¿Por qué Inglaterra quiso un Peñón?

Por: | 15 de agosto de 2013

Gibraltar fiesta

Celebración del tricentenario de la cesión de Gibraltar a Gran Bretaña. / Marcos Moreno

Gibraltar vuelve a ocupar un lugar principal en los medios de comunicación. El origen del conflicto está en la disputa por las aguas jurisdiccionales pero es solo el último capítulo de un conflicto entre España y Gran Bretaña que se gesta en la Guerra de Sucesión Española que se desarrolló durante catorce años a la muerte de Carlos II "el Hechizado" en noviembre de 1700.

El Peñón fue entregado a Inglaterra como consecuencia de la firma del Tratado de Utrecht (1713), del cual se cumplieron 300 años el pasado mes de abril. Pero, ¿por qué se interesó Inglaterra en esta minúscula porción de tierra? ¿qué ventajas ofrecía el control de Gibraltar para los ingleses?

Durante la segunda mitad del siglo XVII Inglaterra se convierte en la primera potencia comercial y capitalista del mundo.Tres guerras (las dos primeras navales) con Holanda, la otra pujante potencia comercial, muestran que Inglaterra necesita afianzar su presencia a escala global, en todos aquellos lugares del planeta que puedan convertirse en receptores de su incipiente pero dinámica producción manufacturera. El subcontinente indio y Extremo Oriente están en su punto de mira y ejemplos de ello son la apertura por parte de China del puerto de Cantón al comercio europeo en 1685, y el establecimiento de la Compañía Inglesa de las Indias Orientales en Calcuta en 1690. La ruta marítima de El Cabo (pasando frente a la actual Suráfrica) hacia las Indias obligaba a realizar una travesía muy larga que encarecía los costes comerciales y aumentaba los riesgos. Desde este momento, el control del Mediterráneo ya no será solo un asunto de los países ribereños.Inglaterra establecerá desde ahora como estrategia a largo plazo un itinerario seguro para su flota mediante una sucesión de enclaves que sirvan como bases militares de escala y abastecimiento hasta el mismo Mar Rojo.

El primer paso de esa política se aprecia en la alianza con Portugal, firmada en 1661, por la que nuestro vecino se convierte en un aliado seguro para la flota y el comercio inglés (Portugal cede definitivamente Bombay a Inglaterra y frena las tentativas de desarrollo industrial propio), a cambio de ayuda militar en su lucha por liberarse de España. Esa alianza se reforzará por el Tratado de Methuen de 1703 entre ambos países, con privilegios comerciales para los tejidos ingleses y los vinos portugueses. La Guerra de la Liga de Augsburgo (1688-1697) abrirá los ojos a los marinos de la flota inglesa acerca de las posibilidades tácticas totalmente nuevas con las que se van a desenvolver en sus enfrentamientos con los navíos galos, y esto se debe a que la Armada inglesa experimentó la ventaja de zarpar desde Lisboa o Cádiz (España e Inglaterra eran aliados en ese momento contra Francia) y hacía sentir su presencia de manera muy rápida a la flota francesa para luego alejarse rápidamente hacia sus bases con plena seguridad sin la necesidad de mantener una flota permanente. La posesión de Gibraltar y Menorca, ésta desde 1708 (cuando la alianza anglo-española ya no existía), permitió mantener y desarrollar aún más esas ventajas. 

Gibraltar 1782

                                      Vista de Gibraltar en 1782. / Bartolomé Vázquez (BNE)

En los últimos años del siglo XVII, se hace patente que la rama española de los Habsburgo llega a su fin y habrá que buscar un sucesor fuera, pero Carlos II de Habsburgo no ha hecho testamento todavía. Luis XIV está negociando con Inglaterra y el resto de potencias europeas el reparto de las posesiones españolas en Europa. Las potencias continentales ambicionan el Milanesado, Nápoles y Sicilia, Luxemburgo y lo que queda del Flandes español, etc. Pero Inglaterra lo tiene claro. Pide en esos repartos Ceuta, Gibraltar, Mahón, Orán o La Habana.

Finalmente, Carlos II hace testamento a favor de Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV, nombrándole heredero de todas las posesiones de la corona española. El Consejo de Castilla, dada la debilidad de España en el concierto europeo, toma esa decisión con la intención de que Francia defienda a España por el vínculo familiar que se establecerá entre ambas monarquías y no permita la partición de los dominios españoles en Europa. Inglaterra no iba a quedarse de brazos cruzados viendo como se acababa de romper el “balance of power” europeo que se había conseguido tras la Paz de Westfalia (1648). La Francia de Luis XIV, apoyada por una España con dinastía borbónica, se convertiría en la potencia continental hegemónica, y la reacción del resto de estados europeos con intereses en juego es la formación de la Gran Alianza de Inglaterra con Holanda, Austria, Saboya y Portugal, que declaran la guerra a España y Francia en 1702.  

En agosto de 1704 una potente flota anglo-holandesa al mando del almirante inglés Rooke y el príncipe de Hesse-Darmstadt, que buscaba un lugar para desembarcar y crear un foco a favor del archiduque Carlos de Austria, se presenta ante Gibraltar que, débilmente defendida por 80 soldados y 300 milicianos más un centenar de piezas de artillería, es tomada por las fuerzas militares aliadas. La conquista del Peñón se hace en principio en nombre del candidato aliado a la corona española, el archiduque Carlos de Austria, pero la presencia inglesa queda formalizada con la firma del Tratado de Utrecht. El dominio de aquel enclave suponía controlar la entrada o salida de todo buque por el Mediterráneo y la primera potencia marítima le da a esta posición un rango de primerísimo valor geopolítico. Para algunos historiadores, el tratado es considerado  como instaurador de la Pax Britannica en los mares, por los privilegios comerciales que obtiene Inglaterra en el comercio con la América hispana (derecho de “asiento de negros” y “navío de permiso”) y la ampliación de su dominio en Canadá. Pero ese predominio marítimo recibió todavía algún revés de importancia como el intento de asalto a Cartagena de Indias en 1741 que se saldó con la pérdida de 50 naves y 10.000 muertos ingleses.

España, a pesar de firmar el tratado, quiso recuperar la integridad de su territorio peninsular cuanto antes y lo intentó tanto por la vía militar como por la diplomática. La primera la lleva a cabo con operaciones militares en el Estrecho en 1727 y en 1779-82 con el fin de recuperar el pequeño territorio. En 1779 el conde de Floridablanca, aprovechando un momento de dificultades por las que atraviesa Inglaterra en su lucha por terminar con el proceso independentista de las colonias americanas, suma la vía diplomática a la militar y ofrece al Gobierno inglés la cesión de Orán, en el norte de África, a cambio de la devolución de Gibraltar pero las negociaciones fracasan.

La línea estratégica inglesa de dominio del Mediterráneo sigue adelante y prueba de ello es que, si bien pierde el control de Menorca en 1782, la firma del Tratado de Viena, que se formaliza tras las Guerras Napoleónicas, Foto tratadoestablece que Malta y Corfú, en las Islas Jónicas, pasan a estar bajo su dominio. En 1878 la diplomacia británica consigue del Imperio Otomano la cesión de Chipre a cambio de la ayuda inglesa en su conflicto con Rusia en el Mar Negro. Este éxito diplomático compensará la pérdida de Corfú en 1864, que se integra en Grecia. El último paso necesario para terminar de cerrar la estrategia inglesa de control del Mediterráneo estaba en Egipto. Desde 1839, en que Mehmet Alí, el gobernador vasallo del sultán turco, da los pasos para alcanzar la independencia, la presencia inglesa en el país del Nilo se hace más intensa. La construcción de un ferrocarril entre El Cairo y Alejandría, pocos años después, acorta los tiempos del tráfico comercial de las colonias inglesas asiáticas con la metrópoli y, finalmente, la construcción del Canal de Suez, inaugurado en 1869, abre las líneas de navegación directas por el Mediterráneo hasta Extremo Oriente. 

                                                                                                             Tratado de Utrecht, 1713

El mantenimiento de la preponderancia inglesa en los mares, y en particular en el Mediterráneo, será un hecho hasta la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad,Gibraltar mantiene ese valor estratégico, igual de importante que en el pasado, como base militar inglesa y de la OTAN, y lo controvertido de su status político, como territorio pendiente de su descolonización según la doctrina de la ONU, nos sugiere que la crisis a la que asistimos ahora es la última, hasta ahora, de un proceso que generará más momentos conflictivos.   

Hay 93 Comentarios

La política exterior del Estado español es contradictoria porque tiene que lidiar con muchos objetivos contrapuestos. Si España sigue presionando al Reino Unido por Gibraltar, mañana mismo Marruecos lo va a hacer con Ceuta y Melilla. Si, en un caso lejano, se accediera a la cosoberanía hispanobritánica sobre el peñón, daría mucho más argumentos a algo parecido en Cataluña o Euskadi (cosoberanía, estado unido asociado ¿se acuerdan?). Ahora bien, yo no tendría reparos a una cosoberanía en Gibraltar, Ceuta y Melilla dentro de una monarquía federal en España, pero eso -me temo- es algo que rechazaría la mayoría de la península.

Gibraltar, junto con Menorca después recuperada, fue el precio que tuvo que pagar España para que el hijo del rey de Francia fuera rey de España, el primer Borbón y antecesor de una saga de reyes medio tarados, mujeriegos e incapaces. Nos salió cara la compra y no tenemos más remedio que apechugar con ella pues caducó la garantía. Por cierto, haciendo cuentas, Gibraltar fue musulmana 800 años (del 711 al 1492), española 200 (de 1492 a 1713) y ha sido británica 300 (desde 1713 hasta la actualidad). Demasiado interés por un trozo de tierra ahora sin nignún valor que sólo estuvo 200 años en posesión de la Corona Española.

Parece que aquí a todo el mundo se le olvida que Marruecos podría decir lo mismo a España en relación a Ceuta y Melilla (revindicar su territorialidad). Por cierto, creo que a nuestro fach-amiguete que habla sobre Aznar y Perejil ("...aqui se pasa de la dictadura a permitir todo. el unico con h... para plantar cara a los ingleses era aznar ( caso perejil) no se lo penso 2 veces...". Fin de la cita) se le olvida que en el puto islote de mierda por el cual el minisTrillo y toda la banda la liaron parda lo único que había era 4 mataos marroquís que creo que eran pastores. Ingleses no había ni uno

Precisiones: La flota anglo-holandesa de Rooke se presenta en Gibraltar después de haberlo intentado en Barcelona. El Gobernador de Velasco lo impide.
La presencia en Gibraltar de los ingleses impide que se desarrolle la bahía de Algeciras como gran puerto mediterráneo. España no tiene grandes puertos naturales en el Mediterraneo. Al final Barcelona es el mejor puerto posible (Montjuic defiende la ciudad y la posibilidad de expansión de Barcelona hasta Collcerola le da valor logístico).
España apuesta por el desarrollo de Barcelona: industrialización, ensanche barcelonés y puerto con zona franca.
España es en el siglo XX el hinterland de Barcelona.

Este gobierno lo está haciendo bien en Gibraltar, pero debe tener mucho cuidado, porque lo que Londres y Gibraltar vienen buscando es llevar este asunto a Bruselas, ya que allí tienen muchos más valedores que nosotros. No es nuevo el intento de trasladar el caso Gibraltar de la ONU a la UE. Empezó en el mismo momento en que fracasó la maniobra británica de usar la ONU para descolonizar falsamente su colonia, es decir, al aprobarse la resolución del 19 de diciembre de 1967. No lo han conseguido, más por la firmeza de la ONU que por la nuestra. Pero en cambio, sí han conseguido dar algunos pasos adelante en Bruselas, como el que se considere Gibraltar «territorio europeo» representado por Gran Bretaña, aunque en él no rige la mayoría de la normativa comunitaria, entre ella, el Tratado de Schengen, que establece la libre circulación de personas y bienes dentro de la Comunidad. España debe seguir la doctrina establecida por la ONU para la descolonización de Gibraltar sin interferencias de Bruselas.

En su fervor patriótico, se olvidan todos los tertulianos y redactores del tema, que otra de las consecuencias del tratado de Utrech por el cuál los ingleses aceptaron el peñón, fue a cambio de dejar sin protección militar a Cataluña, que por aquellos entonces gozaba del estatus de nación independiente y que se posicionó a favor del Archiduque Carlos de Austria, dado que Felipe V el Borbón ya dejó claro que tenía otros planes para los Catalanes, los quería bajo su yugo, dado que deseaba un gran imperio a sus órdenes de la mano de España y Francia, para contrarestar el incipiente poder de los Austria. Inglaterra, como siempre oportunista, al verse en medio de dos grandes imperios, hizo creer a los Catalanes que les apoyaba militarmente y lo hizo al principio, pero al firmarse el acuerdo de Utrech se retiró con gran cobardía, para aceptar la soberanía del peñón que era lo que en realidad pretendía, dejando a Cataluña al capricho del rey Borbón, quién no dudó en absoluto en derogar con gran dureza y crueldad todos sus privilegios, promogando el decreto de nueva planta, quedando años después la zona del norte hasta Perpignán adscrita a Francia y la zona Sur desde Portbou hasta Tortosa adscrita a España. Esto es lo que se celebra en esencia en la diada del 11 de Septiembre. Cataluña siempre fue tierra de paso a través de los Pirineos, por ello sufrió varios episodios de tierra quemada y saqueos entre los ejércitos Español y Francés en sus absurdas disputas, es normal que exista cierto rencor, más cuando nadie tuvo el mínimo respeto por recordar el sufrimiento causado.

Lo que no queda claro en este articulo es por que España era mucho mas debil que Inglaterra en 1700 si por entonces tenia un imperio mas grande. Da la impresion de que los ingleses tenian mejores gobernantes.. Pero por que? Es que son mas inteligentes? Mas trabajadores? O simplemente tuvieron mas suerte? O es que nuestros gobernantes debido a sus parentescos estaban mas a favor de ellos que de nosotros? Finalmente, han cambiado las cosas ahora o siguen los ingleses siendo mas inteligentes, mas trabajadores, con mas suerte y muchos parientes por el mundo?

Como podía faltar la "lección" de historia de un catalanoide, al final van a decir que España existe gracias a la influencia catalana, el fanatismo llega a decir cualquier cosa con tal de propaganda en cualquier foro y olvidan que España los libró de las garras francesas, como también olvidan que el reino de Cataluña nunca existió. Soy de la opinión que España debería cerrar la frontera con Gibraltar y cortar la luz, el agua y las vias telefónicas hasta que Gibraltar vuelva a las lineas marcadas en el tratado de Utrech donde solo tienen derecho a las aguas del puerto de Gibraltar, o se comportan como buenos vecinos o tendrán que ser suministrados desde Inglaterra.

Así es como tiene que actuar el gobierno español en el asunto de Gibraltar, con inteligencia, con firmeza y sin complejos. No tenemos que tener prisa para sentarnos con ellos a negociar la soberanía, sabemos por experiencia que esta gente tiene muy buenas palabras y malos hechos, tampoco entrar al trapo de provocaciones absurdas cuyo único fin es intentar desviarnos de nuestro objetivo, lo que hay que hacer es seguir tomando medidas legales tendentes a terminar con el chollo económico que tienen montado a nuestra costa, como el pago de peaje, control del fraude fiscal, impedir el contrabando, control del juego, y eso lo tenemos fácil porque sólo depende de nosotros, ese es el ARMAMENTO más poderoso que tenemos y el que debemos utilizar ya. Lo verdaderamente importante en este asunto es lo que nosotros podamos hacer, eso de denunciar al RU ante tribunales internacionales, la ONU etc, sirve de poco aunque no hay que descartarlo, todos hemos visto como se pasan por el forro los hijos de la Gran Bretaña las leyes internacionales o resoluciones de la ONU cuando no le son favorables.

¿Cómo fue que Gran Bretaña amplió la posesión del peñón con la anexión de tierras, en las que ha podido construir un aeropuerto; tierras que, creo, no estaban incluídas en el tratado correspondiente? ¿Fue consecuencia de las derrotas militares de España en los dos intentos que Herrero menciona?, ¿de corromper a miembros de algún gobierno español para que miraran a otra parte? Gracias a quien me lo aclare.

Joder, lo que lee uno cuando nos tocan la historia... Alguno de Ustedes es, por casualidad, miembro de cualquiera de las casas reales europeas implicadas en los mencionados tratados? Parte del Consejo de la Compañía de las Indias Orientales, quizás? Porque, de lo contrario, no veo en qué co**nes afecta a sus cabreadas Señorías la cesión de derechos y privilegios comerciales por parte de unas potencias a otras, que es en definitiva de lo que se trata aquí. Quiero decir, supongo que los directores generales de los grandes Trust que controlan el tráfico de mercancías en el Mediterraneo les estará muy agradecido por la encarnizada defensa que unos y otros hacen aquí, de forma altruísta, de sus intereses privados. Menos pavadas, caballeros, y más preocuparse de lo que en realidad nos afecta.

eso nos pasas por ser blandos nos comen las pateras nos traicionan los catalanes y vascos y se nos ca gan encima los ingles solo nos falta que nos hechen de casa y violen a nuestras mujeres e hijas pero claro aqui se pasa de la dictadura a permitir todo. el unico con h... para plantar cara a los ingleses era aznar ( caso perejil) no se lo penso 2 veces. Ya esta bien señores politicos mas orgullo por defender vuestra tierra.

Dentro de la Gran Alianza de Estados Europeos contra España y Francia os habeis dejado una nación, el Antiguo Reino de Aragón o Catalunya si quereis quien fue la base de esta guerra. Por cierto esta Guerra explica mucha de la historia actual española, en concreto muchas de las reivindicaciones que parte de los actuales españoles(catalanes) hace años que estan pidiendo y que no tardarán mucho en conseguir.

Los anglo--holandeses tomaron el Peñon porque un año antes intentaron tomar Cadiz, que era su verdadero objetivo, y le dimos "pal pelo". 500 españoles derrotaron a 14.000 ingleses con 40 navios.

El Peñón será español si España persiste y lo quiere recuperar. Unidad y firmerza. ESa es la clave

Historia viva reciente. Lamentablemente los ingleses nos llevan ventaja y Gibraltar seguirá siendo inglés. Lo mejor es tomarse la vida con picardía y sentido del humor y no luchar por tonterías que no cambiarán nuestro día a día: http://xurl.es/x2660

La respuesta es sencilla... el Peñón está a la entrada del Mediterráneo, un lugar muy estratégico. Constituye,de hecho, una verdadera fortaleza militar. Luego, los astutos ingleses lo mantendrán bajo su control mientras puedan, y pueden porque tienen derecho de veto en el Consejo de Seguridad, un privilegio inmoral del que gozan los cinco imperios que controlan la ONU, lo cual impide a España resolverlo por la vía política. No obstante,si los gobiernos españoles tuviesen visión política -que nunca la han tenido- podrían actuar en unión con Hispano-América rompiendo con Gran Bretaña las relaciones diplomáticas y comerciales, y provocando con ello un verdadero tsunami internacional, como única solución a esa voracidad que mantiene el imperio inglés en pleno ocaso.

Recordemos que en la época de la entrega de Gibraltar y la unión de FelipeV con la familia borbónica, que se apoderó de Barcelona (11-9 1714) de ahí la celebración en Catalunya de la Diada celebrando la derrota y poniendo en solfa la nula ayuda británica del acuerdo que firmaron y que no se produjo al respecto,dejando a Catalunya (que apoyó a los Austrias) sin ayuda militar. Nunca se ha podido uno fiar del brtánico, prima sus intereses a los tratados.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Historia[S]

Sobre el blog

Dado que el presente se levanta sobre lo que ya pasó, no es mala idea echar un vistazo atrás para entender lo que está pasando. Cicerón lo dijo antes y mejor: “No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser eternamente niños”.

Sobre los autores

Tereixa ConstenlaCoordinadora: Tereixa Constenla. Periodista de EL PAÍS. Descubrió la Historia en 2008, cuando aterrizó en la sección de Cultura, y comprobó que el pasado era un filón para el presente.

Isabel Burdiel recibió el Premio Nacional de Historia en 2011 por su biografía sobre Isabel II. Es especialista en liberalismo europeo del siglo XIX y catedrática de la Universidad de Valencia. "Para que sirva para algo, la Historia no tiene que quedarse en el círculo de especialistas", sostiene.

Julián Casanova, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, defiende, como Eric J. Hobsbawm, que los historiadores son "los 'recordadores' profesionales de lo que los ciudadanos desean olvidar". Es autor de una veintena de libros sobre anarquismo, Guerra Civil y siglo XX.

Manuel Morales es periodista de EL PAÍS y profesor de Periodismo Digital en la Escuela de EL PAÍS/UAM. Para liberarse de tanta actualidad busca refugio en historias del pasado, sobre todo las que han dejado huella en la fotografía.

María José Turrión fue la primera directora del Centro Documental de la Memoria Histórica, creado sobre el esqueleto del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca. Cree firmemente que los archivos contribuyen "a la salvaguarda de los derechos humanos y al desarrollo pleno de las democracias".

Javier Herrero es documentalista de EL PAÍS y licenciado en Historia Moderna y Contemporánea. Le interesa indagar en los antecedentes históricos de acontecimientos que saltan a la primera línea informativa.

Eduardo Manzano Moreno es profesor de investigación del CSIC y autor de numerosos libros sobre Al-Andalus, la Edad Media y la memoria histórica. Cree en el poder transformador del conocimiento histórico y en la necesidad de forjar una conciencia que nos convenza de que se pueden cambiar las herencias recibidas.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal