15 may 2013

Bubbles & Dogs, lo sofisticado y lo básico

Por: José Carlos Capel

Perspectiva de la barra de Bubblesdogs
¿Si digo burbujas y perritos alguien sabe a qué me refiero? ¿Y si cambio la frase por champagne y salchichas, queda algo más claro?

Bubbles&dogs http://www.bubbledogs.co.uk/home es uno de los locales de moda en Londres. Un bar de champagne donde no se sirve caviar, que presume de sus perritos para gourmets con 14 especialidades. En otras palabras, un negocio para ganar dinero.

 Aburridos de leer comentarios elogiosos en TimeOut, y en los suplementos de ocio de otras publicaciones británicas, el pasado 27 de abril decidimos ponernos a la cola para averiguar lo que se cuece dentro. Por supuesto, no admiten reservas, salvo para grupos de 6 personas en adelante.

Empezaba a oscurecer y llovía cuando la risueña recepcionista nos anunció a pie de calle que calculáramos 45 minutos de cola. Nada nuevo. Hace un mes en Nueva York soporté esperas parecidas para probar hamburguesas que me decepcionaron.

Las fotos que acompañan esta entrada son bastante malas. Carecen de luz y están medio borrosas. Eso sí, reflejan el ambiente del local en penumbra con mesas altas y taburetes incomodísimos donde una clientela joven se apretuja entregada. Un cuchitril neo chic que ha conectado con cierto público londinense. 

Cuando por fin nos tocó el turno, nos acomodaron al filo de la escalera, sobre la misma barandilla en una repisa inverosímil. El ruido era atroz y no había forma de entender al camarero. Al cabo de 15 minutos llegaron nuestros perritos y dos copas de champagne Vilmart de un “petit vigneron” que elegimos a ojo.

Después del primer mordisco no daba crédito. Me encontré con una salchicha de piel dura y sabor mediocre. La acompañaban guarniciones que me parecieron grasientas.

¿Tan difícil es encontrar buenas salchichas en Londres? En absoluto. Pizarra en la que se destacan algunas de sus especialidadesDejamos los perritos casi intactos, nos bebimos el champagne, muy bueno, pagamos la cuenta 34,88 Libras (44 euros) y salimos aturdidos. En aquel momento y pese a la lluvia, la cola seguía creciendo. Aparte, Bubbledogs tiene una mesa del chef, de reserva inabordable, para muy pocas personas.

Aunque lo que sucede en los países anglosajones no sea extrapolable a otros lugares hay tendencias que parecen imponerse en grandes ciudades. Bajo la lluvia me fui haciendo reflexiones.

Está claro que montar un negocio urbano de éxito no requiere ni la presencia de un cocinero famoso ni inversiones desmesuradas. Basta con desarrollar una idea y ponerla de moda con una agencia de comunicación que maneje los hilos. Con frecuencia la comida pasa a un segundo plano.

Empiezo a pensar que el movimiento hipster y la llamada subcultura contemporánea merecen un análisis sociológico porque poseen más miga de la que parece. http://es.wikipedia.org/wiki/Hipster_(subcultura_contempor%C3%A1nea)

No se explica de otra manera que los neobistrós de moda en Paris y muchos de los locales efervescentes en Nueva York y Londres ofrezcan interiorismos tan austeros, al filo de lo cutre.

Los clientes se arremolinan donde pueden. La incomodidad no es un factor disuasorio, al contrario
¿Alguien es capaz de explicarme la afición por las colas?  En Nueva York se habla mucho de esa generación de jóvenes cocineros que no reservan mesa y, sin embargo, cuentan con una clientela incondicional que soporta incomodidades en la calle  http://newyork.grubstreet.com/2012/10/new-york-restaurant-line-reviews.html

De momento solo tengo clara una cosa. El mundo de la hostelería está cambiando deprisa y sus movimientos me desbordan. En twiter: @JCCapel Factura por el coste de dos perritos y dos copas de champagne, 34 libras, unos 44 euros aproximadamente
El placer de degustar un buen perrito, parecen pensar estos dos clientes risueños Clientes junto a la barra Perspectiva del local, angosto, repleto de mesas altas

 

 

 

 



 

 

 

 

 

 

 

Hay 78 Comentarios

Maritxu borron y cuenta nueva ; el bizcocho lo hago desde crio y pa mi el rico rico es el de almendra molida. AAhora estoy en fase d comida sana y eso d harinas y dulces m lo tengo en estado d descanso.

Se equivoca Guignol, si que valio la pena. Lo dicho, para usted, que es lo que vale la pena en este valle de lagrimas? Hagame una lista exhaustiva, sera un placer derruirla...
Su devoto etc...etc...etc...
PD: Por "Valle de lagrimas" me refiero a la fotonovela mejicana y no a una alegoria biblica del la vida ( aunque en definitiva sea lo mismo...)

Ay José Carlos, gracias, me ha traído unos recuerdos...
Le cuento, tuve una vecina bastante mayor, siempre bromeábamos con que cuando cumpliera 100 años, la iban a sacar en el periódico del pueblo; nos dejó a los 99. Hasta esa edad, hacía la compra varias veces al día y todos los días se preparaba su comida y su cena, siempre diferentes, una joya de mujer. Fue cocinera en la casa de unos señores de mucha categoría de Bilbao.
Un día, tocó a mi puerta, y allí estaba, sonriente, con un plum-cake enorme en una bandeja. A mí, que justo ese bizcocho no me iba mucho, quizá por las frutas confitadas, me encantó, estaba impresionante, con un saborcillo a cognac...
Tres o cuatro veces más me obsequió con su plum-cake, le dije que me tenía que dar la receta, me dijo que no, que lo mejor era ver cómo lo hacía. Un día me llamó, "Maritxu, ven, corre, que voy a hacer un bizcocho". Recuerdo que en pijama y sin haberme lavado la cara, no dudé, allá fui, qué placer , una experiencia preciosa, un cafecito, historias antiguas de su pueblo, Soncillo, risas, y pa mi casa con la bandejona. Hay personas inolvidables en esta vida, qué suerte tuve.
Bueno, que cuando encuentre la receta, se la envío, a condición de que viaje un poco menos y la haga, jajajá, nos leemos!

Vigilante, parece que sigue usted en lo mismo que ayer, pero se equivoca usted mucho. También en lo del vino, yo sólo distinguiría bueno de malo. Siga usted bien, pero no se empestille, que no merece la pena.

NUNCA lo puse en duda..."El otro" si...Quien sera "el otro"?
Un necio? Un estupido? un analfabeto? Un militante del PP? Los cuatro a la vez? ( pobre bicho...)
Buenos dias
PD: Guignol reste quand même le roi de fayots.

Vigilante, el Duque de Gastronia, es decir, Arturo Pardos, tiene una gran cultura y unos importantes conocimientos culinarios.
A menudo despista con sus comentarios mordaces e irónicos, pero cuando quiere ser incisivo parece que maneja un estilete con sus palabras.

Maritxu, me encantan los bizcochos igual que las piezas de bollería buenas. Lamentablemente, no tengo tiempo para meterme en harina y hace tiempo que no hago ninguna. Mi bizcocho favorito, en cualquier caso, es el plum cake, que cuando es bueno me parece una obra maestra.
Hay una pastlería en Malaga, Lepanto, situada en la calle Larios, que hace uno magnífico. Cuando paso por la ciudad me desvío, si puedo. Como siempre, fiel a mis fijaciones golosas.

Observo, analizo y deduzco : Guiñol es un pelota ñangotado y tiralevitas, productor de CO2, orgulloso heraldo of Free Enterprise, que sabe diferenciar el tinto del blanco aunque este pedo como el Borbon cazando elefantes y con los ojos cerrados...

Egun on, txikis!
Hoy, un dulce regalito.. porque sí, sin más.
Es que anoche hice el bizcocho favorito de Elvis Presley, y está tan bueno que lo quería compartir. Lo ví en el blog de Cova, Comoju, todo lo que he hecho de esta mujer me ha salido siempre bien, y no es lo habitual.
Hice la mitad de sus ingredientes, con algún cambio: en lugar de nata, leche; en vez de 300 gramos de azúcar, 200, y empecé batiendo los huevos, todos a la vez, con el azúcar, y echando la mantequilla fundida, y batiendo a mano.
Supongo que todos sabéis hacer bizcochos; si no, el que quiera apuntarse a conquistar las Inglaterras con el British carritou que vamos a montar, debe aprender, jajajá!
José Carlos, le he leído hablar sobre piezas de bollería, pero nunca de bizcochos, ¿los suele hacer? ¿cuáles son sus favoritos? Besinos, everybody!

Será que no sabes leer pero al menos sabes oir...

¡Aún estoy flipando! Esta tarde estuve en una cata de vinos y alguien preguntó algo y otro alguien dijo que lo contestase el Duque de Gastronia. Y allí estaba el Duque, al fondo. Y habluvo. Digo que flipé porque nos dejó a todos planchados. ¡Menudo cabrón! No dejó cabeza con títere. Yo no lo conocía más que por sus dichos y redichos en los blogs. Pues ¡qué va! Me cayó de puta madre. Explicó como nadie la diferencia entre un vino tinto y uno blanco y cómo se reconocen en una cata ciega. Resulta que no tiene que ver con el color. Me quedé flipado.

Ricardo, ya he grabado el nombre, Mechela al lado del Colón. Como dice Cocinarconciencia tu comparación no tiene discusión

La comparación de"De tapas por Sevilla" no deja lugar a las dudas

La gente está cada vez mas tocada; estas modas son absurdas y encima te cuestan un ojo de la cara. Este domingo estuve en un nuevo establecimiento donde mi mujer, mi hija y un servidor degustamos 8 maravillosas y creativas tapas, 6 cervezas, 3 copas de Ribera y 3 Coca-Colas por un poco más del precio de sus dos perritos y copitas, esta es la referencia y las fotos del evento: http://detapasporsevillayotrascosillas.blogspot.com.es/2013/05/12052013-restaurante-mechela.html

Si, sí, eso es verdad. Imagínese. Saludos

Imaginese como se lo tomaria el "Duque"...

Vigilante, no me lo tomo como un insulto, pero sí que es verdad que no le veo el objetivo práctico a ese formato. Así que, no se me encasquille, que esto es internet. Saludos

Eduardo antes de pasar por la Langstrasse de Zurich, lee esto :
¿Por qué Suiza tiene un papel clave en el comercio de materias primas?
ALEX PRATS | BLOG 3.500 MILLONES
Un informe desvela que hasta el 90% de las exportaciones de países en desarrollo desaparecen a su paso por Ginebra.
http://blogs.elpais.com/3500-millones/2013/05/un-agujero-negro-en-ginebra.html

Quien es "Vigilante"?

No insulto. Observo, analizo y deduzco : Guiñol es un pelota ñangotado y tiralevitas.


José Carlos,
si en España está prohibido, pues nos vamos todos a Londres con el carrito´los helaos. Menú: fish, chips, champagne and all kinds of desserts, chocolate, too. Ya lo discutiremos, lo del chocolate, jajá!
-- Guiñol,
pienso como tú y ya lo he dicho más veces, este bloguero es genial, lo tiene todo, gran sabiduría, amabilidad, paciencia con las ignorantas y una gran generosidad para compartir todo, sus conocimientos y su amistad. No sabemos lo que tenemos. Para mí, todo esto no es ser pelota, no lo he sido en la vida, es decir lo que pienso y mostrar mi admiración por las personas a las que aprecio.
-- Vigilante,
por favor, no insultes a Guiñol ni a nadie, gracias.
-- Sozio,
no valgo para estar enfadada con nadie, lo he pasado peor que tú, disculpas aceptadas, tema olvidado.

Jeje, gracias

Ingenuo...

Yo prefiero pensar en:
Ponerse las pilas: mejorar la calidad del producto que se ofrece para hacerlo más atractivo frente a la competencia.

Perezosos: negocios que más o menos van funcionando pero son incapaces de innovar o enfrentarse con imaginación a épovas difíciles como esta.

Llámame ingénuo...

Ponerse las pilas = bajar los salarios?
Perezosos? Los perezosos no duran en este oficio.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog para gente a la que le gusta cocinar, viajar, estar al día en modas y tendencias y, sobre todo, comer bien. Un diario de experiencias personales relatadas con desenfado y sentido del humor. Cocineros, recetas, restaurantes, personajes, secretos de cocina y recomendaciones insólitas que no te puedes perder.

Sobre el autor

Isidoro Merino

José Carlos Capel se licenció en Ciencias Económicas, pero lo que realmente le gustaba era cocinar. Lleva 25 años ocupándose de la crítica gastronómica de este periódico y preside Madrid Fusión. Después de haber escrito decenas de libros, ha convertido su afición en un modo de vida.

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal