Deuda pública de España: Buenas noticias

Por: | 29 de mayo de 2013

Tornabell, Robert.2010.2Robert Tornabell, Catedrático de Banca, ESADE Business School

Cuando estalló la crisis mundial en 2007, la deuda del Estado era baja, en torno al 46% del PIB. Tampoco el déficit público de la Administración central preocupó. Pero a partir de 2008, al quebrar el banco Lehman,  el gobierno se dio cuenta de que la crisis había llegado para quedarse.

Lo que siguió es sobradamente conocido. Si cae la actividad no tarda en bajar la recaudación de la mayoría de impuestos y aumenta el pago de intereses (porque la nueva deuda que se emitió fue más cara). Aumentaron también los subsidios por el creciente paro y el rescate de Grecia, en mayo 2010, lo desbarató todo, porque los mercados que compran la deuda pública percibieron que podía producirse un efecto dominó. 

Y así fue, porque los rescates de Irlanda y Portugal encarecieron los costes de financiación de los países que parecían más vulnerables por los desajustes de sus cuentas públicas: Caída de la creación de riqueza (PIB), creciente déficit público y la imperiosa necesidad de tomar prestado lo que cada país no era capaz de generar por sus propios medios.  Y se produjo un bucle vicioso: si la deuda pública era muy rentable, los bancos españoles prefirieron comprarla y, por el aumento de la morosidad del sector privado, lo recursos que tenían que financiar la economía real sólo sirvieron para alimentar las necesidades de financiación del sector público.

Tesoro_costes_deuda_mayo_2013
En el gráfico se compara el coste medio de las emisiones del Tesoro español y el coste medio de la deuda viva, que se amortiza cuando llegan los vencimientos. España entró en la Zona euro porque era difícil quedarse al margen y no disfrutar de unos tipos de interés bajos. En el 2000, el coste medio de la deuda viva, por los elevados tipos que tuvimos, era del 5,75%. En Abril de este año bajó al 2,68%, porque fueron amortizándose las emisiones viejas, de tipos elevados, y hoy podríamos tener un coste medio más bajo si en Julio del pasado año el segundo rescate de Grecia no nos hubiera llevado a pagar casi el siete por ciento por emitir deuda del Tesoro.

Estuvimos muy cerca de cruzar la línea roja que conduce al rescate. Los dolorosos ajustes que se aplicaron y las palabras mágicas del gobernador del BCE, “se hará lo que haga falta…”, se interpretó que el BCE intervendría en el mercado secundario comprando deuda pública española. Eso nos recondujo a la senda de bajas primas de riesgo, hasta llegar al 2,7%, aproximadamente las que teníamos antes del rescate de Grecia. 

Llevamos semanas disfrutando del favor de los mercados internacionales, y cuando el Tesoro ofrece letras a un año hemos llegado a pagar casi un uno por ciento y, en ese período de bonanza, las emisiones a 10 años en Mayo, el 4,3%, con una demanda que duplica la oferta del Tesoro. En 2012, gracias a esos menores costes, nos ahorramos cerca de mil millones de euros. Otra cosa es que a fin de año podemos tener un saldo vivo excesivo, del 90% del PIB, con una vida media de seis años, pero ahora lo que importa es que en dos años 2016 lleguemos a tener un déficit público de sólo el 3% del PIB.

Hay 3 Comentarios

No puedo entender que se celebre el que seguimos endeudándonos (emitiendo deuda) para pagar deudas. No, de verdad, no entiendo nada (del optimismo del artículo, del problema real temo entender demasiado). Además, ni siquiera sirve para invertir y crecer. Estamos comprometiéndonos a conseguir en el futuro un dinero que ahora no tenemos, sólo para pagar deudas. Pero si es imposible, hombre. En breve plazo, todas las naciones de la UE (como mínimo) dejarán de pagar sus deudas. Simplemente, no tendrán con qué.

Interesante artículo, que de forma didáctica nos muestra por qué vamos cuesta bajo y con los frenos muy calientes, con peligro claro de estrellarnos en la primera curva cerrada que nos presente el camino.

Como en España no comience a fluir el crédito, el efecto bola de nieve acabará en un batacazo que nos llevará a la economía rural de hace 75 años.

Acojonante. No sé por qué lo que tiene que importar es que en 2016 el déficit público sea de sólo el 3% del PIB. ¿Porque nos lo ha ordenado Alemania? En cualquier caso, si es eso lo que se persigue, vamos en estos momentos vamos a toda velocidad en sentido opuesto.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Idearium

Sobre el blog

Es una ventana abierta para inspirar ideas y generar debate económico y social. Profesores y antiguos alumnos de ESADE reflexionan en este blog sobre los desafíos de la economía global, las incertidumbres socio-económicas de nuestro país y de Europa. Con estilo ágil y didáctico, los expertos ayudan a impulsar ideas en un mundo global

Sobre los autores

ESADE

ESADE es una de las más reputadas escuelas de negocios europea y mundial. Con campus en Barcelona, Madrid, Buenos Aires, Sao Paulo y Munich, en sus aulas se han formado 44.000 alumnos que ejercen cargos de responsabilidad en empresas de los cinco continentes. Es, precisamente, su red de antiguos alumnos una de sus fortalezas tras 53 años formando directivos y profesionales. Dispone de Facultad de Derecho y del parque de negocios EsadeCreápolis.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal