Los comentarios de esta entrada están cerrados.

« Relaciones personales | Inicio | Sophie Evans »

21 octubre, 2007 - 00:33

Comentario de Isabel

Con vuestro permiso, rescato un comentario que una lectora ha publicado en el post sobre "bisexualidad masculina" y que me parece estremecedor. Hay, desde luego, un enfoque menos "erótico-festivo" de las opciones sexuales y que, a mi modo de ver, coincide con el eterno límite de todas las demás libertades y sus respectivas manifestaciones: el no hacer daño al otro.

<<Buscando información sobre la bisexualidad masculina he encontrado este blogs sobre tema, el leído algunos de los comentarios y quisiera exponer no mi opinión sino mi experiencia.

(+)

Me case con un hombre que antes de estar conmigo había tenido experiencias homosexuales, no me las contó hasta algún tiempo después de casados, yo , tonta de mi, pensé que eran fruto de las circunstancias y un hecho aislado sin mas. He vivido con esta persona durante muchos años, durante este tiempo ha habido cosas que me hicieron dudar de que lo que me contara en su tiempo fueron lo que en un principio creí, pero claro no tenia pruebas y cuando a veces preguntaba, la respuesta era siempre la misma “ ¿ pero que es lo que tienes en tu cabeza? “ después yo me sentía culpable por sospechar y todo continuaba. Hasta hace unos días donde las pruebas aparecieron ante mi sin dar lugar a equivoco alguno.
Y yo pregunto a todos esos hombres que escribís haciendo alarde de vuestra bisexualidad, ¿Os imagináis el daño que hacéis? ¿ no será cobardía escondida detrás del nombre de bisexualidad? ¿Os imagináis lo que pueden sentir mis hijos cuando les diga que me separo de su padre porque tiene sexo con hombres ?.
Yo no tengo nada en contra de los homosexuales que viven como tal, que afronta su vida de acuerdo con sus tendencias , pero si lo tengo en contra de los que nadan y guardan la ropa , de los que se ocultan tras las apariencias para vivir su sexualidad en oculto, engañan a sus parejas, engañan a sus hijos, engañan a sus padres, engañan a sus hermanos, engañan a sus amigos, engañan a su vecinos pero antes de todo esto se engañan a si mismo.

Sólo puedo desearle a Isabel, tras agradecerle que haya compartido algunos detalles de su experiencia, que ojalá le vaya bien. Sí quiero añadir que, si bien se sobrevaloran en todos los ámbitos el orgasmo y la piel tersa, me temo que la integridad, hoy día, no sigue la misma suerte. En mi opinión lo grave es el engaño, más allá de con quién se haya producido. Que alguien con quien se supone compartes prácticamente todo, y en especial un proyecto de vida, esté desarrollando a tus espaldas algo que te resulta desconocido, resulta, cuanto menos, una traición.

He mantenido muchas conversaciones sobre hipótesis semejantes "y si tu pareja te engañara con alguien, ¿te dolería más si fuera con un tío?". Cuando quieres a alguien duele que te engañe con quien te engañe. Mi personal opinión sobre el asunto seguramente suene chocante, pero, puestos a elegir, casi prefiero que me deje por otro hombre. Al fin y al cabo con él no puedo medirme en ciertos aspectos en que, obviamente, somos muy distintos. Habrá cosas que él le pueda ofrecer y yo no, aunque sólo sean diferencias físicas, y eso me "tranquilizaría", mitigando un poco esa espiral de indignación que nos entra de modo automático cuando empezamos a compararnos con "esa zorra" con la que averiguas que se acuesta...

Comentarios

Bueno,Eva,estoy contigo.Para mí,lo importante es el engaño.No m imagino lo durísimo q tiene q ser para Isabel,porque,yo creo,si su ex le hubiese dicho q es bi,ella podía aceptarlo como tal o no;hubiese tenido opción de decidir si aceptaba a un bisexual o no para pasar el resto de su vida(q pa eso es el matrimonio no?,aunque se suele decir q no hace falta casase pa eso).
Pero él decidió,creo que egoístamente no decírselo porque probablemente ella no lo hubiese aceptado.
Si a mi un tío m pusiese los cuernos con otro tío m sentiría igual d mal q con una tía,porque al fin y al cabo,son cuernos,sean con quien sean.Eso si,m sentiría también engañada.T lo digo Eva,porque si t pone los cuernos con otro tio,es porque es bisexual,y a ti eso no t lo ha dicho,osea,TE HA ENGAÑADO.
Yo no conozco a ningún bisexual,pero los respeto como ellos respetan a los homo y heterosexuales,eso q quede claro.A mí eso m da lo mismo,lo importante es no engañarse a uno mismo ni a los demás.

desde mi punto de vista, y tal y como ya se ha dicho, el problema radica únicamente (y recalco ese únicamente, y no porque no sea importante, sino porque no hay nada más) en la traición. La traición, sea en el ámbito de la pareja, o en el de la amistad, o donde sea, es inadmisible, y como tal es lógica la indignación q siente isabel al respecto. Pero el hecho de q haya sido engañada con otro hombre o con otra mujer es algo q no debería tener la menor relevancia. Y en todo caso, yo tb comparto la opinión de Eva: si mi novio me engañara me sentiría menos herida en caso de ser con otro tío, ya q al fin y al cabo yo no podría medirme a esa persona en igualdad de condiciones.

Pero este señor, era buen padre, era buen esposo, era buen amigo de sus amigos??

Ha sido una agradable sorpresa encontrar este sitio. Gracias Eva Roy
- personalmente me parecería igual de deplorable ser "dejado" cualquiera que fuera el género del Otro; hombre, perro alto o quimera...

Un abrazo

Pues a mí el comentario de Isabel, tal y como ha sido citado por Eva, me parece una salida del tiesto.

¿Por qué arremete contra los hombres bisexuales porque su marido le haya puesto los cuernos? ¿Habría hecho lo mismo en un foro de mujeres si su marido se la hubiera pegado con otra? "A las mujeres que hacéis alarde de vuestra sexualidad, ¿os imagináis el daño que hacéis?". ¿Qué culpa tienen los hombres homosexuales de que su marido le haya sido infiel como para que les acuse sin tapujos de cobardía y de hacer daño a los demás sólo por hacer alarde de que se sienten atraídos tantos por hombres como por mujeres?

Pues comenta con un poco de retraso, ya que el post original es del mes de abril

Ser homosexual no se elige, si no dudo mucho que nadie lo eligiese, yo soy gay, y es muy dificil, desde cosas cotidianas como verte en la necesidad de salir del puto armario en cada grupo de personas nuevo que conoces o de no poder ir por la calle de la mano de tu novio porque siempre hay payasos que se creen con algún tipo de derecho de gritar "eh! Mariconas!" o "Zampa rabos, quereis uno?" y cosas preciosas que uno ya se hace pero no es agradable.

es "logico" que la gente permanezca en el armario, debido a lo dificil que es ser homosexual no admitirlo es lo mas cerca que estamos a no serlo, por esto se dan estos casos, por otro lado lamentables.

besos

http://terroristadelamor.blogspot.com/

Pues en mi humilde opinion no es lo mismo que te engagne con alguien de su sexo a alguien del sexo contrario, por que? pues porque lo que Isabel siente es que su marido la ha usado de tapadera y que se engagna a si mismo pensando que es bisexual, cuando en realidad es homosexual.
Si tu pareja es 'tu pareja' de verdad y te engagna...se podria entender, pero si sientes que lo unico que ha hecho ha sido ocultar su homosexualidad contigo...

Miss Eva, a Armstrongfl no le suena extraña su opinión final. Yo también preferiría (en el supuesto de que ocurriese) ser abandonado por alguien de su mismo sexo. Un saludo.

Me imagino que Isabel ha tenido que sufrir inmensamente por la situación vivida, me imagino las dudas, el dolor, el por qué a mí?, y sé que ni siquiera me acerco ni mínimamente. Y con todo mi respeto hacia ella y hacia su situación, lo que personalmente quisiera pensar que llegará un día en que el hecho de descubrir que tu padre a engañado a tu madre acostandose con otro señor, no sea más llamativo/doloroso/curioso que descubrir que tu padre he engañado a tu madre acostandose con otra señora.

Es decir, que espero que llegue el día en que lo importante en sí, lo que realmente genere dolor sea el engaño, la falta de confianza, la doble vida, y no el sexo de con quien se produzca dicho engaño. Vamos avanzando, pero aun nos queda.

Y a veces creo que uno de los caminos que nos queda por recorrer es la reflexión de que la sexual quizá no sea una opción, sino la expresión de la naturaleza de una persona. Uno no elige, no opta por desear a un hombre, a una mujer o a ambos,,, simplemente lo hace. Y al igual que yo no soy capaz de que me atraiga sexualmente una señora, habrá quienes sientan esa atracción por ambos sexos, y deberían reconocerlo abiertamente al menos a las personas que se pueden ver afectadas por ello (novios, esposas, maridos...)Quizá el que no lo hagan sea, en parte, culpa de la "sociedad" y de que todavía no está completamente normalizado, quizá simplemente sean cobardes. Y supongo que como en todo, habrá también grandisimos capullos a los que no les importe un engaño de tal calibre

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54f0c4fad8834

Listed below are links to weblogs that reference Comentario de Isabel:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal