17 jul 2013

Cronut ¿estamos locos?

Por: José Carlos Capel

Montaña de cronutsDesde que he probado los #cronuts no salgo de mi asombro.

Si no cambian las circunstancias pronto se convertirán en un fenómeno goloso.

¿Quién ha desatado la moda? El francés Dominque Ansel http://dominiqueansel.com/cronut-101/ antiguo repostero de Daniel Boulud http://danielnyc.com/ en sus locales de Manhattan. 

Ansel, ya independiente, con pastelería en el Soho neoyorquino, anunció en su blog el pasado mes de mayo, que iba a sacar a la venta unos nuevos bollos con el nombre de #cronuts (síntesis de croissant y donuts)

A las 8,00 de la mañana del día siguiente tenía colas de clientes dispuestos a probar su reinvención del cruasán, una rareza.

Desde entonces la fiebre que se ha desatado en Nueva York roza la esquizofrenia. Hasta tal punto, me aseguran, que las filas se empiezan a formar a las 6,00 de la mañana.

Como era de esperar, la mecha ha prendido en Europa.  

Ansel no quiere que su creación se masifique, así que solo elabora 200 #cronuts diarios. Algo exclusivo. Los vende a 5$ la pieza y no permite que un cliente compre más de dos unidades. Aún así se agotan en menos de una hora.

¿Qué sucede? Pues que ante el desequilibrio entre oferta y demanda se ha generado  internet un mercado negro de #cronuts.  http://newyork.craigslist.org/search/?areaID=3&subAreaID=&query=cronut&catAbb=sss

Basta leer el enlace para comprobar que las rosquillas hojaldradas de Ansel se subastan y alcanzan precios entre 15 y 60 $ en las primeras horas de cada mañana. Desconozco cómo funciona este mercado de reventa en la Gran Manzana. Solo sé que los nuevos bollos son perecederos y pierden por horas.

De cualquier forma una historia de locos.

Días pasado me enteré que en España ya los fabrica la firma Santa Gloria http://www.santagloria.com/es/inicio.

Y que en Madrid se vendían en dos Vips concretos.

Fui a buscarlos y nadie sabía nada. Llamé a la firma en Barcelona, les conté mi extraña ansiedad y el 11 de julio, aprovechando el viaje del panadero Pedro Roche, que trabaja en la empresa, me enviaron hasta mi despacho una cajita con seis variedades.

Los probé y me gustaron. Unos más que otros pero no me parecieron malos.

“Los cronuts no son más que cruasanes redondos (donuts con agujero en el centro) que se fríen en aceite de girasol en lugar de cocerlos en el horno. Los elaboramos con mantequilla Cadí, una de las mejores de España”, me dijo Roche. “Luego se adornan con chocolate o se glasean, todo depende. Los vendemos a 2,00 y 2,50 euros” Pedro Roche, de la firma Santa Gloria con una bandeja de cronuts

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enseguida llamé al gran pastelero Ricardo M. Vélez de Moulin Chocolat http://www.moulinchocolat.com/  y fue muy explicito:”La explosión de los cronuts llegará en otoño y será imparable. Me estoy preparando para elaborarlos”

Telefonee a otro amigo, Olivier Fernández, Director de La Escuela de Pastelería de Barcelona http://www.escoladepastisseria.cat/ y me confirmó que acababan de dar un curso #cronuts el 9/10 de julio que se llenó con lista de espera.

“La expectación en el gremio es enorme”, me confirmó. “Supongo que será una moda pasajera. Este bollo no es muy saludable, es una bomba calórica. Yo no dejaría comer a mi hija más de uno a la semana”

Mientras tanto me llegan noticias de que 4 empresas de repostería industrial intentan registrar el nombre en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Principio de un mal presagio. O mucho me equivoco o los cronuts de batalla (elaborados con margarinas y fritos en grasas saturadas) se van a sumar a la lista de esa bollería industrial que ya anda causando estragos. En twitter:@JCCapel Cronut elaborado en la Escuela de Pastelería de Barcelona días pasados durante el cursillo específico Cubiertos de azúcar en polvo Al corte se observa que equivales a rosquillas hojaldradas, en este caso espolvoreadas con azúcar Rebozados en azúcar Con chocolate Glaseado. Muy jugoso Glaseado, el de peor sabor y aspecto de todo el surtido

 

 

Hay 60 Comentarios

Guiñol, conozco muy bien la pastelería Rufino de Aracena, sus tocinillos de cielo siempre me parecieron mortales para cualquier goloso.


Marcel, yo no haría colas para nada, si puedo. Los americanos, en cambio, son muy propensos a las colas. Para comer las hamburguesas de moda en NY empleas no menos de 1/ hora, un disparate.

Maritxu frente a la cronutmanía a la que se refiere Raymon, yo prefiero los dulces tradicionales como las tortitas que nos indicas de tu madre. Gracias por la receta. La probaré http://tito1972ml.blogspot.com.es/2011/08/tortitas-maria-aida-desde-el-pais-vasco.html

Pues sí amigos, la cronutmanía está fuera de control en NY. Como dice Capel, vivimos en un mundo de locos. http://www.policymic.com/articles/52843/the-cronut-craze-is-spiraling-out-of-control

Algún detalle más sobre la cronutmanía. Llego de Nueva York y no saben Vdes. lo que es http://es.finance.yahoo.com/noticias/cronut-man%C3%ADa-revoluciona-york-105023191.html

Sr. Capel, es un producto que no me atrae nada lo mismo que los cupcakes, lo que si compro bastante es la coca de masa de croissan, es espectacular, y lo que recuerdo muchísimo son los chuchos de crema, merendar uno significaba no cenar, te quedabas a tope.

Ricardo M Vélez eres el Pastelero de Moulin Chocolat? Tu comentario tiene su aquel, fusión de un bollo americano con otro europeo Me gusta. Si decides hacer cronuts avisalo caray que me iré a comprarlos

Buenas tardes a todos , comentaros que creo que los que nos dedicamos al mundo gastronómico, sabemos que no siempre cuando sacamos una creación nueva funciona , en este caso Dominique Ansel ha sabido fusionar Europa con EEUU con dos de sus piezas de bollería emblemáticas y dar al donut el toque de alta pastelería, que por supuesto nunca había tenido.

De principio me parece un producto infame. Y si, parece totalmente predestinado a que las marcas de bollería industrial hagan el agosto con versiones aún más guarras que el original. Pero como la moda ha empezado en NY ... Cada vez estamos más tontos, con la buena repostería que suele haber en nuestro pueblos y ciudades y nos lanzamos a estos inventos.

Estos inventos hay que ponerlos en cuarentena, pero si acaban triunfando es por algo... Habrá que probarlos..
http://goo.gl/pkIXs

Los que dicen que Estados Unidos no tiene ninguna tradición gastronómica, recordad: es mejor callar y parecer estúpido que abrir la boca y despejar las dudas.

Buenas tardes Jose Carlos, no he podido evitar al leer la entrada, encontrar un error. Supongo que el comentario en la foto de Pedro Roche de la firma "Santa Golosa" lo es, por si quieres corregirlo. Respecto a los cronuts, tengo que decir que hay una pastelería en Aracena, Rufino, en la que hago cola cada vez que voy (recuerdo una vez, con lluvia y paraguas) para llevarme todo lo que pillo. Entiendo este impulso si es para acopiar, y poder hacer felices p.ej. a familiares y amigos en una comida, que para mí es lo más, y fuente de tantas otras cosas, pero hacer cola de horas para comerme dos donuts al instante, o para besarle un pié a un santo como dice Marcel, me temo que no lo veo.

Jose, si tocas al vino te descuartizo con una lima de uñas...

"Nous sommes tous des cannibales"
By CLS

Ante la iglesia de Jesús de Medinaceli de Madrid, y dando la vuelta a la manzana, se forma, el primer viernes de cada mes y desde hace muchos años, una inacabable cola de devotos que aspiran a besar el dedo gordo del pie del Nazareno. Son numerosos los alienados dactilófilos que duermen en la calle y que rifan su puesto con el fin de ser de los primeros en oscular la punta del miembro. Cumplido el ritual, vuelven los fieles a sus hogares convencidos de haber nutrido su espíritu y salvado su alma. Algunos, comulgan. Desde la etnografía, ¿en qué se diferencian estos rituales de los propios de los adoradores del bollo tórico?

En España es dificilísimo encontrar un cruasán aceptable, así que me imagino que pasará lo mismo con este invento. A mi no me llaman la atención los cronuts, pero, ¿por qué no? Si nos ponemos talibanes lo primero que habría que prohibir es el vino, y hasta ahí podíamos llegar...

" El 'caso CSIC' o la banalidad del mal.
Los recortes indiscriminados a la I+D lastran de manera irreversible el futuro de la economía y la sociedad española. Hay que priorizar la innovación por encima de las demás partidas de gasto" (...)
Ningún político ha alzado su voz contra la atrocidad del exterminio de los investigadores. Mientras, para Adelson sí hay dinero"
CÉSAR MOLINAS 17 JUL 2013 - 00:00 CET
http://elpais.com/elpais/2013/07/15/opinion/1373908408_301347.html
(el Pais)

Barcenas, gracias por tus interesantes comentarios, como siempre tan bien hilados con referencias de alto nivel cultural. Conseguimos notar tu pasión sumada a la actualidad con un toque de reflexión clásica y a veces, cosmopolita. ¡ Es un lujo diario, qué digo diario, de cada cinco minutos!...suerte tenemos

A mi me gustaron el día que los probé - soy una golosa empedernida - aquí está mi experiencia, http://foodnotesbyaliciamarcos.wordpress.com/2013/06/25/el-cronut-ha-llegado-a-espana/. Pero creo que esto será una moda pasajera...

Buen artículo Sr. Capel. Nos plantea ¿estamos locos? yo voy más lejos, la ESTUPIDEZ nos invade, no tiene límites. Tras leerlo me invade la desazón y me planteo quién o qué está detrás de tanto interes por estupidizar al personal y responda como autómatas a sus puros intereses económicos......."Hacer colas desde las seis de la mañana............. Mercado negro con precios desorbitados..... Increible"

AlucinoMariPili, estoy totalmente de acuerdo contigo. ¿En serio nos interesa importar productos alimentarios de países sin ninguna tradición gastronómica cuyos habitantes son ya en su mayoría obesos o con sobrepeso? Lo peor de todo es que la gente que come estas guarradas son luego los mismos que dicen que ellos no pisan un restaurante japonés, griego o árabe porque son "muy especialitos para la comida" y no comen "cosas raras", aunque esas cosas raras sean delicias conocidas por ser de los alimentos más sanos del mundo. A mí cada vez me da más asco bajar a la calle y ver a más de la mitad de los niños obesos y con sobrepeso, condenados a terribles enfermedades que les acompañarán toda la vida, simplemente por la incultura alimentaria de sus padres. De padres obesos, niños obesos. Y luego algunos se preocupan más por la anorexia, que no llega ni al 1 % de la población, que el sobrepeso, que ya afecta al 50 % de los niños y que causa mucha más muertes. Que hayamos llegado a esto en España, con una dieta envidiable, y que nos esté contaminando la incultura gastronómica de EE. UU. debería ser delito. Tendríamos que aprender mucho de los franceses, que protegen su gastronomía (y su lengua, y su cultura...).

Yo también lo he probado (aquí mi experiencia: http://esquanmenjo.blogspot.com.es/2013/06/el-meu-primer-cronut.html) y decir que me falta probar en otro sitio para comparar pero aunque lo encuentro bueno no haría jamás ni cola ni pagaría más de lo que pagué en el horno donde lo hacen (y al que fui porque lo tengo al lado). Sin embargo, bienvenidas sean las innovaciones para unirse a las recetas tradicionales

En Argentina hace años que se elabora algo parecido se llaman vigilantes o capitanes, y es un croisant sin cuernos frito y relleno de crema. En Móstoles tenemos las pastelerías "LOS REYUNOS" que hace años que los fabrican, claro que Móstoles noes "NEW YORSSSS, NEW YORSSSS" :-)

Pues en la panaderia de mi pueblo venden una coca-croissant (coca hecha de croissants) que está de vicio, toda artesanal. Le voy a decir que se busque un nombre glamuroso (cocaissant ??) y ala a forrarse con la tonteria! Gensanta! lo que hay que ver!

Sólo falta que una película los ponga más de moda como pasó con los Cup Cakes que devoraban Sara Jessica Parker y sus amigas en la puerta de Magnolia Bakery en Sex in The City. La ruina para los obesos. Lo peor es que deben crear adictos me conozco estas cosas

A los que ya estén pensando en empezar a hacer cola allá donde los empiecen a vender, quizás les valdría la pena leer este artículito

http://saludify.com/the-cronut-how-bad-for-your-health-is-it/

Estimando las calorías del cronun en un rango entre 200 y 400 y hacia arriba en función del relleno y el glaseado. En definitiva, entre el 10 y el 20% (o más) de lo que un adulto debería consumir en un día. Adicionalmente, gracias a la gran cantidad de grasa saturada contenida en el bollo, probablemente solo con un cronut de estos habremos agotado la cantidad de grasa saturada que deberíamos comer en un mes o así...

Los culos gordos que comentaba AlicunoMariPili parece que se empieza a entender...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog para gente a la que le gusta cocinar, viajar, estar al día en modas y tendencias y, sobre todo, comer bien. Un diario de experiencias personales relatadas con desenfado y sentido del humor. Cocineros, recetas, restaurantes, personajes, secretos de cocina y recomendaciones insólitas que no te puedes perder.

Sobre el autor

Isidoro Merino

José Carlos Capel se licenció en Ciencias Económicas, pero lo que realmente le gustaba era cocinar. Lleva 25 años ocupándose de la crítica gastronómica de este periódico y preside Madrid Fusión. Después de haber escrito decenas de libros, ha convertido su afición en un modo de vida.

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal