Estrategia Digital

Estrategia Digital

A través de las herramientas de medición online hemos llegado al conocimiento de innumerables cuestiones que suceden a diario en la red. La analítica web abre una amalgama de puertas para entender aspectos clave en la concepción, lanzamiento y mantenimiento de cualquier negocio online. Este blog pretende analizar cosas que pasan a diario en un mercado en el que todo cambia en horas.

Ni todas son '2.0', ni todas son 'burbujas'

Por: | 03 de junio de 2011

No conviene generalizar. Hablar de burbuja 2.0 es demasiado amplio, sobre todo cuando en ocasiones nos referimos a negocios con cierta solidez en la red (al menos para los plazos que marca Internet). Existen categorías de sites cuya naturaleza de negocio propone una necesaria segmentación de las mismas. No todas las compañías tecnológicas con intención de salir a bolsa tienen los mismos riesgos. Los fantasmas del pasado, además, están motivados, en ocasiones, por compañías tradicionales que entraron en Internet con diferentes afanes empresariales y mucha operación codicia. Algunas empresas de esta nueva generación tiene diferentes intenciones; unas construidas sobre negocios que funcionan, otras, indudablemente, edificadas sobre grandes cantidades de humo que algún inversor llegará a inhalar, tras comprarse un "deal" de masaje relajante en Groupon.    

Salida a bolsa

Yandex y Linkedin, las primeras de esta nueva era de puntocom en el parqué,  son incomparables. Facebook y Groupon no tienen nada que ver. Twitter y Vkontakte, Zynga y Pandora... Todas son muy diferentes entre sí, aunque les una un mismo mundo tecnológico. Sin embargo, a la hora de analizarlas muchos analistas las meten en un mismo contexto de ingresos potenciales y experiencia de uso. No se ve más allá, no se tiene en cuenta las empresas adquiridas, sus permanentes inversiones en innovación, su capacidad de acometer desarrollos ante eventuales competidores con servicios similares o sus posibilidades de reinventar nuevos servicios premium en una red cada vez más sensible al pago por cosas que valen la pena.  

Los buscadores, por ejemplo, no son una burbuja. Google marcó el camino y se encontró con plazas en las que, ya sea por problemas políticos, o por adaptación de producto, idioma e idiosincrasia no pudo dominar mercados potentes para el negocio de las búsquedas por Internet. Rusia con Yandex y China con Baidu son dos de estos exponentes. Por eso, valorar la salida a bolsa de Yandex desde la óptica de la obvia sobre estimación de las Redes Sociales parece un error. Según datos de comScore, Rusia tiene 47,8 millones de internautas al mes. Yandex, el buscador ruso, obtuvo 54,1 millones de usuarios en abril de 2011. Supera la penetración en su área de influencia porque también actúa en países del entorno de la antigua Unión Soviética y goza de unas métricas de fidelidad, uso y atención realmente interesantes. Yandex es el 15º site más visitado desde Europa. Han tomado una posición dominante en un área geográfico. Mantienen buenos niveles de facturación y han esperado con paciencia y prudencia su entrada en bolsa, que les permitirá seguir creciendo.

Google les marcó el camino y lo están aprovechando, sin inmediatez y con paso firme. Lo raro hubiera sido que sus compatriotas de Vkoktakte.ru, la red social rusa con mayor tiempo de consumo en Europa (superando en este indicador a la todopoderosa Facebook en viejo continente), fuera la que hubiera salido a bolsa. Independientemente de tener casi 10 millones de usuarios únicos diarios en Rusia y doblegar a Facebook en esta plaza, les conviene imitar a Yandex en su espera y observación a Google, ver qué pasa con Facebook en Wall Street, consolidar sus ingresos, invertir en producto y fidelidad de sus adictos usuarios.

  Vkontakte

Más que burbujas 2.0, hay salidas que se han hecho con mucha lógica y consistencia. LinkedIn ha sida la primera de las Redes Sociales en salir a bolsa. Vertical y con un negocio con tres línea de explotación que despegan. Sus ingresos resultan más interesante que otras iniciativas por la diversificación del mismo y la tendencia alcista. 

Facturación redes sociales Facebook es la más esperada. Su salida parece estar auspiciada por el entorno ruso de su accionariado. Más allá de eso, la facturación que espera alcanzar en los próximos años es significativa. Las posibilidades alrededor del comercio electrónico sobre su plataforma, así como los volúmenes de audiencia y alta frecuencia de uso, vaticinan una gloriosa aceptación de los inversores en bolsa. Su fundador no parece tener demasiada prisa y espera con calma una fecha en la que harán historia. Mientras, firman con Spotify y siguen mejorando las funcionalidades del producto. A la espera de que la publicidad social dé los resultados prometidos, ya dominan el volumen de las impresiones en los países dónde mayor inversión hay en publicidad online. Tienen el foco y la fama necesiaria para especular en el parqué, pero parece un poco edulcorada por accionistas que esperan dar un buen pelotazo.

Zynga, Pandora... todas tienen sus fortalezas y atractivos. De esta tanda, quizá el que más riesgo entraña sea Groupon. La compañía americana de cupones descuento es la que más huele a burbuja. Un negocio sin demasiadas barreras de entrada en donde empiezan a surgir comercios con quejas. Las fuerzas comerciales, además, dejarán de estar solas y competirán con iniciativas locales con mayor capacidad de incentivo al comercio. Una vez se pierda el factor exclusividad y los usuarios posean múltiples opciones, habrá que analizar la posición de Groupon en cada mercado. De la fuerte inversión recibida no han invertido un euro en la optimización del site, ni en reforzar el CRM para adaptar las ofertas a sus gigantescas bases de datos. Además, su fuerte presencia publicitaria en la red les puede ocasionar problemas cuando reduzcan la inversión en campañas. Tienen prisa porque son los que más necesitan líquido inmediato para seguir aumentando su artificial presencia en muchos mercados. Con el tiempo, su fundador, Andrew Mason, se acabará arrepintiendo de no habérselo vendido a Google cuando pudo. Las lamentaciones, eso sí, serán un par de años después de haber salido a bolsa y desplomarse.                 

Hay 1 Comentarios

Te mojas, pero bien en relación con Groupon.

Estoy totalmente de acuerdo en tu conclusión.

Un saludo!

Luis

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Eskup