Cómo reconectar tras las vacaciones

Por: | 03 de septiembre de 2012

Ceferi_Soler

Por Cerferí Soler*, profesor del departamento de Dirección de Personas y Organización de ESADE

Las estadísticas ponen de manifiesto la paradoja de que las vacaciones representan un modo de vivir al que nos cuesta acostumbrarnos (conflictos de pareja, personas que se aburren, expectativas que rara vez se cumplen en el grado soñado, viajes que no son lo que nos habíamos imaginado…). 

La clave es que NO sabemos vivir con tiempo libre.  Es el “gran lujo” del siglo actual, pero la realidad es que no sabemos qué hacer con el tiempo libre.  Por eso intentamos comprar cosas (artefactos, vacaciones, utensilios…), con el objetivo de que nos entretengan. Buscamos “entretenimientos” que nos faciliten el cambio del “entretenernos” por el “ser entretenidos”.

No deja de ser paradójico que en la época de la eclosión de las demandas de conciliación de las vidas profesional y personal, estemos hablando de la problemática de la conexión, la desconexión, y de la reconexión...

La mitología griega diferenciaba entre el Tiempo Kronos y el Tiempo Kairos. Kronos es el tiempo que nos toca vivir; Kairos es el tiempo de las intenciones de cambio, el tiempo de las estrategias de empresa, es el tiempo de la intención.

La cuenta del Kronos Profesional es muy fácil: 40 años trabajando a 1.800 horas/año arrojan un total de más de 70.000 horas trabajadas a lo largo de nuestra vida. Por el contrario, el tiempo Kairos no se puede contar…es un intangible emocional.

No saber vivir con tiempo libre pone de manifiesto que no sabemos vivir el tiempo Kairos, y ello implica la génesis de una disonancia entre el inapelable transcurso del Kronos y nuestra vulnerabilidad emocional para gestionar nuestro Kairos.


El Kronos puede hacerse eterno cuando no sabemos vivir el Kairos. Las vacaciones no solo son un periodo de descanso laboral. Son una extraordinaria oportunidad para

  •  Empezar a saber vivir
  •  Empezar a desarrollar “otra mirada”, con una perspectiva que nos permita gestionar adecuadamente la transición entre la conexión y la desconexión
  • Empezar manejar las conexiones y las desconexiones entre nuestras emociones, el Tiempo Kronos, y el Tiempo Kairos.

Lo anterior nos lleva a la necesidad de plantear el concepto de la re-conexión como un proceso que nos debería permitir el alineamiento entre la necesaria desconexión “al salir” y la imprescindible conexión “al volver”.

Entre los tiempos de conexión y desconexión hay una innegable interdependencia e interrelación. Exactamente igual que entre el tiempo Kronos y el tiempo Kairos. No saber gestionar adecuadamente esta re-conexión provoca disonancias emocionales que repercuten en la vida personal y profesional. Por ello es imprescindible aprender a gestionar las emociones del “yo”, piedra angular de las claves de la dirección de uno mismo para la vida social, profesional y personal.

* Ceferí Soler es licenciado en Filosofía y Letras, y doctor en Piscología por la Universitat de Barcelona. Ha estado vinculado a tres organizaciones. Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, PriceWaterhouse (PW) y ESADE, y es profesor visitante de la Universidad Centroamericana de San Salvador y Managua, del Instituto Tecnológico de Monterrey y de Berkeley (The Haas Business School). 




 

* Ceferí Soler es licenciado en Filosofía y Letras, y doctor en Piscología por la Universitat de Barcelona. Ha estado vinculado a tres organizaciones. Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, PriceWaterhouse (PW) y ESADE, y es profesor visitante de la Universidad Centroamericana de San Salvador y Managua, del Instituto Tecnológico de Monterrey y de Berkeley (The Haas Business School). 

Hay 1 Comentarios

Estimado profesor Soler, el ser humano posee un solo cerebro que se encarga de gestionar todas y cada de sus experiencias. La diferencia entre el ocio y el trabajo es aprendida, no un estado de natural de la mente. Si usted enseña a la gente a disfrutar, probablemente aprenderan a sentir placer con el ocio. preguntele a gente como el rey Juan Carlos o cualquier otra persona cuya vida laboral y en su vida en general no este sometida al stress sabe a disfrutar. Las crisis conyugales y esas hierbas que usted comenta son consecuencia de otro fenomeno, las expectativas. La gente aprende erradamente a hacerse expectativas irreales, claramente no se puede estar 30 años conviviendo como si fuera la primera semana. Las personas se vuelven adictas al trabajo, pues aprenden que es lo unico que tienen. El sistema capitalista se basa en enseñar a la gente a comprar, lo que se debe desear esta ahi en las tiendas, no en su casa, ni con su perro , ni con sus niños, ni con su pareja, esta en el acto de consumo. Ciertamente, esta conducta exige recursos, usted no compra salud , habitacion , educacion, etc, simplemente disfrutando del ocio, lo hace currando, necesita dinero para ser feliz, en el sentido que si usted tiene lo que quiere y lo que quiere es lo que se le enseño, entonces se sentira feliz.

Un pobre para ser feliz no debe tener ningun rico cerca, en cambio un rico para ser feliz, necesita rodiarse de pobres. Vaya usted a algun pais africano, y vera como se disfruta el ocio.

Saludos y estudie más, pues estas apariciones del ESADE y del IESE dan mala impresion.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Idearium

Sobre el blog

Es una ventana abierta para inspirar ideas y generar debate económico y social. Profesores y antiguos alumnos de ESADE reflexionan en este blog sobre los desafíos de la economía global, las incertidumbres socio-económicas de nuestro país y de Europa. Con estilo ágil y didáctico, los expertos ayudan a impulsar ideas en un mundo global

Sobre los autores

ESADE

ESADE es una de las más reputadas escuelas de negocios europea y mundial. Con campus en Barcelona, Madrid, Buenos Aires, Sao Paulo y Munich, en sus aulas se han formado 44.000 alumnos que ejercen cargos de responsabilidad en empresas de los cinco continentes. Es, precisamente, su red de antiguos alumnos una de sus fortalezas tras 53 años formando directivos y profesionales. Dispone de Facultad de Derecho y del parque de negocios EsadeCreápolis.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal