Los comentarios de esta entrada están cerrados.

« ¡¡¡Todas!!! | Inicio | Matiz: frigidez y anorgasmia »

26 mayo, 2008 - 01:18

Mentiras y gordas, en el rodaje

Hugosilva_eva Moderna y original, ha comenzado el rodaje de la que promete ser una arriesgada mirada sobre los jóvenes y la forma de vida de muchos de ellos. Ya en la sinopsis -la tengo delante, reproducida a todo color en lujoso cartón de por lo menos 250gr., y que copio aquí abajo- se adelanta el esbozo de tramas de cuernos y rollitos lésbicos, que siempre son un reclamo en taquilla.

En esta foto, con el protagonista de uno de mis sueños lúbricos: Hugo Silva.

Mentiras y Gordas, de los directores Alfonso Albacete y David Menkes, con guión de ambos junto con Ángeles González Sinde, habla de un grupo de jóvenes que están descubriendo la vida y buscan en sus relaciones la solución a sus problemas: Seres que viven el delirio furioso de la noche, que se cruzan y entremezclan en playas, discotecas, bares, terrazas y chill outs, rodeados de música. Pero al amanecer, con el sol, aparecen también el bajón, la realidad y los sentimientos. Promesas incumplidas, sueños caídos, soledad. Tres días de un caluroso comienzo de verano con sus tres frenéticas noches donde los personajes descubrirán que su vida ya no podrá seguir siendo la misma.

Mariocasas_evaEn palabras de Albacete: “los personajes reflejan lo que sucede ahora con la gente joven. Es una comedia, una película joven y fuerte. Por fin en España hay actores jóvenes, solventes, con talento, que pueden hacer papeles buenos, con mucho interior y mucha historia y además, tienen esos físicos  impresionantes”.

Acudí a la presentación acreditada para dos medios, y confieso que flipé, porque leyendo la ficha de la peli resulta bien clarito de qué va, y no entendí que no nos quisieran revelar ná de na por ahora, después de convocarnos a nivel nacional... Nos mirábamos incrédulos, ¿hemos hecho tantos kilómetros para esto? Pues en efecto, en plan misterio total.


Copio parte de la rueda de prensa y de mi experiencia:

¿Alguna pregunta? Y desde detrás, una compañera inicia el turno:

- ¿Dónde están las gordas?

- La gorda –puntualiza Ana de Armas-. La gorda, que no es gorda, no ha venido.
- Miriam Giovanelli es una actriz de 18 años que hace de una de las gordas de la película, pero no podemos desvelar mucho más.

Myg_2 Me envalentono y levanto la mano. Como he dicho, conozco a Albacete, y a su marido cinematográfico, David Menkes, que me miran... Sé que saben que voy a abrir brecha.
 

- Para Elpaistv: Leyendo la sinopsis y escuchándote, Alfonso, hablando de gente joven, de noche… ¿Puedes explicar la parte de sexo de la película?
- ¡Sabía que ibas a ir por ahí!
- Bueno, preferiría que hablaras tú –por Albacete- y él –señalo a Hugo Silva- porque por lo que has explicado, su personaje tiene mucho éxito...
- Éxito tiene todo el mundo en esta película –concreta Hugo-.
- Bien, pues entonces: ¿Cómo enfocáis el sexo, la noche, las relaciones? –le pregunto-. ¿Hasta dónde se van a implicar los actores, qué tipo de escenas se van a hacer?
- Bueno eso se ha de ver en la película -Alfonso Albacete, echando balones fuera, empieza un discurso lleno de explicaciones no solicitadas acerca de los decorados, de la comida de la región, de lo fabuloso que es rodar en plató… todo por no contestarme. Le sigo mirando, ahora con ojos de incredulidad. Los demás periodistas, se dan cuenta de que no responde y empiezan los intercambios de codazos y de caras de decepción, así que, después de casi un minuto de promoción de los estudios, Albacete comprende que mi cara exige una respuesta a una pregunta, y se centra-. Y el sexo, en la película, sí, habrá sexo, en las escenas, quiero decir, porque en el rodaje, no. Estamos todos muy bien, de verdad. Por las noches, todos tranquilitos, todos bien. En la peli sí, habrá sexo pero no más ni menos del que tú hablas en tus páginas y en tus historias… -toda la prensa de España me mira preguntándose, ¿y ésa quién será?-.
- No he venido a autopromocionarme –trato de que Alfonso no desvíe el tema, y veo a Hugo Silva mirándome, y me pongo nerviosita…-. Me interesaba el enfoque del sexo en la película y el tono en que vais a desarrollarla.
- Desde la verdad, desde la verdad –insiste Albacete.
- Desde la verdad –abre la boca Menkes por primera vez.
- Y sin pudores –Albacete.
- Lo más natural –apostilla Menkes.
- Y además, ya conoces nuestro cine… –me explica Albacete, evocando épocas muy coloristas-. Lo que sí que es cierto es que estamos en una etapa donde tenemos un punto de vista más analítico sobre el sexo y todo esto, ahora somos más reflexivos  ante lo que sucede. Antes era un poco más frívolo, estamos siendo más analíticos.
- A esto me refería. En la sinopsis que nos habéis pasado, se dice que Mentiras y Gordas “habla de un grupo de jóvenes que están descubriendo la vida y buscan en sus relaciones la solución a sus problemas: Seres que viven el delirio furioso de la noche, que se cruzan y entremezclan en playas, discotecas, bares, terrazas y chill outs, rodeados de música. Pero al amanecer, con el sol, aparecen también el bajón, la realidad y los sentimientos”. ¿Qué hay de esos sentimientos?
- Eso Mario, Mario puede contar… -se parte de risa Albacete y se crea un revuelo donde nadie entiende nada-.
- Sí, la película se basa en eso: en la realidad –me mira Mario-. Estamos intentando enfocar esa reflexión de la realidad de chavales de diecisiete, dieciocho, veinte años, como mejor se puede, tratando el sexo de un modo muy natural, muy fresco y muy de verdad. Los guiones son así, como nosotros.
- Es que no se puede desvelar la película. Hay relaciones entre personas, relaciones heterosexuales, homosexuales… -dice Ana Polvorosa-.
- Y luego, pues se muestra lo que pasa después –es Hugo Silva-, lo que ocurre después de una fiesta o del sexo o lo que sea, todo ese poso de sentimientos, de contradicciones de los personajes… Yo creo que esa es la reflexión que se hace después, que no es todo fiesta por fiesta sino que hay un porqué detrás –les doy las gracias y otro compañero, agarra el micro y, para preguntarles cómo se organizan siendo dos directores, el tipo se pone a hablar cerca de cuatro minutos. Hasta los actores se miraban incrédulos ante el interminable speech del señor y su afán de agotar su asignación de quince minutos de gloria.

 

Menos mal que pude entrevistar a Hugo Silva -y tenerle a solas un rato resulta excitante y, a pesar de que comprobé que no se depila, me supo a poco. Y también a Ana María Polvorsa (la pelirroja que hace de hija de "Aída", ¿que cómo puedo haber pasado por alto pedirle que me confirmase si es pelirroja natural? Pues porque me corté, porque nos prohibieron efectuar preguntas personales y una, que es entre exigente y profesional, se decantó por la cautela) y, muy brevemente a Ana de Armas y a un futuro sexsymbol: Mario Casas (con él en la foto de arriba).

HugoHugo Silva. Foto de la película.

Comentarios

¿y pa cuando una entrevista a Hugo Silva de ésas tuyas tan personales?jop!!Espero que no te cortes gggg.
Otra cosa: ¿Mario Casas es el de "Los Hombres de Paco"?Está muy bueno de toas formas.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e5527d74438833

Listed below are links to weblogs that reference Mentiras y gordas, en el rodaje:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal