09 jun 2014

Comer en el aire

Por: José Carlos Capel

Bolsa de pic nic de Gordon Ramsay, perfectamente diseñada para llevar a bordoCasi es una perogrullada afirmar que la comida que se ofrece en los aviones carece de interés gastronómico. Al menos en clase turista, que es en la que habitualmente viajo. Ni lo que sirven las tripulaciones a bordo en los carritos de paso vale gran cosa ni los precios de la llamada carta menú son baratos. Por principio en los vuelos cortos me suelo abstener de consumir nada y en los largos me conformo con las bandejas de rutina que me corresponden. No conozco ninguna compañía en la que se coma realmente bien y tengo asumido que en el aire se trata de salir del paso.

Aeropuerto de Heathrow, terminal 5 desde el restaurante de Gordon RamsayEl último jueves yo regresaba de Londres y nuestro avión debía llegar a Madrid a las 23,00 h. El vuelo de Iberia era tardío y como tenía cierta gazuza busqué por el aeropuerto de Heathrow algún lugar con bocadillos.

Al paso, en una esquina del restaurante que regenta el famoso cocinero Gordon Ramsay en la terminal 5 me encontré con un cartel que anunciaba picnics para llevar a bordo -- Plane Food -- destinados a pasajeros con prisa, justo mi caso.

Plane Food, con la firma de Gordon RamsayMe dirigí a la azafata y le indiqué que quería uno. Me mostró la carta de especialidades y escogí un entrante, un plato principal y el postre que ella colocó en tres cajitas cerradas dentro de una bolsa isotérmica bien diseñada. Todo frío y bastante bueno, según pude comprobar después durante el vuelo. Pagué 12,95 libras (algo más de 15 euros) y disfruté de un menú muy agradable cuyos dos primeros platos llevaban salsas adicionales. Terminé satisfecho, la experiencia había merecido la pena.

Preparando el envase isotérmicoPocos minutos después –qué casualidad – ojeando la revista Ronda Iberia (junio 2014) me encuentro con la página en la que se anuncia el plato del mes en la clase business, espacio que desde junio de 2011 corre a cargo de cuatro grandes cocineros Paco Roncero, Dani García, Ramón Freixa y Toño Pérez.

En este caso se trataba de cordero lechal a la salsa de vino tinto, con guarnición de puré de patatas y cuscús de verduras y pasas. Aunque no pongo en duda la calidad de una receta que lleva la firma de Dani García uno de los mejores cocineros españoles del momento, el plato y el concepto me parecieron desfasados. Primero porque una receta de alta cocina que se refrigera y se recalienta no puede llegar en buenas condiciones. O quizá sí, quien lo sabe.

Bolsa isotérmica con capacidad para un menú completo.Pero sobre todo, porque me sigue pareciendo injustificado que la comida en clase business, muy minoritaria, acapare la preocupación de una compañía que transporta decenas de miles de pasajeros en turista, espacio donde reside su verdadero potencial económico.

Desde entonces no dejo de hacerme preguntas ¿Por qué Iberia no mejora los bocadillos de sus carritos con la ayuda de éstos u otros grandes cocineros? ¿Por qué no vende a bordo menús fríos sencillos pero bien elaborados del estilo de los de Gordon Ramsey o de las “bento box" que desde hace unos meses preparan para llevar en Kirei, la sucursal que Kabuki ha abierto en la T4? ¿Será un empeño imposible? ¿Aquellos que viajamos en turista tendremos que seguir recurriendo a tentempiés comprados en tierra o a las típicas tarteras de antaño?     
Sígueme en Twitter en @JCCapel     

 

 

  

 

Hay 27 Comentarios

El problema, en business mismo, es que por motivos de higiene calientan demasiado los platos (cuando te quejan te hablan de "protocolo" como si fuese una luchar contra una enfermedad!) y que solemos tomarnos la tortilla suela de zapato y el filete super cocido por estos motivos en los aviones. En British Airways por esto las tortillas o los huevos revueltos les salen estupendos, esponjosos, deliciosos o casi~! Deberian compartir el secreto con su competencia!

Me gusta el diseño de la bolsa y la azafata. Así da gusto viajar

Pues si que los billetes en turista de Iberia son baratos...

@ Fatima : gracias ya me he tomado el desayuno. Y usted, aparentemente, NO sabe en que estado se encuentra el sistema universitario en Inglaterra despues de los recortes de Cameron.
Lo que veo es que con tanta "Iberica", España sigue condenada a ser una nacion de "camareros"...Menudo orgullo para la marca "idem".
GRIFOLS!!!! ( http://www.grifols.com )
Visca Catalunya lliure!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Ristoff , que un servidor es mas "pobre" que otra cosa! Viajé con Emirates a Australia despuésde tirarme varias semanas achuchando buscadores, y la combinación Emirates Madrid-Brisbane con dos escalas, fué la mas barata con diferencia, jeje!

El mensaje publicado por : Nobody's Puton | 11/06/2014 13:11:41 no es de "Nobody's Puton", pero de "VIgilante" que, por lo visto, no consigue salir de la fase anal...Lo digo por su inimitable fraseologia, reflejo de una mente que no necesita "laxantes" para expresarse aunque( se supone) no confunda sus cavidades supraglóticas con su (puto) culo...


Anoche soñé que viajaba en un avión en el que la azafata vertía un bote de laxante en mi comida, y me salió lo que escribo.

La bolsa no la preparadora....

Fabricada en China?

Precioso el diseño de la preparadora de las bolsas isotérmicas, quiero una

Barriguitas eso de Emirates es abusar, ya podrán, no vale tratar con "pobres"

Emirates en sus vuelos largos dá muy bien de comer (bueno y abundante) y respecto a las bebidas, barra libre alcohol incluido (excepto caprichitos como el champán, etc)... por supuesto, en clase turista

Un ejemplo de lo que hace una compañia seria como Air France en clase económica. Menús de Michel Nugues del grupo "Toques du Ciel" ¿Aprenderemos alguna vez? http://www.airfrance.es/ES/es/common/guideeconomy/classeetconfort/economy_restauration.htm

Precioso el diseño de las bolsas isotérmicas, quiero una

La temperatura de temporada y de cabina son la clave para el menú. Y no es difícil predecirlo. Es gestión de la información. Con este dato, a bordo hay un millón de sopas frías y calientes, cremas, ensaladas con aliño aparte, escabeches para coleccionar, sándwiches, y guisos perfectamente calentables y digestibles para viajar. No. Fabada, no.

Osea que la comida en clase business es la preocupación de una compañía como Iberia? No me lo puedo creer, ja, ja Esperemos que la llenen... está claro que los pasajeros de turista no representan para Iberia un porcentaje digno de tener en cuenta. Los de turista con sus tarteras, si es que dejan llevarlas al avión, ja, ja

Ojo con las normas de Iberia que tampoco son mancas en restricciones http://ayuda.iberia.com/pregunta_de_nuestros_clientes/servicio-de-comida-vuelos-internacionales/

Lo que le faltaba a Iberia es juntarse con British Airlines, con lo mal que comen los ingleses...

En los vuelos cortos la mejor comida la sirven SAS y Air France, nada como esta compañía y en los de larga distancia KLM, no puedo estar más de acuerdo. http://www.abc.es/viajar/20130116/abci-comidas-aviones-lineasaereas-201301151109.html

No se engañe Vd. Sr. Capel, hay caterings de calidad capaces de suministrar comida buena a los aviones lo que pasa es que las compañías ahorran en producto y sirven lo que sirven, supongo que ajustado a presupuestos ridículos en cualquier caso. Una vergüenza en determinados trayectos transoceánicos

Love is in the air..
Eating in the air..
No tiene mala pinta ese menú. Completito.
Me trajeron el otro día un par de bizcochitos con mermelada de un vuelo de Lufthansa que estaban muy muy buenos.
Mucho mejor viajar en barco, José Carlos, y con una caña de pescar.. total, no tiene ningún problema para entrar en las cocinas.. así, nos cuenta.
Un poco más lento el viaje.. sí, pero ¿qué prisa tiene?

Con lo que cuestan los billetes en turista deberían ofrecer menús accesibles y sabrosos, no digo siquiera que los regalen como hacían antes sino que los vendan pero buenos, lo que hacen es un poco irritante, jabón a los ricos y maltrato a los "pobres", de espaldas al marketing

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog para gente a la que le gusta cocinar, viajar, estar al día en modas y tendencias y, sobre todo, comer bien. Un diario de experiencias personales relatadas con desenfado y sentido del humor. Cocineros, recetas, restaurantes, personajes, secretos de cocina y recomendaciones insólitas que no te puedes perder.

Sobre el autor

Isidoro Merino

José Carlos Capel se licenció en Ciencias Económicas, pero lo que realmente le gustaba era cocinar. Lleva 25 años ocupándose de la crítica gastronómica de este periódico y preside Madrid Fusión. Después de haber escrito decenas de libros, ha convertido su afición en un modo de vida.

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal