Sobreendeudamiento español y BCE

Por: | 17 de junio de 2014

Es lugar común, con razón, asumir que en la reciente crisis internacional el sobreendeudamiento de familias y empresas ha tenido un efecto amplificador devastador sobre la economía española. El interesante monográfico capítulo 2 sobre su endeudamiento, que incluye el informe anual del Banco de España publicado la pasada semana, ilustra en detalle y con claridad el paso cambiado con el que nuestro país ha debido afrontar un shock externo sin precedentes. Sobre todo, un shock que pronto activó bombas de relojería internas depresoras del consumo, la inversión y el empleo hasta límites desconocidos en muchas décadas.

Como señala el informe y puede advertirse en los gráficos adjuntos, la deuda de las familias escaló del 31% del PIB en 1995, por debajo de los países de nuestro entorno, hasta el 83% en 2007 tras crecer a una tasa media del 17% cuando el PIB nominal lo hacía al 7,5%. Aun cuando se ha reducido posteriormente, en términos de renta disponible el ratio es actualmente incluso superior al de Estados Unidos.

   20140616 DM Desapalancamiento y BCE_11

 Fuente: Banco de España, Informe Anual 2013

El aumento de la deuda de las empresas no financieras no fue menor. Pasó en el mismo periodo desde niveles cercanos al 40% hasta el 132% del PIB. Muy por encima de los países mas representativos del área euro, Reino Unido o Estados Unidos, como también puede apreciarse. Aunque es bien conocido que estuvo liderada por el sector inmobiliario, el aumento del apalancamiento fue generalizado en todos los sectores de la economía.

El filtrado de esta situación insostenible hacia el sector público, vía déficits provocados por el colapso de la economía, terminó propiciando también el consecuente aumento del endeudamiento público (en este caso ya durante los años de crisis). Con ratios cercanas al 100% del PIB como puede verse en el gráfico correspondiente, se sitúa actualmente en niveles cercanos a la media de la eurozona cuando antes era sustancialmente inferior.

Por su parte, teniendo en cuenta el alto grado de bancarización de la economía española, su sistema bancario primero financió la descomunal expansión del crédito al sector privado llegando a  multiplicar por tres su balance agregado. Para ello recurrió a fuertes emisiones de deuda en los mercados internacionales, el principal exponente del aumento de los pasivos financieros de la economía española. Después, durante la crisis, y con sus balances ya muy debilitados, pasó además a financiar una parte significativa del abultado crecimiento del endeudamiento público. Otra parte sustancial fue absorbida también mediante adquisición directa por los no residentes. Se conformó así el peligroso círculo vicioso que a punto estuvo de arrastrar hacia el rescate internacional a la economía española, y que, finalmente, quedó limitado formalmente al del sector bancario.

El saldo final del proceso de endeudamiento masivo, que no ha tenido en paralelo un aumento de los activos frente al exterior por el propio patrón de crecimiento de la economía, es un aumento de la negativa posición de inversión internacional de España[1]  hasta referencias del 98% del PIB a finales de 2013. Esta cifra es expresiva de una situación extraordinariamente anómala y delicada. Compárese con los países de referencia en el gráfico anterior. De hecho, sólo países que como Grecia, Portugal o Irlanda debieron ser rescatados definen un nivel superior al español.

Está fuera de toda duda la necesidad de volver a registros mas confortables que reduzcan la notable vulnerabilidad de la economía española como consecuencia de esta posición extrema. Lo que no es menos cierto es que la reducción del endeudamiento debe hacerse a ritmos tales que no ahogue el necesario crecimiento económico. Crecimiento, que además de paliar los efectos sobre la economía real de la crisis, debería contribuir al tiempo a la reconducción de la ratio de apalancamiento.

Ese acompasamiento no es fácil, y de eso es bien indicativo la experiencia española reciente. Como muestran los gráficos de más abajo, tomados del mismo informe, el desapalancamiento nada despreciable de los hogares y las empresas no financieras durante los últimos tres años se ha producido sin que el crecimiento económico apenas contribuya a reducir el peso del endeudamiento. Tampoco la inflación. Toda la variación se explica por los flujos netos de deuda negativos (amortizaciones muy superiores a flujos de nueva financiación) en el caso de los hogares, complementado en el caso de las empresas por la liquidación de préstamos fallidos y revaluaciones.

20140616 DM Desapalancamiento y BCE_22
Fuente: Banco de España, Informe Anual 2013

El reto en la coyuntura actual está en que el protagonismo en la reducción del apalancamiento de la economía española lo tome en mucha mayor medida el crecimiento económico, con la colaboración de un aumento ordenado de los precios (de la inflación en definitiva): de la segunda y tercera barra de los gráficos anteriores en vez de las cuarta y quinta.

El horizonte de posible japonización de la economía europea, y singularmente de la española, no invitaba precisamente a ser optimista. Ese horizonte es el que ha propiciado una reacción tan contundente como tardía del BCE. Más vale tarde, pero el territorio es inexplorado y los resultados están lejos de estar garantizados. Niveles tan bajos de inflación como los que aún después del anuncio de las medidas del BCE anticipan los mercados, seguirían haciendo muy duro el proceso de recuperación de países tan endeudados como el nuestro. Su eficacia habrá que evaluarla no obstante más a medio plazo y, en su caso, España y el resto de países periféricos serían los más beneficiados en términos relativos. Algunos dudan de tal eficacia, y para muestra la visión crítica/pesimista de W. Münchau este mismo domingo en Financial Times.



[1] El neto de sus activos y pasivos financieros frente al exterior

Hay 2 Comentarios

Hola,

El endeudamiento debería estar prohibido, la solución es:

NO TIENES NO GASTES,

Así tiene que ser

Un placer

NeyLo2011

Lo que tienen una pinta horrible es el credit crunch europeo: http://vozpopuli.com/blogs/4497-luis-riestra-el-credit-crunch-global

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Finanzas a las 9

Sobre el blog

Los profesionales de Afi ofrecen un punto de vista singular sobre la actualidad del sistema financiero. En cada publicación se aborda el análisis de cuestiones ligadas al proceso de transformación del sector, a las novedades regulatorias, a la relación con la tecnología o al repaso de los fundamentos teóricos que explican las bondades de un sistema financiero sólido.

Sobre los autores

Afi

Afi es, desde 1987, una empresa líder en consultoría y formación independiente en economía, finanzas y tecnología. El rigor técnico, la innovación y la orientación al cliente son las bases de nuestra diferenciación y nos han permitido ofrecer desde 1994 formación financiera especializada a través de Afi Escuela de Finanzas.

Emilio Ontiveros Presidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y de Afi Escuela de Finanzas, además de Catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid. @ontiverosemilio.

Ángel Berges Vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y Catedrático de Economía Financiera de la Universidad Autónoma de Madrid. @AbergesAngel.

Daniel Manzano. Socio de Afi. Presidente de Afi Inversiones Financieras Globales EAFI y de Afi Consultores de las Administraciones Públicas. @dmanzano_afi.

Iratxe Galdeano. Socia responsable del área de Seguros de Analistas Financieros Internacionales (Afi).

Esteban Sánchez Pajares. Socio del área de Servicios Financieros de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @est_snchez.

Francisco José Valero. Socio del área de Estudios de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Autónoma de Madrid.

Carmen López. Consultora del área de Finanzas Públicas de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @Carmen_AFI.

Ricardo Pedraz Consultor del área de Finanzas Públicas de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @RicardoPedraz.

Verónica López Consultora del área de Economía aplicada de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @VLopezSabater.

Pablo Hernández Consultor del área de Economía aplicada de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @HGPablo_I.

TWITTER

Afi Escuela de Finanzas

TWITTER

Afi Corporativo

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal