03 may 2010

Paseo por Hebrón

Por: Enric González

Hebron Hebrón tiene una larga historia. Fue la ciudad donde, según la Biblia, Abraham compró un terreno para ser enterrado. Fue también la primera capital de la Judea del rey David.

Judíos y musulmanes convivieron durante siglos sin grandes problemas, aunque a los judíos se les mantuviera en una posición subalterna y se les prohibiera rezar ante las tumbas de Abraham y el resto de los patriarcas. Cuando los judíos fueron expulsados de España, a partir de 1492, un grupo de exiliados se instaló en Hebrón. La comunidad judía aguantó hasta 1929, cuando fue masacrada por sus vecinos en un par de días de agosto. Hubo 67 muertos y decenas de heridos. Más de 400 judíos fueron ocultados y protegidos por familias palestinas hasta que tropas británicas acudieron a evacuar a los supervivientes.

Después de la guerra de 1967, cuando Israel conquistó toda Cisjordania, el Gobierno prohibió la creación de colonias israelíes en Hebrón. Pero en 1968 ya existía una. Ahora hay siete, entre ellas Qiryat Arba, nacida como ciudad alternativa a Hebrón y con más de 7.000 habitantes, y son protegidas por soldados. Las relaciones entre ambas comunidades, la palestina y la israelí, fueron malas desde el principio, y son pésimas desde el 25 de febrero de 1994, cuando uno de los colonos, Baruch Goldstein, entró en el recinto de las tumbas de los patriarcas y ametralló a los musulmanes que rezaban ante ellas. Mató a 29 e hirió a 125. Luego fue despedazado por la multitud.

Durante la segunda Intifada abundaban los francotiradores palestinos. Uno de ellos mató a un bebé. Balance de muertos: cinco civiles israelíes, 17 soldados israelíes y 88 palestinos, 46 de los cuales no portaban armas ni participaban en agresiones.

Gran parte de la Ciudad Vieja se ha convertido en una zona desierta, fantasmagórica. No ha habido civiles muertos desde 2007, pero las prohibiciones aplicadas durante la Intifada se mantienen y se amplían progresivamente: hay calles por las que los palestinos no pueden transitar (lo que implica que los residentes en esas calles tienen la puerta tapiada), hay calles por las que no pueden circular en automóvil, hay calles en las que no pueden tener comercios. Más de mil casas han sido abandonadas en la llamada Zona H 1, controlada por las tropas de Israel para dar protección a los colonos, y sus residentes han emigrado, en su mayoría, a la Zona H 2, la zona palestina, vedada a los colonos pero no a los soldados. Unos 2.000 comercios, entre ellos todos los del antiguo mercado, permanecen tapiados. Algunos han sido ocupados ilegalmente por colonos.

Los colonos no son gente fácil. Un intento de conversación suscita gritos, insultos y algún empujón. Los soldados miran.

Entre los murales que adornan la zona conquistada por los colonos destaca uno muy simple: la bandera de Israel con fondo anaranjado en lugar de blanco (la bandera de quienes se oponen a cualquier tipo de evacuación) y una coronita en el centro de la estrella de David. Hay colonos que creen en la reconstrucción del Reino de Judea.

Según B,Tselem, Centro de Información Israelí sobre Derechos Humanos en los Territorios Ocupados, las agresiones de colonos israelíes contra palestinos son casi diarias, pese a la separación física de ambas comunidades. Las tropas no están allí para evitar o reprimir esas agresiones, sino para garantizar la seguridad de los colonos. Son las órdenes.

Dentro del mismo acuartelamiento militar en la Ciudad Vieja se ha instalado una pequeña colonia civil, manifiestamente ilegal.

Hebrón se considera, salvo en tiempo de guerra abierta, el peor destino para un soldado israelí. Son chicos muy jóvenes que cuentan los días que faltan para que se acabe el servicio militar de tres años.

Hebrón evoca las tragedias de Shakespeare. El visitante se va con la sensación de que aún queda mucha sangre por derramar.

Hay 56 Comentarios

ja veus, estimat enric, com necessitem del teu punt de vista absolutament neutral

Fisonomista:
No creo que el lenguage zoes que Vd. utiliza nos aporte muchos puntos a favor. Hay otra forma de expresar su disconformidad con un articulo. Contrariamente a lo que dice Sergio, no creo que la problematica de Hebron sean los "colonos", con los que yo, personalmente no estoy en absoluto de acuerdo. Los arabes de Hebron siempre han sido prepotentes, y en absoluto estan bajando la guardia como dice Sergio. pero si unos cobardes: en 1967, al ser ocupada Hebron por Israel, comenzaron a escapar , porque temian a una venganza de los judios por la matanza de 1929 a que ha aludido Enric. Los observadores internacionales y Tselem solo se limitan a informar de violaciones por parte de Israel, al igual de lo que ocurre en el sur de Libano con las fuerzas de UNIFIL, que exacto en la zona en que esta inspeccionada por España se produce la mayor infiltracion de armas desde Siria para Hisbollah, en violacion al alto al fuego 1701.de la ONU. Ojala, Enric, nos informe algo sobre este tema, y si no, me ofrezco para aportarle algunos datos.
Josefus

Mientras sigan esto informes siendo parciales y capciosos habrá mucha sangre por derramar, porque un puñado de judíos no puede vivir en paz con sus vecinos musulmanes?por la intolerancia supina de los musulmanes y todavía lloran que hay apartheid claro ellos lo hacen ,se quejan mucho de los judíos pero por cientos de miles trabajan para ellos en Cisjordania y los palestinos son la mano de obra que construye los "asentamientos" , trabajan en los inverna-culos en las plantaciones y en las agro-industrias así como en los diferentes talleres de confección, porque muerden la mano que les da de comer? a estos hay que criticar porque para cobrar los sueldos están muy felices, pero no les entra en la cabeza que sus lideres los tienen en este odio hace mas de 40 años, hasta cuando seguirán odiando solo porque los mandan mientras ellos odian los lideres se llenan sus bolsillos de oro, y ellos lo saben es lo peor

Otra cita del texto de Gustavo D Perednik sobre el Pogromo de Hebrón de 1929 "Emblemática Masacre": "....[La revisión de los orígenes del nacionalismo árabe en Palestina] impondría dos verdades políticamente incorrectas: que el movimiento árabe es muy joven, y que surgió como una extensión del nazismo en Oriente Medio.
Aunque resulte incómodo para sus secuaces en Occidente, los protagonistas árabes admitieron sin empacho su afiliación nazi. El primer gran líder de los árabes palestinos, Hajj Amin al-Husseini (1895-1974), predecesor y héroe de Yasir Arafat, instigó en 1920 al Pogromo de Jerusalén que obligó a crear la «Haganá»o autodefensa judía.

Husseini fue excarcelado gracias a la política británica de apaciguamiento para con los árabes, y luego fue promovido al cargo de Gran Mufti de Jerusalén. Como es norma, el apaciguamiento no funcionó, y el Mufti procedió a financiar el terrorismo antijudío desde algunas bandas clandestinas como Al-Fida’iya («autoinmolados») y al-Ija’ wal-‘Afaf («Hermandad y pureza»).

Instigador de la llamada Gran Revuelta Árabe de 1936, un año después parece haber sido el anfitrión de Adolf Eichmann en Palestina y, después de asesinar a su hermano (el más moderado Abdulla), participó del golpe germanófilo en Iraq en 1941.

Cuando éste fracasó, se trasladó a Berlín donde se reunió con Hitler el 20 de noviembre de ese año. Husseini ofreció el apoyo árabe a extender la «solución final» a Palestina, y permaneció en Alemania hasta el fin de la guerra, reclutando voluntarios musulmanes para el nazismo. Montó la División 13 de las SS («Handzar») que aniquiló a los judíos de Bosnia.

Se sabe que visitó varios campos de exterminio. Ésta era su meta; no un Estado palestino. Por ello, raramente se publica su biografía ni se exploran sus motivaciones.

En efecto, el antisionismo europeo prohíbe ciertas preguntas, tales como por qué razón los árabes palestinos no reclamaron un Estado propio hasta 1967, o qué fue la matanza de Hebrón de hace ocho décadas...."
http://www.nodulo.org/ec/2009/n090p05.htm

Yo he tenido la oportunidad de visitar Hebrón, y las cosas que he visto son demoledoras. Soy periodista y allí me sentí avergonzado de mi profesión por ocupar mi tiempo en memeces políticas en vez de asuntos realmente importantes como lo que está ocurriendo allí. Y más que la sensación de que "¿Queda mucha sangre por derramar?", la sensación que tuve es que tal y como está la situación, pasan pocas cosas, porque la comunidad palestina está siendo totalmente ahogada y poco a poco van bajando la cabeza ante el yugo judío. De todas formas, creo que los propios judíos son víctimas de su ambición y fanatismo religioso, porque no creo que vivir en esa situación y protegido por militares, sea vida para nadie. Yo al menos no la querría para mis hijos.

La masacre de los judíos de Hebrón en 1929, y la destrucción de su comunidad multisecular, pone de manifiesto lo equívoco de llamar "colonos" a los judíos que viven allí, pues los judíos siempre han vivido en Hebrón. Gustavo D Perednik escribe que el pogromo de Hebrón "fue el resultado directo de las diatribas de Husseini y de uno de sus fanáticos, Aref el-Aref, quien pronunció en Hebrón, el jueves 22 de agosto de 1929, la incendiaria arenga que obró de detonante.
A partir de la noche del 23 de agosto, y durante tres días, la pacífica comunidad hebrea de Hebrón, de unas 800 personas, fue objeto de un terrorífico ataque árabe que asesinó a 67 judíos desarmados y obligó a todos los demás a escapar de la ciudad, que a partir de ese momento permaneció «Judenrein» por primera vez en muchos siglos." ...."La pequeña y pujante comunidad hebrea retornó a Hebrón a partir de la Pascua de 1968; su presencia allí es garantía de que la violencia judeofóbica no sea premiada con la exclusividad árabe en la ciudad, según exigen muchos árabes y sus aliados europeos.

Frente a ellos, hay árabes que anhelan paz y convivencia, como el Sheikh Abu Khader al-Jaberi, heredero de aquellas valientes familias que en 1929 salvaron al remanente judío de Hebrón.

El liderazgo palestino no condena la matanza de Hebrón ni a sus perpetradores; y la política europea estimula precisamente a ellos.

Hebrón regala varias moralejas:

1) Que la perseverante enseñanza de la verdad histórica permitirá paulatinamente que los europeos conozcan en qué consiste el conflicto en Oriente Medio, muy lejos éste de ser una campaña liberadora contra el pérfido sionismo;

2) Que los medios tienen un rol fundamental en la instigación de la violencia. Hace ocho décadas, la foto trucada de la mezquita en ruinas; hoy en día, las caricaturas nazis en la prensa, como las del barcelonense Carlos Romeu Müller;

3) Que el Gobierno de ocupación británico en Palestino, lejos de ayudar a los judíos a crear su Estado, fue cómplice de la agresión árabe;

4) Que el movimiento nacional árabe palestino nació nazi, y jamás llevó a cabo una autocrítica al respecto;

5) Que la historia judía en Israel no tiene parangón en su antigüedad y continuidad, y que los temporarios alejamientos de los judíos de esta tierra siempre fueron impuestos por fuerzas foráneas;

6) Que actuar a favor de la exclusividad árabe en Hebrón es alentar a las bandas más sanguinarias y retrógradas de entre los árabes;

7) Que los palestinos valientes no son los que matan y educan a sus niños en la autoinmolación, sino los que, muchas veces a riesgo de sus propias vidas, optan por defender la paz."

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Fronteras movedizas

sobre el blog

En este espacio se habla de Oriente Próximo. De asuntos israelíes y palestinos, principalmente. La idea consiste en abordar un conflicto largo y trágico desde un punto de vista oblicuo y a ras de tierra, sin más tremendismo que el estrictamente necesario y, de ser posible, ni siquiera ese. Se intentará hablar en voz baja. Pero los invitados, por supuesto, pueden gritar cuanto quieran.

--> -->

Archivo

marzo 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal