Los comentarios de esta entrada están cerrados.

« El método de Ogino | Inicio | Ni a la francesa »

05 agosto, 2008 - 10:13

The Pleasure, de PlayboyTv

PlayboyTv está emitiendo "The Pleasure", una serie sobre los placeres eminentemente femeninos, aquellos que los hombres intuyen pero desconocen (por si no queda claro: éste es el tema del post). Según el canal, se trata de una especie de manual o diccionario para hombres que se atreven a mirar a través de los ojos de una mujer, para curiosos que pretenden descubrir los secretos que se esconden al otro lado de la cama, para intrépidos que intentan comprender el universo femenino.

"The Pleasure" se basa en un experimento científico inédito llevado a cabo por una experta que trata de descubrir hasta qué punto las mujeres pueden prescindir de los hombres. Ella y sus dos ayudantes observan y asisten a la paciente -interpretada por la preciosa Mariela del Lago- que debe canalizar todos sus deseos a través de esos placeres que pueden hacerla sentir plena a pesar de la ausencia masculina. En cada episodio, la paciente, que está alojada en una lujosa suite y es observada desde el laboratorio, recibe los estímulos relacionados con alguno de esos placeres a los que alude el título: chocolate, perfume, pieles, zapatos, diamantes y orquídeas.

Hemos de reconocer que pocas producciones ofrecen una factura tan lujosa: la dirección de arte, el vestuario, la escenografía y los accesorios, la calidad de imagen y de audio, sorprenden, al igual que lo que dice una de las protagonistas acerca de la tema de la serie, "esos placeres secretos que todas tenemos, que todas compartimos, que son innatos por ser una cuestión de género, y que los hombres, aunque se esfuercen, nunca entenderán". Suponiendo que la frasecita no sea fruto del esfuerzo intelectual de los guionistas -siempre hombres-, conste que yo no acabo de estar de acuerdo, pero claro, ella es una chica Playboy y yo no, lo cual opera a todos los efectos... Sin renegar de ninguno de los enumerados, "chocolate, perfume, pieles, zapatos, diamantes y orquídeas" que, a poco que se lea alguna entrevista a las conejitas de este lado del charco, podemos ampliar a lencería y viajes de lujo, coches deportivos, yates, acciones y bonos, mansiones y ropa de firma... tampoco trivialicemos.

Si los placeres femeninos fueran tan simples y satisfacerlos consisitiera en salir de compras... qué fácil resultaría todo. Más allá de que a cualquier ser humano (lo que incluye a los hombres, por supuesto) nos hace ilusión que nuestra pareja tenga un detalle de vez en cuando, lo que hay que discernir es que no todas las mujeres tenemos el disco duro idéntico. A quien sólo le mueve el dinero, será factible saciarla y contentarla con objetos y caprichos, cuanto más caros mejor. Sin embargo, casi todas las señoras coinciden: si no eres de esa pasta, percibir que un tío con esos agasajos pretende "comprarte" o cerrarte la boca ante otras carencias, resulta hasta insultante (lo que provoca un ostensible descenso de la libido) y no aporta ninguna satisfacción "de las de verdad". Además, deberíamos tener en cuenta que, de apuntar tan alto sistemáticamente, resultaría muy injusto, convirtiendo eso de ligar y de enamorarse en un ocio genuinamente antidemocrático. Hay chicos y señores, que no podrían permitirse estos desembolsos, aunque quisieran.

Hablemos pues de qué valoran en el fondo las féminas, amén de si algunas sucumben ante el vil metal y un simple techo donde vivir gratis. Seamos honestas: ¿nos enloquece la belleza? ¿Perdemos el Norte por un cachas XXL? ¿Contar con un hombro sobre el que apoyarse en determinados momentos, sentirse a salvo y protegida? ¿Un buen cunnilingus nos atrapa y fideliza como amantes? ¿Anhelamos un hombre poderoso? ¿Apreciamos el sentido del humor y la inteligencia?

Agradecimientos a PlayboyTV.

Comentarios

Impresionante puesta en escena tanto la luz como el erotismo, sugiere un bondage disciplina, combina los elementos del lujo excelente trabajo buena elección como siempre a sus pies.

Estimada Eva.
Me gustan tus comentarios sobre sexo. Verlo desde otra perspectiva es fundamental para la inmensa mayoría de los hombres. Me gustaría que vieras mi blog, donde tengo un artículo sobre sexo y el Opus dei, y otro sobre los Velos Posmodernos. Muchas gracias.
Wagneriano.

OOOOhhhh...el sexo..Los que tuvieron la oportunidad de comer del árbol del vecino, sin necesidad de robar o pedir permiso, conocen otros sabores y otros aromas...que no deberían compartir.

Impresionante Eva!me he quedado sin palabras...

Me gusta, sobre todo, que digas que cada mujer tiene diferente disco duro. Y me entristece (ya sabes, corazón) que podáis pasar sin un hombre. Todos esos deseos me parecen algo egoístas, y esto también me entristece. Deberías dar alguna muestra, Eva, tú misma, a ser posible, ya que sois las que de verdad tenéis ojos de mujer y el disco diferente al tosco del varón, de lo que esconde el fondo de las féminas. Aunque me parece a mí que si una prefiere todas esas golosinas es que las mujeres sois así,aun con otro disco, pese a lo que digáis; son placeres que ninguna está dispuesta a desechar por nada del mundo. O que no hay amor si no hay otras cosas. Ésas. De todos modos uno andará siempre perdido, haga lo que haga, o eso me pasa a mí, pero, por lo menos uno tendrá otras cosas en cuenta o en qué pensar cuando tú las cuentes. Estaré a la expectativa. Un beso, encanto.

Interesante, excitante y provocador... que más se puede pedir.

He visto el link que pones del italiano: ¡¡¡vaya pedazo de hombre!!!

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e553c311bd8833

Listed below are links to weblogs that reference The Pleasure, de PlayboyTv:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal