Escuelas en Red
Fotograma del Cortometraje 'Le Boss': Antonio Galán y Ángel Toledo
Fotograma del Cortometraje 'Le Boss' : Antonio Galán y Ángel Toledo

Enamorado de la literatura, la música, el arte y el cine, Antonio Galán, profesor de francés del Instituto Público de Educación Secundaria ‘Perillán y Quirós’ de Campo de Criptana (Ciudad Real), había tratado siempre de incorporar en sus clases otras herramientas además de la tiza, la pizarra, el libro y el radiocasete. Poco a poco, fue consiguiendo espacio para trabajar en el aula con el lenguaje audiovisual y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

En el 2011 se abrió un perfil de profesor en la red educativa Edmodo y, valiéndose del material digital archivado, elaboró unidades de trabajo y actividades para todos los grupos clase. La primera ventaja, con la que se encontró, fue poder dedicar un espacio a la creación de nuevas experiencias educativas.
Presencia en las redes sociales
En clase se leen los posts escritos por los estudiantes, con comentarios de los compañeros y supervisados por el profesor. Las lecturas del libro de texto son sustituidas por escuchas de vídeos ‘ad hoc’ enlazados en la red Edmodo, o también grabaciones (con la voz del profesor) de textos o explicaciones lingüísticas subidas a la plataforma SoundCloud.'ECOS' en la red...

Las horas dedicadas a corregir redacciones, pruebas escritas, cuadernos o fichas de ejercicios... se volatilizan. El trabajo en red potencia el proceso de corrección, y se retroalimenta con la tendencia de los jóvenes al uso de Internet y redes sociales. Los resultados del autoaprendizaje del francés pronto se hacen evidentes.

Estas circunstancias permitieron dedicar tiempo y energía a crear, innovar e investigar en clase de francés e hizo posible imaginar  primero, y planificar después, el rodaje de un primer cortometraje en francés.

Esta idea se llevó a cabo en el curso 2011/12 con estudiantes de primero de bachillerato, aunque se fraguó en los últimos momentos del curso anterior, cuando Antonio leyó la recopilación de relatos de Woody Allen: ‘Cómo acabar de una vez por todas con la cultura’ y se dejó hipnotizar por el último de ellos: 'Para acabar con las novelas policíacas: El gran jefe'. Woody Allen: ‘Cómo acabar de una vez por todas con la cultura’

Se trata de un relato sobre la búsqueda de Dios con personajes que se enredan en una trama de contenido filosófico. La lectura de esta narración animó lo suficiente a nuestro profesor como para que imaginara escenas propias del cine negro.

Antonio transcribió el texto al francés y se lo dio a leer a sus estudiantes. Eran los finales del periodo académico y podían dedicar cuatro o cinco sesiones a leer y a regocijarse con una estimulante historia, relacionada, además, con los estudios de filosofía, asignatura que habían cursado durante un año, por lo que diálogos y los temas de fondo podían resultar familiares.

Leyendo y trabajando el texto en clase, se fueron animando a cambiar la clásica obra de teatro de fin de curso, por algo mucho más potente, en este mundo audiovisual: “un cortometraje, un buen cortometraje…”

Antonio consiguió el texto en francés y a comienzos del nuevo curso elaboró el primer guion. Los estudiantes se animaron a participar en el proyecto desde el mismo momento en que se les propuso. No sabían con qué medios podían contar, pero la idea había cobrado vida.  

la planificación de una actividad tan prometedoraEl entusiasmo de los estudiantes fue la mecha que encendió el motor para comenzar, con todo rigor, la elaboración de la planificación de una actividad tan prometedora.

Antonio Galán se puso manos a la obra y diseñó un proyecto de aula, para la tercera evaluación, que se pudiera incorporar en la programación didáctica del curso.

¿Por qué elegir un texto inglés para trabajarlo en francés? La literatura más idónea para la enseñanza no sabe de idiomas, “basta una buena traducción al ‘idioma meta’ ", manifiesta Antonio. La idea de rodar en blanco y negro iba tomando cuerpo, cada vez más, a partir de la lectura del texto y el conveniente respeto a la atmósfera de los clásicos americanos del género.

Galán buscó localizaciones, imaginó y anotó posibles planos, dentro y fuera del instituto (la protagonista caminando al principio por los pasillos, la pizzería, el club de billar, la ‘morgue’…  en el laboratorio de biología, el despacho del detective). Después puso el proyecto en manos de su amigo Ángel Toledo, que leyó el guion y aceptó el reto de rodar con actores adolescentes no profesionales, junto a sus tres compañeros de la productora local Titi Records.

Galán buscó localizaciones, imaginó y anotó posibles planos, dentro y fuera del instituto: la protagonista caminando al principio por los pasillos, la pizzería, el club de billar, la ‘morgue’…  en el laboratorio de biología, el despacho del detective
Antonio Galán buscó localizaciones, imaginó y anotó posibles planos, dentro y fuera del instituto...

Antonio revisó el guion con Jean-Marc Benedetti (amigo y corrector de textos), y junto a Ángel Toledo consiguieron darle forma definitiva. 

Acabada la segunda evaluación, se comenzó con el proceso de memorización de diálogos. En la plataforma educativa de grabación de voz Voxopop se incorporó la lectura del guion para que los alumnos estudiasen su papel y escucharan la lectura de Antonio.

La preparación exigía un esfuerzo añadido para conseguir una buena pronunciación en los diálogos, la buena interpretación de los papeles dependía de ello. En clase lo íbamos leyendo todos los días, y hasta que no lo hacíamos perfecto, Antonio no continuaba, pero así fue como conseguimos interpretar nuestro papel", comentaba uno de los estudiantes.

La tercera evaluación se dedicó a preparar la grabación del cortometraje
La tercera evaluación se dedicó a preparar
la grabación del cortometraje

La cuestión fundamental para afianzar la pronunciación, es que ellos mismos, después de verse y escucharse, sean quienes autorregulen su dicción. Antonio comenta que “si el movimiento se demuestra andando, la pronunciación se demuestra pronunciando, vocalizando, acostumbrándose a pronunciar bien...”.

La tercera evaluación se dedicó a preparar la grabación del cortometraje. En clase se trabajaba la lectura teatralizada y se perfilaban los papeles asignados, el vestuario, el maquillaje y el atrezo necesario. Se expusieron los cortes musicales seleccionados para el corto, la música del jazz gitano (o jazz manouche) y en especial la figura del guitarrista francés Django Reinhardt. Homenajeando a Woody Allen, se utilizaron fragmentos musicales de su film Acordes y desacuerdos (Sweet and lowdown, 1999).

Una clase a la semana (de cuatro) se dedicaba, Homenajeando a Woody Allen, se utilizaron fragmentos musicales de su film Acordes y desacuerdos (Sweet and lowdown, 1999).además, a la lectura y comentarios de textos relacionados con la trama filosófica del corto, tratando también de mejorar la expresión oral en francés. Se leyeron fragmentos de ‘L'Étranger’ (Camus), de ‘Huis Clos’ (Sartre) y de ‘Candide’ (Voltaire). El rodaje se produjo en cinco tardes consecutivas de una semana de mayo.

El tiempo de espera para acceder al visionado final se dedicó fundamentalmente a elaborar afiches de promoción para el día de su estreno en Youtube. Presentían que el trabajo iba a ser bueno. También se pretendía “animar a los profesores de idiomas” a la realización de este tipo de actividades audiovisuales en sus centros.

Fotogramas del Cortometraje 'Le Boss' : Antonio Galán y Ángel Toledo

Fotogramas del Cortometraje 'Le Boss' : Antonio Galán y Ángel Toledo
Fotogramas del Cortometraje 'Le Boss' : Antonio GalánÁngel Toledo

Antonio manifesta que “atreverse a convertir el análisis de una obra literaria en la creación de una obra audiovisual, es un hermoso yacimiento educativo, que necesita potenciarse. Internet es un océano y estos trabajos son botellas de náufrago. Ojalá puedan servir para que nuevos compañeros se animen a tirar la cuarta pared que hay (y que en realidad no hay) entre la pizarra y los pupitres”.

Este proyecto ha girado su mirada, de manera decidida, hacia la incorporación de las TIC, un nuevo impulso para seguir enseñando lengua francesa. "Si nuestro mensaje es escuchado a través de los canales de comunicación de Internet, los incorporaremos, abriendo nuestro espacio".

El impulso inicial se ha convertido en ilusión mantenida y hoy mismo acaban de subir un nuevo trabajo.Os invitamos a su estreno en Youtube >>

Imagen de Antonio Machado, contruida en base a la portada de la obra editada por Antonio Chicharo: Antonio Machado y Baeza a través de la Crítica.Acabamos este relato haciendo un pequeño homenaje a ese otro profesor de francés, Don Antonio Machado, en el 75 aniversario de su muerte, tomando prestado unas de sus estrofas más conocidas y sugerentes…

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar. 

 

No hay […] sujetos en riesgo independientemente de los contextos sociales y culturales (políticos, económicos, etc.) más amplios que crean lógicas de fondo y procesos provocadores de su vulnerabilidad. Tales contextos, por lo general, no solo fabrican riesgos, sino que también los avalan, certifican y hasta exacerban a través de mecanismos más o menos sutiles.
[Escudero, J.M. (Coord) 2012: Estudiantes en riesgo, Centros escolares de riesgo] (*)

Jesús Sáez Molero, Profesor Técnico de Formación Profesional de la especialidad de Sistemas y Aplicaciones Informáticas, del Instituto Público de Educación Secundaria “José Rodrigo Botet” de Manises (Valencia), continúa la descripción iniciada en el ‘post’ anterior sobre su experiencia docente con estudiantes del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI).

En el relato anterior, nos quedamos en el momento en que, a raíz del éxito experimentado en el primer curso, los propios estudiantes de PCPI le pedían a Jesús continuar, durante el segundo curso, con el mismo planteamiento metodológico.

Este segundo curso de los PCPI, es algo más complejo de organizar curricularmente. Se recurre, quizá con demasiada frecuencia, a los contenidos académicos establecidos en el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). A esta circunstancia, hay que añadir ese profesional empeño de los docentes por conseguir que todos sus estudiantes titulen; es decir, obtengan el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.

La petición de los estudiantes se encontró con una condición que Jesús puso para llevarla a efecto: “Si en primero trabajamos ‘sobre’ y ‘con’ el ‘mundo del cine’, en este segundo curso tendríamos que trabajar, además, ‘sobre’ y ‘con’ el mundo del cómic”.

“Si en primero trabajamos ‘sobre’ y ‘con’ el ‘mundo del cine’, en este segundo curso tendríamos que trabajar, además, ‘sobre’ y ‘con’ el mundo del cómic”.

Muchas fueron las pegas… “Jesús, a mí no me gusta leer. Me aburre”; “yo no soy capaz de entender las historias, me pierdo a la cuarta página”...

Después de un tiempo de diálogo, de viva conversación, de ‘tira’ y ‘afloja’…  al final, se aceptó la condición. Los estudiantes de PCPI empezaban a creer en ellos y en sus posibilidades.

La disponibilidad de cómics clásicos, como Tintín, Mafalda o Calvin y Hobbes, Marvel Cómics, DC Cómics, Manga y similares, junto con la aparición, cada vez más frecuente, del cómic de autor, supone una considerable riqueza de recursos para el aprendizaje. A partir de una aproximación al ‘mundo del cómic’, los estudiantes se van sumergiendo poco a poco en el hábito y disfrute de la lectura.

El planteamiento de partida fue la creación de una biblioteca virtual, a partir de la biblioteca física del centro, digitalizando su contenido y subiéndolo a la ‘nube’. Se utilizaron diversas herramientas de almacenamiento, plataformas online y redes sociales (blogs, microblogging, grupos y comunidades en la ‘nube’, avisos, mensajería, foros…). Con esta infraestructura se hacía posible un trabajo en colaboración, en red… partiendo de un directorio común, utilizable por todos los estudiantes.

Una vez más, la informática se configuraba como una herramienta relevante de trabajo para la gestión de la información, la comunicación y el conocimiento.

Cada estudiante crea su blog, editado y personalizado hasta el punto de que algunos llegaron, incluso, a retocar el código de su página. En este espacio virtual, se narran las últimas películas visionadas y se hacen recomendaciones sobre la lectura de cómics a sus compañeros, compartiendo, además, estas consideraciones en las redes sociales.   Cada estudiante crea su blog, editado y personalizado hasta el punto de que algunos llegaron, incluso, a retocar el código de su página

Hoy, he entrado en clase —comenta Jesús— y me siento reconocido en la reclamación que me hacen: “por favor, profe, necesitamos más tiempo para leer”.

Uno de los alumnos que decía aburrirse leyendo, contaba que la noche anterior no pudo dejar de hacerlo hasta las 3:30 horas de la madrugada. Otro, que no podía pasar de la cuarta página, llevaba entre manos un cómic por fascículos; ahora estaba leyendo el número 14, el equivalente a unas 300 páginas y comentaba: “Mi madre dice que no parezco el mismo, que no hay quien me conozca”.

Además de disfrutar con las lecturas, los estudiantes se enfrentan a sugerentes temas de debate y a contenidos relevantes para el resto de ámbitos curriculares. “Adolf”, “Maus”, “El Arte de Volar” o “Paracuellos”, se alternan con volúmenes seleccionados de ‘Batman’, ‘Asterix’, ‘Mafalda’ o ‘Calvin y Hobbes’, entre muchos otros, generando diálogos colectivos, argumentados y controvertidos, sobre la Guerra Civil Española, la Segunda Guerra Mundial, los sistemas económicos que rigen el mundo o el sentido mismo de la educación.

Estos mismos estudiantes son los que, en horario de recreo, acuden a la biblioteca para hacer peticiones de nuevas lecturas que se hace necesario adquirir y, de hecho, consiguen que las estanterías estén inusualmente abarrotadas. Han descubierto que sus capacidades estaban ocultas, han experimentado el placer de aprender, de disfrutar con la cultura y el conocimiento. Ahora saben que “de tontos, ni un pelo”.

No todos leen el mismo cómic al mismo tiempo, pueden hacerlo cada uno a su ritmo (ajuste que, por supuesto, el profesor debe conocer). En el caso de las sagas, o de cómics que cuentan con varios tomos, los estudiantes no tienen acceso, desde el principio, a todos ellos; se pautan los tiempos en los que ir recibiendo las sucesivas entregas, despertando la sensación de necesidad, de quedarse con ganas de más...

Esta fórmula brinda una oportunidad al estudiante y al profesor. Al leer cada uno un cómic diferente, demanda y recibe pautas diferentes, ajustadas a su nivel de aprendizaje. Supone un esfuerzo extra para el profesorado, pero también le permite realizar un seguimiento personal (algo posible, ya que no hay más de 15 alumnos por aula).

Muchos profesores del IES ‘José Rodrigo Botet’ están convencidos de que la principal motivación para aprender procede de las relaciones, los sentimientos y las emociones que se ponen en juego en la personalización de la experiencia del aprendizaje.

Grupo/clase del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) del IES ‘José Rodrigo Botet’
Grupo/clase del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) del
IES ‘José Rodrigo Botet’

Jesús afirma que, trabajando de esta forma, consigue crear un sugerente espacio que da sentido al aprendizaje de las TIC: aprender a usar las tecnologías, experimentando las ventajas que su manejo aporta… En este caso, la mejor organización del trabajo, la ayuda a la hora de cumplir con las obligaciones semanales, el desarrollo de un trabajo en colaboración y sin barreras temporales y espaciales, un aprendizaje más autónomo...

El estudiante, gracias a las herramientas tecnológicas, accede en todo momento a los diferentes materiales elaborados por los profesores, sube los archivos con los ejercicios realizados, lleva un calendario de las diferentes presentaciones, pruebas, actividades extraescolares, etc.


Con este enfoque metodológido de aprendizaje se ha conseguido que casi el 90% de los alumnos (el 100% aprobó primero) decidieran cursar el 2º curso de PCPI. Y al finalizar el 2º curso, otra vez con el 100% de estudiantes aprobados, cerca del 75% tenían claro que querían acceder a un Ciclo Formativo de Grado Medio y continuar sus estudios.

Estos dos datos —comenta Jesús—ponen de manifiesto que los alumnos no se ven fuera del sistema educativo; se sienten suficientemente motivados para alcanzar los objetivos curriculares. Para nosotros, la mejor evidencia de que este modo de relacionarnos y de aprender ha sido un exito.

Jesús Sáez Molero... y l@s protagonistas de este relato (IES ‘José Rodrigo Botet')
Jesús Sáez Molero... y l@s protagonistas de este relato (IES ‘José Rodrigo Botet')

Jesús termina su relato insistiendo en que esta experiencia, junto con otras muchas que se desarrollan, día a día, en cientos de institutos de nuestro país, pone de manifiesto cómo lo que falla no son nuestros estudiantes, sino el propio sistema.



(*) El Consejo de Gobierno de la Universidad de Santiago de Compostela ha aprobado el pasado mes de enero la propuesta de investidura como doctor honoris causa de Juan Manuel Escudero, catedrático de Didáctica de la Universidad de Murcia.

Sobre el autor

Rodrigo J. GarcíaRodrigo J. García. Doctor en Ciencias de la Educación. Premio Nacional de Investigación Educativa (MEC.CIDE). Ha sido Asesor del Gabinete Técnico del Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid y Asesor Técnico Docente de Renovación Pedagógica y Formación del Profesorado de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Ha colaborado en el fortalecimiento de los movimientos de innovación educativa, impulsando el Portal Innova: una plataforma virtual de difusión de movimientos y prácticas de escuelas democráticas. Forma parte de diversos colectivos profesionales de mejora escolar (Atlántida, ADEME, Foro de Sevilla…). Es asesor para el desarrollo de prácticas democráticas de aprendizaje en instituciones educativas.

TWITTER

Rodrigo J. García

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal