04 dic 2014

El bar escuela de Coca Cola y la Fundación Solventia, cuando la cocina llama al corazón

Por: José Carlos Capel

De alumnos formados a profesores formadores. Cuatro master en plantilla de la escuela. De izquierda a derecha, Hichan (marroquí), Ana (española) , Yojeiri (ecuatoriano) y Joel (español)"Merece la pena que lo conozcas", me había comentado mi amigo Manuel Robledo, presidente de Lizarrán , en una de cuyas tabernas (Conde Peñalver 35, Madrid) se encuentra situado el bar escuela de Coca Cola y la Fundación Solventia.   

En la puerta me esperaban Javier Iturralde, director de la Fundación, junto al propio Robledo. Nos sentamos y pedí un café. A la vista un lugar idéntico a otras unidades de esta cadena salvo que los camareros, de varias nacionalidades, parecían especialmente risueños.  “Este es nuestro Bar Escuela”, me comentó Iturralde. “Aquí formamos a chicos y chicas entre 16 y 23 años en riesgo de exclusión social, la mayoría de ellos solos, sin referentes adultos o de familias con graves problemas. En 2014 vamos a acercar al mundo laboral casi a cien muchachos”. Javier Iturralde y Manuel Robledo con un grupo de alumnos y profesores del Bar Escuela

¿Cómo empezó todo? Fue en junio de 2013 cuando el  Proyecto Gira Coca Cola  decidió apoyar la iniciativa de la Fundación Solventia  con la ayuda desinteresada de Lizarrán  Recibimos aprendices de entidades que se dedican a la integración de jóvenes en situaciones críticas, todos con historias terribles a sus espaldas. Casos de violencia familiar, enfermedades, drogas y abandonos. En una primera selección valoramos mucho su predisposición a dar un cambio a sus vidas.   

Juan José Litrán, director de Relaciones Corporativas de Coca Cola con un grupo de alumnos del Bar EscuelaVuestro plan es rápido, por lo que observo. En la Fase 0, no remunerada, les proporcionamos una formación general sobre hostelería. Cuando comienzan la Fase 1, ya remunerada, ellos mismos eligen el puesto que más les satisface, en la cocina o en la sala. Reciben 30 horas de formación práctica cada semana además de instrucción teórica especializada. Tras superar estas dos etapas, en la Fase 2, consiguen su diploma, se integran en la plantilla de otras franquicias de Lizarrán  o pasan a la Bolsa de trabajo del Bar Escuela donde les seguimos apoyando en las entrevistas que nos solicitan aquellos bares y restaurantes con los que mantenemos acuerdos. Los alumnos “master” que  pasan a la plantilla de Lizarrán, se visten con polo negro de encargado. La ilusión como lema básico del Bar Escuela

¿Estáis contentos? Vamos a cerrar 2014 con 98 alumnos matriculados, de los cuales el 80% ha culminado su formación en tres meses y el 92% ha logrado contratos de trabajo.  

Me parece asombroso lograr tales resultados y testimonios  de satisfacción en tan poco tiempo. En este bar Bar Escuela, que de cara a la calle funciona como cualquier otro de la cadena, transmitimos ilusiones, compartimos experiencias positivas, y brindamos a estos chicos una oportunidad para construirse una nueva vida. “Saca el talento que llevas dentro”, les decimos.

Monitores y alumnos juntos en las cocinas del Bar Escuela¿Y el futuro? Queremos abrir nuevos bares escuela en Barcelona, Málaga, A Coruña y Canarias. Aparte de todo la Fundación Solventia tiene proyectos en Brasil, República de Chad y Filipinas.

Antes de marcharme mantuve un breve diálogo con cuatro alumnos master, ya graduados, que forman parte de la plantilla de este Bar Escuela, dos de sala y otros dos en el equipo de cocina. Los mismos que aparecen en la fotografía que abre este post. Me hablaron de sus lugares de origen y solo un poquito de sus vidas. En un momento determinado, mientras escuchaba los relatos de Hichan, Ana, Yojeivi y Joel, se me hizo un nudo en la garganta. Ellos sonreían mientras a mí me brillaban los ojos. Nunca me había sentido tan orgulloso de pertenecer a la gran familia de los que sentimos pasión por la cocina. Sígueme en Twitter en @JCCapel  Hoy por tí mañna por mí, enseña del Bar Escuela de Coca Cola, Fundación Solventia y Lizarrán El programa gira resumido en dos frases Llénate de experiencias positivas Alumnos del Bar Escuela, en el centro la risueña alumna del mes Alumnos con la L de prácticas grabada en la espalda A la salida de la cocina en el servicio de los conocidos pinchos de Lizarrán El cartel lo dice todo, licenciados de la promoción 2014

 

Hay 14 Comentarios

Ya lo creo que merece la pena conocerlos.
Es un placer ver el futuro que se les da a tantas personas que de otra forma lo tendrían muy difícil en esta vida.
Ojalá todas las empresas que ganan tantísimo dinero invirtieran una parte en ayudas tan bonitas como ésta.
Lizarrán tiene un menú navideño con tapas ¡dulces! de postre, esta gente tiene fundamento, no me extraña que se expandan tanto.
Voy a hablar un poco de mi hija, sé que no debería pero me puede el orgullo. Ha empezado este año la Uni, eligió Educación Social. Su tía, orientadora, intentó convencerla de que eligiera algo menos duro. Su respuesta fue:
"Ya sé que será duro pero si todos pensamos lo mismo y nadie hace nada, entonces.. ¿quién les va a ayudar..? Yo podía ser una de las que necesitara ayuda..." Ay, ya me puedo morir tranquila!
José Carlos, me ha encantado el brillo de sus ojos, un beso!

He oído muchas veces en Perú que la cocina es un arma social Qué feo suena. Arma social? Mejor herramienta, instrumento. Este bar si que es una ayuda social de verdad. Bravo a todos

Me encantaría saber las nacionalidades de los alumnos de este bar escuela

Ojalá pudieramos asistir a las clases ahora que vamos a abrir un Bar retro en Madrid, ambientado en los años 80. Cualquier ayuda, consejo o un curso como este creo que son de una enorme ayuda. http://cort.as/M0ZJ

"Hoy por ti mañana por mi", bonito eslogan

!Qué alumnos mas aseados y limpios!

Por supuesto, la ilusión por cambiar el mundo, por saber que eres útil y tienes oportunidades que hasta ese momento no aparecían, mucha suerte a todos y felicidades a los promotores de la idea

¡Qué decir! A todos nos brillan los ojos. Sólo desearles suerte, que el ánimo ya lo llevan.

Es encomiable cualquier iniciativa que ayude a cambiar el mundo, a hacer desaparecer las injusticias y a formar personas. Me acuerdo ahora también de la Fundación Raíces y del gran trabajo que viene realizando Lourdes Reyzabal. Y me acuerdo de todos los que a título particular y de manera silenciosa contribuyen a un mundo mejor. Enhorabuena a los promotores, ojalá hubiera muchos ejemplos parecidos

Enseñar bien no es tarea fácil. Animo y adelante, al fin y al cabo es crear futuro aunque en estos momentos sea incierto. Saludos!

Ojalá hubiera muchas más iniciativas como esta http://goo.gl/TQBR31

En ese local, cerca de casa he desayunado varias veces y no me había dado cuenta que era una escuela. Me fijaré ahora

Enseñar a pescar y no repartir pescado, lo que dice un proverbio chino. Ese es el camino

A mí también me ha emocionado, Sr. Capel. Qué gran iniciativa, todos deberíamos apoyar a esta gente y a la Fundación Raíces, por ejemplo, con la que ya colaboran muchos cocineros con estrellas. Bravo¡

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog para gente a la que le gusta cocinar, viajar, estar al día en modas y tendencias y, sobre todo, comer bien. Un diario de experiencias personales relatadas con desenfado y sentido del humor. Cocineros, recetas, restaurantes, personajes, secretos de cocina y recomendaciones insólitas que no te puedes perder.

Sobre el autor

Isidoro Merino

José Carlos Capel se licenció en Ciencias Económicas, pero lo que realmente le gustaba era cocinar. Lleva 25 años ocupándose de la crítica gastronómica de este periódico y preside Madrid Fusión. Después de haber escrito decenas de libros, ha convertido su afición en un modo de vida.

Los blogs de el viajero

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal