¿Por qué una formación dual?

Por: | 31 de octubre de 2012

Puente_begona

Por Begoña Puente, profesora de Dirección de Personas y Organización de ESADE

La formación dual, que combina al mismo tiempo la enseñanza en la escuela y en la empresa con el objetivo de garantizar personal especializado en la generación futura, vuelve a estar de actualidad ya que es un modelo de formación utilizado en Alemania. País al que, queramos o no, miramos de cerca con el fin de conseguir finalizar la travesía de esta crisis de una forma rápida y menos dolorosa.

Este modelo de formación despierta posicionamientos a favor y en contra, lógicos según la perspectiva desde la que se atienda. Todos respetables.

Vayamos a una realidad con la que convivimos: más del 50% de los jóvenes de nuestro país se encuentra sin trabajo. Muchos de ellos han pasado por un proceso de formación, sea profesional o sea universitario. Han finalizado esta etapa y caminan directos a la lista de desempleo. Una de las causas que arrastramos, ya no desde esta crisis sino de tiempos anteriores, es el discurso conocido como “la falta de experiencia”. Nuestros jóvenes dedican un tiempo importante de sus vidas a formarse y prepararse para un ejercicio profesional pero, cuando quieren desarrollar este ejercicio profesional, se encuentran con que no tienen experiencia; porque es obvio que mientras dedican todo su tiempo a la formación no es posible que obtengan experiencia sobre la misma formación. Y los periodos de “prácticas” que están dentro de los programas formativos no dejan de ser eso, “prácticas”, tal y como están establecidos.

La formación dual permite aprender a trabajar porque alrededor de 2/3 de ésta se realiza en una empresa y en un puesto de trabajo. El tercio restante se desarrolla en la escuela. Circunstancia que, por un lado, hace que los alumnos aprendan desde la realidad de una empresa y, por otro, hace que además reciban una compensación por ello. Esta compensación en Alemania oscila entre 500 y 800 euros al mes. Y al final de este tiempo la empresa “se queda” con algunos de ellos.

Una crítica emitida en este sentido es la que apunta al discurso de un aprendizaje muy concreto y excesivamente dirigido a las necesidades de las empresas. Debemos señalar que existe una regularización anterior por la que las compañías de cada sector tienen la obligación de seguir unos planes formativos previamente aprobados con las instituciones correspondientes. Y para que una empresa pueda acogerse a este modelo debe presentar una serie de requisitos entre los que se encuentran la formación previa, existencia de tutores/profesionales de la misma, el compromiso de la formación y el seguimiento de esos planes así como el compromiso de contratación.

En este momento surge otra idea clásica: la disparidad y la distancia enorme entre el mundo académico, sea formación profesional o formación universitaria, con el mundo laboral. Este modelo acorta distancias. Tampoco es novedoso pues en nuestro país en el año 2007 ya se comenzó a desarrollar en el País Vasco, en el año 2011 en la Comunidad de Madrid y en la Comunidad Valenciana hubo una experiencia primera, y en estos momentos la empresa SEAT en Cataluña ha comenzado con esta implantación.

Aprender es un ejercicio que se puede realizar de diversas formas. Una, y para según qué aspectos, es el aprender desde la asimilación de un conocimiento teórico previo. Y otra es el aprender haciendo, es decir, ejecutar y adquirir conocimientos teóricos al mismo tiempo.

La formación dual es una manera de conseguir retener nuestro talento, conseguir mejorar nuestra competitividad y lograr controlar el desempleo juvenil. No es fácil pero lo realmente importante nunca es fácil.

Hay 5 Comentarios

En Alemania hay varias modalidades de formación dual. Esto debería analizarse bien porque no es lo mismo una formación dual aplicada a la formación básica que a las titulaciones de técnicos superiores.

Desde hace años en España sí existe el mismo tipo de formación dual para los titulados de grado superior que en Alemania, y funciona. Cuando una modalidad pensada para otros niveles se exporta sin mayor reflexión a otros niveles educativos ocurren desatres. Por favor, El País, investigue qué está pasando con la formación dual en Madrid. Pregunten a Microsoft, a los alumnos, a los profesores y a los equipos directivos, pregunten en el Clara del Rey.

Si lo que se quiere es mano de obra barata, no en todos los sectores va a ser posible. Un programador o un administrador de sistemas necesita un alto nivel de formación para ser productivo en las empresas y, de hecho, esa es la experiencia que tengo después de más de 15 años de docencia. La historia de mi centro educativo en ese sentido es una historia de éxitos. Una formación que ha incorporado a los currículos oficiales certificaciones de la industria que son estándares internacionales. Una formación de calidad que puede desmoronarse con las propuestas que se están aplicando. La tasa de incorporación al mundo laboral de nuestros alumnos no baja del 100%, incluso en estos períodos de crisis.

Hay muchas formas de mejorar la calidad de la formación, muchísimas en realidad, el caso es que nunca consultan a quienes tienen la responsabilidad diaria de hacerlo.

Señora Doña Begoña:

El artículo está, gramatical y sintácticamente correcto. También la ortografía. También la exposición de ideas.

Sin embargo, me hace gracia siempre las "novedades" (incluso hay un comentarista que exclama, !qué buena idea!, que son dignas de una página en el periódico, cuando en 1994 yo ya estaba haciendo mi "Praktikum" en Alemania, después de un postgrado en económicas.

Sin embargo, voy al tema clave que usted menciona y es ahí donde le voy a presentar la realidad en la que usted no ha pensado. La experiencia.

Eso es una deshonesta excusa eximida por las empresas, para ocultar la verdadera razón. Se lo voy a explicar con dos demostraciones:

1) He trabajado en empresas de todo tipo, desde colaborador investigador en la agencia DARPA (La agencia de proyectos de investigación avanzadas del departamento de Defensa de los EEUU hasta empresas de pueblo en España, según las distintas décadas de mi vida laboral.

Fuera de lo que es la DARPA, la NASA y un puñado de empresas de gran tecnología en España donde la experiencia en "hard skills" sí tiene sentido poder explicarla, para el restante 99,9% de las empresas la vida laboral es poco más que mandar faxes, mamonear, hablar por teléfono y mandar emails. Incluso cuando sea usted jefe de logística de una empresa de automoción, básicamente lo que hace es mamonear, y terminar firmando los contratos entre vinos y filetes en un restaurante. Los cálculos complejos de ERP, las gráficas de Simon para los pedidos, que haya usted podido estudiar en ingeniería no las va a ver ni en pintura en el mundo laboral, porque cuando llegue al 99% de las empresas no va a hacer otra cosa que abrir su Excel o powerpoint.

Y ahora voy con la segunda razón:

2) La verdadera razón de la ·"experiencia" es que de lo que se trata es de robarle el trabajador al competidor, es decir, clara y llanamente, de espionaje industrial.
El 99,9% de todos los puestos de trabajo en España se asignan mediante enchufes, contactos, nepotismo etc, de un lado, porque así funciona la psicología humana, y de otro porque las empresas no quieren pagar 6000 Euros a una agencia de reclutamiento para que les traigan un desconocido. A menos que ese desconocido venga de la empresa del competidor. Si usted mira los requisitos de los puestos de trabajo que se publican, son irrisorios, completamente absurdos. Incluso he llegado a leer anuncios donde dicen descaradamente que buscan a uno que venga con una amplia cartera de clientes.

Por tanto, un parado con "experiencia" no sólo está parado, sino que encima se han reído de él, habiéndole hecho trabajar sin ver un duro.

El tercer punto que menciona y que pierde el fundamento es esperar que vayan a pagarle 500 a 800 euros a un "practicante" en España, cuando a mí, en Alemania no me pagaron un duro.

Lo que las empresas quieren es tener un suministro permanente de licenciados e ingenieros trabajando gratis eternamente.

Así que tanto el ESADE, como el IESE como el ICADE, como el Instituto de Empresa et al, también están formando parte de este "club de amigos" donde unos envían trabajadores gratis al tiempo que crean su red de influencias y poderes.
Esta misma aparición de las escuelas aquí en EL PAIS no es otra cosa que una promoción gratuita que se hacen ustedes, como si lo que tuvieran que decir mereciera una sección aparte.

En España no se crea un solo puesto de trabajo desde hace más de 20 años. Todo lo que se produce son migraciones de los que trabajan de una empresa a otra.


En mi opnión me parece una excelente idea, ya que cada diá los jóvenes salen más formados y más conscientes de que si no están preparados no van a entrar en el mundo laboral, y en la situación que vivimos ni aun así ya que no tiene ningún tipo de experiencia y pocas empresas querrán asumir el gasto que supone formarle durante un determinado periodo de tiempo, es una pena que medidas como estas aparezcan ahora ya que en otro contexto serian buenas pero en la situación en la que nos encontramos solo valdrían para que el empresario aproveche la mano de obra barata, sin ningúnn tipo de intención de formar para contratar luego, grave error

Vaguedades, generalidades y obviedades. Fallan las formas y no hay contenido. Pero ¿es que nadie se pregunta antes de publicar algo así 'para qué'?
Ah, eso sí, qué foto.
http://www.ingresosalcuadrado.com/invertir-en-formacion-profesional/

Un artículo pésimamente escrito, tanto desde el punto de vista de la gramática como desde el de la progresión de la argumentación, por no mencionar que los signos de puntuación están colocados sin orden ni concierto.

Esto no es un informe empresarial ni una presentación con un Powerpoint detrás, sino un artículo en una publicación general, como es un blog de El País.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Idearium

Sobre el blog

Es una ventana abierta para inspirar ideas y generar debate económico y social. Profesores y antiguos alumnos de ESADE reflexionan en este blog sobre los desafíos de la economía global, las incertidumbres socio-económicas de nuestro país y de Europa. Con estilo ágil y didáctico, los expertos ayudan a impulsar ideas en un mundo global

Sobre los autores

ESADE

ESADE es una de las más reputadas escuelas de negocios europea y mundial. Con campus en Barcelona, Madrid, Buenos Aires, Sao Paulo y Munich, en sus aulas se han formado 44.000 alumnos que ejercen cargos de responsabilidad en empresas de los cinco continentes. Es, precisamente, su red de antiguos alumnos una de sus fortalezas tras 53 años formando directivos y profesionales. Dispone de Facultad de Derecho y del parque de negocios EsadeCreápolis.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal