Tamaño y concentración bancaria en Europa

Por: | 04 de noviembre de 2016

Como viene siendo habitual todos los años por estas fechas, el Banco Central Europeo (BCE) acaba de publicar su informe anual sobre Estructuras Financieras, donde compara entre los distintos países de la Eurozona, tanto en términos de evolución reciente del negocio y parámetros financieros como en otros más estructurales referidos a capacidad instalada, estructura empresarial y grado de concentración. Y todo ello, a su vez, distinguiendo entre los tres grandes sectores que componen el sistema financiero: bancos, seguros y pensiones, y resto de entidades, con especial consideración a los fondos de inversión.

De los numerosos ámbitos de análisis y comparación que un informe de tal envergadura permite abordar, queremos centrarnos en los referidos a la estructura empresarial y competitiva de los diferentes sistemas bancarios nacionales de la eurozona, que delimitan la actual configuración de la unión bancaria. Al fin y al cabo, si el negocio bancario en la eurozona se enfrenta a un problema estructural de generación de márgenes, al que el previsible contexto de tipos cero durante un largo periodo de tiempo no va precisamente a ayudar, cobra un mayor protagonismo aspectos de gestión vinculados a productividad y eficiencia. En este marco es donde vienen arreciando de nuevo los mensajes desde diferentes organismos (FMI, BCE, etc.), animando a operaciones de concentración que ayuden a conseguir mejoras en esos parámetros de productividad y eficiencia.

Pues bien, en dicho contexto merece la pena destacar cómo el sistema bancario español presenta parámetros más favorables en comparación  con los de la media de la eurozona, y muy especialmente con los otros tres grandes países de la misma (Alemania, Francia e Italia).

Comencemos por capacidad bancaria instalada. Frente a la “torticera” utilización de la red de oficinas española como el argumento para acusar a nuestro sistema bancario de ineficiente, el mencionado informe del BCE permite utilizar dos parámetros que, a nuestro juicio, son más relevantes que el de la red de oficinas. Uno es el del número de entidades, relevante en tanto en cuanto cada entidad debe soportar unos servicios centrales que sin duda son menos productivos que la red de oficinas. Y el otro es el de empleados relativos a negocio o a clientes potenciales. Pues bien, como ilustra el cuadro adjunto, en uno y otro parámetro el sistema bancario español presenta registros favorables con la media de la eurozona, y muy especialmente con los tres mayores países de la misma.

161104_GraficoA

Sin entrar en consideraciones de coste, o de negocio unitario, en España hay un empleado de banca por cada 236 habitantes; ese mismo ratio es de 166 en la eurozona, 126 en Alemania, 163 en Francia, o 203 en Italia. Y si hablamos de entidades bancarias, en España existe una por cada 213.000 habitantes, frente a una por cada 60.000 habitantes en la eurozona, 142.000 en Francia, 92.000 en Italia, o tan sólo 46.000 en Alemania.

Esas diferencias en cuanto a número de entidades se trasladan también si hablamos de concentración, medida como la cuota que sobre el total de activos bancarios representan las cinco mayores entidades de cada país, como ilustra el gráfico siguiente. España presenta el grado de concentración más elevado entre los cuatro grandes países europeos, siendo esos los países relevantes a efectos de comparación, por cuanto los países pequeños, que en muchos casos albergan a grandes bancos (“national champions”), tienen un mayor sesgo en cuanto a concentración. De hecho, es España el país en el que más se ha incrementado la concentración desde el inicio de la crisis.

161104_GraficoB

Finalmente, por si la comparativa entre censo de entidades y grado de concentración no fuese suficiente, la traducción de todo ello a unidades monetarias (coste), y muy especialmente a ratio de eficiencia (“cost to income”, o gastos de explotación sobre margen de explotación), no deja tampoco margen de duda, como ilustra el gráfico siguiente.

161104_GraficoC

España presenta un ratio de eficiencia claramente inferior (es decir, mejor) que la media de la eurozona, y sin duda frente a los tres mayores países de la misma, cuya eficiencia es la peor, especialmente en al caso de la banca alemana.

Todo ello en absoluto debe llevar a autocomplacencia, y sin duda que el sistema bancario español debe realizar ajustes de capacidad adicionales para seguir ganando en eficiencia. Pero desde luego los tres grandes países europeos deben realizar esfuerzos superiores. Asimismo tampoco parece deducirse un caso claro para incidir en mayores niveles de concentración en el caso español.

Hay 2 Comentarios

El sistema financiero español y Peruano estan corructos. Se debe trabajar mucho todavía para clarecer a donde va el dinero de los impuestos adquirido, si quiere imponer su importancia histórica en el nuevo milenio con las nuevas tecnologias debera de cambiar su sistema de pagos como realizan en el banco de la nacio todos los meses con los odiados Cronograma de pagos mensuales. un sistema antiguado y opsoleto que continua hoy en día.

https://cronogramadepagos.com/

No cabe duda que el sistema financiero español debe trabajar mucho todavía, si quiere imponer su importancia histórica en el nuevo milenio.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Finanzas a las 9

Sobre el blog

Los profesionales de Afi ofrecen un punto de vista singular sobre la actualidad del sistema financiero. En cada publicación se aborda el análisis de cuestiones ligadas al proceso de transformación del sector, a las novedades regulatorias, a la relación con la tecnología o al repaso de los fundamentos teóricos que explican las bondades de un sistema financiero sólido.

Sobre los autores

Afi

Afi es, desde 1987, una empresa líder en consultoría y formación independiente en economía, finanzas y tecnología. El rigor técnico, la innovación y la orientación al cliente son las bases de nuestra diferenciación y nos han permitido ofrecer desde 1994 formación financiera especializada a través de Afi Escuela de Finanzas.

Emilio Ontiveros Presidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y de Afi Escuela de Finanzas, además de Catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid. @ontiverosemilio.

Ángel Berges Vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y Catedrático de Economía Financiera de la Universidad Autónoma de Madrid. @AbergesAngel.

Daniel Manzano. Socio de Afi. Presidente de Afi Inversiones Financieras Globales EAFI y de Afi Consultores de las Administraciones Públicas. @dmanzano_afi.

Iratxe Galdeano. Socia responsable del área de Seguros de Analistas Financieros Internacionales (Afi).

Esteban Sánchez Pajares. Socio del área de Servicios Financieros de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @est_snchez.

Francisco José Valero. Socio del área de Estudios de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Autónoma de Madrid.

Carmen López. Consultora del área de Finanzas Públicas de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @Carmen_AFI.

Ricardo Pedraz Consultor del área de Finanzas Públicas de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @RicardoPedraz.

Verónica López Consultora del área de Economía aplicada de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @VLopezSabater.

Pablo Hernández Consultor del área de Economía aplicada de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @HGPablo_I.

TWITTER

Afi Escuela de Finanzas

TWITTER

Afi Corporativo

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal