El Censo Rojo franquista: tres millones de sospechosos

Por: | 08 de mayo de 2014

Faupel 2014-03-20 a la(s) 11.30.23

Faupel y Franco en la Plaza Mayor de Salamanca /MECD, CANAL CULTURA

 El general alemán Wilhelm von Faupel, héroe de la I Guerra Mundial, (1914-1918) y difusor de la ideología nazi en los países latinoamericanos desde su puesto de director en el Instituto Iberoamericano (1934), fue embajador del III Reich ante la España llamada Nacional, entre marzo de 1937 y septiembre de 1937.

En realidad, su representación diplomática comenzó el 18 de noviembre de 1936, cuando el gobierno de Franco fue reconocido por Alemania. Son conocidas las injerencias que tuvo el alemán en los asuntos internos relacionados con la Falange, los denominados sucesos de Salamanca y el apoyo a Manuel Hedilla. Lo que le valió que el propio Franco, molesto por ello, solicitara su marcha de España. Pero con anterioridad a su destitución como embajador, y aún después de esta, ¿qué influencia pudo ejercer este personaje en el devenir político, social y represivo llevado a cabo por las instituciones franquistas en el país?.

El Instituto Iberoamericano, al que Faupel regresa tras su cese como embajador en España, suponía el medio para lograr no solo el adoctrinamiento nazi en países como Chile o Argentina, arrasados con posterioridad por sangrientas dictaduras, sino también el medio para introducir la instrucción militar alemana, frente al modelo francés que entonces predominaba en estos países. Prueba de ello, fue la política de publicaciones llevada a cabo por el Instituto: Diccionario militar alemán-español, español-alemán o el libro Ibero-América y Alemania: obra colectiva sobre las relaciones amistosas, desarme e igualdad de derechos, publicada por el propio Faupel junto a otros filonazis como el chileno Miguel Cruchaga Ossa, creador del Centro Germano Chileno, institución impulsora de los programas ideológicos antisemitas en Chile a través de intercambios entre estudiantes y profesores alemanes y chilenos.

El 1 de marzo de 1937 Wilhelm Faupel presentaba ante Franco sus cartas credenciales como embajador ante una Plaza Mayor de Salamanca abarrotada de gente y engalanada para la ocasión. Dada su especialidad como difusor del programa nazi, no es de extrañar que solicite la colaboración de especialistas alemanes en prensa y propaganda, con los que creará el Departamento de Prensa de la embajada y desde donde establecerá, como señala Javier Domínguez, una importante red  propagandística de la que saldrían títulos como La eterna cuestión judía, síntesis antisemita adaptada a la realidad española.

Poco después, el 20 de abril de 1937, Franco  dictará una Orden por la que se crea en Salamanca y bajo dependencia de su Secretaría, la Oficina de Investigación y Propaganda Anticomunista (OIPA), con la finalidad de:

“...recoger, analizar y catalogar todo el material de propaganda de todas clases que el Comunismo y sus organizaciones adláteres hayan utilizado para sus campañas en nuestra Patria, con el fin de organizar la correspondiente contrapropaganda en España y en el extranjero en colaboración con las instituciones anticomunistas existentes, tales como el Antikomintern de Berlín, el Instituto de Investigación Científica del Comunismo en Varsovia, la institución antimarxista Maitre Aubert en Ginebra, la National Herstle en Holanda…”

Parece que Faupel, el especialista en propaganda y en la lucha contra el comunismo, había tendido bien sus redes asesoras. Este primer organismo de la OIPA, junto con el creado inmediatamente después también en Salamanca, la Delegación de Asuntos Especiales, tratarían en palabras de González Quintana de “mostrar al mundo las maldades del comunismo, de la masonería y del judaísmo”.

  Posters11

Cartel presentado en la exposición antimasónica de 1941: Alegoría del judaísmo controlando al comunismo (Stalin) y a la masonería (Churchill).

Estas dos oficinas y la creada en 1938, la Delegación del Estado para la Recuperación de Documentos, fueron los embriones de la Delegación Nacional de Servicios Documentales (1944), organismo paradigmático de la represión franquista que, partiendo de la incautación documental a personas físicas y jurídicas desafectas al régimen franquista, elaboraría el mayor archivo para la represión creado nunca en España, un Censo Rojo, al que Diego Navarro Bonilla alude en Morir matando y del que dice que posibilitó que existiera una "nación fichada". 

Toda la masa documental incautada, tanto de archivo como de biblioteca y hemeroteca, serviría para la elaboración de un gran fichero, en torno a las tres millones de fichas, en el que se fueron reflejando una serie de datos sobre personas desafectas al régimen franquista, esto es: personas relacionadas con partidos republicanos, organizaciones sindicales, ateneos libertarios, hijos de republicanos refugiados en otros países, intelectuales antifascistas, escritores, libertarios, enfermeras republicanas, personas que han dado un donativo al Socorro Rojo Internacional, personal integrante de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado de la República, sindicalistas, miembros de la masonería, rosacruces, maestros, miembros de las Brigadas Internacionales… Un espectacular mapa de rojos, limitado por los males de la masonería y el comunismo internacional.

El personal que trabajaba en estas oficinas, a medida que iba procesando la información de la documentación incautada, elaboraba una ficha con el nombre y apellidos de la persona, pudiendo una misma tener varias en el fichero. De Lucía Sánchez Saornil por ejemplo, mujer libertaria y fundadora de la revista Mujeres Libres (junto a Mercedes Comaposada Guillén y Amparo Poch i Gascón), existen 32 fichas, en las que figura como escritora de artículos, miembro de la CNT, oradora en mítines antifascistas, poeta, miembro del Consejo Nacional de Solidaridad Internacional Antifascista, secretaria de Solidaridad Internacional Antifascista…

Luciasanchezsaornil2Lucía Sánchez Saornil / ENLACRESTA2.WORDPRESS

Sin hacer distinción de sexo o edad, los datos de hombres, mujeres y niños van a dar forma al siniestro fichero. La creación del nuevo régimen y el modelo político social que implantó pasaba por la eliminación del contrario, y para ello nada mejor que su identificación en un censo de rojos, para realizar la consecuente represión. Prisión, juicios sumarísimos, ejecuciones… y a los que sobrevivieron físicamente, se les aplicó el estigma de rojo, extensivo a padres, hijos y cónyuges, a modo de estrella invisible cosida a la solapa.

¿Qué interés había en realizar unas fichas sobre niños evacuados que partieron de Santander rumbo a Francia?, ¿Perseguían realizar un censo similar al realizado en la Alemania nazi sobre los judíos? Identificación, filiación y finalmente localización para la represión. La finalidad visible administrativamente de este fichero era la de informar a otros organismos represivos de la dictadura franquista, facilitando los antecedentes político-sociales que, solicitados por los gobiernos civiles, militares, Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo, Auditoría de Guerra, tribunales de depuración de trabajadores, Tribunal Nacional de Responsabilidades Políticas, etc. serviría para extirpar tamaño cáncer de la nueva España y aniquilar al contrario.

Las diferentes informaciones que en la actualidad proporcionan los datos de los organismos represores del franquismo nos llevan a pensar en el complicado y elaborado sistema represivo. La Dirección General de Seguridad, gobiernos civiles y militares, capitanías, comandancias militares, Causa General, tribunales de depuración, Dirección General de Prisiones, servicios de información de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado... proporcionan un sistema de identificación, obtención y registro de datos sobre personas a modo de ficha perforada, donde cada organismo u oficina de represión en coordinación transversal, puesto en contacto con los otros, obtendría una información esencial para sus competencias represivas. Un ejemplo de ello lo vemos en la Orden Circular de 1 de julio de 1941 “por la que se dispone se informe al Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo, de los cargos relacionados con actividades masónicas o comunistas que aparezcan en expedientes de depuración político-social”.

Al igual que a los judíos, a los rojos se les negó cualquier derecho civil. De la misma manera que a los judíos que huían del nazismo les incautaban sus bienes (recordemos la oficina de emigración que Eichmann creó en Austria en 1938), a los rojos se les incautaban los suyos, así lo manda el artículo 3º de la Ley de Responsabilidades Políticas (9 de febrero de 1939), o el temprano Decreto nº 108 de la Junta de Defensa Nacional, sobre la ilegalización de los partidos del Frente Popular y la incautación de bienes (13 de septiembre de 1936). Los juicios que se llevaban a cabo se basaban en delitos acorde a las leyes de la dictadura, por lo que la burocratización de la represión en los poderes del Estado se hizo general en todo el territorio español, siendo muy posiblemente esta, la causa de la ausencia de un sentimiento de culpa en la sociedad española afecta al régimen y más aún, entre todo ese cuerpo de burócratas, cuerpos policiales, judiciales y administrativos que llevaron a cabo la  represión.

La intervención alemana en la Guerra Civil Española tiene numerosos estudios en cantidad y calidad. Es posible que tengamos que ampliar las líneas de investigación sobre la influencia y posible asesoramiento alemán en la represión que llevó a cabo la dictadura de Franco desde el primer momento de la guerra.

Tanto Franco como Hitler emplearon idénticas técnicas para conseguir sus fines: arrasar con el estado de derecho, con las instituciones de los Estados para, instaurar el horror y la vergüenza. Timothy Snyder, en el ensayo Hitler y la lógica del Holocausto, afirma que “fue menos exhaustivo [el Holocausto] cuando las intenciones de Hitler se encontraron con el estado de derecho, aunque este estuviera debilitado o pervertido”. No cabe duda que, destruidas de raíz las instituciones político-sociales y el orden preexistente legalmente establecido, la instauración del nuevo régimen se implementaría de una manera mucho más sencilla.

En el libro IBM y el Holocausto, Edwin Black afirma que la tecnología IBM de las fichas perforadas con que se realizaron los censos en Alemania “permitió a los nazis trabajar en otra escala, con más velocidad y eficiencia”. La represión que se ejerció en España durante el franquismo se habría realizado seguramente sin la existencia del Censo Rojo, pero posiblemente no hubiera tenido la misma velocidad y eficiencia.

Image004

Hay 47 Comentarios

No he vivido de cerca esa etapa de la historia de España. He visto reportajes, he leído libros, novelas...
Lógicamente he sacado mis propias conclusiones, creo que es algo que nunca debió de ocurrir y que está ligada a la situación que se vivía en Europa también....
Llama la atención la distintas sensibilidades de las personas al dar su opinión a través de estos comentarios.
Las que están en contra de lo que ocurrió, las cuales perciben el hecho como algo monstruoso e interesado que solo benefició a unos pocos. Contra los que sin dar razón coherente de ello tachan el artículo de reaccionario e incluso de vengativo.
Personalmente creo que no hay ser humano, ni partido político, ni fuerza en la tierra que tenga el derecho de echar, matar, torturar, y vejar a una persona por no coincidir con sus mismas ideas políticas.

El régimen franquista ordenó en 1941 a los gobernadores civiles elaborar una lista de los judíos que vivían en España. El censo, que incluía los nombres, datos laborales, ideológicos y personales de 6.000 judíos, fue, presumiblemente, entregado a Himmler. Los nazis lo manejaron en sus planes para la solución final. Cuando la caída de Hitler era ya un hecho, las autoridades franquistas intentaron borrar todos los indicios de su colaboración en el Holocausto. EL PAÍS ha reconstruido esta historia y muestra el documento que prueba la orden antisemita de Franco
http://elpais.com/diario/2010/06/20/domingo/1277005953_850215.html
http://mundosparalelos-kuark.blogspot.com.es/2012/06/articulos-seleccionadosiiila-campana.html

Que un joven de hoy sepa que en los años 60,mandar una carta a Llanos y no poner "del Caudillo" o a Barbate y no poner "de Franco,era sinònimo de que correos te devolviese la carta con el subrayado"señas desconocidas".

Me pregunto si el archivo de Salamanca podra ser consultado por cualquiera. ya que se supone que pertenece al estado. Sería esclarecedor e interesante te haria entender como un regimen autoritario llego aguantar tanto tiempo.

Berlin Antifascista.
"miguelmartirena.blogspot.de"
Fotos

SirKoldo: en mi familia había gente de los dos lados, pero como vivían en Valladolid, sólo fueron represaliados los "rojos", gente que iba desde la CNT a la derecha liberal bien situada. Los primeros tuvieron que exiliarse tras muchos padecimientos, los segundos fueron desposeidos de sus bienes y de su trabajo. Los de derechas, que eran buena gente, no hicieron sino trabajar y ver cómo se forraban los de siempre.

Tengo claro que el criminal fue Franco, que creó un golpe de estado y una guerra civil donde no la había, por mucho que la derecha de entonces y la actual se empeñen en afirmar lo contrario.

Los crímenes son crímenes, los cometa quien los cometa, lo que no se puede dejar es que el franquismo, que era una dictadura criminal, pase a la historia como la base de la democracia, de la modernidad e incluso como un régimen benefactor. Eso no lo trago. El Franquismo se justificó como la respuesta al comunismo rampante, cosa que en España no existía. Para defendernos, fusilaron, violaron, robaron, torturaron, metieron en campos de concentración...

Superar cuarenta años de propaganda, indoctrinamiento y propaganda en la tele actual es difícil, pero debemos saber que las dictaduras son todas malas, y no se puede, con aquello de la reconciliación (cosa entre personas) olvidar lo que sucedió a nivel político, cómo, cuándo y porqué.

En este periódico han aparecido ya buenas columnas sobre el ambiente de los últimos meses de la república, causas de la guerra, etc... Y baste con decir que no coinciden con lo que yo estudiaba en "El parvulito español" que afirmaba que Franco y Jose Antonio los envió la Providencia.

Sólo veo odio. Poco rigor histórico. Una pena.

Masonería, marxisto y sinonismo siguen siendo hoy, casi un siglo después, los grandes enemigos de España.

Por cierto, el título no puede ser más sensacionista, y ya se sabe a quien va dirigido el sensacionalismo...

No creo que mis argumentos, pues insultos no había, fuesen tan potentes como para que se me censurase el comentario. Lo repito más o menos. Decía que en cierta ocasión leí a esta autora algo parecido a que el apasionamiento restaba credibilidad a lo que se decía. Yo añadiría que la demagogia, también ¿Pero es que concluida la II GM no se persiguió con mayor intensidad a nazis o colaboracionistas? En definitiva, muy forzado y maniqueo. Sin embargo, no veo que critique a los grupos clientelares y de poder que se aúpan con el discurso de la memoria histórica o de denigrar hasta aniquilar el franquismo, que muchos no compramos.

Hola. Las fichas a las que se refiere María José Turrión, la autora del artículo, se encuentran en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, que a su vez incorporó el Archivo de la Guerra Civil donde se almacenaban las fichas. Es un archivo público. Este es el enlace donde encontrarán más información. Se pueden hacer consultas por correo electrónico.
http://www.mcu.es/archivos/MC/CDMH/index.html

Tengo cincuenta años. Mis abuelos militaron activamente uno en cada bando de la contienda. Ni me identifico con ninguno ni los censuro porque cada uno vivió circunstancias diferentes, pero no estoy dispuesto a que mis hijos o mis nietos vuelvan a desenterrar pleitos de hace setenta años. Equipárese la justicia en los dos dos bandos y déjennos vivir los politicastros que todavía se legitiman en la barbarie. Quiero tratar la guerra civil, como las batallas del medievo, desde la perspectiva, no desde la venganza. Todos fueron culpables. El muerto, muerto está.

Menuda bronca me soltò mi madre,porque un amigo de la familia,que trabajaba en Gobernaciòn,le dijo que estaba fichado.Nunca me detuvieron,pero salì en algunas fotos en prensa,en los años 70,cuando nos manifestabamos.Esos archivos....¿Se destruyeron o siguen ahì?Total,ahora viendo el panorama politico....¡Què pena haber desperdiciado aquellos años,luchando,para que los que se sienta hoy en el Congreso de Diputados,se hayan olvidado de aquella lucha!

Casas viejas, poca coña. En este archivo, el simple hecho de aparecer citado en la lista de asistentes a un baile de beneficencia, o si te requisaron un telegrama de felicitación de alguna persona comprometida, o simplemente sospechosa, te convertía automa´ticamente en reo de desafección al régimen. Muchos desaparecidos yacen todavia por las cunetas gracias a estos papeles "de Salamanca". Parece mentira que los salmantinos se hagan cómplices 1º-del robo a punta de bayoneta de estos documentos y 2º-de su uso criminal por la policía política de los insurgentes franquistas. Y es vergonzoso que al que pide que se le devuelvan los papeles de su familia le llamen de todo en nombre del "derecho de conquista". Quod natura non dat, Salamanca non prestat.

¿Cuántas de las fortunas de hoy son herederas de la barbarie? Hay que revisar la Historia, hacer una historia de la guerra civil y, sobre todo, de la dictadura. Algo serio, una investigación a fondo, sin obviar nada ni a nadie, llamando a las cosas por su nombre real. Seguramente, después de realizado este trabajo que sólo pueden efectuar los historiadores con experiencia y acreditada imparcialidad, seremos capaces de entender el porqué España es el país que es y no otro, porque todavía hoy siguen existiendo tics fascistas (con toda la barbarie que conlleva) y "costumbres" muy franquistas. Los años de dictadura (40 años son muchos) han dejado su poso y no nos queda otra que limpiar nuestra propia mierda. Debemos ser capaces de hacerlo o no avanzaremos nunca como país.

A los que nacimos al final de la dictadura, y crecimos en la democracia, nos van encajando algunos retazos que inconscientemente captamos en la infancia........Hace algún tiempo, surgió en un pequeño artículo de prensa, la noticia de que cuando Suárez asumió la presidencia en 1977 con la UCD, constaban alrededor de 200.000 funcionarios en la Administración sin puesto alguno (no desempeñaban puesto ninguno). Enlazando con ese artículo me viene a la memoria, la figura de un borrachín del barrio en el que vivía de chaval (En Zamora capital),......se arrastraba como alma en pena por la calle, gastándose la pensión del estado en vino. Años después mi padre me contó, que nunca se le vió trabajando en nada; pero que había sido un chivato de la Falange.
En otro orden de cosas; alguien ha calculado cuantas porterías de fincas urbanas, quioscos, y estancos se adjudicaron a criminales, afectos al régimen, y falangistas diversos..... en toda España. La propietaria del quiosco más cercano a la casa de mis padres, lo era por que su padre había sido miembro de Falange.....ironías del destino, ella era simpatizante de Felipe González.
En cuanto al robo de bienes privados por parte de la banda criminal franquista......basta un ejemplo local: El actual edificio de la Diputación de Zamora ocupa un solar incautado a una familia con muchos bienes en la capital, y con varios miembros "liberales", que fueron acusados de rojos, y tuvieron que marchar al exilio, siendo sus bienes incautados.

Último apunte: cuando uno ve las columnas periodísticas que se publican en la caverna mediática, lo que sale en Canal 13 no puede dejar de admirar la eficacia pedagógica y propagandística de esta gente.

Es escalofriante que se recojan 3 millones de personas en un país que tenía poco más de 30 millones de habitantes, de ellos muchos niños. Quiere decir que un elevado porcentaje de la población adulta (20 - 25%) estaba fichada por la maquinaria represiva del estado y se le podía castigar del modo que los represores consideraran más oportuno. Ríete de la KGB y la Stasi. María Moliner, su marido y otros muchos "rojos" criminales fueron represaliados sin contemplaciones. El Opus Dei aprovechó para hacerse con el CSIC, etc etc.... Así seguimos, negando la evidencia.

Yo conozco gente a la que los adictos le comentaban que "tu padre tiene una buena ficha". Dado que algún familiar mío fue represaliado por el Régimen, me gustaría consultar ese archivo ¿es posible? Tendría interés saber quién los denunció, más que nada por la curiosidad, ahora todos han muerto.

lo unico que se, si se puede decir asi, es que veo muchas imagenes, de gnte llendo de vaciones, comiendo, con sus panzas, llenas y felices, asi que por ende volvera a gana el pp.......panzas llenas....corazon contento y al cerebro que le den.....

Me gustaría saber si se puede consultar este archivo ¿podrían decírmelo?

El clientelismo y la dependencia, crea ideales de cartón piedra que duran en pie lo tardan en reblandecerse con el paso de los años, o con el cambio de intereses.
Siendo los buenos hoy, los malos mañana, o al revés.
En función de por donde sople el viento.
Acomodándonos al momento, por solo comer caliente a poder ser tres veces al día, en general la mayoría.
Y que se salve quien pueda.
Intentando escribir las leyes después de vivir los hechos o los acontecimientos y no al revés.
Siempre vamos a toro pasado.
Por eso las mayorías solo vamos de comparsas, y cuando queremos darnos cuenta, el tren pasó de largo hace ya tiempo, y nunca nos comeremos una rosca.
Siempre seremos comparsas, o listados de gentes que como monedas de cambio, solo servimos de relleno.
O como excusa.
Para editar edictos o panfletos.
Que pasado un tiempo corto, no servirán para nada.
Porque el tren ya hace tiempo que está varias estaciones más arriba o más abajo.
O pasó de largo.
Esperando al siguiente, que si nos descuidamos, también nos dejará en tierra.
Es nuestro destino, el de la gente.
Ser listados.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Historia[S]

Sobre el blog

Dado que el presente se levanta sobre lo que ya pasó, no es mala idea echar un vistazo atrás para entender lo que está pasando. Cicerón lo dijo antes y mejor: “No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser eternamente niños”.

Sobre los autores

Tereixa ConstenlaCoordinadora: Tereixa Constenla. Periodista de EL PAÍS. Descubrió la Historia en 2008, cuando aterrizó en la sección de Cultura, y comprobó que el pasado era un filón para el presente.

Isabel Burdiel recibió el Premio Nacional de Historia en 2011 por su biografía sobre Isabel II. Es especialista en liberalismo europeo del siglo XIX y catedrática de la Universidad de Valencia. "Para que sirva para algo, la Historia no tiene que quedarse en el círculo de especialistas", sostiene.

Julián Casanova, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, defiende, como Eric J. Hobsbawm, que los historiadores son "los 'recordadores' profesionales de lo que los ciudadanos desean olvidar". Es autor de una veintena de libros sobre anarquismo, Guerra Civil y siglo XX.

Manuel Morales es periodista de EL PAÍS y profesor de Periodismo Digital en la Escuela de EL PAÍS/UAM. Para liberarse de tanta actualidad busca refugio en historias del pasado, sobre todo las que han dejado huella en la fotografía.

María José Turrión fue la primera directora del Centro Documental de la Memoria Histórica, creado sobre el esqueleto del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca. Cree firmemente que los archivos contribuyen "a la salvaguarda de los derechos humanos y al desarrollo pleno de las democracias".

Javier Herrero es documentalista de EL PAÍS y licenciado en Historia Moderna y Contemporánea. Le interesa indagar en los antecedentes históricos de acontecimientos que saltan a la primera línea informativa.

Eduardo Manzano Moreno es profesor de investigación del CSIC y autor de numerosos libros sobre Al-Andalus, la Edad Media y la memoria histórica. Cree en el poder transformador del conocimiento histórico y en la necesidad de forjar una conciencia que nos convenza de que se pueden cambiar las herencias recibidas.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal