Pablo Ordaz

Nápoles, el tour del delito

Por: | 10 de septiembre de 2012

Imagen 33

La madrugada del domingo, dos jóvenes se presentaron en el hospital Cardarelli de Nápoles a bordo de un Ferrari amarillo, descapotable, con las puertas chorreando sangre. Contaron que, mientras esperaban en un semáforo, sufrieron un intento de robo. La policía, que se hizo cargo del deportivo, investiga si la versión es fetén o tan falsa como los perfumes que venden en la zona de la Duchesca o el amor de contrabando que, a plena luz del día y no digamos de noche, ofrecen italianas y extranjeras –en su mayoría procedentes de África—a la entrada de Porta Nolana.

La ciudad de Nápoles –si no la ha visitado todavía, vaya pensándoselo—es un espectáculo único, donde la belleza y el infierno se disputan un lugar sobre la acera, entre los callejones, a la sombra de viejos palacios y torreones medievales. No hace mucho, los responsables de una asociación cultural llamada No Comment se percataron de que, entre los miles de visitantes que cada día recorren las calles de Nápoles, hay muchos –unos 3.000 al año—que, por sentir “la emoción del peligro”, se adentran en el reino del contrabando, los carteristas, las mercancías falsas, el sexo rápido y los alimentos sin control sanitario. “El tour de la ilegalidad”, lo han llamado, y consiste en un paseo desde Porta Nolana al Real Albergo dei Poveri, algo más de un kilómetro con parada especial en el hipermercado del contrabando de plaza Mancini. La emoción está asegurada, y además es gratis. Eso sí, se recomienda no llevar ni carteras ni mochilas a la espalda y, si acaso, dejar el Rolex en el hotel. La visita guiada está ligada además a un proyecto fotográfico, y su objetivo está muy claro: hacer visible lo que salta a la vista y sin embargo nadie –desde los cómodos despachos del poder-- quiere ver.

Patrizia Bussola y Antonio Alfano, en nombre de la asociación No Comment, han enviado una carta a la ministra italiana del Interior, Annamaria Cancellieri, en la que le recuerdan que la cultura del delito está tan arraigada en la bella Nápoles que ya domina barrios enteros. “El caos urbano y la ilegalidad”, advierten, “son elementos esenciales para la cultura de la Camorra, que planta sus raíces donde la desobediencia es generalizada”. No hay más que echarle un vistazo a los periódicos del lunes para comprobar que hay barrios en Nápoles donde el orden se impone a tiro limpio. En Scampia, por ejemplo, al norte de la ciudad. 80.000 habitantes censados –100.000 en realidad--, un desempleo del 75%. El 23 de agosto fue asesinado Gaetano Marino, hermano de un capo de un importante clan mafioso ya detenido. Hace un par de noches, llegó la venganza. A las dos de la madrugada, cuando salía de un bar, fue asesinado de dos tiros precisos en la cabeza Raffaele Abete, hermano de otro mafioso detenido. En ninguno de los dos casos hubo testigos, pero sí la certeza de que en Scampia, al norte de Nápoles, la sangre seguirá chorreando, como por las puertas amarillas del Ferrari descapotable.

Por si se animan, aquí les dejo el enlace de la asociación cultural No Comment. No se pierdan las fotos. http://www.fotografiasociale.it/Illegal%20Tour.htm

 

Hay 3 Comentarios

Que horro no hay seguridad en ese lugar, bueno y en que lugar del mundo hay tanta seguridad http://goo.gl/fb/t8LM2

¿Quieres perder 5KG en 9 días??? Te explico como paso a paso: http://sn.im/24o439v

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

, ahora corresponsal para Italia y el Vaticano, fue durante los últimos años el corresponsal para México, Centroamérica y el Caribe. Desde principios de los 90, escribe reportajes en EL PAÍS.

Archivo

enero 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Eskup

TWITTER

Pablo Ordaz

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal