18 jun 2012

Un paseo por la ignorancia

Por: José Carlos Capel

Bagre, pescado de río colombianoEl viernes pasado, a las pocas horas de llegar a Medellín ya andaba recorriendo el mercado Minorista, uno de los más concurridos de esta ciudad colombiana. Limpio, ordenado y con una oferta apabullante de frutas tropicales, verduras y alimentos singulares. Me desconcertaron también los surtidos de arepas, varios pescados de río  -- bagres y tilapias --, y algunos productos insólitos como los ojos de vacuno (detalle nimio dentro de la gigantesca oferta), que según el carnicero al que interrogué se guisan con chocolate. Granadilla  ojos de reses No voy a entrar en detalles, prefiero que sean las imágenes las que reemplacen mis propias palabras. Lo que no puedo ocultar es el sentimiento de frustración que me acompaña cada vez que delante de determinados puestos de venta, humildes o con cierta envergadura, me doy cuenta que apenas conozco nada. Purés de frutas variadas Llevo años probando e identificando alimentos y de golpe aparecen ante mi vista cataratas de materias primas que me resultan extrañas. GuanábanaChontaduro Los mercados de México, Perú, Ecuador y Colombia que mejor conozco constituyen lecciones de humildad para quienes se dedican a la cocina. Nada tiene de extraño que Ferran Adrià, asiduo de Latinoamérica, afirmase en su momento que la tercera revolución culinaria llegará el día que entren en explotación los recursos de la selva amazónica. Y no solo la selva, sino también los territorios andinos, los altiplanos y esas extensiones inmensas donde se dan productos tropicales o subtropicales. Frutas, bayas, raíces y tubérculos de rabiosa temporada a los que se suman pescados y carnes poco habituales. Una nueva despensa procedente de territorios inabarcables. A menudo me pregunto qué serían capaces de hacer los cocineros españoles y europeos con estos productos. El mejor ejemplo está en Pedro Miguel Schiaffino en cuyo restaurante Malabar en Lima crea menús fascinantes con productos de la selva peruana, Iquitos y su entorno. uchuvas (alquequenjes)En mi recorrido por el mercado de Medellín, ciudad de enorme porte, me he detenido especialmente en las frutas, uno de los tesoros de Colombia, aparte del café, otra de mis debilidades. Y me he acordado especialmente de esos amigos y cocineros a los que les apasiona el mundo vegetal en todas sus variantes, Andoni Aduriz, Santiago Orts, Paco Morales, Rodrigo de la Calle, Miguel Ángel de la Cruz, Josean Alija, Javier Olleros, José del Cerro y Sergio Bastar,entre otros. Arepas de mote Hojas para la preparación de tamales
Guayabas
CurubaDSC00320 Mangas Borojó Mamoncillos Aguacate gigante Anones Guama Guayabas en promoción. Precio  pesos colombianosTamarindosLulos Cocos  UvasPiñas Limpiando arvejas (guisantes)Tilapias, agua dulceArepas                

Limpiando fresasPuesto de arepasBrevasCorozosMamey

Hay 87 Comentarios

No te preguntes qué podrían hacer los cocineros europeos con estas materias primas, que suena a los Reyes Católicos, por favor. Mejor date una vuelta por los puestos de comida preparada del mismo mercado, o por los restaurantes locales, y disfruta de la variadísima y sofisticada cocina de los distintos países. Que América Latina produce algo más que materias primas. Ya no son los tiempos del Virreinato.

Eso es verdad... Nací en el norte de Brasil y a veces veo la gente aquí y me da un poco de "pena" por así decirlo, porque la cantidad de frutas y otras muchísimas cosas diferentes que hay por allá y muchos son tan ignorantes. Es que es otro mundo. Y sobre un comentário que leí, eso es verdad. Por ej. el mercado de Ver o peso en Belém do Pará en Brasil es un sueño.

Qué delicia para los ojos!!! La cocina colombiana es buena y sana porque utiliza muchos productos naturales, hay una amplia variedad de frutas y verduras y no hay proliferación de congelados, precocinados y conservantes. En los últimos años además, se está realizando una interesante mixtura entre los sabores tradicionales con técnicas y cocinas de otros ámbitos. Una recomendación Sr. Capel: pruebe la cocina del pacífico colombiano, vale la pena. http://icuestiona.com

Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de polin; el título del artículo es equívoco y da a entender algo diferente de lo que luego expresa el autor.

Sin acritud Sr Capel. Uno puede pasear por la calle, por un jardín, por un parque... Y, metafóricamente, también puede uno pasear por la ignorancia, cuando los que te rodean son ignorantes. No parece ser el caso, ya que quien manifiesta su ignorancia sobre tantos alimentos exóticos es el autor del post, como estupendamente explica a continuación, no los lugareños, que conocen perfectamente todos estos productos, qué sabor tienen y cómo cocinarlos. De modo que hay un error en la preposición del titular. Lo lógico sería decir: un paseo DE mi ignorancia. O paseando la (propia) ignorancia...

Publicado por: polin | 18/06/2012 21:02:11

Medelin ?

Hay gente que vuelve con vida de esta ciudad ?

En mis viajes por ahi he descubierto que la fruta exotica es eso exotica. Desgraciadamente te comes esas frutas y agarras una cagalera en 15 minutos

Sin acritud Sr Capel. Uno puede pasear por la calle, por un jardín, por un parque... Y, metafóricamente, también puede uno pasear por la ignorancia, cuando los que te rodean son ignorantes. No parece ser el caso, ya que quien manifiesta su ignorancia sobre tantos alimentos exóticos es el autor del post, como estupendamente explica a continuación, no los lugareños, que conocen perfectamente todos estos productos, qué sabor tienen y cómo cocinarlos. De modo que hay un error en la preposición del titular. Lo lógico sería decir: un paseo DE mi ignorancia. O paseando la (propia) ignorancia...

Hola Sr Capel: soy egresado del curso de experto del curso de experto en periodismo gastronómico de la UCM, este año tuve clase con ud; cualquier duda o pregunta sobre gastronomía colombiana, no dude en contactarme, estoy en Bogotá, mi numero de móvil es 310 2583257. Saludos.

Hola Sr Capel: soy egresado del curso de experto del curso de experto en periodismo gastronómico de la UCM, este año tuve clase con ud; cualquier duda o pregunta sobre gastronomía colombiana, no dude en contactarme, estoy en Bogotá, mi numero de móvil es 310253257. Saludos.

Soy colombiana, de Medellin, con algunos anos en Canarias y si algo extrano de mi pais es esa gran variedad de frutas que tenemos. Pocas veces he ido a la Minorista, pero en todos los supermercados siempre encontramos lulos, guanabanas, brevas, nisperos, granadillas, curubas, nisperos, mamoncillos, aguacates, pinas deliciosas y bananos criollos con todo el sabor, tamarindos, guayaba agria, guayabas feijoa y la criolla, mangos en un sin fin de variedades, uchuvas, en fin, seria muy largo escribir tantas frutas peculiares que tenemos como la que llamabamos pecueca, por su olor caracteristico... Colombia es grande y el dia que explotemos todo su potencial, nos veran con otros ojos....

El mercado más alucinante que he visto nunca: en Belem de Pará, Brasil. Para hacer un master.

Me enorgullece el sabor de Colombia, presentado en estas líneas. Seguramente sabores maravillosos podrían salir de manos de los expertos chefs internacionales. Aunque por si mismos ya son un manjar.

Sr.. Capel, bestial!!!!

Maravilloso artículo! Qué colorido, cuánta variedad y qué sensibilidad viajera tiene Ud. señor Capel. Los mercados y las cocinas del mundo nos deparan tantas sorpresas... Conviví muchos años con estudiantes latinoamericanos, africanos, árabes, asiáticos, y tuve el placer de compartir también sus cocinas. Experiencias irrepetibles las largas veladas hablando de guisos y cazuelas de aquí y allá. Nuestras familias nos enviaban ingredientes que para algunos perecían las míticas especias de las indias. Soy latina, pero al visitar España, de igual manera me siento fascinada por sus productos y su inigualable cocina. Deberíamos viajar siempre así, con la mente abierta (y el apetito también), que da muchas más satisfacciones. Un saludo

Hola, soy Colombiana (De Medellín) pero llevo viviendo 7 años fuera de Colombia, 6 en Sudáfrica y 1 en USA, también soy apasionada por la gastronomía y la buena cocina... muy buen reportaje, lo que más extraño de mi país son la variedad de frutas y los jugos naturales que ofrecen en todas partes, ya que no sólo son deliciosos sino también muy buenos para la salud... Espero que hayas probado el sushi Colombiano, en especial en Medellín hay un sitio llamado Sushi Light, es para mi el mejor del mundo con diferencia, es una especie de Sushi fusión con mezcla de ingredientes, verduras, frutas locales con lo tradicional, algo imperdible acompañado por una Limonada de Coco. Saludos,
Diana

Vivo en Santiago de los Caballeros, en la Republica Domincana, y siento lo mismo que usted cuantas maravillas de sabor y comida, al visitar a España mi impresion era que todos los arboles eran iguales, cuando veo la fiversidad de platas que tiene el patio de mi casa, buen reportaje.

Recorrer los mercados, de Centro América es excitante, los mas coloridos los he visto en Guatemala, y Honduras, frutas sabores olores, vaya recuerdos.. falta en esa lista el rambutan ( hace algunos años en mire en el mercado central de Valencia pero los 18 € por kilo hace larga la espera.) los nances, tustes, zapotes, y el agua sagrada de los cocos, que mejor a media mañana o media tarde, grande latinoamerica, donde todo el mundo es bienvenido, y si tocas una puerta siempre te abren con una sonrisa, donde aun te dan un vaso de agua en cualquier parte... att. un hombre de maíz.

Apreciado Sr. José Carlos Capel: nací y viví en España hasta los 15 años. Los últimos 36 años los he pasado en México. Le agradezco de corazón la sensibilidad que muestra hacia Latinoamérica. Como decía Martín Alonso en su libro Ciencia del lenguaje y arte del estilo: “Para ser español completo hay que conocer América, como para ser hispanoamericano integral hay que visitar España”
Con mi emocionada gratitud,
Luis Muñoz Fernández.

Apreciado Sr. José Carlos Capel: nací y viví en España hasta los 15 años. Los últimos 36 años los he pasado en México. Le agradezco de corazón la sensibilidad que muestra hacia Latinoamérica. Como decía martín Alonso en su libro Ciencia del leguaje y arte del estilo: “Para ser español completo hay que conocer América, como para ser hispanoamericano integral hay que visitar España”
Con mi emocionada gratitud,
Luis Muñoz Fernández.

Tiene razón señor Capel. Uno de los mejores sitios donde comí, fue en un coreano muy humilde de la estación de San José en Costa Rica.La comida jamaicana que probé en Cahuita y las tapas del Mercado Modelo de Salvador de Bahía.

Colombia al igual que Nicaragua muestra una inmensa variedad de frutas tropicales, y las vemos en la imágenes del autor. En Nicaragua existen todas esa frutas mostradas y otras variedades que impresionan a los visitantes extranjeros. Mientras más tropical sea el país, mejores frutas coloridas y de exquisito sabor tenemos.

Para Juan Carlos: en Nicaragua no solo usamos los ojos de la res, también usamos los sesos, la médula, la ubre (las tetas de la vaca), los testículos del toro (y todos ellos se comen y son muy apetecidos por acá). Saludos.

La comida peruana....espectacular. Esto es América Latina, mil sabores, mil colores!. Solo para entendedores.

Señor Capel, magnifico post. La visita a los mercados es una experiencia increible en cualquier pais del mundo. En Asía es una orgía de colores, sabores y olores. Aunque tal y como se estan poniendo las cosas, quizas un paseo por los nacionales no estaría mal. Os dejo un ejemplo
http://www.lee-gratis.com/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=162&Itemid=30

Perú los espera! Anímense a realizar un tour culinario!

Qué maravilla!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog para gente a la que le gusta cocinar, viajar, estar al día en modas y tendencias y, sobre todo, comer bien. Un diario de experiencias personales relatadas con desenfado y sentido del humor. Cocineros, recetas, restaurantes, personajes, secretos de cocina y recomendaciones insólitas que no te puedes perder.

Sobre el autor

Isidoro Merino

José Carlos Capel se licenció en Ciencias Económicas, pero lo que realmente le gustaba era cocinar. Lleva 25 años ocupándose de la crítica gastronómica de este periódico y preside Madrid Fusión. Después de haber escrito decenas de libros, ha convertido su afición en un modo de vida.

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal