Después del éxito del primer curso, los estudiantes le pidieron a Jesús continuar en el segundo curso con el mismo método, pero de esto ya nos ocuparemos en el próximo 'post '

Continuará...

Hay quienes 'hacen'... que las cosas sucedan

Por: | 12 de enero de 2014

El filósofo, pedagogo y psicólogo estadounidense John Dewey, con amplio reconocimiento de sus planteamientos sobre las cuestiones políticas y morales implícitas en los discursos pedagógicos, escribía en 1867…

“Con el advenimiento de la democracia y de las condiciones industriales modernas, es imposible predecir de un modo definitivo lo que será la civilización dentro de veinte años. Por tanto, es imposible preparar al niño para una serie precisa de condiciones. Prepararle para la vida ulterior significa prepararle de suerte que tenga el pleno y rápido uso de todas sus capacidades". (Dewey, J. Mi credo pedagógico)

Cuando los miraba, observaba un cierto interés que, poco a poco, iba desvaneciéndose a medida que la clase avanzaba. Delante de mí tenía un grupo de buenos estudiantes y, sin embargo, algo no iba como antes. Ese tiempo en el que los estudiantes de COU y de segundo de bachillerato soportaban explicaciones de casi una hora, sin rechistar, se había acabado.

Cierto era que, a veces, organizaba debates (de hecho un antiguo alumno me lo ‘echaba en cara’: “por tu culpa, profe, siempre me planteo las cosas más de una vez”) y trataba de hilvanar las explicaciones de tal manera que pudiera interesarles o, al menos, eso me decían: “Nos gusta que expliques la Historia como si fuera un cuento”.

Con estas reflexiones, comienza su relato Manuel Jesús Fernández Naranjo, Profesor de Ciencias Sociales y Director del Instituto Público de Educación Secundaria ‘Virgen del Castillo’ de Lebrija (Sevilla), quien continúa haciéndonos partícipes de su pensamiento…

Estudiantes de 2º de Bachillerato del Instituto Público de Educación Secundaria ‘Virgen del Castillo’ de Lebrija (Sevilla)
Estudiantes de 2º de Bachillerato del
Instituto Público de Educación Secundaria ‘Virgen del Castillo’ de Lebrija (Sevilla) 

La sensación de pérdida de tiempo, sobre todo entre el alumnado, estaba siempre presente y me angustiaba. Me hizo recapacitar sobre la necesidad de cambiar de rumbo. Parecía claro, por otra parte, que cualquier opción adoptada tendría que significar una sustancial modificación del formato de enseñanza. Así, al menos, se desprendía de lo que había aprendido hasta el momento, con los medios y recursos a mi disposición, en mi formación continua y en los intercambios profesionales entre colegas mantenidos en las redes sociales.

Los estudiantes tenían que ser los protagonistas de su aprendizaje, necesitaban contar con herramientas de desarrollo permanente y tendríamos que evitar llenarles la cabeza de contenidos enunciativos y denominativos. Me viene a la memoria, en este momento, el aforismo de Plutarco “el cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender".

Pues bien, todas estas referencias se transformaron en acción y en el curso 2007-2008 se puso en marcha un aprendizaje intelectualmente más activo. Se comenzó potenciando notablemente el trabajo en grupo, sobre todo al final de cada trimestre, y se continuo con la elaboración de presentaciones y podcast, relacionados con los temas de la asignatura de Historia y con ciertas efemérides (García Lorca, Blas Infante y el andalucismo...).

Sin embargo, estas actividades y procedimientos seguían desarrollándose de manera aislada, de espaldas al formato dominante y abrumadoramente tradicional de la clase: “La selectividad lo puede todo, e incluso que el estudiante no aprenda o que incorpore muy poco, de aquello sobre lo que trabaja, aunque saque buenas notas”.

Esta situación llevó a que, un día, se abandonara el libro de texto, construyendo un nuevo camino. Se adentraron en el mundo y el formato del e-learning, diseñando y utilizando una moodle y un blog, que mantuvieron vivos durante dos años.

La ruta, quedo afianzada el curso pasado, cuando se debatió en las redes sociales y profesionales la denominada metodología de Flipped Classroom (la clase invertida). Según confiesa Manuel Jesús “la cabeza se me llenó de pájaros — ¡más todavía! pensarán algunos—” y se pusieron manos a la obra colaborando con el Proyecto El Barco del Exilio.

La nueva metodología permite conectar el aprendizaje con la realidad y con la historia. La historia tiene ocasión de configurarse Tuit de agadecimientocomo una situación palpable, que lleva, entre otras muchas iniciativas, a publicar vídeos de personajes del reciente pasado (utilizando la tele por internet T-Ves.TV). Para ello, se contactó con  personas cercanas a los protagonistas de las historias, como los familiares de una “niña del exilio”, Ana del Bosque (en la imagen adjunta se puede leer un mensaje de agradecimiento).

Penetramos, además, en el mundo de las redes sociales, tanto en Twiytter con el hashtag #tuitdhistoriavdc (el curso pasado), y con de #hist2vdc (este curso), como en Google+, creando la comunidad tuitdhistoriaVdcC, que actualmente se sigue utilizando.

Embarcarse en cambios tan significativos genera cierta incertidumbre… La tranquilidad y satisfacción por el esfuerzo desplegado, viene de los estudiantes cuando valoran el curso y manifiestan… 

• He aprendido toda la historia de España del siglo XIX y del XX con un método muy eficaz, haciendo previamente las composiciones y trabajando los temas de dichas composiciones en clase, con trabajos muy amenos. Por lo que desde un primer momento hemos ido preparándonos para selectividad.
• He aprendido a usar páginas web, que antes ni siquiera conocía. He aprendido que, a través de una asignatura, se pueden unir diferentes institutos, relacionándonos entre nosotros.
• Me ha encantado. Hemos pasado de lo rutinario, de toda la vida, a la utilización de los ordenadores; a realizar trabajos interactivos y además a usar redes sociales. 
• Me ha parecido muy divertida, pues no se basa en memorizar simplemente la teoría, lo que resulta muy monótono, sino que lo hemos  tuits de opiniónido trabajando de diversas maneras: trabajo individual, colectivo, resúmenes, investigaciones, presentaciones...

Hemos contribuido, además, a que el resto de la gente se informe de nuestra historia, puesto que los contenidos más esenciales los hemos publicado en Twitter. Hemos elaborado vídeos para un canal con nuestros trabajos sobre los niños exiliados de la Guerra Civil.

En este curso 2013-2014, en segundo de Bachillerato, contando con un fuerte interés de los estudiantes, se ha optado por trabajar directamente desde la óptica de Flipped Learning: El alumnado se aproxima a los temas y se los prepara fuera del aula, contando con un material de apoyo, cuidadosamente elaborado por el profesor; en la clase se trabajan estas temáticas de manera colaborativa. Se apoyan unos a otros y resuelven colectivamente dudas, cuestionando consideraciones y resultados. Para el desarrollo de esta tarea se preparan presentaciones, vídeos, formularios… que utilizan con los compañeros y compañeras. En todo este proceso se cuenta siempre con la guía, el apoyo y la mirada atenta del profesor.

Estudiantes de 2º de Bachillerato del Instituto Público de Educación Secundaria ‘Virgen del Castillo’ de Lebrija (Sevilla) Para el despliegue de este tipo de actividades se utilizó la plataforma Google App del centro, y los recursos didácticos creados por el profesor y los estudiantes se fueron subiendo a una web, montada con la aplicación ‘Site’ de Google. Además, en reunión específica con las familias, se estuvo dialogando sobre esta metodología, se valoraron sus pros y contras, y se expuso la justificación teórica de esta concepción de aprendizaje.

El resultado durante el primer trimestre fue fantástico, al menos por lo que contaron los estudiantes en un formulario, en el que evaluaban la tarea del profesor, así como el contenido y la metodología de aprendizaje empleada. Entre estas respuestas se destaca que el 88% de los estudiantes manifiestan preferir la metodología utilizada, y sólo un 12% la más tradicional.

Ahora veo sus caras de otra manera, comenta Manuel Jesús: “La historia ha dejado de ser un cuento y nos asomamos a un aprendizaje real y más auténtico. Ahora explico dudas, me adelanto a sus  dificultades, oriento su trabajo y llegamos a conclusiones en grupo. La recogida de los trabajos realizados, supone un auténtico compendio de lo aprendido en cada ámbito temático. Observo y aprendo cómo los estudiantes organizan su aprendizaje, cómo se explican, cómo deciden, cómo utilizan las redes sociales. En definitiva, cómo aprenden.

Las opiniones volcadas y el grado de implicación del alumnado detectado, me reafirma en el camino iniciado; no sé si el mejor, pero sí sé que genera interés, promueve aprendizaje, capacita y ayuda a los estudiantes a que sean dueños y protagonistas de su crecimiento personal.

Grupo/clase de 2º de Bachillerato del Instituto Público de Educación Secundaria ‘Virgen del Castillo’ de Lebrija (Sevilla)
Grupo/clase de 2º de Bachillerato del
Instituto Público de Educación Secundaria ‘Virgen del Castillo’ de Lebrija (Sevilla)

Sé que este formato, esta concepción del proceso de aprendizaje, no es la más frecuente. Pero, también sé que el ejemplo cunde, y que compañeros y compañeras del centro y de otros centros, persiguiendo el mismo propósito, comienzan a adoptar otra forma de enseñar. Este trayecto abre un sinfín de posibilidades para conseguir el mejor aprendizaje en nuestros estudiantes.

Manuel Jesús... y l@s protagonistas de este relato
Manuel Jesús... y l@s protagonistas de este relato

No corren buenos tiempos para experiencias, para innovar, para cambiar paradigmas, para salir de nuestra zona de ‘rutina’… Pero no intentarlo y no investigar estas alternativas, sería darle la espalda al futuro.

Sobre el autor

Rodrigo J. GarcíaRodrigo J. García. Doctor en Ciencias de la Educación. Premio Nacional de Investigación Educativa (MEC.CIDE). Ha sido Asesor del Gabinete Técnico del Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid y Asesor Técnico Docente de Renovación Pedagógica y Formación del Profesorado de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Ha colaborado en el fortalecimiento de los movimientos de innovación educativa, impulsando el Portal Innova: una plataforma virtual de difusión de movimientos y prácticas de escuelas democráticas. Forma parte de diversos colectivos profesionales de mejora escolar (Atlántida, ADEME, Foro de Sevilla…). Es asesor para el desarrollo de prácticas democráticas de aprendizaje en instituciones educativas.

TWITTER

Rodrigo J. García

Archivo

febrero 2017

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal