22 jun 2012

El depredador del Caribe

Por: José Carlos Capel

!cid_image0Es agresivo, feo, voraz y de aspecto amenazante. Dicen que en sus espinas dorsales esconde un veneno no letal pero extremadamente doloroso. Nadie sabe a ciencia cierta como el pez león (“pteoris volitans” y “pteoris miles”) llegó al Caribe donde devora alevines, destruye arrecifes y está rompiendo el equilibrio medioambiental de estos ecosistemas marinos.
Lo asombroso es que su aspecto ha cambiado por completo. IMAGEN-10191205-2 Era -- según he leído -- un pececillo pequeño y de movimientos lentos oriundo del océano Indico (Malasia, Australia, Indonesia ) y en pocos años se ha transmutado en una especie agresiva y poderosa del tamaño de un besugo grueso. Entre otras razones por efecto de cruces endogámicos, tal y como aseguran algunos biólogos. De una manera imprevista me acabo de encontrar con una pareja de estos pescados en el escenario de MadridFusionMex 12, celebrado días pasados en Guanajuato. DSC00398
Fue en la ponencia del cocinero colombiano Jorge Rausch (restaurante Criteriom, Bogotá) cuya presentación albergaba un doble mensaje, gastronómico y ecológico. Rausch recalcó que la llegada de estos peces al Caribe sigue siendo un misterio. O fueron liberados de manera irresponsable por propietarios de acuarios de la Florida que los habían llevado hasta sus instalaciones, o se escaparon de manera fortuita con ocasión del huracán Andrew que en 1992 hizo añicos varios acuarios.
IMG_0813Algo así como un pez Nemo pero temible y ponzoñoso.
Lo cierto es que se trata de una especie invasora que está causando estragos. Como su erradicación es imposible y genera desequilibrios crecientes en los ecosistemas marinos, las autoridades de los países ribereños, entre ellos México y Colombia recomiendan incorporarlos a nuevas recetas.
Insisten en que su carne no es venenosa y temen que se extienda la errónea creencia entre la población de que equivale al pez fugu japonés, que causa mas de 100 muertes al año.
Hasta tal punto alcanza la obsesión de algunos científicos, que Philip Kramer director del programa Nature Conservancy de Estados Unidos sugiere que en lugar de tomar la cotizada sopa de aleta de tiburón como hacen en Asia, se busquen recetas para el pez león urgentemente. Y no es nada difícil.
Yo lo acabo de probar en Bogotá en el restaurante Criteriom el sábado pasado. El ya citado Rausch preparó en su restaurante varios lomos a la plancha de manera muy sencilla. Y sinceramente me ha parecido magnífico. Es un pescado de carne fina y con un suave gusto yodado, textura agradable y sabor poco incisivo lo que lo convierte en un alimento muy versátil. Y además barato.  Jorge Rausch, propietario del restaurante Criteriom, BogotáSea como fuere las alarmas se han disparado: el Caribe esta infestado de estos peces. Así que yo me sumo a las campañas que incitan a su consumo.

Estamos ante una rara ocasión en la que para preservar el equilibrio de los mares el hombre tiene que convertirse en depredador de una de las especies que lo habitan. Curiosa paradoja

 

Hay 28 Comentarios

Capel, recuerda al cabracho o a las gallinetas pero en basto. Fíjese lo que se puede hacer, decenas de recetas. Si lo pilla Arzak pastel de pez león y en Mexico donde tiene tantos alumnos y seguidores. Los chicos de Biko, por ejemplo

Estará bueno pero feo es de pelotas

Estará bueno pero feo es de pelotas

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog para gente a la que le gusta cocinar, viajar, estar al día en modas y tendencias y, sobre todo, comer bien. Un diario de experiencias personales relatadas con desenfado y sentido del humor. Cocineros, recetas, restaurantes, personajes, secretos de cocina y recomendaciones insólitas que no te puedes perder.

Sobre el autor

Isidoro Merino

José Carlos Capel se licenció en Ciencias Económicas, pero lo que realmente le gustaba era cocinar. Lleva 25 años ocupándose de la crítica gastronómica de este periódico y preside Madrid Fusión. Después de haber escrito decenas de libros, ha convertido su afición en un modo de vida.

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal