06 jun 2012

¿Lo exclusivo vende?

Por: José Carlos Capel

DSC00008

Me lo dijo en persona Paco Roncero y lo deja bien claro la nota de prensa. El lugar solo será accesible para unos pocos y únicamente mediante invitación exclusiva. De la noche a la mañana ha saltado a la escena culinaria una nueva versión de lo exclusivo. Un concepto que enlaza con la idea de las “privates kitchen”, de plena moda en Asia. Cenas o almuerzos  para pocos comensales organizadas por chefs de relieve. Solo que en esta ocasión, su promotor lo ha hecho con el apoyo de una tecnología apabullante.  

TALLER PACO RONCERO (40)El habitáculo impresiona. Con las luces a media penumbra recuerda la sala de mandos de una nave espacial o algo parecido. 

Nada de lo que he visto concuerda con lo que esperaba. O con lo que yo me había imaginado. Paco Roncero denomina taller a lo que en realidad es un rincón semi oculto dentro del Casino de Madrid destinado a sorprender mientras se come. Cuarenta y cinco metros cuadrados concebidos para bombardear a los comensales con impactos sensoriales. Luz y sonido en torno a la comida. Puro teatro gastronómico.

Sentarse alrededor de Hisia, mesa inteligente de seis metros de largo fabricada en keraon material cerámico moldeado a más de 1.200º C, presupone asisitir a secuencias sorprendentes. Los comensales, apoltronados en unos taburetes ergonómicos, comerán y beberán al ritmo de guiones meticulosamente pensados.

PACO RONCERO TALLER (33)Contemplarán proyecciones sobre pantallas móviles, verán paisajes exóticos, marinos o terrestres, mientras escuchan música, perciben aromas de la naturaleza y asisten a simulacros de lluvia y otros fenómenos meteorológicos.

 

Roncero lo ha conseguido no sin un brutal esfuerzo y con el apoyo de centros tecnológicos avanzados. Especialistas en I+D y en diseño con materiales ecosostenibles. Y por supuesto con la financiación de empresas como Guía Repsol, HP, Land Rover y la cadena NH. 

TALLER PACO RONCERO (25)

Aunque desconozco el alcance de la tecnología empleada los detalles que he anotado son impresionantes. En las paredes 216 probetas repletas de aceites de oliva, encastradas y retro iluminadas, extraña oleoteca que agudiza el efecto escénico. Toda la sala dotada de un sistema de sensores con más de 10.000 bits. Y además, 45.000 matices de luz diferentes, materiales cerámicos avanzados, aluminio de calidad aeronáutica, nebulizadores (generadores de olores a partir de finas partículas) y aplicaciones de ingeniería derivadas de la industria del cine. En suma, la quinta galaxia. DSC00013

Con este proyecto Paco Roncero, a quien entusiasma la tecnología, ha visto realizado un sueño por el que seguirá apostando en el futuro. A efectos profesionales el golpe de imagen es más que importante.

DSC_7260

Falta por saber, si este “restaurante alternativo”, que no es un restaurante al uso, sino una versión adicional de los restaurantes “pop up”, resulta rentable para los promotores que han financiado el proyecto. Y si Roncero recibe reservas de cualquier lugar del mundo dispuestas a pagar lo que la experiencia vale. Está por ver si lo exclusivo vende.
DSC_7151
DSC00006      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay 64 Comentarios

"De la mar, el mero, y de la tierra, pues eso, el Roncero!".

Estimado/ da Lillian, me comprometo a ver el documental.
Saludos

Algún día tendrás tu post de Capel sobre el tocino , Jorge...

Jorge:
Qué bien! Me has alegrado el día, donde estén las sardinas...
Sí, lo de los trolls tiene que ser un incordio para los autores de un blog, mira que son repetitivos, pero también los hay graciosos e incluso educativos; venga, nos leemos!

Si he querido mantenerme alejado del blog era por no parecer uno de esos temidos trolls, nada más lejos de mi intención y de la de ofender a nadie y por cierto lillian hay un tocino entreverado de pura raza ibérica D.O. de Los Pedroches que eso si que es gastronomía pura y dura, y si no que el señor Capel me lo demande.

Gracias Maritxu sin ti apoyo no podría haber vuelto. Lo voy resumir todo esto en algo sincrético para que todo el que viere y entendiere así lo haga, El traje nuevo del Emperador, solo eso. Lo demás es vacuidad.

Monsieur, no creo que los que acudan estos restaurantes pretendan únicamente llenarse la barriga, ni sea esa la única satisfacción que obtengan. Se trata de una experiencia en torno a la comida, no de simplemente alimentarse. Hace mucho tiempo el arte, ese que para ud se escribe con mayúsculas tenía una función a la que se subordinaba, la religiosa, hasta que se convirtió en autónomo...
Y creo que la alimentación y todo lo que le rodea atañe profundamente a la condición humana. Pero no sólo es la reflexión más allá de la comida, si no la autorreflexión lo que convierte el juego gastronómico en arte. La comida se convierte en instrumento de composiciones, al igual que la pintura para un pintor o las notas para un músico.
Ud vea unos cuantos documentales sobre el Bulli, y yo me comprometo a leer su informe.

Por Dios estimado/da Lillian, su "plato (de) tendones de vaca crudos mientras suenas los chillidos de un matadero al fondo" no deja lugar a dudas en materia de "ironia" . Solo pretendo decir que :
1/ Aunque exista un arte "povera", los pobres se nutren de sardinas y no de conceptos ( o raspas).
1.1/ Como buen marxista Ferran Adria comprende perfectamente el valor de la fuerza de trabajo ( trabajo necesario y plustrabajo ). De hecho el caviar de melón lo reserva a la clientela( exclusiva).
2/ De ser "Arte" la gastronomia, es un arte menor (con minuscula) por su incapacidad a cuestionar otra cosa que la "memoria" (individual) y a no satisfacer otra cosa que una necesidad básica mediante el placer aunque sea refinado. La explicación de la condición humana mediante una raspa de sardina no puede ser satisfactoria.
3/La creatividad, en materia artistica, de un estomago vacio (individual) depende de dos cosas :
a/ la capacidad artistica de la mente del individuo( situada por encima del dicho aparato digestivo )
b/ el nivel de vacuidad del dicho estomago, cosa que incluso puede llevar a la desaparición física del dicho individuo al cual pertenecen mente (artística) y estomago.
Saludos cordiales
PD : porfa, lea el informe...

¿Y? ¿Estamos hablando del arte o de la alimentación de los artistas? Por supuesto que se puede crear arte comiendo sardinas o teniendo el estómago vacío o crear comida vanguardisa alimentandose personalmente de fabada y bocadillos. De hecho hay un libro sobre lo que comían los cocineros del Bulli y no eran aires precisamente.
¿Confundo la raspa con la esencia? Mis ejemplos era levemente irónicos, por si no se ha dado cuenta.

Estimadisimo/a Lillian. Las diversas culturas, digamos "paleoliticas" de cazadores recolectores, sumergidas en la "Naturaleza", aunque comiendo "sardinas" asadas al borde del aroyo sintieron la necesidad de "representar", entre otras cosas la divinidad, y inventaron el Arte, al mismo tiempo que inventaban el Mito. NO confunda la "raspa" con la esencia ( sobre todo si admitimos que una raspa no tiene mucha substancia...)
Nuestras sociedades paleotecnicas, al borde del precipicio, con los recursos pelagicos en el "idem", se nutren de las mismisimas ilusiones con las cuales creimos matar a la mitologia : Fe en el progreso y capacidad de moldear la realidad ( que no es precisamente un "bavarois aux fraises"...) en virtud de los deseos "exclusivos" de los que pueden pagar que no confundo con las envidias "basicas" de los que no tienen ni una lata. Permitame recomendarle la lectura del informe Geo 5 de la UNEP.
http://www.unep.org/geo/pdfs/GEO5_SPM_Spanish.pdf
Saludos

Claro, Maritxu, la gente lee blog gastronómicos porque le interesa el deporte (debería hacer oídos sordos, pero bueno). Como Jorge habrá podido comprender, le estaba invitando a que reflexionara por qué se encontraba él aquí, ya que eso supone que sus gustos van más allá de las sardinas (aunque Capel sea también un entusiasta de las sardinas), y no a marcharse. Pero como debe ser un tipo orgulloso ha preferido no reconocer su contradicción.
La diferencia entre comer unas sardinas en el campo y comer una infusión de raspas de sardina o quizá una briznas de hierba acompañada de humo de sardinas, mientras suena -yo qué sé- el murmullo de un arroyuelo al fondo es, ni más ni menos, la diferencia entre la naturaleza y su representación.
En mi opinión este tipo de experiencias culinarias no son meramente una comida, si no una reflexión sobre la comida, una experiencia artística. El gusto es uno de los sentidos a través de los cuales accedemos a ella. El fin de esa experiencia no es el puro placer gustativo, tal como el fin del arte no es el placer estético. Incluso, tal vez llegue un día en que así como en el arte nos han servido calaveras de diamantes y WC nos pongan en el plato tendones de vaca crudos mientras suenas los chillidos de un matadero al fondo, por poner un ejemplo.

No creo que se trate de si es valida la formula o no, sino mas bien, si todo el mundo esta capacitado para entenderlo.
La gente que puede pagarlo y no es honesta consigo misma y es capaz de sucumbir a "la moda de lo caro", pues no le servirá de mucho si no es capaz de entenderlo. Y la gente que lo entienda pero que no pueda pagarlo sentirá la misma frustración.
Todos queremos conducir vehículos de muchísima potencia sin saber conducir, tener casas de mil metros cuadrados sin saber como administrarlas y comer en restaurantes creativos sin saber lo que es una deconstrucción.....
La verdad es que no se si somos realmente honestos con nosotros mismos.
Yo en mi caso, un ejemplar normal de la fauna que deambula por este mundo, no entendería nada de lo que me propone, pero es que yo soy muy burro, aunque viva en Japón....

Y si cada comensal pide una cosa diferente, como van a distribuir los efectos especiales?

Y como debemos de vestirnos para ir a este restaurante?

un poco de porfavor con capel, para hacer demagogia la de mikel, mira, si hay gente podrida de dinero pues q lo disfruten como sepan a mi me vale con que de vez en vez pueda hacer una locura gastronómica..., a él le invitan y es su trabajo y le gusta, no ha puesto el chiringuito ni en la sién de nadie el sifón apuntándole, da gastronotas y gastropautas.

La envidia? Bien ...Prefiero llamarlo "mimetismo"...Y no nos olvidemos de "desgrabarle" culpas al capitalismo sin regulacion ( y a sus "exclusivos" chorizos ).
PD : Advertencia : un chorizo puede ser segun las circunstancias de porcino, de ovino, de equino, de roedor, de izquierdas o del PP.
PD 2 : mi lista de celos por orden mimetico :
1/ Claude Lévi-Strauss
2/ René Girard
2.1 / Michel Serres (ex aequo)
3/ Ildefons Cerdà i Sunyer
4/ Paul Bocuse
etc...
etc...
189'578,589, 000 / Maria Dolores de Cospedal
etc...
etc...
etc....
459'789'956'768'590'458'765 / Joseph Ratzinger alias "The Pope"
etc...
etc....

Bueno, ya conozco otro sitio donde ni aunque tuviera el dinero iría a comer......debe de ser absolutamente mareante, ya no el precio sino saber que estas comiendo......
En fin lo de siempre, los que pagan por estas cosas, generalmente no tienen ni idea y los que saben no pagan porque los invitan para que critiquen o le den prestigio al local. A ver como dices que después de que te han cobrado un riñón que no esta bueno.....demencial !!!!!

Jorge:
espero que leas ésto y vuelvas, ¿qué tendrá que ver tus gustos culinarios con visitar ó no éste ú otro blog? A palabras necias, oídos sordos, besinos!

Este es el problema número uno de nuestro querido país y motivo por el cual el progreso es lento y penoso: la envidia.
Durante los últimos treinta años se ha producido una campaña continuada haciendonos creer que cualquier hijo de vecino podía tener acceso a cualquier lujo y así los bancos, por poner un ejemplo, han estado financiando alegremente hasta hace bien poco que, con mil euros de a mes de ingresos, cualquiera pudiera endeudarse por cien millones de pesetas por lo menos, ¡faltaba más! Antes los lujos también existían pero el conocimiento de los mismos estaba limitado a los iniciados así que no suscitaban estos sentimientos tan encontrados. En otros países que yo me sé, cada uno sabe hasta donde puede llegar y que no es posible comer en Gordon Ramsay una vez al año como me ocurre a mí; simplemente no me lo puedo permitir. Tampoco me siento muy atraido por esa experiencia multisensorial que ofrece Roncero porque tiendo cada vez mas a una austeridad enfermiza en la que encuentro paradójicamente un placer creciente, pero hay que reconocer que es original. Pero quizás al distinguirse por algo novedoso de tecnología más bien extravagante y sobre todo exclusivo y por consiguiente no al alcance de todo el mundo, el asunto levanta terribles ampollas. Ocurre en todos los campos de la actividad económica en este país y es un síntoma de siempre que se está agravando con la crisis porque definitivamente esta forma decadente y obscenamente cara de estimular los circuitos de recompensa cerebrales está solo permitida a aquellos que medran asquerosamente en aquella. Este es un pecado mortal execrable que merece la crítica mas mordaz sin dejar espacio alguno a ningún tipo de reconocimiento. En fin, para aquellos que secretamente se reconozcan en esa tesitura les digo que son casos desesperados e incurables de envidia malsana y que desgraciadamente ni están solos ni su resentimiento se dirige a un simple objeto como éste sino que es tristemente sistémico. Les compadezco.

¿"bombardear a los comensales con impactos sensoriales. Luz y sonido en torno a la comida..." ? En efecto, señor Capel, esa es la mejor deficinción de estos inventos (¿o hay que decir eventos?): puro teatro.

Aves sin pasajeros.
Aeropuertos sin aviones.
Megabibliotecas sin libros.
Y ahora hipermegarestaurante de la muerte de Manolete sin comida??
Igual nos estamos pasando un pelín.

disculpen problemas de repetidor...disculpen problemas de repetidor....disculpen problemas de repetidor....disculpen problemas de repetidor....

Fernando ( "nombre de origen Germano, godo, Firthunands. Firthu quiere decir "paz", que en alemán es Friede y nands, que significa audaz. Una traducción sería "El que se atreve a todo con tal de conservar la paz". El nombre es muy común en países donde se establecieron los visigodos". ) Gallardo y no Jorge (nombre de pila de varón en español. La variante femenina es Jorgelina. También existen equivalentes femeninos tomados de otras lenguas: Georgina, Georgette, Jordina y Georgia (Georgina es el diminutivo de Georgia) Gallardo.

Fernando ( "nombre de origen Germano, godo, Firthunands. Firthu quiere decir "paz", que en alemán es Friede y nands, que significa audaz. Una traducción sería "El que se atreve a todo con tal de conservar la paz". El nombre es muy común en países donde se establecieron los visigodos". ) Gallardo y no Jorge (nombre de pila de varón en español. La variante femenina es Jorgelina. También existen equivalentes femeninos tomados de otras lenguas: Georgina, Georgette, Jordina y Georgia (Georgina es el diminutivo de Georgia) Gallardo.

Jorge Gallardo confunde el ilusorio contenido de la nota del blog gastronomico del Pais ( periodico de centro izquierda enemigo natural de la Vanguardia y del Barça) con el estado real del pais ( piel de toro tendida pertenenciente por una legislatura al PP) y su capacidad de innovación después de los recortes (22,5%) cuando afirma : "Seamos innovadores, porque solo la innovación nos va a permitir prosperar en un mundo cada vez más competitivo y globalizado.".
Le recomiendo el articulo: Carmen Vela: “El sistema de I+D no justifica pagar a tantos investigadores” , in el Pais ( periodico) TODAY....Bueno ya que estamos :
11/ Comera la "secretaria de Estado" con sus amigas algun dia en un lugar tan exclusivo, para apoyar, favorecer, amparar, financiar y promover un I+D+i aplicado a la catarsis gastronomica para unos cuantos?
PD : Roncero es un gran chef, lo que no excluye "pijadas" exclusivas y secretarias de Estado que fingen ser "pijas" cuando sobra talento y falta dinero...

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog para gente a la que le gusta cocinar, viajar, estar al día en modas y tendencias y, sobre todo, comer bien. Un diario de experiencias personales relatadas con desenfado y sentido del humor. Cocineros, recetas, restaurantes, personajes, secretos de cocina y recomendaciones insólitas que no te puedes perder.

Sobre el autor

Isidoro Merino

José Carlos Capel se licenció en Ciencias Económicas, pero lo que realmente le gustaba era cocinar. Lleva 25 años ocupándose de la crítica gastronómica de este periódico y preside Madrid Fusión. Después de haber escrito decenas de libros, ha convertido su afición en un modo de vida.

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal