¿Qué es esto?

Sobre este blog
Espoiler es un weblog que se especializa en ficción televisiva, descargas p2p y subtitulado. Además del blog, que es pura palabrería, puedes visitar EspoilerTV.com, la mejor base de datos en español sobre series de televisión. Y registrarte para tener tu Agenda Personal.

Espoiler está pensado para las miles de personas que eligen ver televisión de calidad, en lugar de quejarse de la telebasura.

¿Quién escribe?

Sobre el autor
Hernán Casciari nació en Buenos Aires, en 1971. Es escritor y periodista. [Más]

Suscríbete a este sitio


RSS envía a donde quieras los titulares de Espoiler.

Telebasura

Qué culpa
tiene el Tomate

118 Comentarios
 

El título del texto de hoy es fragmento de una canción popular que nació durante la Guerra Civil, y que también se usó en la revolución cubana y en otros intentos revolucionarios de izquierdas de América latina. Habla de hijos de puta, de injusticias, de inercia popular y de un sueño utópico de cambio. La segunda estrofa (de cuatro) dice así:

Qué culpa tiene el tomate
que está tranquilo en la mata,
si llega un hijo de puta
y lo mete en una lata,
y lo manda pa’ Caracas.

Ayer por la tarde, cuando me avisaron que El Tomate dejaba de existir en la pantalla de Telecinco, se me pegó esta canción en el parietal derecho del cerebro y no me la pude sacar hasta muy entrada la noche.

Muy pocas veces hablamos en Espoiler de ese programa de la televisión. Exactamente, dos veces. La primera fue en un artículo llamado Salva a tu madre y salvarás el mundo, en donde recomendábamos al lector joven de este blog que pusiera manos a la obra y rescatara a su progenitora de los tentáculos de la mala televisión, liderada en su franja vespertina por El Tomate.

Entonces yo estaba convencido (lo sigo estando) de que, si muchas señoras están hoy frente a la pantalla viendo una televisión de mierda, es por culpa de sus hijos. No de Jorge Javier Vázquez.

A veces leo en foros progres de gente cool, y en docenas de columnas de prensa, a la gente joven y superguay quejarse del enorme tirón de la telebasura. Que cómo puede ser, que no hay derecho, que la gente en España se traga lo que le ponen en la tele. Pero después ahondo en la cuestión y no encuentro un puto salvavidas para las madres y las abuelas.

Ni uno de esos muchachos inteligentísimos le ha grabado a su madre un DVD con buena televisión. Ni uno de estos genios con buen gusto ha escrito un tutorial sobre divx para el ama de casa. Ni un periódico culto, de esos que los sábados descubre en su suplemento cultural que la tele es asquerosa, se digna el sábado siguiente a explicarle a su lector cómo se sintoniza la buena, la que sí vale.

La yerba de los caminos
la pisan los caminantes,
y a la mujer del obrero
la pisan cuatro currantes
de esos que tienen dinero.

El mayor error cultural de los gobiernos españoles (de derecha y de izquierda) es que siguen creyendo que la gente grande, sabia siempre, tiene que educar a la gente joven, descarriada siempre. Y es justamente al revés.

Me dio siempre muchísima risa la postura política de que hay que regular la televisión vespertina “para salvar a los niños y a los adolescentes”, cuando está clarísimo que —a esa hora— el único ser vivo lobotomizable es la señora mayor, que se deja las neuronas al completo en la pantalla.

¿De qué niños y adolescentes hablan? ¿De los que, mientras miran de reojo la tele de aire, se están descargando Family Guy, Heroes y fotos de chicas de Europa de Este? ¿A esos hay que salvar de las garras de Jorge Javier?

¿Son esos niños los que llenan de conversación vacía y morbosa las calles, los que cotillean sobre el tamaño del pene de los toreros y la profundidad vaginal de las folklóricas, o la conversación vacía y morbosa está en la cola del mercado, en la peluquería y en la sala de esperas de los doctores de la próstata?

El gran error que cometen los niños y los adolescentes es, repito, no enseñarles a sus mayores a descargarse videos interesantes para mirar por la tarde. Cometen pecado de omisión, quieren todo para ellos, no comparten la data buena.

Ayer se emitió el último episodio en directo de El Tomate. Se acabó, por suerte, y eso está bastante bien. Pero no se le ocurra a nadie cantar victoria. Que no exista ya el producto no significa que haya muerto el consumidor. (Pensar así sería tan ridículo como ilegalizar un partido político y creer que de esa forma sus votantes cambian de opinión o desaparecen.)

No. Eso es ingenuo, eso es política. Los tres millones de ojos que veían El Tomate no han quedado ciegos ni han muerto. Allí están, como vegetales nocturnos, aguardando otra vez el primer rayo de sol tóxico, esperando algo más que les enturbie las tardes. ¿O alguien sospecha que Telecinco, desde el lunes, programará tardes temáticas con Ingmar Bergman?

Los señores de la mina
han comprado una romana
para pesar el dinero
que toditas las semanas
le roban al pobre obrero.

Éste es el momento, lector de Espoiler con madre y abuela viva. Este viernes, la señora que mora en tu casa (la que te plancha los vaqueros) estará con la guardia baja. Descolocada, deprimida, sin saber qué mirar. Es la hora de actuar con decisión y heroísmo.

Grábale tres o cuatro dvds de las Desesperadas, de A dos metros bajo tierra, de Vientos de Agua, o la primera temporada de Lost, para llenar ese hueco tonto, ese agujero negro que existirá de 15:30 a 17. Explícale a esa pobre señora cómo se pone el play del reproductor. Dile, con palabras dulces, que las tardes pueden ser mucho mejores desde hoy, conversa un poco con ella.

Tú, adolescente maltratado por los gobiernos y la sociedad, tú, que eres capaz de hacer cola por la madrugada para comprar el último libro de Harry Potter y después leerte las ochocientas páginas en una semana mientras los tertulianos de las radios dicen que la juventud no lee, tú, enséñale a tus mayores, con humildad, a mirar buena televisión.

Cuando querrá Dios el cielo
que la tortilla se vuelva…
Que la tortilla se vuelva,
que los buenos coman pan
y los malos mierda, mierda.

Cambia la historia, joven español. Desde el lunes, la revolución está en tus manos.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 118 Comentarios

Comentario # 101
[por Ana]

No sé la culpa que tendrá el tomate de nada, lo que sí se es que esta anciana, sí anciana de 76 años, está hasta más arriba de las canas de que la consideren retrasada mental.

A ver, chic@s list@s, grandes universitari@s pegados al qué será será de Lost, que se diferencia de una telenovela en que en vez de 200 capítulos seguidos los dosifica por años, para encima y muy posiblemente terminar de forma brusca sin que nadie se entere del final o le den un final tan asqueroso como a "Alias".

Las mujeres no somos tontas por definición ni por edad, vosotros los amantes hijos y maridos nos habéis intentado embrutecer a lo largo de la historia, como decía Mafalda, el problema no es que la mujer jugase un papel en la historia, sino que nos pusieron a "enjuagar" un paño. Y sí vuestras brillantes inteligencias no han dado más que para pedir a vuestras madres y mujeres y en muchos casos a vuestras hijas, que la ropa estuviese limpia, la comida a la hora y que recogiesemos lo que dejabáis tirado; si trabajábamos fuera de casa, ni Dios todopoderoso nos eximía de al entrar por la puerta comenzar las tareas del "hogar", que de hogar tenía para nosotras lo que una prisión en el tercer mundo, vamos que Sona en Prison Break es casi un paraíso comparado a lo que nos encontrábamos, añadido a que en vez de hijos teníamos "terminators" y cuando entrábamos por la puerta parecía que habían estado de fiesta con los 4 jinetes del Apocalipsis.

Si no trabajábamos fuera de casa, el baldarnos la espalda limpiando era "lo nuestro", y no seré la única que a oído "para lo que haces", "si no haces otra cosa".

Cuando crees que ya te has liberado, o sea quedado viuda, y tus hijos se han ido de casa... Ja, Ja, Ja, te traen sus terminatorcitos en desarrollo, "¿nos los cuidas mamá? Es que vamos a salir con unos amigos, o tenemos que trabajar". Para esto hay una respuesta, pues yo quiero terminar una novela, o ver una película, o salir con 2 amigas, o tumbarme en la cama y miarar al techo o navegar por la red.

¡Y amigos! Ahí, ahí mismo, te conviertes en la insoportable, en la rara, y principalmente en la egoista, porque no estás, ni ganas que te quedan, para seguir resolviendo sus/vuestros problemas.

Os quejáis de que vuestras madres no leen, ven el tomate, y poca cosa más, preguntadles a mis hijos lo muy felices que son con una madre, que no plancha, que no les recoje la ropa, que a veces se le ha olvidado hacer la comida por terminar un libro interesante, o que sabe más de internet que ellos, y ha olvidado mucho más de ordenadores de lo que ellos, con sus Windows Vista y XP, llegarán nunca a aprender.

Y por cierto el Azureus consume muchos recursos, prefiero el µtorrent, y me digáis lo que me digáis, considero que la televisión estadounidense es más que parecida a la nacional, solo que con más presupuesto para cada capítulo.

En una palabra, los viej@os no somos tont@s, pero así nos queréis ver.

Comentario # 102
[por Kamila]

Qué palabras tan sabias!! Bravo! :)

Comentario # 103
[por María]

Amen.

Por cierto, a mi madre le encanta "Dexter".

Comentario # 104
[por Cyber]

¡Rediós! ¡Se me han erizado los pelos de la espalda leyendo el último tramo!

Voy a linkar ipso-facto este glorioso artículo, a ver si conseguimos espandir la poderosa idea que transmite...

Siempre suyo, señor Casciani.

Comentario # 105
[por ]

Ana #101, Gracias. Tus palabras me han encantado, el perfecto ejemplo de porqué no se puede generalizar con los tópicos machistas.

Comentario # 106
[por jorge]

Una vez desaparecido el Tomate, la peor telebausra que queda son lso informativos sesgados e interesados financiados a golpe de dinero público. Telemadrid es el ejemplo más destacado de este tipo de telebasura, con el agravante de que al ser una entidad pública, se puede considerar como una forma de corrupción. También los jóvenes lideran aquí, y por eso se ha producido una especatcular caída de audiencia en este lamentable ejemplo de lo que una televisión pública jamás debe ser.

Comentario # 107
[por Norby]

#105 No se puede generalizar con nada, lo q pasa es q cd se hace con tópicos machistas paree q el que lo hace es un criminal de guerra. En publicidad pueden aparecer los hombres como completos inútiles q no saben poner una lavadora o haciendo de retrasado q hasta q no viene la mujer está perdio y no pasa absolutamente nada pero como una mujer se excite en demasía por el perfume de un hombre o, uno q me hizo mucha gracia, para discernir si se trataba de una mujer o un travesti le pregunten como es un fuera de juego ya tenemos hordas de mujeres detrás pidiendo la retirada del anuncio. Si hasta utilizaron esto para publicitar una página de apuestas y, por supuesto, ganaron.

P.D. Muy bien por la ciberabuela Ana pero tendrás que reconocerme que eres un caso excepcional, no la norma.

Comentario # 108
[por Alex]

A mi me gustaba mucho el tomate y me considero huerfano mediatico de JJ y la Alcayde , pero aparte del tomate , tb veo series de estas que hablais aqui , tb leo , voy al cine y me gusta escoger que películas veo , etc etc. Yo se que tanto el autor como gran parte de los lectores de este blog fieles seguidores del guru de la dignidad Angel Martin , estais por encima de todos los mortales pq veis series y os horroriza el tomate.Soys basura en una palabra que os define muy bien, seguidores de modas que cambiais de chaqueta con avidez.La tele no son solo series pero teneis una visión tan cerrada que como para ponerse a explicar.Gracias a Angel Martin sabeis vida y milagros de los famosos hijos mios ay ay ay ayaaaaa

Comentario # 109
[por Norby]

Alex, ese "Soys" basura con "y"...te ha traicionado el subconsciente ¿verdad? Querías decir "Soy basura"

Comentario # 110
[por David Saltares]

La verdad es que tienes razón. Mucha de ellas se han hecho consumidoras de telebasura porque no tienen alternativa, bueno sí, los documentales de la 2 que no ayudan mucho...

Habría que darles otra cosa que ver, que tuviera calidad.

Este blog, definitivamente, va a mis marcadores.

Saludos.

Comentario # 111
[por Julen]

Señor Hernan, me descubro ante Ud. Excelente y valiente anotación (especialmente también por la frase «Pensar así sería tan ridículo como ilegalizar un partido político y creer que de esa forma sus votantes cambian de opinión o desaparecen.»).

Mi madre, ha sido una defensora a ultranza del «Tomate». En serio, pensaba, diría piensa, que su gran virtud es que no se compromete con nadie y que da palos a todos. Incluso a personajes que son tabú en España.

Pero también le diré, que yo al menos he cumplido mi parte. Me siento agradecido por su artículo porque sí, creo que tengo todo el derecho a decirlo me he aplicado el cuento. Mi madre se descarga sus capítulos de JAG, Anatomía de Grey, Stingers... del eMule. Se acaba de comprar un disco duro externo que puede conectar a la TV y está la mar de contenta. Eso sí, si hubiera «Tomate», lo seguiría viendo. ¡Qué le vamos a hacer!

Comentario # 112
[por Reno]

Deseando estoy de ver salvadores de patrias.

Comentario # 113
[por carmesina]

Como ya se ha dicho, la tv no educa, entretiene, y el Tomate era sólo un instrumento que estaba ahí, el uso que se hiciera de él, depende del criterio del espectador que es lo importante. Que salía caspa de esa que da vergüenza ajena, cambiaba, pero de vez en cuando se destapaba la cara oscura de políticos e instituciones, de jueces, empresarios, etc. cosa importante para relativizar y no ser demasiado crédulo ante el circo de la clase política española.
En fin, que quien clama su censura inmediata tal vez tenga miedo de su propio criterio, que un programa sin pretensiones lo vaya a idiotizar... yo estudio Filosofia y podía conciliar el sueño tranquila cuando lo veía, es más encuentro que a veces tiene más sentido cualquier gilipollez del Tomate que muchos de los grandes dilemas metafísicos de Occidente.

Comentario # 114
[por carmen alcaide]

Yo veía el tomate, y no le doy tanta importancia al hecho, no creo que sea algo que te convierta en una cosa o en otra.Puedes ver el tomate y disfrutar de pelis como " Las horas del día", " La soledad", " La noche es nuestra", comics como "Mause", música de Miguel Bocamuerta, etc.

Vamos, que no lo veo tan definitorio, otra cosa sería que me gustase " Bailar en la oscuridad"," Dies Irae", o yo qué sé, el cine camboyano, entonces ya si que tendria un problema.

No sé si me explico, lo estoy dudando..., que tampoco veo( o quien vea el tomate o similar)tan aberrante ver el tomate, si es una nota de color, un adornar el camino. Vaya, que este siglo XXI se caracteriza por la heterogeneidad, y que por qué no, que veo el tomate y adoro a Paquirrín, y muchas veces no se tienen ganas de ver calidad, sino de dejarte caer en el sofá, no pensar en nada, y dejar dormir tu mente un rato. Y si hago eso pues lo hago porque me da la gana, y así mi madre, mi abuela y mi tia, mis amigas, y todas las hembras qeu me rodean, que los hombres están leyendo mientras qué digo yo, lo menos, lo menos, a kierkegaard, qué va, qué va
Me ha gustado el artículo aunque sea pelín simplista y paterno protector.

Comentario # 115
[por Giselle Sánchez Carreon]

Hola, me parece interesante tu artículo pues yo estudio Ciencias de la Comunicación en la UNAM (Ciudad de México), así que estoy involucrada en los medios de comunicación. Por este lado vivimos el mismo problema de la televisión y programas basura, por lo menos en mi caso mi abuela por las tardes ve las telenovelas, en ellas se presentan situaciones idealistas que determinan la forma de ser de la sociedad, pero pobre de cultura; y por desgracia en la mayoría de las casas mexicanas son los programas más sintonizados por la población.
En mi opinión, es un problema que viene desde las costumbres y educación básica. En éste país la televisión conforma gran parte del entretenimiento mexicano, éste no es precisamente cultural. Es importante reflexionar qué le enseñamos a nuestros niños, qué vemos nosotros en la televisión, porque es la manera en que formamos a nuestros descendientes, a nosotros mismos e incluso a la sociedad.
A mi me interesa que los mexicanos tengamos una mayor visión crítica en cuanto a lo que se nos presenta en la pantalla, tener programas de calidad, culturales y de formación. Pero es un tanto idealista pues las dos principales televisoras (Televisa y Tv azteca) son las dueñas de la mayoría de los canales de televisión abierta y de la programación de los mexicanos, por lo tanto es una programación basura, por lo que difícilmente se tendrán programas de calidad (excepto en la transmición de las series como Dr. House, en la que comparto el gusto).
P.D. Escribes artículos interesantes, felicidades.

Comentario # 116
[por milovoss]

http://es.youtube.com/watch?v=t8UmEVXlv6A jaja que pelotudos !!

Comentario # 117
[por digisang]

The content is very useful.
please visit us:https://www.digisang.com/Articles/Detail.aspx?id=1532

Comentario # 118
[por sepidtech]

Thank you for the insightful article!

please visit us:
http://yon.ir/xSqMg

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal