Capital contracíclico

Por: | 26 de febrero de 2013

La Comisión Europea aprobó en julio de 2011 sus propuestas legislativas para poner en marcha, dentro del ámbito del mercado único europeo, el proceso conocido como Basilea III a través de una iniciativa denominada en su argot Capital Requirement Directive (CRD) IV.  Dicha iniciativa no supuso únicamente iniciar la modificación de la normativa sobre recursos propios en vigor, sino la mayor remodelación de la normativa bancaria básica de la Unión Europea en la historia.


Como objetivo general, dentro del contexto de la crisis financiera, la Comisión Europea pretendía reforzar la solidez del sector bancario, garantizando, al mismo tiempo que los bancos siguieran financiando la actividad económica y el crecimiento. Más específicamente se marcaba como objetivos concretos i) obligar a las entidades de crédito a un mayor volumen de capital, y de mejor calidad, a fin de poder resistir futuras perturbaciones, ii) instaurar un nuevo marco de gobernanza, dotando a los supervisores de nuevas facultades que les permitieran una vigilancia más estrecha de las entidades de crédito y iii) establecer un código normativo único para la reglamentación de la actividad bancaria en la Unión Europea.


Respecto al primer objetivo, la Comisión Europea propuso implantar en el ámbito del mercado único europeo las normas internacionales sobre el capital consensuadas en el marco del G-20, las mencionadas anteriormente como Basilea III. Si bien Basilea III mantenía la exigencia de solvencia en el 8%, modificaba sustancialmente su composición elevando del 2% al 4,5% el requerimiento de capital ordinario al tiempo que hacía más estricta la definición de éste. No obstante, uno de los elementos más novedosos que introdujo fue la exigencia de dos colchones adicionales de capital, además de los requisitos mínimos de capital mencionados: un colchón de conservación de capital, idéntico para todos los bancos de la Unión Europea, y un colchón de capital anticíclico, a incorporar por los Estados miembros de forma adecuada a su propio modelo normativo y entorno económico-financiero. En cualquier caso, la nueva normativa comenzaría a operar de forma gradual a partir de 2016.

El primero de los colchones, el de conservación de capital, supone una exigencia del 2,5% de los activos ponderados por riesgo (APR), cuyo objetivo es preservar el capital ordinario en momentos de tensión mientras que el segundo, que podría alcanzar un máximo del 2,5% de los APR, se definió como un mecanismo de control macroprudencial para evitar o amortiguar episodios sistémicos.
BIII

Fuente: BIS - Basilea III: Marco regulador global para reforzar los bancos y los sistemas bancarios Diciembre 2010 (revisión Junio 2011)

No obstante, la primera experiencia en la activación de alguno de los mecanismos propuestos por Basilea III se ha producido fuera del marco de la Unión Europea. La semana pasada conocimos que Suiza se ha convertido en el primer país en poner en marcha el colchón de capital anticíclico, de cumplimiento obligatorio para todos los bancos del país trasalpino a partir de septiembre de este mismo año.


Este nuevo requisito consiste en exigir un capital adicional del 1% a los bancos suizos en función de los APR relacionados con exposiciones garantizadas con hipotecas residenciales en Suiza.


Con esta medida el regulador trata de prevenir un posible episodio de inestabilidad del sistema bancario suizo, y en consecuencia de su economía, motivado por un crecimiento extraordinario del crédito bancario destinado a la financiación de la adquisición de viviendas así como de los precios de los propios activos inmobiliarios, que se ha producido en un entorno de bajos tipos de interés y un buen clima económico desde el año 2008.

Evolución del precio de los activos inmobiliarios (1997 base 100)
Suiz

Fuente: OCDE

Por el momento, a juicio del Banco Central de Suiza, este 1% de capital adicional debería ser suficiente para hacer frente a posibles saneamientos extraordinarios futuros de los préstamos hipotecarios en caso de que se produjera un colapso del modelo. Por otro lado, la propia necesidad de disponer de mayor cantidad de recursos propios para conceder hipotecas debería traducirse en un encarecimiento de los tipos de interés, lo cual probablemente ajuste a la baja el ritmo de concesión de préstamos hipotecarios (contrapeso anticíclico) y, en consecuencia, de la inflación de los activos inmobiliarios. Si bien la morosidad derivada del sector hogares en España se ha incrementado algo menos de un 3% (hasta entornos del 3,5%) desde el inicio de la crisis, hasta la fecha el incremento de los precios de los activos inmobiliarios ha sido muy superior en España que en Suiza.

Aunque a corto plazo no podemos suponer que este tipo de medidas se implanten en España, dada la evidente diferencia en cuanto a posición cíclica, la iniciativa tomada en Suiza es representativa de las palancas que a medio plazo utilizarán los diferentes Estados para tratar de prevenir desequilibrios que puedan desembocar en situaciones de crisis financiera y económica como la que vivimos.

Hay 2 Comentarios

Dice Leon Courville: "From time to time, the illusion that we finally know creeps into management and economics. It could well be that economists play a crucial role in propagating this illusion. This is certainly the case with modern finance theories" Basilea III como lo fueron las anteriores se basa en esa ilusión de control que es la mejor receta para el desastre y no sirve para la prevención de futuras burbujas. Cabe que la regulación de Basilea II está en el origen de la burbuja de 2000-2007 y no sirvió para evitarla sino todo lo contrario.

Según el gráfico aún tienen que corregirse los precios un 30 o un 40% más. Pues cuanto antes mejor.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Finanzas a las 9

Sobre el blog

Los profesionales de Afi ofrecen un punto de vista singular sobre la actualidad del sistema financiero. En cada publicación se aborda el análisis de cuestiones ligadas al proceso de transformación del sector, a las novedades regulatorias, a la relación con la tecnología o al repaso de los fundamentos teóricos que explican las bondades de un sistema financiero sólido.

Sobre los autores

Afi

Afi es, desde 1987, una empresa líder en consultoría y formación independiente en economía, finanzas y tecnología. El rigor técnico, la innovación y la orientación al cliente son las bases de nuestra diferenciación y nos han permitido ofrecer desde 1994 formación financiera especializada a través de Afi Escuela de Finanzas.

Emilio Ontiveros Presidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y de Afi Escuela de Finanzas, además de Catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid. @ontiverosemilio.

Ángel Berges Vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y Catedrático de Economía Financiera de la Universidad Autónoma de Madrid. @AbergesAngel.

Daniel Manzano. Socio de Afi. Presidente de Afi Inversiones Financieras Globales EAFI y de Afi Consultores de las Administraciones Públicas. @dmanzano_afi.

Iratxe Galdeano. Socia responsable del área de Seguros de Analistas Financieros Internacionales (Afi).

Esteban Sánchez Pajares. Socio del área de Servicios Financieros de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @est_snchez.

Francisco José Valero. Socio del área de Estudios de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Autónoma de Madrid.

Carmen López. Consultora del área de Finanzas Públicas de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @Carmen_AFI.

Ricardo Pedraz Consultor del área de Finanzas Públicas de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @RicardoPedraz.

Verónica López Consultora del área de Economía aplicada de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @VLopezSabater.

Pablo Hernández Consultor del área de Economía aplicada de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @HGPablo_I.

TWITTER

Afi Escuela de Finanzas

TWITTER

Afi Corporativo

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal