Los comentarios de esta entrada están cerrados.

 

abril 2008

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Sobre el Blog

Jordi Minguell nos cuenta su empacho de cine y otras cosas del comer desde el Festival de Málaga.

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Purpurina y Pumares | Inicio | ¡Habemus Duque! »

11 abril, 2008 | 11:26

Homenaje al saber estar moderno

Imagenphp Juan Carlos Fresnadillo (derecha) recibió anoche el premio Eloy de la Iglesia junto al productor Enrique López Lavine (izquierda). Un premio que recompensa a los jóvenes creadores con éxito y que congregó a un importante número de personalidades en el Teatro Cervantes. Lo de ‘jóvenes’ se les queda un poco corto pero se trataba de recompensar a dos personas se trataba de valorar un concepto: el producto de arte. Obras que compaginan sostenibilidad comercial con riesgo formal para deleite de productores, distribuidores, críticos y público. Entre los invitados: J.A. Bayona, Manuela Vellés, Jaime Marqués...

Nada que ver con el estreno de la noche, la descafeinada ‘8 citas’. Ocho episodios en los que sus directores, los noveles Peris Romano y Rodrigo Sorogoyen, se esfuerzan por retratar las etapas de una relación de pareja a la ‘Manual de Amor’. Buenos actores, situaciones forzadas, lugares comunes y algunos golpes de humor bien dados para una película que entusiasmó al público (hubo aplausos durante la proyección) y que representa el 'cine kleenex' tan en boga en este festival: Usar, tirar y olvidar.

Para olvidar fue también la tan comentada ‘fiesta del barco’. Desde que tomamos pie en Málaga, la fiesta en un crucero atracado en el puerto era para muchos ‘la fiesta prometida’. Pues bien, el sarao se convirtió en la escenificación de la lucha de castas de cualquier festival. A saber, por un lado los invitados VIP escupiendo tarjetas de visita, por otro lado los periodistas atacando la barra y en otro los fans esperando poder acceder al evento. Cada uno en su espacio reservado soñando con una aséptica movilidad de clases. El barco también se movía. Mucho.

Según una desbordada organizadora, 3000 personas bebían, fumaban y no paraban de reír en el crucero del glamour. Y siento no tener muchos cotilleos, sois muchos en pedírmelos, pero estoy sumido en el conocido como ‘Síndrome del ángel exterminador’. Después de recorrer el mismo círculo una y otra vez, de escucharte cien veces el último disco de Sr. Chinarro, de luchar contra la tentación del sueño en el Cervantes, de poner la misma sonrisa tonta cuando te confunden con Buenafuente, de cruzarte en todas las fiestas con Mario Vaquerizo, de olvidarte de cómo sabe el café en casa …te levantas creyendo que ya estás fuera pero… no. Sigues dentro.

Esta noche el palmarés de ZonaZine. Hagan sus apuestas.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e551dce6018834

Listed below are links to weblogs that reference Homenaje al saber estar moderno:

Comentarios

"atrapado en el tiempo"... tu propio día de la marmota

Jordi: tu eres más interesante
y guapo que BUENAFUENTE.
Un abrazo.
LOLA