24 ago 2013

Los mejores churros

Por: José Carlos Capel

Primer planoAunque he probado algunos de calidad, los de la Plaza de los Naranjos (Marbella) me siguen pareciendo los mejores.

Me refiero a los de Churrería Ramón, roscas abuñueladas que crujen al morderlas. O tejeringos, como también los llaman en Andalucía.

En la lista de mis favoritos escasísimas direcciones. Los de Bonilla a la Vista www.bonillaalavista.com en A Coruña, los de Cafeterías York en Soria, La Coctelera en Madrid, la Ideal en Valladolid...

Hay más referencias, sin duda, pero no las almaceno en mi memoria. Insisto en que los buenos de verdad son escasísimos.

Redondos, lisos, de superficie acanalada, de lazo... Da lo mismo. En su finura influye, sobre todo, la manera de elaborarlos.

Ayer -- cómo no -- compartí media rosca de mis favoritos. Y como el churrero especialista, Antonio Saravia, trabaja a la vista, fotografié el proceso paso a paso.

No hay trampa alguna, sólo ciertas diferencias con relación a otros churreros. La típica rueda de Ramón

En Ramón fríen con muy poco aceite, cuatro dedos apenas en el fondo de un amplio recipiente de acero. Utilizan aceite de girasol alto oléico, que renuevan varias veces al día, aspecto estratégico. Y emplean una masa de harina propia de buñuelos, semi líquida, cuya fórmula, sencilla pero secreta, se la han querido comprar en varias ocasiones a Pepe Navas, propietario de la churrería.

Cuando el aceite alcanza los180 /190 ºC  Saravia abre el grifo desde el que deja resbalar el chorro al que imprime un movimiento de rotación con la ayuda de grandes palillos.

Al cabo de un minuto, más o menos, voltea la rosca y la dora por el otro lado. La levanta, la escurre en el aire y ya está lista.

El método no es original pero sí lo es la perfección con que se ejecuta.

A menudo se nos olvida que por los churros hay que esperar, igual que por los suflés,  los chuletones a la brasa o los arroces.

Antes de morderlas, estas espirales, calientes, abuñueladas y huecas se espolvorean de azúcar y se trocean. En la boca crujen como si fueran barquillos. Además, se digieren al poco tiempo.

Nada que ver con las aceitosas porras de las ferias o con los pésimos churros de lazo, descongelados y fritos en grasas espurias que se encuentran en todas partes. 

Antonio Saravia, maestro churreroRamón no es barato. Una rueda pequeña cuesta 6 euros, la mitad que la grande.

Lástima que la calidad del café y de su chocolate bajen bastante. No así los zumos de frutas, que se exprimen al momento y con los que hacen combinaciones creativas.    

De los buñoleros, antaño oficio propio de moriscos, abundan las citas en nuestra literatura del Siglo de Oro.

Quevedo y Lope de Vega les dedicaron reiteradas alusiones.

Más pedigrí imposible y más arraigo tampoco.

El mérito de esta churrería es haber convertido en alta repostería popular un dulce de sartén con siglos a sus espaldas.En twiter: @JCCapel Los zumos, todos naturales, se elaboran al momento. El equipo de Churrería Ramón al completo

Churrería Ramón  Plaza de los Naranjos (Marbella)  Teléfono: 952 77 85 46 Perspectiva de la terraza de la churrería Ramón Recipiente listo para freír. Poco aceite y muy limpio Mientras se fríe el churrero realiza movimientos circulares con los palillos y la masa se infla
Después de darle la vuelta a la rueda Lista para salir a las mesas, escurriéndose en el aire
Churros que crujen como barquillos Frutas con las que elaboran zumos naturales al momento   

Hay 79 Comentarios

Ohh.. no no no no! Churros ricos ricos los de Talavera de la Reina. Cualquiera me vale, porque son sencillamente espectaculares.

José Carlos, como siempre gracias por tus comentarios y recomendaciones.
Si tienes algún día la oportunidad te sugiero que pruebes las porras del bar La Esquina en c/ Sierra Gorda 21 en el pueblo de Vallecas.

Hay que precisar que en muchos lugares de Andalucía, por ejemplo en Marbella, Linares, etc, hablamos de tallos y no de churros, el tallo es más fino que el churro, hay que tomarlo recién hecho que es cuando esta crujiente. El tallo no empacha como puede hacerlo los churros y no digamos las porras. Me gustan todas . Por precio, en Linares una rosca de seis euros para cuatro, se te salen los tallos por las orejas.

El buen churrero solo vende churros. Se compran después de esperar el turno y se llevan a casa o a un bar cercano.

Podría decidme donde esta en Madrid La Coctelera?? Soy un amante de los churros (a los de rosca siempre los he llamado porras)y me gustaria ir a probarlos.
Gracias

Con diferencia, por calidad y precio, la churrería de la calle Espartero de Linares en Jaén.

Yo los he comido estos días en e modestol Bar el Ferroviario en el Parque Nueva Granada de Granada , y están buenísimos

Los de Gregory eran buenos, pero nos hemos quedado sin ells. Han cerrado y han dejado a los empleados en la puta calle sin avisarles.

Podrías decidme donde esta La Coctelera en Madrid?? Soy un amante de los churros (yo a los de rosca siempre los he llamado porras) y no conozco ningun sitio bueno en Madrid y me gustaría ir a La Coctelera para probarlos.
Gracias

justo pensaba yo como buena marbelli que vive desde hace años en la capital, por que no hablaba nadie de los buenos churros que hay en la Pza de los Naranjos! gracias Sr Capel, de zarzal nada...

Sin duda en a Coruña los mejores los de Bonilla que crujen de verdad, los de el Timón están bien pero creo que deberían crujir más.

se ha metido usted en un zarzal, sr Capel... escribir de churros para todos sus lectores de España y parte del extranjero situando la cumbre en el centro geométrico del pijipismo marbellí con la media rosca a 6 euracos, es una provocación, no le parece?

Perdón, en la Urbanización La Rosaleda, frente a la Iglesia Parroquial de San Fernando.

Para mí los mejores los del Bar Tobalín en Valdepeñas de Jaén, Jaén. Un buen desayuno con churros es lo que nunca me pierdo cuando voy a mi pueblo.
Un beso Maria José.

En San Fernando de Maspalomas (Gran Canaria) en la Churreria "El churrito" excelentes churros de lazo.

Hay otra variedad en algunas zonas de Andalucía que no corresponde a las porras (churros de aire como algunos les dicen en Sevilla). Son los churros finos(o churros de papa) elaborados igualmente con harina, agua y sal, con el grosor de un dedo y con la superficie estriada. Se fríen en aceite de girasol formando roscas que se trocean y se sirven. Par mi hay dos sitios magistrales. Uno es el 44 en San Fernando de Cádiz y el otro es en las Flores, Cádiz. Espectaculares.

Publicidad gratis para un exquisito y simple producto que, aseguro, he comido -y como- riquísimo en muchos puntos de Andalucía, en particular en varios sitios de Sevilla. En Madrid no, los hacen todos a 1ª hora y te los ponen de auténtica pena, fríos ya, pasados´. No saben hacer, ni aprecian, el auténtico "calentito", como también se les llama por aquí abajo..

Los de Aliva en Santander junto con su chocolate, churros de verdad, no porras aceitosas que no se empapan del chocolate. El que lo conoce sabe de qué hablo.

Los mejores los de la churrería ambulante en la playa de San José, Almería. Qué buenos!!

6 pavos por un cuarto de kilo de harina y agua en fritanga, no me jodas. Así andamos quebrados con tanta gilipollez.

Los PETRONIOS de CASA SOTERO (Bravo Murillo, Madrid).

Les quiero recomendar El Timón (A Coruña), mejores que los de Bonilla. Finos, cortos, nada grasientos.
Saludos

No os olvidéis de la Xurreria del Barrio Gótic en Bna

No discuto que estos churros sean buenos, pero caros, carísimos, mi familia y yo nos sentamos a desayunar y pagamos 47 euros por unos zumos y una rueda grande, es una churrería imposible para mi bolsillo, yo creo que se lo tienen creído, y por culpa de algunos como Vd. que les dan bolilla, lo que les faltaba

Los de Gregory´s son malísimos, qué dices, aparentan pero no valen nada.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog para gente a la que le gusta cocinar, viajar, estar al día en modas y tendencias y, sobre todo, comer bien. Un diario de experiencias personales relatadas con desenfado y sentido del humor. Cocineros, recetas, restaurantes, personajes, secretos de cocina y recomendaciones insólitas que no te puedes perder.

Sobre el autor

Isidoro Merino

José Carlos Capel se licenció en Ciencias Económicas, pero lo que realmente le gustaba era cocinar. Lleva 25 años ocupándose de la crítica gastronómica de este periódico y preside Madrid Fusión. Después de haber escrito decenas de libros, ha convertido su afición en un modo de vida.

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal