A Bandrés, in memoriam

Por: Anabel Díez | 28 oct 2011

Bandres1

Foto: Marisa Florez

La trayectoria de Juan Marí Bandrés, sus méritos, su peripecia, su evolución,  se está contando con mucho rigor y fundamento por colegas y políticos que le siguieron muy de cerca, sobre todo en el País Vasco. Sin duda es lo que más interesa. Hace una semana ETA comunicó el cese de la violencia por la que tanto había clamado, como ha recordado el diputado socialista vasco Txiki Benegas.
Pero yo quisiera resaltar otros aspectos del personaje, vinculados  a su indesmayable defensa de los derechos humanos y a sus posiciones siempre alerta ante cualquier atisbo de menoscabo de la democracia.

El recuerdo que tengo de Bandrés coincide con los primeros años de mi vida profesional cuando me instalé en el Congreso de los Diputados ya que los periodistas pasábamos allí todas las horas del día. La calidad política del personaje era indudable. Nos preguntábamos entonces cómo era posible que solo un diputado, en nombre de Euskadiko Ezkerra, tuviera la capacidad  de concitar la máxima atención, se tratara del tema que se tratara.  Su verbo pausado, sin estridencias, conseguía calar en todas las bancadas del hemiciclo. A Bandrés se le escuchaba en silencio. No había murmullos.

Cierto es que su afabilidad con los periodistas le hacía especialmente atractivo pero, sobre todo, nunca defraudaba. Lo que decía no era vulgar y se salía de las declaraciones al uso para salir del paso. Hacía las delicias de los compañeros de radios y televisiones "¡Qué buen corte tenemos de Bandrés!", se escuchaba con harta frecuencia. Es verdad que su mayor lucimiento se producía cuando hablaba de derechos fundamentales y democráticos porque esa pasión por la libertad era su mayor seña de identidad. En el momento de rendirle homenaje  he recordado una anécdota suya que nunca he olvidado.

Corrían los primeros años 90 y arreciaba en España el desencanto  por la cadena de casos de corrupción, que unido a un desempleo brutal, hacía de los políticos una clase poco apreciada por los ciudadanos. El “todos son iguales”,  hizo fortuna. Bandrés combatía esa especie como podía. Por ejemplo, en los taxis. “Hoy tengo el record; me he bajado de tres taxis”. Esto nos dijo el diputado vasco a un grupo de periodistas con los que se topó a la entrada del Congreso. ¿Cómo?, le preguntamos. Se trataba de los siguiente: Cuando Bandrés se acomodaba en el taxi e indicaba que se dirigía al  Congreso de los Diputados, comenzaba la catarata de descalificaciones: “Pues vaya, va usted a esa cueva de ladrones y maleantes…..”.  El parlamentario trataba de convencer al conductor de que esa perspectiva no era correcta, siempre con la mesura que le caracterizaba. Pero el taxista no tenía intención de enmendarse. La respuesta de Bandrés no se hacía esperar. “Por favor, pare que me bajo”. Y así hasta tres veces en un día, nos contó. La democracia hay que mimarla aunque tenga excrecencias que hay que eliminar, nos decía Bandrés, un demócrata radical. Descanse en paz.

Hay 32 Comentarios

Fué un político honesto, brillante, defensor de las laz y de los derechos humanos, Lo digo desde el conimiento propio. descanse en paz.

Para el Pedro. No se que tipo de radical seras tu, a mi desde luego me parece insultante que me llames facha sin entrar a debatir los argumentos. De wikipedia,

http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Mar%C3%ADa_Bandr%C3%A9s

"Como abogado se encargó también de la defensa de Jokin Gorostidi e Itziar Aizpurua en el proceso de Burgos de 1970, así como de la de Garmendia en 1975, en el que sería el último de los procesos de Burgos"

"Tras el secuestro de Javier de Ybarra por ETA el 20 de mayo de 1977, hizo gestiones para su liberación, pero no llegaron a buen fin. Cuando el 22 de junio el industrial vasco aparece muerto en el monte Gorbea, rompe definitivamente toda relación con ETA, junto a otros muchos intelectuales y políticos vascos como Mario Onaindia"

Por colaboraciones como esa con ETA, hay gente hoy en dia en la carceles.

Que no tio, el tio este, y otros como el Onaindia, intelectualizaron la existencia de ETA durante el franquismo (y con ello fueron complices de los asesinatos de la misma).

Los que teneis una torta encima que no podeis con vosotros mismos sois los que santificais a Bandres.

Politically incorrect insisto además de un facha redomado , mezquino eres un burro ignorante informate antes de escribir , no todos los que no puiensan como tú so asesinos de ETa

El mejor hombre y político que ha tenido Euskadi desde que tengo memoria. No tengo duda alguna. Goian bego.

Es lamentable que el primer comentario sea de un ignorante. Bandrés nunca perteneció a ETA, fue un abogado que defendio a algunos etarras y que propició que muchos de llos dejaran las armas. El artículo de Anabel me parece muy atinado. Es lamentable el radicalismo de algunos desde su ignorancia

Sin duda fue un parlamentario modélico, y tu comentario nos recuerda a Juan Mari en sus planteamientos básicos, la defensa de los derechos civiles, la lucha por superar la mediocridad y el descrédito y sus fuertes convicciones. Un raro ejemplo de lo que muchos pensamos que es la base de la función política. Gracias por recordarlo en su fallecimiento.

Cuantos asesinatos tenia este tipo sobre sus espaldas? Nunca lo sabremos. Me hace mucha gracia cuando se intenta alabar a los etarras que fueron capturados durante la dictadura franquista. Por mucho que algunos despues se convirtieran a la democracia, la maldad de ETA fue creada tambien por tipos como este o el Onaindia. ETA nacio de la maldad y hasta que eso no se explique bien, no se podra acabar con ella.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Anabel Díez

. Soy periodista de información política de El País y paso la vida entre el Congreso, el Senado y la sede del PSOE, de la calle Ferraz 70 de Madrid. Antes de centrarme en la actividad de los socialistas he seguido la información de la mayoría de las fuerzas políticas. Me interesa la vida política e institucional para poder contarla ya que tengo este oficio privilegiado. Trato de hacerlo sin prejuicios, sin filias ni fobias y sin afán inquisidor. Sólo periodismo.

Eskup

Archivo

diciembre 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal