Green Jobs

Sobre el blog

Actualidad sobre las oportunidades de negocio de la Economía Verde, el Medio Ambiente, la Energía y la Sostenibilidad, sin olvidar los nuevos nichos de mercado relacionados con el cambio climático y la eficiencia energética.

Sobre EOI

Escuela de Organización Industrial

EOI Escuela de Organización Industrial es la escuela europea de referencia en la formación en gestión medioambiental y energética, siendo la primera escuela en desarrollar este tipo de programas en 1976. Desde entonces, EOI ha abierto líneas de especialización en energías renovables, gestión del agua y huella de carbono, con especial atención al emprendimiento en los sectores productivos de la Economía Verde. En sus cursos se han formado más de 35.000 pymes que se suman a la comunidad de 80.000 antiguos alumnos de la Escuela. EOI, fundada en 1955, es una fundación pública del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Programas de Medio Ambiente, Energía y Sostenibilidad

Sobre los autores

Profesores del área de Medio Ambiente, Energía y Sostenibilidad de EOI Escuela de Organización Industrial.

Archivo

julio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Preguntar, cooperar, investigar

Por: | 27 de mayo de 2013

1. Aprender a preguntar

Desde hace varios años he tenido la oportunidad de ser profesor ("persona que declara públicamente su conocimiento") en ámbitos diversos. De todas las experiencias vividas destacan esos momentos en los que en la mirada de una alumna o alumno se adivina un "¡eureka!", un movimiento que empieza a enlazar conceptos ajenos y propios, ideas antiguas y nuevas, abandonando un rol pasivo. En nuestro contexto de enseñanzas regladas y planes de estudios, en los que la motivación primera del estudiante es superar pruebas para completar una carrera que lo acredite como trabajador capaz, no es tarea fácil abrir caminos en los que la curiosidad, la creatividad y el aprendizaje autónomo transiten libremente. Pero existen grietas y hay que aprovecharlas.

Óscar Perpiñan
Óscar Perpiñán, Profesor Energía Solar Fotovoltaica de EOI y Profesor Ayudante Doctor en el Departamento de Ingeniería Eléctrica de la EUITI-UPM

Estudiantes y profesores acostumbramos a aprender métodos probados que dan respuesta a preguntas que muchos otros ya han planteado y respondido antes que nosotros. Con mucha menos frecuencia dedicamos nuestros esfuerzos a aprender a preguntar. Y en mi opinión, precisamente ahí, en la pregunta, empieza realmente el aprendizaje. En frase de Paulo Freire:

Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los alumnos no han hecho.

Aprender a preguntar obliga a buscar preguntas que sean relevantes para uno mismo y para la comunidad en la que convive. Aprender a preguntar obliga a dejar las muletas y caminar con autonomía. Aprender a preguntar es un desafío que nos obliga a buscar nuestras motivaciones auténticas.

 

2. La investigación es un proceso colectivo

Desde hace varios años he tenido la oportunidad de participar en diversos proyectos de investigación. He aprendido que la pregunta relevante, el afán por aprender, el deseo de desvelar, no siempre son los motores principales en el mundo de la investigación. El dicho publica o perece es indicativo del paradigma actual, que promociona la cantidad y no tanto la calidad, los números por encima de lo relevante o necesario. Sobre la investigación y las preguntas, James W. Cronin, premio Nobel de Física en 1980, afirmaba hace unos años:

La motivación de la ciencia no es práctica, es simplemente el contestar preguntas, pero en muchos casos resulta a la larga extraordinariamente útil.

Y Ruy Pérez Tamayo, médico, investigador y académico mexicano, escribe:

Los resultados de la ciencia bien hecha no son anticipables, porque ésta consiste en hacer preguntas sobre lo desconocido.

A pesar de las simplificaciones a las que frecuentemente se recurre al relatar los descubrimientos e inventos, la investigación es un proceso colectivo. Nuevamente recurro a las palabras de un maestro. Piotr Kropotkin, en el capítulo "Nuestras riquezas" de su libro "La conquista del pan", escribe:

Hasta el pensamiento, hasta la invención, son hechos colectivos, producto del pasado y del presente. Millares de inventores han preparado el invento de cada una de esas máquinas, en las cuales admira el hombre su genio. Miles de escritores, poetas y sabios han trabajado para elaborar el saber, extinguir el error y crear esa atmósfera de pensamiento científico, sin la cual no hubiera podido aparecer ninguna de las maravillas de nuestro siglo. […] Cada descubrimiento, cada progreso, cada aumento de la riqueza de la humanidad, tiene su origen en el conjunto del trabajo manual y cerebral, pasado y presente. Entonces, ¿qué derecho asiste a nadie para apropiarse la menor partícula de ese inmenso todo y decir: "Esto es mío y no vuestro"?

 

3. Ciencia abierta

Este carácter colectivo, la interdependencia existente entre todos los que algo aportan al proceso investigador, está asociado a modelos organizativos abiertos, horizontales distribuidos, autónomos y cooperativos. Estos esquemas son la forma habitual de trabajo de la amplia comunidad del software libre, una comunidad-red que aumenta la autonomía individual y engrandece la robustez colectiva, de forma distribuida, cooperativa y sin mando. Progresivamente se abren camino también en el mundo investigador a través de un sinfín de iniciativas que promueven la ciencia e investigación abiertas.

Valgan tres ejemplos de lugares en los que es posible compartir conocimiento y herramientas, y en los que una buena pregunta se valora tanto como una buena respuesta.

  • StackExchange, una red que agrupa a más de 100 sitios con más de 6 millones preguntas y más de 11 millones de respuestas sobre temas tan diversos como la fotografía, la cocina, la ingeniería eléctrica o la programación.
  • GitHub, el almacen de código más grande del mundo, con más de 3 millones de usuarios y más 6 millones de repositorios.
  • arXiv, una biblioteca con más de 800 mil artículos científicos en acceso abierto.

Termino con una famosa cita atribuida a Bernardo de Chartres, filósofo del siglo XII. Subraya, con humildad, la interdependencia entre nuestros progresos en el conocimiento y lo construido por otros.

Somos como enanos a los hombros de gigantes. Podemos ver más, y más lejos que ellos, no por alguna distinción física nuestra, sino porque somos levantados por su gran altura.

La elaboración de memorias de sostenibilidad, también conocidas como memorias de Responsabilidad Social Corporativa, es relativamente nueva. No obstante, cada vez tiene más importancia para las empresas ya que, es una herramienta útil a la hora de informar a sus grupos de interés acerca de sus avances en sostenibilidad y como se toman en consideración sus necesidades y preocupaciones.

John_scade_th
John Scade, Managing Director MAS
Business y Profesor del IMSD en EOI

El valor de estas memorias estará en función de la credibilidad que aporten, para que no sean consideradas como una comunicación más de relaciones públicas o marketing social. A tal fin existen distintas herramientas relacionadas con las memorias a disposición de las empresas que quieren demostrar su compromiso con la sostenibilidad. Pero, quizás debido a su novedad, también existe una cierta confusión entre distintos términos/herramientas y su función. El objetivo de este artículo es aclarar algunos de ellos.

Algunos términos utilizados frecuentemente con referencia a las memorias de sostenibilidad.

Existe una confusión generalizada, a la hora de hablar sobre: accountability, normas, guías, verificación, certificación, aseguramiento (assurance) e informes de progreso del Pacto Mundial. No obstante, es muy importante aclarar exactamente a que se refiere cada término y su función.

“Accountability”

La expresión accountability es ampliamente reconocida, en el ámbito del desempeño en sostenibilidad. Aunque existen algunas traducciones como rendición de cuentas o responsabilidad, ninguna de ellas capta por completo el espíritu del término original en inglés, que además se refiere a la transparencia necesaria de una organización para desarrollar su compromiso con los grupos de interés.

Es decir el accountability de una organización se consigue con la transparencia que aporta la rendición de cuentas y el reconocimiento de su responsabilidad sobre todos los aspectos fundamentales para su desempeño en sostenibilidad (económico, social y medioambiental)

Normas

Con respecto a las memorias de sostenibilidad, básicamente solo hay cuatro normas internacionales:

1.0. Las tres normas reconocidas internacionalmente como la serie AA1000 y de libre uso:

1.1. AA1000APS (2008) Es una norma de Principios de Accountability, cuyo propósito es proporcionar a las organizaciones un conjunto de principios, en los que enmarcar y estructurar la forma en la que entienden, gobiernan, administran, implementan, evalúan y comunican su “accountability”.

1.2. AA1000AS (2008) Norma de aseguramiento de sostenibilidad cuya finalidad es proporcionar los requisitos necesarios para llevar a cabo el aseguramiento sobre una memoria de sostenibilidad. (Más adelante se explicará que significa aseguramiento y un aseguramiento de sostenibilidad).

1.3. AA1000SES (2011) Norma sobre el compromiso responsable con los grupos de interés cuyo fin es proporcionar los fundamentos para la consecución del mismo.

2.0. ISAE 3000 International Standard on Assurance Engagements – esta norma aporta los procedimientos a seguir por los auditores financieros a la hora de revisar cualquier información no financiera, y por tanto, no está diseñada, específicamente, para las memorias de sostenibilidad. Su enfoque se refiere, principalmente, a la verificación de información no financiera.

Guías

Las únicas guías reconocidas internacionalmente para la elaboración de memorias de sostenibilidad son las publicadas por la organización Global Reporting Initiative GRI.

19. responsabilidad corporativa 640x412px

Coloquialmente se hace referencia a la GRI como a una norma o estándar, pero no lo es. Es muy importante recordar que es exclusivamente una guía para la elaboración de memorias de sostenibilidad.

Consta de un conjunto de principios e indicadores que tienen como finalidad definir el contenido de la memoria y garantizar la calidad de la información divulgada.

Además, permite a las organizaciones, que utilizan la versión G3, auto-declarar su grado de cumplimiento de la misma. No obstante, este sistema de auto-evaluación está generando mucha confusión.

Al auto-declarar un “+” se da a entender que la memoria ha sido sometida a un “assurance” externo, que aporta mayor credibilidad a la misma. No obstante, en la versión española de la guía, se ha traducido “assurance” como “verificación” y, como se explica a continuación es un concepto diferente, especialmente en el contexto de memorias de sostenibilidad.

Verificación

Una verificación es la comprobación de que la información, datos y cálculos, a los que se refiere, sean exactos y fiables.

En el contexto de una memoria de sostenibilidad, el hecho de tener una verificación, no necesariamente significa que sea completa o que trate lo más relevante para los grupos de interés.

Certificación

La certificación establece que se han satisfecho unos determinados criterios. Estos criterios podrían ser de sistemas, procesos o de objetivos de desempeño. Son ejemplos la ISO 14001, el SA8000 o el SGE 21.

No cabe duda de que dichas certificaciones son importantes para las organizaciones, pero, en sí mismas, no demuestran la sostenibilidad de la entidad.

Referente a los ISOs es importante mencionar que en 2010 se publicó la ISO 26000 sobre Responsabilidad Social, que es solo una directriz no certificable.

Aseguramiento (assurance)

El aseguramiento de una memoria de sostenibilidad es una declaración pública e independiente basada en la revisión de la integridad y relevancia de los temas tratados y la respuesta de la empresa a los mismos.

Un proceso de aseguramiento hace un escrutinio del desempeño de la empresa en sostenibilidad, apoyándose en los criterios y estándares adecuados. Comprueba los datos, procesos y sistemas subyacentes en la elaboración de la memoria y corrobora la integridad de la información tratada en ella también con fuentes externas.

La declaración pública proporcionada por el proveedor de aseguramiento en una memoria de sostenibilidad, demuestra la transparencia de una empresa que se ha sometido al escrutinio de un aseguramiento, aportando así la máxima credibilidad frente a sus grupos de interés.

Actualmente, la única norma de aseguramiento de memorias de sostenibilidad es la AA1000AS (2008) citada anteriormente.

Informe de progreso – Pacto Mundial

Es una comunicación anual requerida por parte de las Naciones Unidas a todas las organizaciones firmantes del Pacto Mundial. Este informe recoge los progresos alcanzados en el proceso de implantación de los diez Principios del Pacto Mundial

El informe de progreso tiene muchos aspectos en común con la guía G3, especialmente en temas sociales y medioambientales, y por eso hay empresas que utilizan su memoria de sostenibilidad, o parte de la misma, para cumplir con su obligación anual de comunicación con el Pacto Mundial.

Así mismo el Informe de Progreso sirve a aquellas empresas, firmantes del Pacto Mundial, que no tiene la necesidad de elaborar una memoria de sostenibilidad, para informar a sus grupos de interés sobre su compromiso con la sociedad en general.


El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal