18 nov 2013

Se jubilan las aceiteras rellenables

Por: José Carlos Capel

Aceites de oliva vírgenes extra (AOVE), el futuro en bares y restaurantes españolesA partir del año próximo las botellas de aceite que veremos en las barras de los bares y en las mesas de los restaurantes serán semejantes a las que ilustran esta entrada. Envases de cristal, normales o de diseño, en cuyas etiquetas figurarán la marca y nombre de la almazara, el lugar de origen del aceite, las variedades de aceitunas y, en algunos casos, la fecha de la campaña. Y, lógicamente también, algunos parámetros analíticos (K 270, acidez, peróxidos).

Serán botellas de  1/4 o 3/4 de litro, las mismas que ya utilizan los AOVE (aceites de oliva vírgenes extra) españoles. Nada nuevo. Botellas con tapones especiales que impedirán o dificultarán el rellenado. Sustituirán a las botellas de cristal anónimas, a los conocidos convoyes y a las alcucillas que todavía se ven en algunas tabernas. El hábito de rellenar botellas toca a su fin. O lo que es lo mismo, tiene los días contados. Como muy tarde hasta el 28 de febrero próximo, tras la última moratoria del Gobierno.

La medida, que cae por su propio peso y reclamaba el sector elaborador desde hace tiempo, se acaba de aprobar por el Consejo de Ministros. Estoy convencido de que beneficiará a los consumidores y contribuirá a desarrollar una cultura de la que, paradójicamente, andamos bastante escasos.

Alcucilla¿Por qué ha tardado tanto tiempo en implantarse, sería la pregunta?

El sector productor está a favor y la mayoría de los consumidores la aprueban o les resulta indiferente. Solo algunos piensan que puede repercutir en un aumento de los precios. 

Sin embargo me entero de que existen voces discrepantes en el sector hostelero

¿De verdad hay alguien que se pueda oponer a que los aceites de oliva vírgenes extra se traten igual que los vinos?  ¿A quiénes molesta la medida? ¿Qué intereses mueven a aquellos que defienden la vieja práctica del rellenado?

Me dicen que algunos hablan de derroche y de generación de residuos. Que me lo expliquen.

Cuando una botella de vino o de ginebra se termina va directa a los contenedores de cristal para su reciclado. Con las de aceite sucederá lo mismo. Se trata de colocar los aceites de mesa al mismo nivel que los vinos. Lo que afecta a unos es extrapolable a los otros.

Convoy de aceite y vinagre, muy habitual en los bares y casas de comidasPara colmo se critican las monodosis, cuyo contenido, dicen, es excesivo para una tostada y generarán desperdicios. ¿En serio? Mi perplejidad sigue en aumento.

Amigos, las monodosis existen desde hace años y no les afecta la medida. Se utilizan en las compañías aéreas (Iberia), en el AVE, en los hospitales, en los bufés de los grandes hoteles... Todas con su marca y, eso sí, con calidades variables.

No me queda más remedio que traer aquí el comentario de la bióloga Anuncia Carpio del Instituto de la Grasa de Sevilla. “Lo lógico”, afirma “es que cada aceite venga respaldado por una marca que responda de la calidad y a la que se le puedan achacar defectos o virtudes”.

¿Tenemos que recordar ahora que los aceites de oliva se oxidan en contacto con la luz y el aire? ¿Y que las aceiteras de cristal transparente que atiborran los locales españoles perjudican esta grasa tan noble? Yo estoy aburrido de probar aceites de baja calidad o mal conservados, precisamente en estos envases.   

El mundo de los aceites españoles necesita transparencia e imagen. No podemos volver a servir los vinos en jarras de barro, ni los aceites en alcucillas de latón. Nuestros AOVE merecen mucho respeto.

En twitter: @JCCapel  

Hay 81 Comentarios

Una campaña entre los hosteleros para fomentar el uso de buenos aceites me parecería más acertada... En Italia te sirven productos increíblemente buenos allá donde vayas sin tener que mostrarte el envase original. El restaurador debe sentirse orgulloso del producto que ofrece y pensar menos en engañar al cliente... Es una cuestión de educación, orgullo y cultura.

Una medida absurda. Los hosteleros no podrán comprar a granel y para colmo se generarán enormes cantidades de desperdicios. Todo el mundo sabe que la calidad del aceite de las aceiteras depende de la calidad del menú del restaurante... Tenemos en primera plana el tifón en Filipinas y los muertos de Cerdeña. ¿Para cuando una lucha real contra el cambio climático? Esta medida es un atentado ecológico.

Yo lo veo un avance. Yo recuerdo cuando el vino se compraba a granel. Dicho lo cual todo el mundo sabe que por ejemplo el vino de ribeiro se vende en cantidades imposibles de producir en su zona de origen y viene en el mejor de los casos de Verin o de Leon. En fin que la medida en si no es ni buena ni mala todo dependera de lo que se ponga en la botella.

Menudo articulo más malo. Usted nos viene a decir que para aliñar una ensalada vamos a tener que conformarnos con el aceite malo de la casa a 8 euros o elegir a la carta un aceite por 18 euros (como con el vino). Pues estamos listos. A mi me gustan las alcucillas y confiar en nuestros hosteleros que los hay muy honrados !!!

Para aceites serios y buenos, siempre embotellados OLEOESTEPA http://www.oleoestepa.com/

Estoy encontra de la medida. Creo que esta dictada por el lobby de los embotelladores y solo beneficiara a ellos y perjudicara el precio e incluso la calidad del aceite porque embotellaran mal aceite en botellines con etiquetas muy atractivas. El cliente no es tonto, y el hostelero ya cuida ofrecer un buen servicio y buscar buen aceite a buen precio. Que quiten la norma.

He comido hoy en un bar próximo a mi oficina. Había cocido y me he apuntado. Cuando me han servido los garbanzos he pedido aceite y me han traido el típico convoy.
Yo que voy de sabiondo por la vida y había leído este artículo le he dicho al jefe ¿Sabe que van a estar prohibidas estas aceiteras a partir del año próximo?
Y me ha contestado que sí.
Y a continuación me ha soltado" Tendremos que comprar botellitas individuales, se van a forrar Koipe y Carbonell, se frotan las manos ya. No saben que hacer para cargarse a la hostelería, primero el tabaco y ahora esto, no hay forma de sobrevivir..."
Le he intentado decir que no hace falta comprar monodosis pero no me ha hecho caso ha seguido hablando en solitario mascullando no sé qué.
Saquen Vdes. sus conclusiones.
Como a Julian a mí tambien me genera dudas

Alcucillas, almazaras...va a haber que hacer un curso de árabe para entender esto
Nota-antes de meteros conmigo, soy asturiano je je.

A priori buena medida, pero dudo que el bar y la cafetería de la esquina nos ponga de gratis una botella de AOVE que le cueste un pico (precisamente los envases pequeños son los más caros) para que lo disfrutemos sin más.


Compara con el vino, etc, pero éste lo pagamos.


Dudas... me genera dudas.


Saludos a todos,
http://www.demipueblo.es

una medida impuesta de arriba abajo, desde la industria de la grasa y envasadora, sin demanda social alguna... en el sur de la península, nuestra cultura del aceite ha creado un mercado bastante limpio, en el que el aceite malo se reconoce y se rechaza, siendo apreciado el buen producto, generalmente procedente de cooperativas agrarias de gran tradición... mas que los envases irrellenables vamos a ir a las insípidas monodosis industriales, cuyo valor añadido se va a acrecentar exponencialmente en la cadena de distribución

Creo que lo único que cambiará sera la forma de envasar el aceite, Hecha la ley hecha la trampa.

Pero es que las botellas en cuestión se pueden rellenar sin problemas.
Yo sólo espero que esto no sirva de excusa para poner monodosis homeopáticas.
http://bicicleta-electrica.blogspot.com/

Pues a mi me molan las alcucillas, sólo por el nombre tan bonito deberían sobrevivir. Total si nos quieren engañar lo van a hacer igual, rellenando o envasando aceite malo.

Desde luego era un primer paso necesario para poner en valor el AOVE, uno de nuestros grandes tesoros...el segundo mejorar el etiquetado (imprescindible señalar la añada) y sobre todo el control de la producción y embotellado para frenar fraudes con fuertes sanciones...y por último culturizar al clientes y hosteleros... estos últimos deberian alegrase de la medida y no tomarsela como un reproche,mirar hacia delante...es una oportunidad para ofrecer mejor producto y servicio en sus locales, y que los clientes lo identifiquen y valoren... a la larga les beneficiará a ellos, al sector en general y a todos los consumidores.

En España hay 50 pequeñas almazaras que hacen las cosas bien, el problema son los grandes envasadores que meterán "metralla", eso sí, etiquetada y bien vestida.
La medida no es mala pero tampoco buena mientras no se controle al sector. La OCU http://www.20minutos.es/noticia/1628696/0/ocu/informe-aceites/fraude-economico/ ya denunció las irregularidades que apreció en su cata. El Ministerio debería preocuparse de evitar el fraude sino de nada servirá

El lujo de los aceites españoles son los de Baena http://www.aceitesdobaena.com/es/venta-aceite-oliva-baena
Las Denominaciones de Origen pueden hacer mucho en favor de esta medida.

Aparentemente un avance, sólo esperemos que la picaresca no les lleve a rellenar las botellitas de marca en lugar de las aceiteras...

No se engañen Vdes. se envasarán cosas malas. Cuando vea en un bar botellas de Aceite de Priego (los mejores del mundo) me creeré las ventajas de la medida http://www.priegodecordoba.org/

Si tenemos que ver la etiqueta de todo lo que nos sirven en un bar o restaurante, vamos apañados. Supongo que con el vinagre harán lo mismo. Podrían hacer lo mismo con el café y que pongan bien clarito que tipo de café vas a tomar para evitar las múltiples sorpresas desagradables. Eso por no hablar del pan, etc

No sé ese empeño de las autoridades por señalar a la hostelería como los malos de la película, les puede salir el tiro por la culata, lo primero debía ser evitar los fraudes de los envasadores y sus mezclas. Veremos aceites buenos y malos todos con etiqueta, eso si, nada va a cambiar, sólo los envases, en fin

A mi tampoco me gustan los aceites que sirven en muchos bares y restaurantes, como tampoco me gustan los vinagres, la mostaza , la pimienta o el pan que ofrecen. Ni la carne o el pescado demasiado hechos, los tomates de invernadero y muchas cosas mas. Sin embargo, opino que basta con ejercer mi libertad como consumidor, no espero que el estado se ocupe de legislar en cada uno de estos aspectos. Y cuandi, como en este caso, lo hace, sospecho de que le mueven los intereses de determinados lobbies (quien sabe si convertidos en intereses propios mediante el habitual intercambio de sobres y favores) y no los del.consumidor.

Por fin los AOVE inician el camino del reconocimiento que deben tener

Algunos envasadores meterán malos aceites en las botellas, dirán que son AOVE y tomaremos malos aceites etiquetados, eso si.

No lo tengo tan claro, mas bien, me temo que veremos mucho aceite "de batalla" envasado en frascos mas o menos latractivos con etiquetas mas o menos llamativas. Ojala me equivoque, pero creo que los principales beneficiarios seran los envasadores.
Actualmente, ¿que porcentaje de los AOVE españoles declaran la fecha de campaña en la etiqueta? ¿Y por que?

En mi humilde opinion, creo que se trata de, una vez mas, de que no tenemos la sifuciente cultura para defender a ultranza nuestros productos. Resulta cuanto menos extraño que, en otros paises con menos cultura gastronomica si esten interesados en preservar los productos originales y ofrecer a sus clientes el mejor servicio y producto basado en la unica realidad posible, mantener el producto en su envase original, debidamente etiquetado y con la informacion propia del contenido.
Cierto es que siempre se ha dado por sentado que era una "oferta gratuita" por parte del restaurador, pero nunca he creido que esto haya sido asi, simplemente todos los gastos estan repercutidos en la factura final, como debe de ser por otra parte, por lo que no cabe pensar que los convoyes que nos ofrecian eran gratis.
Resulta cuanto menos gracioso que no admitamos una mejora en el producto y en el servicio, cuando se nos hincha la boca de lo bien que comimos en aquel restaurante de NY o de Londres o de Dinamarca, donde todos los productos eran de primera, que bueno era aquel aceite de origen español que nunca habia visto o que ademas tuvieramos que dejar una propina que por ley esta establecida de antemano. Y sin embargo que aqui nos cueste tanto defender los productos nacionales, en su gran mayoria de magnifica calidad en favor de ahorrar unos euros que por contra actuan negativamente en nuestra imagen asi como en la calidad de lo que consumimos.
Quizas algun dia entenderemos que el conocimiento de nuestros productos, incluso esos que estan en las mesas, supondra un magnifico escaparate para los mismos, una magnifica publicidad para los que nos los ofrecen y en definitiva ampliara nuestra cultura gastronomica con nuevos productos que desconociamos amen de pagar por algo que sabemos lo que es.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog para gente a la que le gusta cocinar, viajar, estar al día en modas y tendencias y, sobre todo, comer bien. Un diario de experiencias personales relatadas con desenfado y sentido del humor. Cocineros, recetas, restaurantes, personajes, secretos de cocina y recomendaciones insólitas que no te puedes perder.

Sobre el autor

Isidoro Merino

José Carlos Capel se licenció en Ciencias Económicas, pero lo que realmente le gustaba era cocinar. Lleva 25 años ocupándose de la crítica gastronómica de este periódico y preside Madrid Fusión. Después de haber escrito decenas de libros, ha convertido su afición en un modo de vida.

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal